El Libro de Yashar Parte 3 - Un faro del desierto

Vaya al Contenido
Textos
El Libro de Yashar
(Significado: "El Rollo/Libro del Recto")
Traducción al Español del Libro de Yashar de Diego Ascunce, Junio 2005©

ÇË´FER HA-YÂSH´R
El Libro de Yashar Parte 3


Capítulo 25
1 Y fue en ese tiempo que Avraham de nuevo tomó esposa en su vejez, y su nombre era Keturah, de la tierra de Kenaan. 2 Y ella dio a luz para él a Zimran, Yokshan, Medan, Midyan, Yishbak y Shuaj, siendo 6 hijos. Y los hijos de Zimran fueron Abihen, Molij y Narim. 3 Y los hijos de Yokshan fueron Sheba y Dedan, y los hijos de Medan fueron Amida, Yoav, Goji, Elisha y Notaj; y los hijos de Midyan fueron Eifah, Efer, Hano j, Avida y Eldaah. 4 Y los hijos de Yishbak fueron Makiro, Beyodua y Tator. Y los hijos de Shuaj fueron Bildad, Mamdad, Munan y Meban; todos estos fueron los hijos de Keturah la mujer Kenaani que ella dio a luz para Avraham el Hebreo. 6 Y Avraham los envió a todos lejos, y él les dio regalos, y ellos se fueron de su hijo Yitzjak para plantar su hogar dondequiera que encontraran lugar. 7 Y todos ellos fueron a la montaña en el este y ellos se edificaron 6 ciudades en las que viven hasta este día. 8 Pero los hijos de Sheva y Dedan, los hijos de Yokshan, con sus hijos, no vivieron con sus hermanos en sus ciudades, y ellos viajaron y acamparon en los campos y desiertos hasta este día. Y los hijos de Midyan, hijo de Avraham, fueron al este a la tierra de Kush y allí encontraron un valle en el país del este, y ellos viven en él, esto es, la tierra de Midyan hasta este día. 10 Y Midyan vivió en la ciudad que él edificó, él y sus 5 hijos y todo lo perteneciente a él. 11 Y estos son los nombres de los hijos de Midyan de acuerdo a sus nombres en sus ciudades: fueron Eifah, Efer, Hano j, Avida y Eldaah. 12 Y los hijos de Eifah fueron Metaj, Meshar, Avi y Tzanua, y los hijos de Efer fueron Efron, Tzur, Alirun y Medin, Y los hijos de Hanoj fueron Reuel, Rekem, Azi, Alyoshuv y Alad. 13 Y los hijos de Avida fueron Hur, Melud, Kerury, Molji; y los hijos de Eldaah fueron Miker, y Reba, y Maljiyah y Gabol; esos son los nombres de los Midyanim de acuerdo a sus familias; y después las familias de Midyan se dispersaron por la tierra de Midyan. 14 Y estas son las generaciones de Yishmael hijo de Avraham, a quien Hagar, la sirvienta de Sarah, dio a luz para Avraham. 15 Y Yishmael tomó una esposa de la tierra de Mitzrayim, y su nombre era Ribah, lo mismo es Meribah. 16 Y Ribah dio a luz para Yishmael a Nevayot, Kedar, Adbeel, Mivsam y su hermana Basemat. 17 Y Yishmael echó a su esposa Ribah, y ella salió de él y regresó a Mitzrayim, a la casa de su padre, y ella vivió allí, porque ella había sido muy mala a la vista de Yishmael, y a la vista de su padre Avraham. 18 Y después Yishmael tomó una esposa de la tierra de Kenaan, y su nombre era Maljut, y ella dio a luz para él a Nishma, Dumah, Masa, Hadad, Tema, Yetur, Nafish y Kedma. 19 Esos son los hijos de Yishmael y esos son sus nombres, siendo 12 príncipes de acuerdo a sus naciones; y las familias de Yishmael después se dispersaron, y Yishmael tomó a sus hijos y toda la propiedad que había acumulado, junto con las almas de su casa y todo lo perteneciente a él, y ellos fueron a plantar su hogar dondequiera que encontraran lugar. 20 Y ellos fueron y vivieron en el desierto de Paran, y sus hogares eran desde Havilah hasta 51 Sur, esto está antes de Mitzrayim según vienes a Ashur. 21 Y Yishmael y sus hijos vivieron en la tierra, y tuvieron hijos nacidos a ellos, y fueron fructíferos y ellos aumentaron abundantemente. 22 Y estos son los nombres de los hijos de Nevayot el primogénito de Yishmael: Mend, Send, Mayon; y los hijos de Kedar fueron Alyon, Kezem, Hamad y Eli. 23 Y los hijos de Adbeel fueron Hamad y Yavin; y los hijos de Mibsam fueron Obadyah, Ebedmelej y Yeush; esas son las familias de los hijos de Ribah la esposa de Yishmael. 24 Y los hijos de Mishma el hijo de Yishmael fueron Shamua, Zecaryon y Obed; y los hijos de Dumah fueron Kezed, Eli, Majmad y Amed. 25 Y los hijos de Masa fueron Melon, Mula y Ebidadon; y los hijos de Hadad fueron Azur, Minzar y Ebedmele j; y los hijos de Tema fueron Seir, Sadon and Yakol. 26 Y los hijos de Yetur fueron Merit, Yaish, Alyo, y Pajot; y los hijos de Nafish fueron Ebed-Tamed, Abiyasaf y Mir; y los hijos de Kedma fueron Calip, Tajti, y Omir; esos fueron los hijos de Maljut la esposa de Yishmael de acuerdo a sus familias. 27 Y todos ellos son las familias de Yishmael de acuerdo a sus generaciones, y ellos vivieron en esas tierras donde se habían edificado ciudades hasta este día. 28 Y Rivkah la hija de Betuel, la esposa del hijo de Avraham Yitzjak, era estéril en esos días, ella no tenía hijos; y Yitzjak vivió con su padre en la tierra de Kenaan; y YAHWEH estaba con Yitzjak; y Arpajshad el hijo de Shem, el hijo de Noaj, murió en esos días, durante el año 48 de la vida de Yitzjak, y todos los días de Arpajshad fueron 438 años, y él murió.

Capítulo 26
Y durante el año 59 de la vida de Yitzjak hijo de Avraham, Rivkah su esposa aún era estéril en aquellos días. 2 Rivkah dijo a Yitzjak: En verdad, yo he oído, mi señor, que tu madre Sarah era estéril en aquellos días hasta que mi amo, Avraham tu padre, oró por ella y ella fue preñada por él. 3 Ahora, por lo tanto, levántate y tú también ora al Elohim y El oirá tus oraciones y se recordará de nosotros por Sus misericordias. 4 Y Yitzjak respondió a su esposa Rivkah, diciendo: Avraham ya ha orado por mí al Elohim para multiplicar su zera, ahora, por lo tanto esta esterilidad debe proceder de ti. 5 Y Rivkah le dijo a él: Pero levántate ahora y tú también ora, que YAHWEH pueda oír tu oración y me otorgue hijos, y Yitzjak escuchó las palabras de su esposa Rivkah, y Yitzjak y su esposa se levantaron y fueron a la tierra de Moriyah a orar y a buscar a YAHWEH, y cuando habían llegado a ese lugar Yitzjak se paró y oró a YAHWEH por causa de su esposa porque ella era estéril. 6 Y Yitzjak dijo: O YAHWEH, el Elohim del cielo y de la tierra, cuyas bondades y misericordias llenan la tierra, y quien sacó a mi padre de la casa de su padre y de su lugar de nacimiento, y lo trajiste a esta tierra, y le dijiste a él: A tu zera Yo daré esta tierra, y Tú prometiste y declaraste a él, Yo multiplicaré tu zera como las estrellas del cielo y la arena del mar, ahora que Tus palabras sean verificadas las cuales Tú sí hablaste a mi padre. 7 Porque Tú eres YAHWEH nuestro Elohim, nuestros ojos están hacia Ti para darnos zera de hombres, como Tú prometiste a nosotros, porque Tú eres YAHWEH nuestro Elohim, y nuestros ojos están dirigidos hacia Ti solamente. 8 Y YAHWEH oyó la oración de Yitzjak el hijo de Avraham, y YAHWEH fue conmovido con él y su esposa Rivkah fue preñada. 9 Y en alrededor de 7 meses después los niños forcejearon juntos dentro de ella, y le causaba gran dolor que ella sufría por causa de ellos, y ella dijo a todas las mujeres que estaban entonces en la tierra: ¿Les ha sucedido tal cosa a ustedes como me sucede a mí? Y ellas le dijeron: No. 10 Y ella les dijo: ¿Por qué estoy yo sola en esto entre todas las mujeres que han estado en la tierra? Y ella fue a la tierra de Moriyah a buscar a YAHWEH por causa de esto; y ella fue a Shem y Ever su hijo para inquirir de ellos sobre este asunto, y para que ellos buscaran a YAHWEH en esta cosa referente a ella. 11 Y ella también le preguntó a Avraham para buscar e inquirir de YAHWEH acerca de lo que había caído sobre ella. 12 Y todos ellos inquirieron de YAHWEH en este asunto, y ellos le trajeron palabra de YAHWEH y le dijeron: 2 niños 52 hay en tu vientre, 2 naciones se levantarán de ellos, y una nación será más fuerte que la otra, y el mayor servirá al menor. 13 Y cuando los días de parir fueron completados, ella se arrodilló, y he aquí, había gemelos en su vientre, como YAHWEH había hablado a ella. 14 Y el primero salió rojo por todo el cuerpo como un atuendo peludo, y toda la gente de la tierra lo llamaron Esav, diciendo: Este fue hecho completo desde el vientre. 15 Y después de eso vino su hermano, y su mano agarró el calcañal de Esav, por lo tanto lo llamaron Ya'akov. 16 Y Yitzjak el hijo de Avraham, era de 60 años de edad cuando sus hijos fueron nacidos a él. 17 Y los niños crecieron hasta su año 15, y ellos vinieron dentro de la sociedad de hombres, Esav era un hombre intrigante y engañoso, y un experto cazador en el campo, y Ya'akov era un hombre perfecto y sabio, viviendo en tiendas, alimentando rebaños y aprendiendo las instrucciones de YAHWEH y los mandamientos de su padre y madre. 18 Y Yitzjak y los hijos de su casa vivían con su padre Avraham en la tierra de Kenaan, como el Elohim les había ordenado a ellos. 19 Y Yishmael el hijo de Avraham fue con sus hijos y todo lo perteneciente a ellos, y ellos regresaron a la tierra de Havilah, y ellos vivieron allí. 20 Y todos los hijos de la concubina de Avraham fueron a vivir en la tierra del este, porque Avraham los había enviado lejos de su hijo, y les había dado regalos, y ellos se fueron. 21 Y Avraham dio todo lo que él tenía a su hijo Yitzjak, y él también le dio todos sus tesoros. 22 Y él le ordenó, diciendo: ¿No sabes tú y entiendes que YAHWEH es el Elohim en el cielo y la tierra, y no hay otro aparte de él? 23 Y fue El quien me sacó de la casa de mi padre, y del lugar de mi nacimiento, y me dio todas las delicias sobre la tierra; quien me liberó del consejo de los perversos, porque en El yo confié. 24 Y El me trajo a este lugar, y El me liberó de Ur Kasdim; y El me dijo: A tu zera Yo daré todas esas tierras, y ellos las heredarán cuando guarden Mis mandamientos, Mis estatutos y Mis juicios que Yo he ordenado a ti, y que Yo ordenaré a ellos. 25 Ahora, por lo tanto, hijo mío, escucha a mi voz, y guarda los mandamientos de YAHWEH tu Elohim, que yo te he ordenado a ti, no te vuelvas del camino recto ni a la derecha ni a la izquierda, para que te pueda ir bien a ti y a tus hijos después de ti para siempre . 26 Y recuerda las obras maravillosas de YAHWEH, y Su bondad que El ha mostrado a nosotros, en habernos liberado de las manos de nuestros enemigos, y YAHWEH, nuestro Elohim, los causó caer en nuestras propias manos; y ahora, por lo tanto guarda todo lo que yo te he ordenado, y no te vuelvas de los mandamientos de tu Elohim, y no sirvas a nadie aparte de El, para que te pueda ir bien a ti y a tu zera después de ti. 27 Y enseña a tus hijos y a tu zera la instrucción de YAHWEH y Sus mandamientos, y enséñales la senda recta en la cual deben ir, para que pueda ir bien con ellos para siempre. 28 Y Yitzjak respondió a su padre, y dijo a él: Eso que mi Elohim ha ordenado, eso haré, y no me apartaré de los mandamientos de YAHWEH mi Elohim; y yo guardaré todo lo que El me ha ordenado; y Avraham bendijo a su hijo Yitzjak, y también a sus hijos; Y Avraham enseñó a Ya'akov la instrucción de YAHWEH y Sus sendas. 29 Y fue en ese tiempo que Avraham murió, durante el año 15 de las vidas de Ya'akov y Esav, los hijos de Yitzjak, y todos los días de Avraham fueron 175 años, y él murió, y fue reunido con su pueblo en una buena vejez, viejo y satisfecho con días, y Yitzjak y Yishmael sus hijos lo sepultaron. 30 Y cuando los habitantes de Kenaan oyeron que Avraham estaba muerto, ellos todos vinieron con sus reyes y príncipes y todos sus hombres para sepultar a Avraham. 31 Y todos los habitantes de la tierra de Haran, y todas las familias de la casa de Avraham, y todos los príncipes y grandiosos, y los hijos de Avraham por las concubinas, todos vinieron cuando oyeron de la muerte de Avraham, y ellos correspondieron la bondad de Avraham, y confortaron a Yitzjak su hijo, y ellos sepultaron a Avraham en la cueva que él había comprado a Efron el Hitti y sus hijos, para posesión de lugar de sepultura. 32 Y todos los habitantes de Kenaan, y todos aquellos que habían conocido a Avraham, lloraron por Avraham un año entero, y hombres y mujeres hicieron luto por él. 33 Y todos los niños pequeños, y todos los habitantes de la tierra lloraron a causa de Avraham, porque Avraham 53 había sido bueno con todos ellos, y porque él había sido recto con Elohim y los hombres. 34 y no se levantó un hombre que temiera a Elohim como Avraham, porque él había temido a su Elohim desde su juventud, y había servido a YAHWEH, y había caminado por todas Sus sendas durante su vida, desde su niñez hasta el día de su muerte . 53 Y YAHWEH estaba con él y lo liberó del consejo de Nimrod y su gente, y cuando él hizo la guerra con los 4 reyes de Elam, él los conquistó. 36 Y él trajo a todos los hijos de la tierra al servicio de Elohim, y él les enseño los caminos de YAHWEH, y los causó conocer a YAHWEH. 37 Y él formó una arboleda y plantó una viña en ella, y siempre tenía preparado en su tienda carne y be bida para aquellos que pasaran por su tierra, que ellos se satisficieran en su casa. 38 Y YAHWEH, el Elohim, liberó la tierra completa por causa de Avraham. 39 Y fue después de la muerte de Avraham que Elohim bendijo a Yitzjak su hijo, y a sus hijos, y YAHWEH estaba con Yitzjak como El había estado con su padre Avraham, porque Yitzjak guardó los mandamientos de YAHWEH, como su padre Avraham le había ordenado , él no se volvió a la derecha o a la izquierda del sendero correcto cual su padre le había ordenado a él.

Capítulo 27
1 Y Esav en ese tiempo, después de la muerte de Avraham, frecuentemente iba al campo a cazar. 2 Y Nimrod rey de Bavel, el mismo que era Amrafel, también frecuentemente iba con sus hombres poderosos al campo a cazar, y para caminar con sus hombres en el fresco del día. 3 Y Nimrod estaba observando a Esav todos los días, porque un celo se formó en el corazón de Nimrod contra Esav todos los días. 4 Y en un cierto día Esav fue al campo a cazar, y él encontró a Nimrod caminando en el desierto con dos hombres. 5 Y todos sus hombres poderosos y su gente estaban con él en el desierto, pero removidos a la distancia de él, y ellos salieron de él en diferentes direcciones para cazar, y Esav se escondió de Nimrod, y él lo acechó en el desierto. 6 Y Nimrod y sus hombres que estaban con él no lo conocían, y Nimrod y sus hombres frecuentemente caminaban en el campo en el fresco del día, y para conocer donde sus hombres estaban cazando en el campo. 7 Y Nimrod y dos de sus hombres que estaban con él en el campo vinieron al lugar donde él estaba y Esav de repente salió de su lugar de acecho, y él sacó su espada y se apresuró y corrió sobre Nimrod y cortó su cabeza. 8 Y Esav peleó una batalla desesperada con los dos hombres que estaban con Nimrod, y cuando ellos lo llamaron a él, Esav se volvió a ellos y los golpeó de muerte con su espada. 9 Y todos los hombres poderosos de Nimrod que lo habían dejado para ir al desierto a cazar, oyeron el grito a la distancia, y ellos conocieron las voces de esos dos hombre s, y corrieron para conocer la causa de ello, cuando encontraron a su rey y a sus dos hombres que estaban tendidos muertos en el desierto. 10 Y cuando Esav vio a los hombres poderosos de Nimrod viniendo a la distancia, él huyó, y así escapó; y Esav tomó los atuendos valiosos de Nimrod, cuales el padre de Nimrod había legado a Nimrod, y con los cuales Nimrod había prevalecido en toda la tierra, y él corrió y los escondió en su casa. 11 Y Esav tomó esos atuendos y corrió a la ciudad por causa de los hombres de Nimrod, y él llegó a la casa de su padre preocupado y exhausto de la huída, y estaba listo para morir por la angustia, y él se acercó a su hermano Ya'akov y se sentó delante de él. 12 Y él dijo a su hermano Ya'akov: He aquí, yo moriré este día, así que ¿por cuál razón, entonces, quiero mi primogenitura? Y Ya'akov actuó sabiamente con Esav en este asunto, y Esav vendió su primogenitura a Ya'akov, porque fue traído a suceder por YAHWEH. 13 Y la porción de Esav en la cueva del campo de Majpelah, cual Avraham había comprado de los hijos de Het para posesión de lugar de sepultura, Esav también vendió a Ya'akov, y Ya'akov compró todo esto de su hermano Esav por valor dado. 14 Y Ya'akov escribió todo esto en un libro, y testificó el mismo con testigos, y él lo selló, y el libro permaneció en las manos de Ya'akov. 15 Y cuando Nimrod el hijo de Kush murió, sus hombres lo alzaron y lo trajeron en 54 consternación, y lo sepultaron en su ciudad, y todos los días que Nimrod vivó fueron 215 años y él murió. 16 Y los días que Nimrod reinó sobre toda la tierra fueron 185 años; y Nimrod murió por la espada de Esav en vergüenza y deshonra, y la zera de Avraham causó su muerte como él había visto en su sueño. 17 Y a la muerte de Nimrod su reino se dividió en muchas divisiones, y todas esas partes cuales Nimrod reinó sobre ellas fueron restauradas a los respectivos reyes de la tierra, quienes las recuperaron después de la muerte de Nimrod, y toda la gente de la casa de Nimrod fueron por largo tiempo esclavizados a los otros reyes de la tierra.

Capítulo 28
1 Y en esos días, después de la muerte de Avraham, YAHWEH trajo una fuerte hambruna sobre la tierra, y mientras la hambruna estaba rugiendo en la tierra de Kenaan, Yitzjak se levantó para descender a Mitzrayim a causa de la hambruna, como su padre Avraham había hecho. 2 Y YAHWEH se apareció esa noche a Yitzjak y El le dijo: No vayas a Mitzrayim, sino levántate y ve a Gerar, a Avimelej rey de los Plishtim, y permanece allí hasta que la hambruna cese. 3 Y Yitzjak se levantó y fue a Gerar, como YAHWEH le ordenó, y él permaneció allí por un año completo. 4 Y cuando Yitzjak vino a Gerar, la gente de la tierra vio que Rivkah su esposa era de bonita apariencia, y la gente de Gerar preguntaron a Yitzjak acerca de su esposa, y él respondió : Ella es mi hermana, porque él tenía temor de decir que ella era su esposa a no ser que la gente de la tierra lo matara por causa de ella. 5 Y los príncipes de Avimelej fueron y alabaron la mujer al rey, pero él no les respondió, ni él prestó atención a sus palabras. 6 Pero él oyó que Yitzjak la había declarado ser su hermana, así que el rey reservó esto dentro de él. 7 Y cuando Yitzjak permaneció tres meses en la tierra, Avimelej miró por la ventana y él vio, he aquí Yitzjak estaba acariciando a su esposa Rivkah, porque Yitzjak vivía en la casa externa perteneciente al rey, tal que la casa de Yitzjak estaba frente a la casa del rey. 8 Y el rey dijo a Yitzjak: ¿Qué es esto que tú nos has hecho a nosotros diciendo de tu esposa, ella es mi hermana? Muy fácilmente uno de los hombres grandes del reino pudo haberse acostado con ella, y tú hubieras traído culpa sobre nosotros. 9 Y Yitzjak dijo a Avimelej: Porque yo tenía temor por causa de mi esposa que pudiera morir por causa de ella, y dije que era mi hermana. 10 Y en ese tiempo Avimelej dio órdenes a sus príncipes y grandes hombres, y ellos tomaron a Yitzjak y a su esposa y los trajeron delante del rey. 11 Y el rey ordenó que los vistieran en atuendos reales, y los hicieran recorrer las calles de la ciudad montados, y proclamaran delante de ellos por toda la tierra, diciendo: Este es el hombre y esta es su esposa, quienquiera que toque a este hombre o a su esposa de cierto morirá. Y Yitzjak regresó con su esposa a la casa del rey, y YAHWEH estaba con Yitzjak y él continuó creciendo grandemente y no le faltaba nada. 12 Y YAHWEH causó que Yitzjak encontrara favor a la vista de Avimelej, y a la vista de todos sus súbditos, y Avimelej actuó bien con Yitzjak, porque Avimelej recordó el juramento y el pacto que existía entre su padre y Avraham. 13 Y Avimelej dijo a Yitzjak: He aquí, la tierra entera está delante de ti; vive donde parezca bien a tu vista hasta que tú regreses a tu tierra; y Avimelej dio a Yitzjak campos y viñedos, y la mejor parte de la tierra de Gerar, para sembrar y cosechar y comer los frutos de la tierra, hasta que los días de la hambruna pasaran. 14 Y Yitzjak sembró en la tierra y recibió 100 veces más en el mismo año, y YAHWEH lo bendijo. 15 Y el hombre creció grandemente, y él tenía posesión de rebaños y posesión de manadas, y una gran fuerza de sirvientes. 16 Y cuando los días de la hambruna habían pasado, YAHWEH apareció a Yitzjak y dijo a él: Levántate y ve de este lugar y regresa a tu tierra, a la tierra de Kenaan; y Yitzjak se levantó y fue a Hevron cual está en la tierra de Kenaan, él y todo lo perteneciente a él como YAHWEH le había ordenado. 17 Y después de esto Shelaj el hijo de Arpajshad murió en ese año, cual es el año 18 de las vidas 55 de Ya'akov y Esav; y todo los días de Shelaj fueron 433 años y él murió. 18 Y en ese tiempo Yitzjak envió a su hijo menor Ya'akov a la casa de Shem y Ever, y él aprendió instrucciones de YAHWEH, y Ya'akov permaneció en la casa de Shem y Ever por 32 años, y Esav su hermano no fue, porque no quiso ir, y él permaneció en la casa de su padre en la tierra de Kenaan. 19 Y Esav estaba continuamente cazando en el campo para traer a casa lo que él pudiera obtener, así hacía Esav todos los días. 20 Y Esav era un hombre intrigante y engañoso, uno que cazaba tras los corazones de los hombres y los persuadía con engaños, y Esav era un hombre valiente en el campo, y en el curso del tiempo fue, como usualmente, a cazar; y llegó tan lejos como el campo de Seir, lo mismo es Edom. 21 Y él permaneció en la tierra de Seir cazando en el campo un año y cuatro meses. 22 Y Esav allí en la tierra de Seir vio la hija de un hombre de Kenaan, y su nombre era Yehudit, la hija de Beeri, hijo de Efer, de las familias de Het el hijo de Kenaan. 23 Y Esav la tomó por esposa, y él vino a ella, 40 años de edad tenía Esav cuando él al tomó, y él la trajo a Hevron, el lugar de vivienda de su padre, y él vivió allí. 24 Y vino a suceder en esos días, durante el año 110 de la vida de Yitzjak, esto es durante el año 50 de la vida de Ya'akov, en ese año She m el hijo de Noaj murió; Shem era de 600 años en su muerte. 25 Y cuando Shem murió, Ya'akov regresó a su padre a Hevron cual está en la tierra de Kenaan, 36 Y durante el año 56 de la vida de Ya'akov, gente vino de Haran y le dijeron a Rivkah acerca de Lavan el hijo de Betuel. 27 Porque la esposa de Lavan era estéril en esos días, y no había dado a luz hijos, y tampoco todas sus sirvientas no le habían dado hijos. 28 Y YAHWEH después se recordó de Adinah la esposa de Lavan, y ella fue preñada y dio a luz hermanas gemelas, y Lavan llamó el nombre de sus hijas, el nombre de la mayor Leah, y el nombre de la menor Rajel. 29 Y esa gente vinieron y dijeron esas cosas a Rivkah, y Rivkah se regocijó grandemente que YAHWEH había visitado a su hermano y él tuvo hijas.

Capítulo 29
1 Y Yitzjak el hijo de Avraham se hizo viejo y avanzado en años, y sus ojos se hicieron pesados por la edad, estaban nublados y no podían ver. 2 En ese tiempo Yitzjak llamó a Esav su hijo y dijo: Coge tus armas, tu aljaba y tu arco, levántate y ve al campo y caza algún venado, y hazme carne gustosa y tráemela, para que pueda comer para poder bendecirte antes de mi muerte, ya que me he puesto viejo y de pelo canoso. 3 Y Esav lo hizo, y cogió su arma y salió al campo para cazar venado, como de costumbre, para traer a su padre como él había ordenado, para que él lo bendijera. 4 Y Rivkah oyó todas las palabras que Yitzjak había hablado a Esav, y ella se apresuró y llamó a su hijo Ya'akov, diciendo: Así tu padre habló con tu hermano Esav, y asó lo oí, ahora, por lo tanto, tú apresúrate y haz todo lo que yo te digo. 5 Levántate por favor y ve al rebaño y trae dos cabritos de entre los carneros, y yo haré la carne gustosa para tu padre , y tú llevarás la carne gustosa para que él coma antes de que tu hermano regrese de su cacería, para que tu padre te bendiga a ti. 6 Y Ya'akov hizo como su madre le había ordenado, y él hizo la carne gustosa y la trajo delante de su padre antes de que Esav regresara de su cacería. 7 Y Yitzjak dijo a Ya'akov: ¿Quién eres tú hijo mío? Y él dijo: Yo soy tu primogénito Esav, yo he hecho como tú me ordenaste, ahora por favor levántate y come mi caza, para que tu alma me bendiga como tú me hablaste . 8 Y Yitzjak se levantó y él comió y bebió, y su corazón fue confortado, y él bendijo a Ya'akov y Ya'akov salió de su padre; y tan pronto Yitzjak había bendecido a Ya'akov y él había salido de él, he aquí, Esav vino del campo con su caza, y él también hizo carne gustosa y la trajo delante de su padre para que comiera y lo bendijera. 9 Y Yitzjak dijo a Esav: ¿Y quién fue él, que me trajo venado y lo trajo antes de que tú vinieras y a quién yo bendije? Y Esav supo que su hermano Ya'akov había hecho esto, y la furia de Esav fue rebullida contra su hermano Ya'akov porque él había actuado así hacia él. 10 Y 56 Esav dijo: ¿No es él llamado Ya'akov correctamente? Porque él me ha suplantado dos veces, él tomó mi primogenitura y ahora se ha llevado mi bendición; y Esav lloró grandemente; y cuando Yitzjak oyó la voz de su hijo Esav lamentándose, Yitzjak dijo a Esav: ¿Qué puedo hacer, hijo mío, tu hermano vino con sutileza y se llevó tu bendición; y Esav odió a su hermano Ya'akov por causa de la bendición que su padre le había dado, y su ira estaba grandemente provocada contra él. 11 Y Ya'akov estaba muy temeroso de su hermano Esav, y él se levantó y fue a la casa de Ever el hijo de Shem, y él se escondió allí por causa de su hermano, y Ya'akov tenía 63 años de edad cuando él fue de la tierra de Kenaan a Hevron, y Ya'akov estuvo escondido en la casa de Ever 14 años por causa de su hermano Esav, y allí él continuó aprendiendo las senda de YAHWEH y Sus mandamientos. 12 Y cuando Esav vio que Ya'akov había huido y escapado de él, y que Ya'akov había obtenido la bendición engañosamente, entonces Esav sufrido extremadamente, y también estaba irritado con su padre y su madre; y él también se levantó y tomó a su esposa y se fue de su padre y su madre y fue a la tierra de Seir y él vivió allí; Y Esav vio allí una mujer de entre las hijas de Het cuyo nombre esa Bostmat, la hija de Elon el Hitti, y él la tomó por esposa además de su primera esposa, y Esav llamó su nombre Adah, diciendo la humillación en tiempo pasaría de él. 13 Y Esav vivió en la tierra de Seir 6 meses sin ver a su padre y su madre, y después Esav tomó a sus esposas y se levantó y regresó a la tierra de Kenaan, y Esav puso a sus dos esposas en la casa de su padre en Hevron. 14 Y las esposas de Esav irritaron y provocaron a Yitzjak y a Rivkah con sus obras, porque ellas no caminaron en las sendas de YAHWEH, sino que servían a los elohim de su padre de madera y piedra, como su padre les había enseñado, y ellas eran más perversas que su padre. 15 Y ellas caminaban de acuerdo a los deseos perversos de su corazón, y ellas sacrificaban y quemaban incienso a los Ba'alim, y Yitzjak y Rivkah se cansaron de ellas. 16 Y Rivkah dijo: Yo estoy cansada de mi vida a causa de las hijas de Het, tales como las hijas de la tierra, ¿Para qué, entonces, me sirve la vida? 17 Y en esos dais Adah la esposa de Esav fue preñada y le dio a luz un hijo para él, y Esav llamó el nombre del hijo que fue nacido a él Efilaz, y Esav era de 65 años de edad cuando ella dio a luz para él. 18 Y Yishmael el hijo de Avraham murió en aquellos días, en el año 64 de la vida de Ya'akov, y todos los días de Yishmael fueron 137 años, y murió. 19 Y cuando Yitzjak oyó que Yishmael había muerto hizo luto por él, y Yitzjak lo lamentó por muchos días. 20 Y al final de 14 años de Ya'akov residir en la casa de Ever, Ya'akov deseaba ver a su padre y su madre, y Ya'akov vino a la casa de su padre y madre en Hevron, y Esav había olvidado en esos días lo que Ya'akov le había hecho habiendo tomado su bendición de él en aquellos días. 21 Y cuando Esav vio a Ya'akov viniendo a su padre y madre él recordó lo que Ya'akov le había hecho, y él estaba grandemente indignado contra él y él pensó en matarlo. 22 Y Yitzjak el hijo de Avraham estaba viejo y avanzado en años, y Esav dijo: Ahora el tiempo de mi padre morir se está acercando, y cuando él muera yo mataré a mi hermano Ya'akov. 23 Y esto fue dicho a Rivkah, y ella se apresuró y envió y llamó a Ya'akov su hijo, y ella dijo a él: Levántate y huye a Haran a mi hermano Lavan, y permanece allí por algún tiempo, hasta que la ira de tu hermano se vuelva de ti, y entonces puedes regresar. 24 Y Yitzjak llamó a Ya'akov y dijo a él: No tomes esposa de las hijas de Kenaan, porque así nuestro padre Avraham nos ordenó de acuerdo a la palabra de YAHWEH cual El le ordenó a él, diciendo: A tu zera Yo daré esta tierra, si tus hijos guardan Mi Pacto que Yo hice contigo, entonces Yo también haré a tus hijos eso que yo te he hablado a ti y Yo no los abandonaré. 25 Ahora, por lo tanto hijo mío, escucha a mi voz, a todo lo que yo te ordeno, y abstente de tomar esposa de entre las hijas de Kenaan; ve a Haran a la casa de Betuel el padre de tu madre y toma esposa para ti de allí de entre las hijas de Lavan el hermano de tu madre. 26 Por lo tanto, escucha no sea que te olvides de YAHWEH, tu Elohim, y todas Sus sendas en la tierra a donde vas y seas conectado con la gente de la tierra y persigas vanidades y te olvides de YAHWEH tu 57 Elohim. 27 Pero cuando llegues a la tierra sirve allí a YAHWEH, no te vuelvas a la derecha o a la izquierda de la senda que yo te he ordenado y que tú aprendiste. 28 Y que el Todopoderoso, el Elohim, te otorgue favor a la vista de toda la gente de la tierra, que tú puedas allí tomar esposa de acuerdo a tu elección; una que sea buena y recta en las sendas de YAHWEH. 29 Y que el Elohim te de la bendición de tu padre Avraham, y te haga fructífero y te multiplique, y que te puedas convertir en una multitud de pueblos en la tierra a donde vas, y que el Elohim te cause regresar a esta tierra, la tierra del hogar de tu padre, con hijos y con grandes riquezas, con alegría y con placer. 30 Y Yitzjak terminó de ordenar a Ya'akov y de bendecidlo, y él le dio muchos regalos, junto con plata y oro, y él lo despidió; y Ya'akov escuchó a su padre y madre, él los besó y se levantó y fue a PadamAram; y Ya'akov era de 77 años de edad cuando él salió de la tierra de Kenaan hacia BeerSheva. 31 Y cuando Ya'akov se fue a Haran Esav llamó a su hijo Elifaz, y secretamente habló con él, diciendo: Ahora apúrate, toma tu espada en tu mano y persigue a Ya'akov, y pasa delante de él en el camino, y acéchalo, y mátalo con tu espada en una de las montañas, y coge todo lo que le pertenezca a él y regresa. 32 Y Elifaz el hijo de Esav era un hombre activo y experto con el arco pues su padre lo había enseñado, y él era un cazador notorio en el campo y un hombre valiente. 33 Y Elifaz hizo como su padre le había ordenado, y Elifaz era en ese tiempo de 13 años de edad, y Elifaz se levantó y fue y tomó 10 de los hermanos de su madre con él y persiguió a Ya'akov. 34 Y él siguió a Ya'akov de cerca, y él lo acechó en el borde de la tierra de Kenaan opuesto a la ciudad de Shejem. 35 Y Ya'akov vio a Elifaz y sus hombres persiguiéndolo, y Ya'akov se paró tranquilo en el lugar por el cual iba, para poder saber lo que significaba esto, porque él no conocía la cosa, y Elifaz desenfundó su espada y fue avanzando, él y sus hombres, hacia Ya'akov; y Ya'akov dijo a ellos: ¿Qué es esto con ustedes que han venido hasta aquí, y qué significa que me persiguen con espadas? 36 Y Elifaz vino cerca de Ya'akov y él le respondió y dijo: Así mi padre me ordenó, y ahora, por lo tanto, no me desviaré de las órdenes que mi padre me dio; y cuando Ya'akov vio que Esav había hablado con Elifaz para emplear la fuerza, Ya'akov entonces se acercó y suplicó a Elifaz el hijo de Esav y a sus hombres, diciendo a él: He aquí, todo lo que tengo cual mi padre y mi madre me dieron, tómenlo y váyanse de mí, y no me maten, y que esto sea contado a ustedes en justicia. 38 Y YAHWEH causó a Ya'akov encontrar favor a la vista de Elifaz el hijo de Esav, y sus hombres, y ellos escucharon a la voz de Ya'akov, y ellos no lo pusieron a muerte, y Elifaz y sus hombres cogieron todo lo que pertenecía a Ya'akov, junto con la plata y oro que él había traído de Beer-Sheva; ellos no le dejaron nada, 39 Y Elifaz y sus hombres se fueron de él y regresaron a Esav en Beer-Sheva, y ellos le dijeron todo lo que ocurrió a ellos con Ya'akov, y le dieron todo lo que habían robado de Ya'akov. 40 Y Esav estaba indignado con Elifaz su hijo, y con sus hombres que estaban con él, porque no habían puesto a Ya'akov a muerte. 41 Y ellos respondieron, y dijeron a Esav: Porque Ya'akov nos suplicó en este asunto de no tomar su vida, nuestra piedad fue excitada hacia él, y nosotros cogimos todo lo que le pertenecía a él y te lo trajimos; y Esav cogió toda la plata y el oro que Elifaz había robado de Ya'akov y los puso en su casa. 42 En ese momento Esav vio que Yitzjak había bendecido a Ya'akov, y le había ordenado, diciendo: Tú no tomarás esposa de las hijas de Kenaan, y las hijas de Kenaan eran malas a la vista de Yitzjak y Rivkah. 43 Entonces él fue a la casa de Yishmael su tío, y además de sus otras esposas él tomó a Majlat [Bashemat] la hija de Yishmael, la hermana de Nevayot, por esposa.

Capítulo 30
1 Y Ya'akov siguió adelante continuando su viaje a Haran, y llegó tan lejos como la montaña Moriyah, y él se quedó allí toda la noche cerca de la ciudad de Luz; y YAHWEH se 58 la apareció allí a Ya'akov esa noche , Y El le dijo a él: Yo soy YAHWEH, el Elohim de Avraham, y el Elohim de Yitzjak tu padre; la tierra donde descansas Yo la daré a ti y a tu zera. 2 Y he aquí, Yo estoy contigo, y te guardaré donde quiera que vayas, y Yo multiplicaré tu zera como las estrellas del cielo, y Yo causaré que tus enemigos caigan delante de ti; y cuando ellos hagan la guerra contigo ellos no prevalecerán sobre ti, y Yo de nuevo te traeré a esta tierra con alegría, con hijos y con grandes riquezas. 3 Y Ya'akov se despertó de su sueño y él se regocijó grandemente a la visión que él había visto; y él llamó el nombre del lugar Beit-El. 4 Y Ya'akov se levantó de ese lugar bien regocijado, y cuando caminó sus pies se sintieron ligeros a él por alegría, y de ahí fue a la tierra de los hijos del Este, y él regresó a Haran y se sentó junto al pozo de los pastores. 5 Y él allí encontró algunos hombres viniendo de Haran para alimentar sus rebaños, y Ya'akov hizo preguntas de ellos, y ellos dijeron: Nosotros somos de Haran. 6 Y él les dijo a ellos: ¿Conocen ustedes a Lavan el hijo de Nahor? Y ellos dijeron: Lo conocemos, he aquí, su hija Rajel está viniendo para alimentar el rebaño de su padre. 7 Y cuando él aún estaba hablando con ellos, vino a alimentar las ovejas de su padre, porque ella era una pastora. 8 Y Cuando Ya'akov vio a Rajel la hija de Lavan, el hermano de su madre, él corrió y la besó, y alzó su voz y lloró. 9 Y Ya'akov le dijo a Rajel que él era el hijo de Rivkah, la hermana de su padre, y Rajel corrió y se lo dijo a su padre, y Ya'akov continuó llorando porque no tenía nada que llevar a la casa de Lavan. 10 Y cuando Lavan oyó que el hijo de su hermana, Ya'akov, había venido, él corrió y lo besó y lo abrazó, y lo trajo dentro de la casa, y le dio pan y él comió. 11 Y Ya'akov relató a Lavan lo que su hermano Esav le había hecho, y lo que su hijo Elifaz le había hecho en el camino. 12 Y Ya'akov residió en la casa de Lavan por un mes, y Ya'akov comió y bebió en la casa de Lavan, y después Lavan dijo a Ya'akov: Dime, ¿cuáles serán tus jornales, porque cómo me puedes servir por nada? 13 Y Lavan no tenía hijos, sino sólo hijas, y sus otras esposas y sirvientas aún eran estériles en esos días. Y estos son los nombres de las hijas de Lavan, cuales su esposa Adinah le había dado a luz para él: El nombre de la mayor era Leah, y el nombre de la menor era Rajel; y Leah era de ojos tiernos, pero Rajel era bonita y muy favorecida, y Ya'akov la amó. 14 Y Ya'akov dijo a Lavan: Yo te serviré 7 años por Rajel tu hija menor; y Ya'akov consintió a esto y Ya'akov sirvió 7 años por su hija Rajel. 15 Y en el segundo año de Ya'akov residir en Haran, esto es en el año 79 de la vida de Ya'akov, en ese año Ever el hijo de Shem murió, él tenía 464 años de edad a su muerte. 16 Y cuando Ya'akov oyó que Ever había muerto, él sufrió en extremo, y él se lamentó y se enlutó por muchos días. 17 Y en tercer año de Ya'akov residir en Haran, Bashemat la hija de Yishmael, la esposa de Esav le dio a luz un hijo, y Esav llamó su nombre Reuel. 18 Y en el cuarto año de Ya'akov residir en la casa de Lavan en Haran, YAHWEH visitó a Lavan y se acordó de él a causa de Ya'akov, e hijos fueron nacidos a él, y su primogénito fue Beor, su segundo fue Alib, y el tercero fue Horash. 19 Y YAHWEH dio a Lavan riquezas y honor, hijos e hijas, y el hombre aumentó mucho a causa de Ya'akov. 20 Y Ya'akov en esos días sirvió a Lavan en todo tipo de trabajo, en la casa y en el campo, y la bendición de YAHWEH estaba sobre todo lo que pertenecía a Lavan en la casa y en el campo. 21 Y en el quinto año Yehudit murió, la hija de Beeri, la esposa de Esav, en la tierra de Kenaan, y ella no tuvo hijos, hijas solamente. 22 Y estos son los nombres de sus hijas que ella dio a luz para Esav: el nombre de la mayor era Marzit, y el nombre de la menor era Puit. 23 Y cuando Yehudit murió Esav se levantó y se fue a Seir para cazar en el campo, como de costumbre, y Esav vivió en la tierra de Seir por mucho tiempo. 24 Y en el sexto año Esav tomó una esposa, además de sus otras esposas, Ahlibamah, la hija de Zebeon el Hivi, 25 y Ahlibamah fue preñada y dio a luz para Esav tres hijos, Yeush, Yaalan y Koraj. 26 Y en aquellos días, en la tierra de Kenaan, hubo pelea entre los pastores de Esav y los pastores de los habitantes tierra de Kenaan, porque el ganado y las posesiones de Esav eran demasiado abundantes para que él permaneciera en la tierra de Kenaan, en la casa de su padre, y la tierra de 59 Kenaan no lo podía soportar a él por la cantidad de su ganado. 27 Y cuando Esav vio que esta pelea aumentaba con los habitantes de Kenaan, él se levantó y tomó a sus esposas, y sus hijos, y sus hijas, y todo lo perteneciente a él, y el ganado que él poseía, y toda su propiedad que él había adquirido en la tierra de Kenaan, y él se fue de entre los habitantes de la tierra hacia la tierra de Seir, y Esav y todo lo perteneciente a él vivieron en la tierra de Seir. 28 Pero de tiempo en tiempo Esav solía ir a ver a su padre y madre a la tierra de Kenaan, y Esav se caso con los Horim, y dio sus hijas a los hijos de Seir, los Horim. 29 Y él dio a su hija mayor Marzit a Anah, el hijo de Zebeon, el hermano de su esposa, y a Puit la dio a Azar, el hijo de Bilhan el Hori; y Esav vivió en la montaña, él y sus hijos, y ellos fueron fructíferos y se multiplicaron.

Capítulo 31
1 Y en el séptimo año, el servicio de Ya'akov con el cual sirvió a Lavan fue completado, y Ya'akov dijo a Lavan: Dame mi esposa, porque los días de mi servicio están cumplidos; y Lavan así lo hizo, y Lavan y Ya'akov reunieron a toda la gente de ese lugar e hicieron una fiesta. 2 Y en el anochecer Lavan vino a la casa, y después Ya'akov vino con la gente de la fiesta, y Lavan apagó todas las luces que había en la casa. 3 Y Ya'akov dijo a Lavan: ¿Por qué razón nos haces esto? Y Lavan respondió: Tal es la costumbre para actuar en esta tierra. 4 Y después Lavan tomó a su hija Leah, y él la trajo a Ya'akov, y él vino a ella, y Ya'akov no sabía que ella era Leah. 5 Y Lavan dio a su hija Leah su sirvienta Zilpah como sirvienta de ella. 6 Y toda la gente de la fiesta sabía lo que Lavan le había hecho a Ya'akov, pero ellos no dijeron ni una palabra a Ya'akov. 7 Y los vecinos vinieron esa noche a la casa de Ya'akov, y ellos comieron y bebieron y se regocijaron, y cantaron a Leah y danzaron, y ellos respondieron delante de Ya'akov, Heleah, Heleah. 8 Y Ya'akov oyó las palabras pero no entendió su significado, pero él pensó a quizás era la costumbre en su tierra. 9 Y los vecinos hablaron estas palabras delante de Ya'akov durante la noche , y todas las luces que había en la casa esa noche, Lavan las había quitado. 10 Y en la mañana, cuando la luz del día apareció, Ya'akov se volvió a su esposa y él vio, he aquí, era Leah la que había estado acostada en su pecho, y Ya'akov dijo: Ahora sé lo que los vecinos dijeron anoche, Heleah, ellos dijeron, y yo no sabía. 11 Y Ya'akov llamó a Lavan y dijo a él: ¿Qué es esto que me has hecho? Ciertamente yo serví por Rajel, y ¿por qué me engañaste y me diste Leah? Y Lavan respondió a Ya'akov, diciendo: Así no se hace en nuestro lugar de dar la mas joven antes que la mayor, y ahora si tú deseas tomar a su hermana igual, tómala por el servicio con el cual me servirás por otros 7 años. 13 Y Ya'akov lo hizo así, y él también tomó a Rajel por esposa, y sirvió a Lavan por otros 7 años, y Ya'akov también vino a Rajel, y él amó a Rajel más que a Leah, y Lavan le dio a ella su sirvienta Bilhah por sirvienta de ella. 14 Y cuando YAHWEH vio que Leah era odiada, YAHWEH abrió su matriz y ella fue preñada y dio a luz cuatro hijos para Ya'akov en aquellos días. 15 Y estos son los nombres de ellos: Reuven, Shimeon, Levi y Yahudáh, y después ella dejó de parir. 16 Y en ese tiempo Rajel era estéril, y ella no tuvo hijos, y Rajel envidiaba a su hermana Leah, y cuando Rajel vio que ella no daba a luz hijos para Ya'akov, ella tomó a su sirvienta Bilhah, y se la dio a su esposo Ya'akov, y ella dio a luz para Ya'akov dos hijos, Dan y Naftali. 17 Y cuando Leah vio que ella había dejado de parir, ella también tomó a su sirvienta Zilpah, y ella la dio a Ya'akov por esposa, y Ya'akov también vino a Zilpah, y ella también dio a luz para Ya'akov dos hijos, Gad y Asher. 18 Y Leah de nuevo fue prelada y dio a luz para Ya'akov dos hijos y una hija, y estos son sus nombres: Yissajar, Zebulon, y su hermana Dinah. 19 Y Rajel aún era estéril en aquellos días, y Rajel oró a YAHWEH en ese tiempo, y ella dijo: O YAHWEH, el Elohim, recuérdate de mí y visítame, te suplico porque ahora mi esposo me echará, porque no he dado a luz hijos para él. 20 Ahora, O YAHWEH, el Elohim, oye mi 60 súplica delante de Ti, y mira mi aflicción, y dame hijos como una de las sirvientas, para que ya no cargue con este reproche. 21 Y el Elohim la oyó y abrió su matriz, y Rajel fue preñada y dio a luz un hijo, y ella dijo: YAHWEH ha quitado mi reproche, y ella llamó su nombre Yosef, diciendo: Que YAHWEH me añada otro hijo ; y Ya'akov tenía 91 años de edad cuando ella dio a luz para él. 22 En ese tiempo la madre de Ya'akov, Rivkah, envió su nodriza Devorah la hija de Uz, y dos de los sirvientes de Yitzjak a Ya'akov. 13 Y ellos vinieron a Ya'akov en Haran y ellos dijeron a él: Rivkah nos ha enviado a ti para que tú regreses a la casa de tu padre en la tierra de Kenaan; y Ya'akov escuchó a ellos en esto que su madre había hablado. 24 En ese tiempo los otros 7 años que Ya'akov había servido habían completado, y fue al término de 14 años que Ya'akov había vivido en Haran que Ya'akov dijo a Lavan: Dame mis esposas y despídeme , para que yo pueda ir a mi tierra, pues he aquí, mi madre envió por mí en la tierra de Kenaan que yo debía regresar a la casa de mi padre. 25 Y Lavan le dijo a Ya'akov, no así por favor, si yo he encontrado favor a tus ojos no me dejes; nómbrame tus jornales y yo los daré, y permanece conmigo. 26 Y Ya'akov dijo a él: Esto es lo que me darás por jornales, yo pasaré todo tu rebaño y yo tomaré de ellos todas las que son pintas y manchadas y aquellas que sean marrón entre las ovejas, y entre los carneros, y si tú haces esto para mí, yo regresaré a alimentar tu rebaño y a cuidarlos como al principio. 27 Y Lavan así lo hizo, y Lavan removió de su rebaño todo lo que Ya'akov había dicho y se lo dio a él. 28 Y Ya'akov puso todo lo había removido del rebaño de Lavan y lo puso en manos de sus hijos, y Ya'akov estaba alimentando el resto del rebaño de Lavan. 29 Y cuando los sirvientes de Yitzjak cuales él había enviado a Ya'akov vieron que Ya'akov no regresaría entonces con ellos a la tierra de Kenaan a su padre, entonces ellos salieron de él, y ellos regresaron a casa a la tierra de Kenaan. 30 Y Devorah permaneció con Ya'akov en Haran, y ella no regresó con los sirvientes de Ya'akov a la tierra de Kenaan, y Devorah residió con las esposas de Ya'akov e hijos en Haran. 31 Y Ya'akov sirvió a Lavan por seis años más, y cuando las ovejas parían, Ya'akov removía de entre ellas las que eran pintas y manchadas, como él había acordado con Lavan, y Ya'akov hizo así en el lugar de Lavan por seis años y el hombre aumentó abundantemente, y él tenía ganado y sirvientes y sirvientas, camellos y asnos. 32 Y Ya'akov tenía 200 mandas de reses, y sus reses eran de tamaño grande y de hermosa apariencia y eran muy productivas, y todas las familias de los hijos de los hombres deseaban obtener alguno del ganado de Ya'akov, porque eran prósperos en extremo. 33 Y muchos de los hijos de los hombres vinieron a procurar algo del rebaño de Ya'akov, y Ya'akov les daba una oveja por un sirviente o una sirvienta o por un asno o un camello, y lo que Ya'akov deseaba de ellos, ellos le daban. 34 Y Ya'akov obtuvo riquezas y honor y posesiones por medio de esas transacciones con los hijos de los hombres, y los hijos de Lavan lo envidiaban por su honor. 35 Y en el curso del tiempo él oyó las palabras de los hijos de Lavan, diciendo: Ya'akov se ha llevado todo lo que era de nuestro padre, y de lo que era de nuestro padre ha adquirido toda su gloria. 36 Y Ya'akov miró el semblante de Lavan y sus hijos, y he aquí que no estaba hacia él como antes. 37 Y YAHWEH apareció a Ya'akov al término de seis años, y dijo a él: Levántate, y sal de esta tierra, y regresa a la tierra de tu nacimiento y Yo estaré contigo. 38 Y Ya'akov se levantó en ese tiempo y montó sus hijos y sus esposas y todo lo perteneciente a él en camellos, y él salió para ir a la tierra de Kenaan a su padre Yitzjak. 39 Y Lavan no sabía que Ya'akov se había ido de él, porque Lavan había estado ese día trasquilando ovejas. 40 Y Rajel robó las imágenes de su padre, y ella las tomó y las escondió sobre el camello que ella montaba, y ella siguió. 41 Y esta es la forma de las imágenes; tomando un hombre que es el primogénito y matarlo y quitar el pelo de su cabeza, y tomando sal, salar su cabeza y ungirla con aceite, entonces tomar una pequeña tablilla de cobre o una tablilla de oro y escribir el nombre sobre ella, y poner la tablilla debajo de su lengua, y tomar la cabeza con la tablilla debajo de su lengua y la ponían en la casa y le 61 encendían luces y se inclinaban a ella. 42 Y en el momento que se inclinan a ella, habla a ellos en todas las formas que ellos le pregunten, por el poder del nombre que está escrito en ella. 43 Y algunos las hacen en la figura de hombres, de oro y de plata, y van a ellos en tiempos conocidos para ellos, y las figuras reciben la influencia de las estrellas, y les dicen cosas futuras, y de esta forma eran las imágenes cuales Rajel robó de su padre. 44 Y Rajel robó esas imágenes que eran de su padre para que Lavan no pudiera conocer por medio de ellas donde había ido Ya'akov. 45 Y Lavan vino a casa y él preguntó referente a Ya'akov y su casa, y él no habría de ser encontrado, y Lavan buscó sus imágenes para conocer donde había ido Ya'akov, y no las pudo encontrar, y él fue a otras imágenes, y él inquirió de ellas y le dijeron que Ya'akov había huido de él hacia la casa de su padre, a la tierra de Kenaan. 46 Y Lavan entonces se levantó y tomó a sus hermanos y sus sirvientes, y él salió para perseguir a Ya'akov, y él lo alcanzó en las montañas de Gilead. 47 Y Lavan dijo a Ya'akov: ¿Qué es esto que me has hecho de huir y engañarme , y llevarte a mis hijas y sus hijos cautivos por la espada? 48 Y tú no te molestaste en dejarme besarlos y enviarlos con alegría, y tú sí robaste mis elohim y te fuiste. 49 Y Ya'akov respondió a Lavan, diciendo: Porque yo tuve temor en que tú quitaras a tus hijas por la fuerza de mí; y ahora, en quien tú encuentres tus elohim, morirá. 50 Y Lavan buscó por sus elohim y examinó todas las tiendas de Ya'akov y mobiliarios, por no los pudo encontrar. 51 Y Lavan dijo a Ya'akov: Nosotros haremos un pacto juntos y será un testimonio entre yo y tú, si tú afliges a mis hijas, o tomas otras esposas aparte de mis hijas, aun el Elohim será un testigo entre yo y tú en este asunto. 52 Y ellos tomaron piedras e hicieron un montón, y Lavan dijo: Este montón es testigo entre yo y tú, por lo tanto él llamó el nombre de ellos, Gilead. 53 Y Ya'akov y Lavan ofrecieron sacrificio sobre la montaña, y ellos comieron allí junto al montón, y ellos se quedaron toda la noche sobre la montaña, y Lavan se levantó temprano en la mañana, y él lloró con sus hijas y las besó, y regresó a su lugar. 54 Y él se apresuró y envió a su hijo Beor, que tenía 17 años, y Avijorof, el hijo de Uz, el hijo de Nahor, y con ellos 10 hombres. 55 Y ellos se apresuraron y pasaron el camino delante de Ya'akov, y vinieron por otro camino a la tierra de Seir. 56 Y ellos vinieron a Esav y dijeron a él: Así dice tu hermano y pariente, el hermano de tu madre, Lavan, el hijo de Betuel, diciendo: 57 ¿Has oído lo que Ya'akov tu hermano me ha hecho, quien al principio vino a mí desnudo y despojado, y yo fui a recibirlo y lo traje a mi casa en honor, y lo hice grande, y le di dos de mis hijas por esposas y también dos de mis sirvientas? 58 Y Elohim lo bendijo por causa mía, y él aumentó abundantemente, y tuvo hijos, hijas, sirvientas. 59 El también tiene inmensas manadas y rebaños, asnos y camellos, también plata y oro en abundancia; y cuando él vio que su riqueza había aumentado, él me dejó mientras yo fui a trasquilar mis ovejas, y él se levantó y huyó en secreto. 60 Y él alzó sus esposas e hijos sobe camellos, y él se llevó todo el ganado y propiedad que él adquirió en mi tierra, y levantó su semblante para ir a su padre Yitzjak, a la tierra de Kenaan. 61 Y él no me permitió besar a mis hijas y sus hijos, y se llevó mis hijas como cautivas tomadas por la espada, y él también robo mis elohim y huyó. 62 Y ahora yo lo he dejado en la montaña del arroyo de Yabok, a él y todo lo perteneciente a él, no le falta nada. 63 Si es tu deseo ve a él, ve y allí lo encontrarás, y le puedes hacer a él lo que tu alma desee; y los mensajeros de Lavan vinieron y dijeron a Esav todas esas cosas. 64 Y Esav oyó todas las palabras de los mensajeros de Lavan, y su ira grandemente se rebulló contra Ya'akov, y él se recordó de su odio y su furia quemaba dentro de él. 65 Y Esav se apresuró y tomó sus hijos y sirvientes y las almas de su casa, siendo 60 hombres, y él fue y reunió a todos los hijos de Seir, los Horim y su gente, siendo 340 hombres, y tomó todo este número de 400 hombres todos con espadas desenfundadas, y él fue a Ya'akov para derribarlo. 66 Y Esav dividió este número en partes, y tomó 60 hombres de sus hijos y sirvientes y las almas de su casa como una cabeza y los dio al cuidado de Elifaz su hijo mayor. 67 Y las cabezas restantes él dio al cuidado de Seir el Hori, y puso a todos los 62 hombres sobre su generación e hijos. 68 Y todo su campamento fue como estaba, y Esav fue entre ellos a Ya'akov, y él los condujo con velocidad. 69 Y los mensajeros de Lavan se salieron de Esav y fueron a la tierra de Kenaan, y ellos vinieron a Rivkah la madre de Ya'akov y Esav. 70 Y ellos le dijeron: He aquí, tu hijo Esav ha salido contra Ya'akov su hermano con 400 hombres, porque él oyó que él estaba viniendo, y ha ido a hacer la guerra con él, y a derribarlo y robar todo lo que tiene. 71 Y Rivkah se apresuró y envió 72 hombres de los sirvientes de Yitzjak para encontrarse con Ya'akov en el camino; porque ella dijo: Quizás Esav hará la guerra en el camino cuando él lo encuentre. 72 Y esos mensajeros fueron por el camino para encontrarse con Ya'akov, y ellos lo encontraron en el lado opuesto del arroyo Yabok, y Ya'akov dijo cuando él los vio: Este campamento está destinado a mí del Elohim, y Ya'akov llamó al lugar Majnayim. 73 Y Ya'akov conocía a toda la gente de su padre, y él los besó y abra zó y vinieron con él, y Ya'akov les preguntó referente a su padre y madre, y ellos dijeron: Ellos están bien. 74 Y esos mensajeros dijeron a Ya'akov: Rivkah tu madre nos ha enviado a ti, diciendo: Yo he oído, hijo mío, que tu hermano Esav ha salido contra ti en el camino con hombres de los hijos de Seir el Hori. 75 Y, por lo tanto, hijo mío, escucha a mi voz, y mira con tu consejo lo que tú harás, cuando él venga a ti, suplícale y no hables sin reflexionar a él, dale un regalo de lo que tú posees, y de lo que tu Elohim te ha favorecido. 76 Y cuando él pregunte referente a tus asuntos, no escondas nada de él, quizás él se vuelva de su ira contra ti y así tú salvarás tu alma, tú y todo lo que pertenece a ti, porque es tu deber honrarlo a él, porque él es tu hermano mayor. 77 Y cuando Ya'akov oyó las palabras de su madre que los mensajeros habían hablado a él, Ya'akov alzó su voz y lloró amargamente, e hizo entonces como su madre le había ordenado.

Capítulo 32
1 Y en ese momento Ya'akov envió mensajeros a su hermano Esav hacia la tierra de Seir, y él le habló palabras de súplica. 2 Y él les ordenó, diciendo: Así dirán a mi señor Esav, así dice tu siervo Ya'akov, que mi hermano no se imagine que la bendición de mi padre que él me otorgó ha probado ser beneficiosa para mí. 3 Porque he estado esos 20 años con Lavan, y él me engañó y cambió mis jornales 10 veces, como ya ha sido dicho a mi señor. 4 Y yo lo serví en su casa muy laboriosamente, y el Elohim después vio mi aflicción, mi labor y la obra de mis manos, y El me causó encontrar misericordia y favor a Su vista. 5 Y después por la gran misericordia de Elohim y Su bondad adquirí bueyes, asnos y ganado, y sirvientes y sirvientas. 6 Y ahora estoy viniendo a mi tierra y a mi casa a mi padre y madre, quienes están en la tierra de Kenaan; y he enviado para que mi señor sepa todo esto para poder encontrar favor a la vista de mi señor, para que él no se imagine que yo por mí mismo obtuve riquezas o la bendición con la que mi padre me bendijo ha sido de beneficio. 7 Y esos mensajeros fueron a Esav, y lo encontraron en el borde de la tierra de Edom viniendo hacia Ya'akov, y 400 hombres de los hijos de Seir el Hori estaban parados con espadas desenfundadas. 8 Y los mensajeros de Ya'akov le dijeron a Esav todas las palabras que Ya'akov había hablado a ellos referente a Esav. 9 Y Esav les respondió con orgullo y desprecio, y él dijo a ellos: Ciertamente yo he oído y en verdad se me ha dicho lo que Ya'akov ha hecho a Lavan, quien lo exaltó en su casa y les dio sus hijas por esposas, y a él les fueron nacidos hijos e hijas, y abundantemente aumentó en riquezas en la casa de Lavan por sus medios. 10 Y cuando él vio que su riqueza era abundante y su fortuna grande él huyó con todo lo que le pertenecía, de la casa de Lavan, y él se llevó a las hijas de Lavan lejos del rostro de su padre, como cautivas tomadas por la espada sin decirle a él de ello. 11 Y no sólo a Lavan le ha hecho así, sino a mí me ha hecho así, y dos veces me ha suplantado, ¡Y estaré silente! 12 Ahora, por lo tanto, este día he venido con mi campamento para 63 encontrarme con él, y yo le haré a él de acuerdo al deseo de mi corazón. 13 Y los mensajeros regresaron a Ya'akov y dijeron a él: Nosotros fuimos a tu hermano Esav, y le dijimos todas tus palabras, y así él ha respondido a nosotros, ¡y he aquí él viene para encontrarse contigo con 400 hombres! 14 Y ahora conoce y mira lo que vas a hacer, y ora delante del Elohim para que te libere de él. 15 Y cuando él oyó las palabras de su hermano que él había hablado a los mensajeros de Ya'akov, Ya'akov estaba grandemente temeroso y en aflicción. 16 Y Ya'akov oró a YAHWEH su Elohim, y él dijo: O YAHWEH, el Elohim de mis padres, Avraham y Yitzjak, Tú si me dijiste a mí cuando me fui de la casa de mi padre, diciendo: 17 Yo soy YAHWEH el Elohim de tu padre Avraham y el Elohim de Yitzjak, a ti te doy esta tierra y a tu zera después de ti, y Yo haré tu zera como las estrellas del cielo, y tú te dispersarás hacia los cuatro confines del cielo, y en ti y en tu zera todas las familias de la tierra serán bendecidas. 18 Y tú estableciste Tus palabras, y me diste riquezas e hijos y ganado, y los máximos deseos de mi corazón, Tú diste a Tu siervo; Tú me diste todo lo que yo pedí de Ti, y así no me faltó nada. 19 Y tú después me dijiste: Regresa a tus padres y a tu lugar de nacimiento y Yo haré el bien contigo. 20 Y ahora que he venido, y Tu me liberaste de Lavan, caeré en las manos de Esav quien me matará, junto con las madres de mis hijos. 21 Ahora, por lo tanto, O YAHWEH, el Elohim, libérame, te oro a Ti, también de las manos de mi hermano Esav, porque estoy grandemente atemorizado de él. 22 Y si no hay justicia en mí, hazlo por amor a Avraham y mi padre Yitzjak. 23 Porque yo sé que por medio de bondad y misericordia yo he adquirido toda esta riqueza; ahora, por lo tanto, yo te suplico que me liberes este día con Tu bondad y que me respondas. 24 Y Ya'akov cesó de orar a YAHWEH, y él dividió la gente que estaba con él con los rebaños y ganado en dos campamentos, y él dio la mitad al cuidado de Dammesek, el hijo de Eliezer, el sirviente de Avraham, y la otra mitad la dio al cuidado de su hermanos Elianus el hijo de Eliezer, para ser un campamento para sus hijos. 25 Y él les ordenó, diciendo: Manténganse ustedes a una distancia entre los dos campamentos, no se acerquen uno al otro, y si Esav viene a un campamento y lo mata, el otro campamento a la distancia de él escapará de él. 26 Y Ya'akov se quedó allí esa noche, y durante toda la noche él dio a sus sirvientes instrucciones referentes a las fuerzas y a sus hijos. 27 Y YAHWEH oyó la oración de Ya'akov en ese día, y YAHWEH entonces liberó a Ya'akov de las manos de su hermano Esav. 28 Y YAHWEH envió tres malajim de los malajim del cielo, y ellos fueron delante de Esav y vinieron a él. 29 Y esos malajim aparecieron a Esav y a su gente como 2,000 hombres, montando en caballos equipados con todo tipo de instrumento de guerra, y ellos aparecieron a la vista de Esav, y a todos sus hombres para ser divididos en cuatro campamentos, con cuatro jefes para ellos. 30 Y un campamento siguió y encontró a Esav viniendo con 400 hombres hacia su hermano Ya'akov, y este campamento corrió hacia Esav y su gente y los aterrorizaron, y Esav cayó de su caballo en alarma, y todos sus hombres se separaron de él en ese lugar, y ellos estaban grandemente atemorizados. 31 Y todo el campamento gritó tras ellos cuando huyeron de Esav, y todos los hombres que lucían de guerra respondieron, diciendo: 32 Ciertamente nosotros somos los sirvientes de Ya'akov, quien es el siervo de El Elohim, y entonces, ¿quién se puede oponer contra nosotros? Y Esav dijo a ellos: O entonces mi señor y hermano Ya'akov es su señor, a quien no he visto en 20 años, y ahora que he venido este día a verlo, ¿ustedes me tratan de esta forma? 33 Y los malajim le respondieron, diciendo: Como vive YAHWEH, si no fuera Ya'akov de quien tú hablas como tu hermano, no hubiéramos dejado ni uno que quedara de tu gente, pero sólo por causa de Ya'akov no haremos nada a ellos. 34 Y este campamento pasó de Esav y sus hombres, y se fue, y Esav y sus hombres se habían ido de ellos por cerca de una legua y un segundo campamento vino hacia él con todo tipo de armas, y ellos hicieron a Esav y sus hombres como el primer campamento había hecho a ellos. 35 Y cuando lo habían dejado para seguir, he aquí el tercer campamento vino hacia él y todos estaban aterrorizados, y Esav se cayó de su caballo, y todo el campamento gritó: 64 Ciertamente nosotros todos somos sirvientes de Ya'akov, quien es siervo de El Elohim, y ¿quién puede pararse contra nosotros? 36 Y Esav les respondió a ellos, diciendo: O entonces, Ya'akov mi señor, y el señor de ustedes es mi hermano, y por 20 años yo no he visto su semblante y oyendo este día que él estaba viniendo, yo salí este día para recibirlo, y ¿ustedes me tratan de esta forma? 37 Y ellos respondieron a él y dijeron a él: Como YAHWEH vive, si no fuera por Ya'akov tu hermano, como tú dijiste, no hubiéramos dejado un remanente de ti o tus hombres, pero a causa de Ya'akov de quien tú hablas como ser tu hermano, no nos meteremos contigo a con tus hombres. 38 Y el tercer campamento también los pasó, y él aún continuó su camino con sus hombres hacia Ya'akov, cuando el cuarto campamento vino hacia él, y ellos también hicieron a él y sus hombres como los otros habían hecho. 39 Y cuando Esav miró el mal que los malajim habían hecho a él y a sus hombres, él se volvió grandemente atemorizado de su hermano Ya'akov, y él fue a recibirlo en Shalom. 40 Y Esav ocultó su odio contra Ya'akov, porque tenía temor por su vida a causa de su hermano Ya'akov, y porque él se imaginó que los cuatro campamentos que él había visto eran sirvientes de Ya'akov. 41 Y Ya'akov se quedó esa noche con sus sirvientes en sus campamentos, y él decidió con sus sirvientes dar un regalo a Esav de todo lo que él tenía con él, de toda su propiedad, y Ya'akov se levantó temprano en la mañana, él y sus hombres, y ellos escogieron de entre el ganado un regalo para Esav. 42 Y esta es la cantidad del regalo que Ya'akov escogió de sus rebaños para dar a su hermano Esav; y él escogió 240 cabezas de los rebaños, y él seleccionó de los camellos y asnos 36 de cada uno, y de las manadas él escogió 50. 43 Y él los puso en 10 hordas, y los puso cada uno por sí mismos, y los entregó en las manos de 10 de sus sirvientes, cada horda por sí sola. 44 Y él les ordenó a ellos, y dijo a ellos: Manténganse ustedes a distancia uno del otro, y cuando Esav y aquellos que están con él se encuentren con ustedes y les pregunten, diciendo: ¿De quién eres tú, y a dónde vas, y a quién pertenece todo esto delante de ti? Ustedes dirán a ellos: Nosotros somos sirvientes de Ya'akov y venimos a encontrarnos con Esav en Shalom, y he aquí que Ya'akov viene detrás de nosotros. 45 Y eso que está delante de nosotros es un regalo de Ya'akov para su hermano Esav. 46 Y si ellos dicen a ustedes: ¿Por qué él se demora detrás de ustedes, de venir a encontrarse con su hermano y ver su rostro? Ustedes dirán a ellos: En verdad él viene alegremente detrás de nosotros para encontrarse con su hermano, porque él dijo, yo lo apaciguaré con el regalo que va para él, y después de esto, yo veré su rostro, quizás él me acepte. 47 Así que todo el regalo pasó en manos de sus sirvientes, y fue delante de él en ese día, y él se quedó esa noche con sus campamentos junto al borde del arroyo de Yabok, y él se levantó en el medio de la noche , y él tomó a sus esposas y a sus sirvientas, y todo lo perteneciente a él, y él esa noche los pasó por sobre el vado del Yabok. 48 Y cuando él pasó todo lo perteneciente a él sobre el arroyo, Ya'akov fue dejado sólo, y un hombre se encontró con él, y él luchó con el hombre toda esa noche hasta el romper el día, y la cadera de Ya'akov fue dislocada por luchar con él. 49 Y al romper el día el hombre dejó a Ya'akov allí, y él lo bendijo y se fue, y Ya'akov pasó el arroyo al romper el día, y él se detuvo sobre su cadera. 50 Y el sol salió sobre él cuando él pasó el arroyo, y él vino al lugar donde su ganado e hijos. 51 Y ellos siguieron hasta el mediodía, y mientras iban, el regalo pasaba en delante de ellos. 52 Y Ya'akov alzó sus ojos y miró, y he aquí, Esav estaba a la distancia, viniendo con muchos hombres, cerca de 400, y Ya'akov estaba grandemente temeroso de su hermano. 53 Y Ya'akov se apresuró y dividió sus hijos entre sus esposas y sus sirvientas, y su hija Dinah él puso en un arcón, y la entregó en las manos de sus sirvientas. 54 Y él pasó delante de sus hijos y esposas para encontrarse con su hermano, y él se inclinó a tierra, sí, él se inclinó siete veces hasta que se acercó a su hermano, y el Elohim causó que Ya'akov encontrara misericordia y favor a la vista de Esav su hermano y sus hombres, porque el Elohim había oído la oración de Ya'akov. 55 Y el temor de Ya'akov y su terror cayeron sobre su hermano Esav, porque Esav estaba grandemente atemorizado de Ya'akov a causa 65 de lo que los malajim de Elohim habían hecho a Esav, y la furia de Esav contra Ya'akov fue vuelta en bondad. 56 Y cuando Esav vio a Ya'akov corriendo hacia él, él también corrió hacia Ya'akov y lo abrazó, y él cayó sobre su cuello, y ellos se besaron y lloraron. 57 Y Elohim puso temor y bondad hacia Ya'akov en los hombres que vinieron con Esav, y ellos también besaron a Ya'akov y lo abrazaron. 58 Y también Elifaz el hijo de Esav, con sus cuatro hermanos, los hijos de Esav, lloraron con Ya'akov, y ellos lo besaron y abrazaron, porque el temor de Ya'akov había caído sobre ellos. 59 Y Esav levantó sus ojos y vio a las mujeres con sus hijos, los hijos de Ya'akov, caminando detrás de Ya'akov e inclinándose en el camino hacia Esav. 60 Y Esav dijo a Ya'akov: ¿Quiénes son estos contigo, mi hermano? ¿Son ellos tus hijos o tus sirvientes? Y Ya'akov respondió a Esav: Ellos son mis hijos, cuales Elohim ha misericordiosamente ha dado a tu sirviente. 61 Y mientras Ya'akov estaba hablando a Esav y sus hombres, Esav miró al campamento completo, y dijo a Ya'akov: ¿De dónde sacaste todo el campamento que me encontré ayer por la noche? Y Ya'akov dijo: Para encontrar favora la vista de mi señor, es eso cual el Elohim misericordiosamente dio a tu sirviente. 62 Y el regalo vino delante de Esav, y Ya'akov presionó a Esav, diciendo: Toma para ti, por favor, el regalo que he traído para mi señor. Y Esav dijo: ¿Por qué razón debo hacer eso? Quédate con eso que tú tienes. 63 Y Ya'akov dijo: Es importante para mí darte todo esto, puesto que he visto tu rostro, y que tú aún vives en Shalom. 64 Y Esav rehusó tomar el regalo, y Ya'akov dijo a él: Yo te suplico, mi señor, si yo he encontrado favor a tu vista, entonces recibe el regalo de mi mano, porque yo he visto tu rostro, como si hubiera visto la semejanza del rostro de Elohim, porque estabas complacido conmigo. 65 Y Esav tomó el regalo, y Ya'akov también dio a Esav plata, oro y piedras preciosas, y él lo presionó tanto que lo tomó. 66 Y Esav dividió el ganado que estaba en el campamento y dio la mitad a los hombres que habían venido con él, porque ellos habían venido a jornal, y la otra mitad él entregó en las manos de sus hijos. 67 Y la plata, el oro y las piedras preciosas entregó en las manos de Elifaz su hijo mayor. Y Esav dijo a Ya'akov: Deja que permanezcamos contigo, e iremos despacio contigo hasta que tú vengas a mi lugar conmigo, para que vivamos juntos. 68 Y Ya'akov respondió a su hermano, y dijo: Yo lo haría como mi señor me habla, pero mi señor sabe que los niños están tiernos, y los rebaños y manadas con sus crías que están conmigo, vamos pero despacio, porque si van rápido todos morirán, porque tú conoces sus cargas y su fatiga. 69 Por lo tanto, que mi señor pase delante de su sirviente, y yo iré despacio por amor a los niños y los rebaños, hasta que llegue al lugar de mi señor en Seir. 70 Y Esav dijo a Ya'akov: Yo te pondré con alguna de la gente que está conmigo para que te cuiden en el camino, para que lleven tu fatiga y carga, y él dijo: ¿Quién lo necesita mi señor, si he encontrado favor a tu vista? 71 He aquí, yo iré a ti a Seir para plantar sus hogares allí juntos como tú has hablado, ve entonces con tu gente y yo te seguiré. 72 Y Ya'akov dijo esto a Esav para poder remover a Esav y sus hombres de él, para que Ya'akov después pudiera ir a la casa de su padre en la tierra de Kenaan. 73 Y Esav escuchó a la voz de Ya'akov, y Esav regresó con los 400 hombres que estaban con él en su camino a Seir, y Ya'akov y todo lo perteneciente a él fueron ese día hasta la extremidad de la tierra de Kenaan y sus fronteras, y él permaneció allí por algún tiempo.

Capítulo 33
1 Y algún tiempo después que Ya'akov había ido a los bordes de la tierra, y él vino a la tierra de Shalem, esto es la ciudad de Shejem, cual está en la tierra de Kenaan, y él descansó frente a la ciudad. 2 Y él compró una parcela del campo que estaba allí, de los hijos de Hamor la gente de la tierra, por cinco shekels. 3 Y Ya'akov allí se edificó una casa, y plantó su tienda allí, e hizo cabañas para su ganado, por lo tanto, él llamó a ese lugar Sukkot. 4 Y Ya'akov permaneció en Sukkot un año y seis meses. 5 En ese tiempo algunas de las mujeres 66 de los habitantes de la tierra fueron a Sukkot para danzar y regocijarse con las hijas de la gente de la ciudad, y cuando fueron, entonces Rajel y Leah las esposas de Ya'akov también fueron para contemplar el regocijo de las hijas de la ciudad. 6 Y Dinah la hija de Ya'akov también fue junto con ellas y vio a las hijas de la ciudad, y ellas permanecieron allí delante de esas hijas mientras la gente de la ciudad estaban parados junto a ellas para contemplar su regocijo, y toda la gente grande de la ciudad estaba allí. 7 Y Shejem el hijo de Hamor, el príncipe de la tierra estaba también parado allí para verlas. 8 Y Shejem miró a Dinah la hija de Ya'akov sentada con su madre delante de las hijas de la ciudad, y la doncella lo complació grandemente, y allí él preguntó a sus amigos y a su gente, diciendo: ¿De quién es hija aquella sentada entre las mujeres, a quien no conozco en esta ciudad? Y ellos dijeron a él: En verdad ella es la hija de Ya'akov el hijo de Yitzjak el Hebreo, quien ha vivido en esta ciudad por algún tiempo, y cuando fue reportado que las hijas de la tierra venían para regocijarse ella vino con su madre y sirvientas para sentarse entre ella como tú ves. 10 Y Shejem miró a Dinah la hija de Ya'akov, y cuando él la miró su alma se ató sobre Dinah. 11 Y él envió y la hizo tomar a la fuerza, y Dinah vino a la casa de Shejem y él la agarró a la fuerza y se acostó con ella y la humilló, y él la amó en extremo y la puso en su casa. 12 Y ellos vinieron y contaron la cosa a Ya'akov, y cuando Ya'akov oyó que Shejem había deshonrado a su hija Dinah, Ya'akov mandó a 12 de sus sirvientes a buscar a su hija Dinah de la casa de Shejem, y ellos fueron a la casa de Shejem para llevarse a Dinah de allí. 13 Y cuando ellos vinieron Shejem salió a ellos con sus hombres y los echó de su casa, y él no les permitió venir delante de Dinah, pero Shejem estaba sentado con Dinah besándola y abrazándola delante de sus ojos. 14 Y los sirvientes de Ya'akov regresaron y le dijeron, diciendo: Cuando nosotros fuimos él y sus hombres nos echaron e hizo así a Dinah delante de nuestros ojos. 15 Y Ya'akov supo además que Shejem había deshonrado a su hija, pero él no dijo nada, y sus hijos estaban alimentando a sus reses en el campo, y Ya'akov permaneció callado hasta el regreso de ellos. 16 Y antes de que sus hijos vinieran a casa él mandó dos de sus doncellas de las hijas de sus sirvientas para cuidar a Dinah en la casa de Shejem, y permanecer con ella, y Shejem envió a tres de sus amigos a su padre Hamor el hijo de Hiddekem, el hijo de Pered, diciendo: Dame esta doncella por esposa. 17 Y Hamor el hijo de Hiddekem el Hivi vino a la casa de Shejem su hijo, y se sentó delante de él, y Hamor dijo a su hijo Shejem: ¿No hay mujer entre las hijas de tu pueblo que tú tomas una Hebrea que no es de tu pueblo? 18 Y Shejem le dijo a él, a ella solamente debes tomar para mí, porque ella es deleitosa a mi vista; y Hamor hizo de acuerdo a la palabra de su hijo, porque él era grandemente amado por él. 19 Y Hamor fue a Ya'akov para conversar con él referente a este asunto, y cuando él había salido de la casa de su hijo Shejem, antes de que viniera a Ya'akov para hablar con él, he aquí que los hijos de Ya'akov habían regresado del campo, y tan pronto ellos oyeron la cosa que Shejem el hijo de Hamor había hecho. 20 Y los hombres estaban muy irritados referente a su hermana, y ellos todos regresaron a casa encendidos con ira, antes del tiempo de recoger el ganado. 21 Y ellos vinieron delante de su padre y se sentaron delante de él, y hablaro n con él rebullidos con ira, diciendo: Ciertamente la muerte es debida a este hombre y a su casa, porque YAHWEH, el Elohim de toda la tierra le ordenó a Noaj y a todos sus hijos que el hombre no robará, ni cometerá adulterio; ahora, Shejem ha hecho ambos saqueó y cometió fornicación con nuestra hermana, y ni uno de entre la gente de la ciudad habló una palabra a él. 22 Ciertamente tú sabes y entiendes que el juicio de muerte esta sobre Shejem, y sobre su padre, y sobre toda la ciudad, por causa de la cosa que él ha hecho. 23 Y mientras ellos estaban hablando delante de su padre sobre este asunto, he aquí que Hamor el padre de Shejem vino a hablar con Ya'akov las palabras de su hijo referente a Dinah, y él se sentó delante de Ya'akov y delante de sus hijos. 24 Y Hamor habló a ellos, diciendo: El alma de mi hijo Shejem añora a tu hija, y pido por favor que la den a él por esposa y se casen con nosotros; y nos den sus 67 hijas y nosotros les daremos nuestras hijas, y ustedes vivirán con nosotros en nuestra tierra y seremos como un pueblo en la tierra. 25 Porque nuestra tierra es muy extensa, así ustedes vivan en ella y comercien y adquieran posesiones en ella, y hagan en ella como deseen, y ni uno les impedirá por decir una palabra a ustedes. 26 Y Hamor cesó de hablar con Ya'akov y sus hijos, y he aquí que Shejem su hijo había venido tras él, y él se sentó delante de ellos. 27 Y Shejem habló delante de Ya'akov y sus hijos, diciendo: ¿Podría yo encontrar favor a su vista que ustedes me den su hija, y lo que sea que ustedes me digan a mí, yo haré por ella? 28 Pídanme abundancia de dote y regalos, y yo lo daré, y lo que ustedes me digan eso yo lo haré; y quien sea que se rebele contra sus órdenes, ese morirá; sólo denme la doncella por esposa. 29 Y Shimeon y Levi respondieron a Hamor y Shejem su hijo engañosamente, diciendo: Todo lo que tú nos has hablado, nosotros haremos por ti. 30 Y he aquí nuestra hermana está en tu casa, pero mantente alejado de ella hasta que enviemos a Yitzjak nuestro padre referente a este asunto, porque no podemos hacer nada sin su consentimiento. 31 Porque él conoce los caminos de nuestro padre Avraham, y lo que él diga a nosotros, nosotros te diremos, no ocultaremos nada de ti. 32 Y Shimeon y Levi hablaron esto a su padre para poder encontrar un pretexto, y buscar consejo de lo que habrían de hacer a Shejem y a la ciudad en este asunto. 33 Y cuando Shejem y su padre oyeron las palabras de Shimeon y Levi, parecieron buenas a su vista, y Shejem y su padre salieron para ir a casa. 34 Y cuando ellos se habían ido, los hijos de Ya'akov dijeron a su padre, diciendo: He aquí, nosotros sabemos que la muerte es debida a esos perversos y a su ciudad, porque ellos trasgredieron eso que Elohim había ordenado a Noaj y a sus hijos y a su zera después de ellos. 35 Y también porque Shejem hizo esto a nuestra hermana Dinah en deshonrarla, porque tal vileza no será hecha entre nosotros. 36 Ahora, por lo tanto, vean y conozcan lo que harán, y busquen consejo y pretexto en qué se deber hacer a ellos, para matar a todos los habitantes de esta ciudad. 37 Y Shimeon dijo a ellos, aquí está el consejo correcto para ustedes: Díganles que circunciden a todos los varones entre ellos como nosotros somos circuncisos, y si ellos no desean hacer esto, nosotros tomaremos a nuestra hermana y nos iremos. 38 Y si ellos consienten en hacer esto y lo hacen, entonces cuando ellos estén hundidos en dolor, los atacaremos con nuestras espadas, como sobre uno que esta quieto y en Shalom, y mataremos a todos los varones entre ellos. 39 Y el consejo de Shimeon les complació, y Shimeon y Levi resolvieron hacer a ellos como fue propuesto. 40 Y a la mañana siguiente Shejem y Hamor su padre vinieron a Ya'akov y sus hijos, para hablar referente a Dinah, y para oír qué respuesta los hijos de Ya'akov daban a sus palabras. 41 Y los hijos de Ya'akov hablaron engañosamente a ellos, diciendo: Nosotros dijimos a nuestro padre Yitzjak todas sus palabras, y sus palabras le complacieron, 42 Pero él habló con nosotros diciendo: Así Avraham su padre le ordenó de YAHWEH, Elohim de toda la tierra, que cualquier hombre que no sea de su zera que desee tomar alguna de sus hijas, ordenará a todos los hombres que sean de él a circuncidarse, como nosotros somos circuncisos, y después le podemos dar nuestra hija por esposa. 43 Ahora les hemos hecho conocido a ustedes todas las sendas que nuestro padre habló con nosotros, porque nosotros no podemos hacer lo que ustedes nos pidieron, dar a nuestra hermana a un hombre incircunciso, porque es una deshonra para nosotros. 44 Pero así nosotros consentiremos a ustedes, dar a ustedes nuestra hija, y tomaremos para nosotros sus hijas, y viviremos entre ustedes y seremos un pueblo, como ustedes han hablado, si ustedes nos escuchan a nosotros, y consienten en ser como nosotros, circuncidar a todo varón que pertenezca a ustedes, como nosotros somos circuncisos. 45 Y si ustedes no nos escuchan a nosotros, en hacer que todos los varones se circunciden como nosotros somos circuncidados, como nosotros hemos ordenado, entonces vendremos a ustedes y tomaremos a nuestra hermana y nos iremos. 46 Y Shejem y su padre Hamor oyeron las palabras de los hijos de Ya'akov, y la cosa los complació en extremo, y Shejem y su padre Hamor se apresuraron para hacer los deseos de 68 los hijos de Ya'akov porque Shejem estaba enamorado de Dinah, y su alma estaba atada a ella. 47 Y Shejem y su padre Hamor se apresuraron hacia las puertas de la ciudad, y ellos reunieron a todos los hombres de su ciudad y hablaron a ellos las palabras de los hijos de Ya'akov, diciendo: 48 Nosotros fuimos a esos hombres, los hijos de Ya'akov, y hablamos con ellos referente a su hermana, y esos hombres consentirán en hacer nuestros deseos, y he aquí que nuestra tierra es de gran extensión para ellos, y ellos vivirán en ella, y comerciarán en ella, y nosotros seremos un pueblo; nosotros tomaremos sus hijas y nuestras hijas daremos a ellos por esposas. 49 Pero sólo con esta condición esos hombres consentirán en hacer esta cosa, que todos los varones entre nosotros se circunciden como ellos son circuncisos, como su Elohim les ordenó a ellos, y cuando hayamos hecho de acuerdo a sus instrucciones de ser circuncidados, entonces ellos vivirán entre nosotros con sus reses y posesiones, nosotros seremos como un pueblo con ellos. 50 Y cuando todos los hombres de la ciudad oyeron las palabras de Shejem y su padre Hamor, entonces todos los hombres de su ciudad estuvieron de acuerdo a su propuesta, y ellos obedecieron en ser circuncidados, porque Shejem y su padre Hamor eran de gran estima para ellos, siendo los príncipes de la tierra. 51 Y al día siguiente Shejem y su padre Hamor se levantaron temprano en la mañana, y ellos reunieron a todos los hombres de la ciudad en el medio de la ciudad, y ellos llamaron a los hijos de Ya'akov, quienes circuncidaron a todos los varones pertenecientes a ellos ese día y el siguiente. 52 Y ellos circuncidaron a Shejem y a Hamor su padre, y a los cinco hermanos de She jem, y todos se levantaron y fueron a casa, porque esta cosa era de YAHWEH contra la ciudad de Shejem, y de YAHWEH era el consejo de Shimeon en este asunto, para que YAHWEH pudiera entregar la ciudad de Shejem en las manos de los dos hijos de Ya'akov.

Capítulo 34
1 Y el número de todos los varones que fueron circuncidados fue 645 hombres y 246 niños. 2 Pero Hiddekem el hijo de Pered, el padre de Hamor, y sus seis hermanos no quisieron escuchar a Shejem y a su padre Hamor, y ellos no quisieron circuncidarse, porque la propuesta de los hijos de Ya'akov era repugnante a su vista, y su ira fue grandemente rebullida por esto, que la gente de la ciudad no los escucharan a ellos. 3 Y en el anochecer del segundo día, ellos encontraron 8 niños pequeños que no habían sido circuncidados, porque sus madres los habían escondido de Shejem y su padre Hamor, y de los hombres de la ciudad. 4 Y Shejem y su padre Hamor enviaron para que los trajeran delante de ellos para ser circuncidados, cuando Hiddekem y sus seis hermanos saltaron a ellos con sus espadas, y buscaron matarlos. 5 Ellos también buscaron matar a Shejem y a su padre Hamor y buscaron matar a Dinah con ellos por cuenta de este asunto. 6 Y ellos dijeron: ¿Qué es esta cosa que ustedes han hecho? ¿No hay mujeres entre las hijas de sus hermanos los Kenaanim, que ustedes quieren tomar para sí mismos hijas de los Hebreos, a quienes no conocieron antes, y ustedes harán este acto que sus padres nunca les ordenaron? 7 ¿Ustedes se imaginan que van a tener éxito con este acto que han hecho? ¿Y qué responderán en este asunto a sus hermanos los Kenaanim, quienes vendrán mañana y les preguntarán sobre este asunto? 8 Y si su obra no parece justa y buena a su vista, ¿qué harán con sus vidas, y nosotros con nuestras vidas, en que ustedes no escucharon a nuestras voces? 9 Y los habitantes de la tierra y todos los hermanos de los hijos de Ham, oirán su acto, diciendo: 10 Por causa de una mujer Hebrea Shejem y Hamor su padre, y todos los habitantes de su ciudad, hicieron eso con lo cual ellos nunca estaban familiarizados y cual sus antepasados nunca les ordenaron, ¿a dónde entonces ustedes volarán o dónde esconderán su vergüenza, todos los días delante de sus hermanos, los habitantes de la tierra de Kenaan? 11 Ahora, por lo tanto, nosotros no podemos soportar esta cosa que ustedes han hecho, ni podemos ser 69 cargados con este yugo sobre nosotros, cual nuestros antepasados no nos ordenaron. 12 he aquí, mañana nosotros congregaremos a nuestros hermanos, los hermanos Kenaanim que viven en la tierra, y nosotros todos vendremos y los golpearemos y a todos los que confían en ustedes, para que no haya un remanente de ustedes o de ellos. 13 Y cuando Hamor y su hijo Shejem, y toda la gente de la ciudad oyeron las palabras de Hiddekem y sus hermanos, ellos estaban aterrorizados por sus vidas a causa de sus palabras, y ellos se arrepintieron de lo que había n hecho. 14 Y Shejem y su padre Hamor respondieron a su padre Hiddekem y a sus hermanos, diciendo a todos ellos: Todas las palabras que tú has hablado a nosotros son verdad. 15 Ahora no digan ni se imaginen en su corazón que por causa de amor a los Hebreos nosotros hicimos esta cosa que nuestros padres no nos ordenaron. 16 Pero vimos que no era la intención de ellos y su deseo a acceder a nuestros deseos referente a su hija en cuanto a nosotros tomarla, excepto por esta condición, así que escuchamos a sus palabras y actuamos como vieron, para poder obtener nuestro deseo de ellos. 17 Y cuando hayamos obtenido nuestra petición de ellos, y cuando hayamos obtenido nuestro deseo de ellos, nosotros regresaremos y haremos a ellos lo que ustedes nos digan. 18 Nosotros les suplicamos que esperen y deténganse hasta que nuestra carne haya sanado y de nuevo seamos fuertes, y entonces iremos juntos contra ellos, y haremos a ellos eso que está en sus corazones y los nuestros. 19 Y Dinah la hija de Ya'akov oyó todas las palabras que Hiddekem y sus hermanos habían hablado, y lo que Hamor y su hijo Shejem les habían respondido. 20 Y ella se apresuró y envió una de sus sirvientas, que su padre había enviado para cuidarla en la casa de Shejem, a Ya'akov su padre y a sus hermanos, diciendo: 21 Así Hiddekem y sus hermanos aconsejaron referente a ustedes, y así Hamor y She jem y la gente de la ciudad respondieron a ellos. 22 Y cuando Ya'akov oyó esas palabras fue lleno de ira, y él estaba indignado con ellos, y su furia fue rebullida contra ellos. 23 Y Shimeon y Levi juraron y dijeron: Como vive YAHWEH, el Elohim de toda la tierra, para esta hora mañana, no habrá un remanente en toda la ciudad. 24 Y 20 jóvenes se escondieron los cuales no habían sido circuncidados y pelearon contra Shimeon y Levi, y Shimeon y Levi mataron a 18 de ellos, y dos de ellos huyeron y escaparon a unos pozos de cal que había en la ciudad, y Shimeon y Levi los buscaron pero no pudieron encontrarlos. 25 Y Shimeon y Levi continuaron yendo alrededor de la ciudad, y ellos mataron a toda la gente de la ciudad a filo de espada, y ellos no dejaron uno que permaneciera. 26 Y hubo gran consternación en medio de la ciudad, y el lloro de la gente de la ciudad ascendió al cielo, y todas las mujeres y niños lloraron a gran voz. 27 Y Shimeon y Levi mataron a toda la ciudad; no dejaron un varón vivo en toda la ciudad. 28 Ellos mataron a Hamor y a Shejem su hijo al filo de espada, y ellos trajeron a Dinah de la casa de Shejem y ellos salieron de allí. 29 Y los hijos de Ya'akov fueron y regresaron, y vinieron sobre los muertos, y saquearon toda su propiedad que estaba en la ciudad y el campo. 30 Y mientras se estaban llevando el botín, 300 se pararon echaron polvo sobre ellos y tiraron piedras, cuando Shimeon se volvió a ellos y mató a todos a filo de espada, y Shimeon se volvió de Levi y vino dentro de la ciudad. 31 Y él se llevó todas sus ovejas y sus bueyes y sus reses, y también el remanente de sus mujeres e hijos, y él se los llevó a todos, y ellos abrieron la puerta y salieron y fueron a su padre Ya'akov con vigor. 32 Y cuando Ya'akov vio todo lo que ellos habían hecho a la ciudad, y vio el botín que ellos habían saqueado de ellos, Ya'akov estaba muy irritado con ellos, y Ya'akov les dijo a ellos: ¿Qué es esto que me han hecho a mí? He aquí, yo obtuve descanso de los Kenaanim en la tierra, y ninguno de ellos se metía conmigo. 33 Y ahora lo que ustedes han hecho me hace absolutamente odioso hacia los habitantes de la tierra, entre los Kenaanim y los Perizim, y yo soy sólo un número pequeño, y ellos se reunirán contra mí, y me matarán cuando ellos oigan de su obra contra sus hermanos, y yo y mi casa seremos destruidos. 35 Y Shimeon y Levi y todos sus hermanos con ellos respondieron a su padre Ya'akov y le dijeron a él: He aquí, nosotros vivimos en la tierra, y ¿Shejem hará esto a 70 muestra hermana? ¿Por qué estás callado por todo lo que Shejem ha hecho? ¿Y tratará él con nuestra hermana como una ramera en las calles? 35 Y el número de mujeres que Shimeon y Levi tomaron cautivas de la ciudad de Shejem, las que ellos no mataron, era 85 que no habían conocido hombre. 36 Y entre ellas había una joven doncella de bella apariencia y bien favorecida, cuyo nombre era Bunah, y Shimeon la tomó por esposa, y el número de los varones que ellos tomaron cautivos y no mataron, fue de 47 hombres, y el resto ellos mataron. 37 Y todos los jóvenes y muchachas que Shimeon y Levi habían tomado cautivos de la ciudad de Shejem, fueron sirvientes de los hijos de Ya'akov y sus hijos después de ellos, hasta el día que los hijos de Ya'akov fueron a la tierra de Mitzrayim. 38 Y cuando Shimeon y Levi salieron de la ciudad los dos jóvenes que quedaron, los que se habían escondido en la ciudad, y no murieron entre la gente de la ciudad, se levantaron, y esos jóvenes fueron por la ciudad y caminaron por alrededor, y encontraron la ciudad desolada y sin hombres, sólo mujeres llorando, y esos jóvenes gritaron y dijeron: He aquí, este es el mal que los hijos de Ya'akov el Hebreo hicieron a esta ciudad y hoy han destruido una de las ciudades Kenaanin, y no tuvieron de temor de sus vidas en toda la tierra de Kenaan. 39 Y esos hombres salieron de la ciudad y fueron a la ciudad de Tapnaj, y ellos vinieron allí y dijeron a los habitantes de Tapnaj todo lo que había caído sobre ellos, y todo lo que los hijos de Ya'akov habían hecho a la ciudad de Shejem. 40 Y la información llegó a Yashuv rey de Tapnaj, y él envió hombres a la ciudad de Shejem para ver lo que los jóvenes dijeron, porque el rey no creyó en ellos a causa de esto, diciendo: ¿Cómo dos hombres pudieron destruir tan grande pueblo como Shejem? 41 Y los mensajeros de Yashuv regresaron y le dijeron, diciendo: Nosotros fuimos a la ciudad y está destruida, no hay un hombre allí; sólo mujeres llorando, ni ninguna oveja ni res, porque todo lo que estaba en la ciudad, los hijos de Ya'akov se llevaron. 42 Y Yashuv se puso pensativo acerca de esto: ¿Cómo dos hombres pudieron hacer esto, destruir una ciudad grande, y ni un hombre capaz de oponérseles? 43 Porque así no se ha hecho desde los días de Nimrod, y ni aun del tiempo más remoto; y Yashuv rey de Tapnaj dijo a su gente: Sean valientes y nosotros iremos a pelear contra esos Hebreos, y haremos a ellos como ellos hicieron a la ciudad, y nosotros vengaremos la causa de la gente de la ciudad. 44 Y Yashuv rey de Tapnaj, consultó con sus consejeros en este asunto, y sus consejeros dijeron a él: Tú solo no prevalecerán contra los Hebreos, porque ellos deben ser poderosos para hacer esta obra a la ciudad entera. 45 Si dos de ellos destruyeron la ciudad completa, y ni uno se levantó contra ellos, seguramente si tú vas contra ellos, ellos se levantarán contra nosotros y nos destruirán de la misma forma. 46 Pero si tú envías a todos lo reyes alrededor de nosotros, y que ellos se junten, entonces nosotros iremos con ellos contra los hijos de Ya'akov; entonces tú prevalecerás contra ellos. 47 Y Yashuv oyó las palabras de sus consejeros, y sus palabras lo complacieron a él y a su pueblo, y él hizo así; y Yashuv el rey de Tapnaj envió a todos los reyes de los Emorim que rodeaban a Shejem y Tapnaj, diciendo: 48 Vengan conmigo y asístanme, y nosotros golpearemos al Hebreo y a todos sus hijos, y los destruiremos de la tierra, porque así hizo él a la ciudad de Shejem, ¿y ustedes no lo saben? 49 Y todos los reyes de los Emorim oyeron todo el mal que los hijos de Ya'akov hicieron a la ciudad de Shejem, y estaban grandemente asombrados con ellos. 50 Los siete reyes de los Emorim se reunieron con todos sus ejércitos, alrededor de 10,000 hombres con espadas desenfundadas, y ellos vinieron a pelear contra los hijos de Ya'akov; y Ya'akov oyó que los reyes de los Emorim se habían reunido para pelear contra sus hijos, y Ya'akov estaba grandemente temeroso, y esto lo afligió. 51 Y Ya'akov exclamó contra Shimeon y Levi, diciendo: ¿Qué es este acto que ustedes hicieron? ¿Por qué me han dañado, con traer en contra de mí a todos los hijos de Kenaan para destruirme a mí y mi casa? Porque yo estaba en descanso, aun yo y mi casa, y ustedes me han hecho esta cosa a mí, y han provocado a los habitantes de la tierra por sus procedimientos. 52 Y Yahudáh respondió a su padre , diciendo: ¿Fue por nada que 71 mis hermanos Shimeon y Levi mataron a los habitantes de Shejem? En verdad fue porque Shejem había humillado a nuestra hermana, y transgredido el mandamiento de nuestro Elohim a Noaj y sus hijos, porque Shejem agarró a nuestra hermana por la fuerza, y cometió adulterio con ella. 53 Y Shejem hizo este mal y ni uno de los habitantes de esta ciudad interfirió con él, en decir: ¿Por qué haces esto? Ciertamente por esto mis hermanos fueron y golpearon la ciudad, y YAHWEH la entregó en sus manos, porque sus habitantes habían transgredido los mandamientos de nuestro Elohim. ¿Es entonces por nada que ellos han hecho esto? 54 Y ahora, ¿po r qué estás tú temeroso y afligido, y por qué estás disgustado con mis hermanos, y por qué tu ira está rebullida contra ellos? 55 Ciertamente nuestro Elohim quien entregó la ciudad de Shejem en sus manos y sus habitantes, El también entregará en nuestras manos todos los reyes Kenaanim que están viniendo contra nosotros, y nosotros haremos a ellos como mis hermanos hicieron a Shejem. 56 Ahora, estate tranquilo acerca de ellos y echa tus temores, pero confían en YAHWEH, nuestro Elohim, y ora a El que nos asista y nos libere, y que entregue nuestros enemigos en nuestras manos. 57 Y Yahudáh llamó a uno de los sirvientes de su padre , y le dijo: Ve ahora y mira donde esos reyes, que están viniendo contra nosotros, están situados con sus ejércitos. 58 Y el sirviente fue y miró a lo lejos, y fue opuesto a la montaña de Sijon, y vio todos los campamentos de los reyes en los campos, y regresó a Yahudáh y dijo: He aquí, los reyes están situados en el campo con todos sus campamentos, un pueblo extremadamente numeroso, como la arena en la costa del mar. 59 Y Yahudáh dijo a Shimeon y Levi, y a todos sus hermanos: Fortalézcanse a si mismos y sean hijos de valor, porque YAHWEH, nuestro Elohim, está con nosotros, no les teman a ellos. 60 Párese hacia delante, cada hombre ceñido con sus armas de guerra, su arco y su espada, y nosotros iremos y pelearemos contra esos hombres incircuncisos; YAHWEH es nuestro Elohim, El nos salvará. 61 Y ellos se levantaron, y cada uno se ciñó con sus armas de guerra, grandes y pequeños, 11 hijos de Ya'akov, y todos los sirvientes de Ya'akov con ellos. 62 Y todos los sirvientes de Yitzjak que estaban con Yitzjak en Hevron, todos vinieron equipados con todo tipo de instrumentos de guerra, y los hijos de Ya'akov y sus sirvientes, siendo 112 hombres, fueron hacia esos reyes, y Ya'akov también fue con ellos. 63 Y los hijos de Ya'akov enviaron a Yitzjak el hijo de Avraham en Hevron, lo mismo es Kiryat-Arva, diciendo: Ora, te suplicamos, por nosotros a YAHWEH, nuestro Elohim, para que nos proteja de las ma nos de los Kenaanim que están viniendo contra nosotros, y entrégalos en nuestras manos. 65 Y Yitzjak el hijo de Avraham oró a YAHWEH por sus hijos, y él dijo: O YAHWEH, el Elohim Tú sí prometiste a mi padre, diciendo: Yo multiplicaré tu zera como las estrellas del cielo, y Tú también me prometiste, y Tú estableciste Tú palabra, ahora que los reyes de Kenaan están viniendo juntos, a hacer la guerra con mis hijos porque ellos no cometieron violencia. 66 Ahora, por lo tanto, O YAHWEH, el Elohim, el Elohim de toda la tierra, distorsiona, yo te pido por favor, el consejo de esos reyes para que no puedan pelear contra mis hijos. 67 E impresiona los corazones de esos reyes y sus pueblos con el terror de mis hijos y derriba su orgullo, para que ellos se vuelvan de mis hijos. 68 Y con Tu Brazo Poderoso y Tu Mano Extendida, libera a mis hijos y sus sirvientes de ellos, porque el poder y la fortaleza están en Tu Mano para hacer esto. 69 Y los hijos de Ya'akov y sus sirvientes fueron hacia esos reyes, y ellos confiaron en YAHWEH su Elohim, y mientras ellos iban, Ya'akov su padre también oró a YAHWEH, y dijo: O YAHWEH, el Elohim, poderoso y exaltado el Elohim, quien ha reinado desde días antiguos, desde ese tiempo, hasta ahora, y para siempre. 70 Tú eres El que agita las guerras y las causa cesar, en Tus Manos están el poder para exaltar y para derribar; O que mi oración sea aceptable delante de Ti y que Tú te vuelvas a mí con Tus misericordias; para impresionar los corazones de esos reyes y sus pueblos con terror de mis hijos, y aterrorizarlos en sus campamentos, y con Tu gran bondad libera a todos aquellos 72 que confían en ti, porque eres Tú quien puede traer a los pueblos bajo nosotros y reducir naciones bajo nuestro poder.

Capítulo 35
1 Y todos los reyes de los Emorim fueron y tomaron su puesto en el campo para consultar a sus consejeros qué era lo que iba a ser hecho a los hijos de Ya'akov, porque todavía tenían temor de ellos, diciendo: He aquí, dos hombres mataron a toda la ciudad de Shejem. 2 Y YAHWEH oyó las oraciones de Yitzjak y Ya'akov, y El llenó los corazones de los consejeros de esos reyes con gran temor y terror, que ellos unánimemente exclamaron: ¿Son tontos ustedes este día, o no hay entendimiento en ustedes, que ustedes pelearán con los Hebreos, y por qué tomarán deleite en su destrucción este día? 4 He aquí, dos hombres vinieron a la ciudad de Shejem sin temor o terror, y ellos mataron a todos lo habitantes de la ciudad, y ningún hombre se levantó contra ellos, y ¿cómo podrán ustedes pelear contra ellos? 5 Ciertamente ustede s saben que su Elohim está extremadamente complacido con ellos y ha hecho obras maravillosas para ellos, tales como no han sido vistas en los días de la antigüedad, y entre todos los elohim de las naciones, no hay ninguno que pueda hacer Sus obras maravillosas. 6 Ciertamente El liberó a su padre Avraham, el Hebreo, de las manos de Nimrod, y de las manos de su pueblo que muchas veces buscaron matarlo. 7 El lo liberó del fuego en el cual el rey Nimrod lo había echado, y su Elohim lo liberó de ello. 8 Y ¿quién puede hacer algo semejante? Ciertamente fue Avraham quien mató a cinco reyes de Elam, cuando ellos tocaron al hijo de su hermano cuando él vivía en Sedom. 9 Y tomó a su siervo que era fiel en su casa con algunos hombres, y ellos persiguieron a los reyes de Elam en una noche y los mataron, y restauró al hijo de su hermano toda su propiedad, cual ellos se habían llevado de él. 10 Y ciertamente ustedes conocen al Elohim de esos Hebreos está muy complacido con ellos, y ellos también están complacidos con El, porque ellos saben que El los liberó de todos su enemigos. 11 Y he aquí que por amor hacia su Elohim, Avraham tomó a su único y precioso hijo y tuvo intenciones de subirlo como ofrenda quemada a su Elohim, y si no hubiera sido por el Elohim quién le impidió hacer esto, él lo hubiera hecho por su amor por su Elohim. 12 Y el Elohim vio todas sus obras, y le juró a él, y le prometió a él, que El liberaría a sus hijos y a toda su zera de todas las tribulaciones que cayeran sobre ellos, porque él había hecho esta cosa, y por medio de su amor por su Elohim estimuló Su compasión por su hijo. 13 Y ¿no han oído ustedes lo que su Elohim hizo a Faraón rey de Mitzrayim y a Avimelej rey de Gerar, por tomar a la esposa de Avraham, quien dijo de ella: Ella es mi hermana, no sea que me maten por causa de ella, y pensó tomarla por esposa? 14 Y he aquí, nosotros mismos vimos con nuestros ojos que Esav, el hermano de Ya'akov, vino con 400 hombres con la intención de matarlo, porque él se recordó que Ya'akov se había llevado de él la bendición de su padre. 15 Y él fue a encontrarlo cuando él vino de Siria, para golpear la madre de sus hijos, y ¿quién lo liberó de sus manos sino su Elohim en quien él confió? El lo liberó de las manos de su hermano y también de las manos de sus enemigos, y por seguro El de nuevo lo protegerá. 16 ¿Quién no sabe que fue su Elohim quien los inspiró con fortaleza para ir para hacer al pueblo de Shejem el mal del cual ustedes han oído? 17 ¿Puede ser con su propia fuerza que dos hombres puedan destruir tal ciudad como Shejem si no hubiera sido por su Elohim en quien ellos confiaron? El dijo e hizo todo a ellos para matar a los habitantes de la ciudad en su ciudad. 18 Y ¿pueden ustedes prevalecer sobre ellos que se han reunido y han venido de su ciudad para pelear con todos ellos, aun si 1,000 veces su número viniera a su asistencia? 19 Cie rtamente ustedes saben y entienden que ustedes no vienen a pelear con ellos, sino que vienen a hacer la guerra a su Elohim quien los escogió a ellos, y po r lo tanto, todos ustedes han venido este día para ser destruidos. 20 Ahora, por lo tanto, absténganse de este mal cual ustedes están 73 empeñados en traer sobre ustedes, y será mejor para ustedes no ir a la batalla con ellos. 21 Y cuando los reyes de los Emorim oyeron todas las palabras de sus consejeros, sus corazones fueron llenos de terror, y ellos estaban temerosos de los hijos de Ya'akov y no pelearían contra ellos. 22 Y ellos inclinaron sus oídos a todas las palabras de sus consejeros, y ellos escucharon todas sus palabras, y las palabras de los consejeros grandemente complacieron a los reyes, y así hicieron. 23 Y los reyes se volvieron y se abstuvieron de los hijos de Ya'akov, porque ellos no se atrevían acercarse a ellos y hacer la guerra con ellos, porque estaban grandemente temerosos de ellos, y sus corazones se derritieron dentro de ellos del temor a los hijos de Ya'akov. 24 Porque esto procedió de YAHWEH hacia ellos, porque El oyó las oraciones de sus siervos Yitzjak y Ya'akov, porque ellos confiaban en El; y esos reyes regresaron a sus campamentos en ese día, cada uno a su propia ciudad, y ellos en ese tiempo no pelearon contra los hijos de Ya'akov. 25 Y los hijos de Ya'akov mantuvieron su estación opuesto a la montaña Sijon, y viendo que esos reyes no venían a pelear con ellos, los hijos de Ya'akov regresaron a casa.

Capítulo 36
1 En ese tiempo YAHWEH se apareció a Ya'akov, y le dijo: Levántate y ve a Beit-El y permanece allí, y haz allí un altar a YAHWEH quien se aparece a ti, y te ha liberado y a tus hijos de la aflicción. 2 Y Ya'akov se levantó con sus hijos y todo lo perteneciente a él, y ellos fueron y vinieron a Beit-El de acuerdo a la palabra de YAHWEH. 3 Y Ya'akov tenía 99 años de edad cuando el subió a Beit-El, y Ya'akov y sus hijos y toda la gente que estaba con él permanecieron en Beit-El en Luz, y él allí edificó un altar a YAHWEH quien se había aparecido a él, y Ya'akov y sus hijos permanecieron en Beit-El por seis meses. 4 Y en ese tiempo Devorah la hija de Uz, la nodriza de Rivkah, quien había estado con Ya'akov, murió y Ya'akov la sepultó debajo de Beit-El, bajo un roble que estaba allí. 5 Y Rivkah la hija de Betuel, la madre de Ya'akov, también murió en ese tiempo en Hevron, lo mismo que Kiryat-Arva, y ella fue sepultada en la cueva de Majpelah que Avraham había comprado de los hijos de Het. 6 Y la vida de Rivkah fue de 133 años, y ella murió y cuando Ya'akov oyó que su madre Rivkah estaba muerta, él lloró amargamente por su madre, e hizo gran luto por ella, y por Devorah la nodriza debajo del roble, y llamó el nombre de ese lugar Alon-Bajut. 7 Y Lavan el Sirio [Arameo] murió en esos días, porque el Elohim lo golpeó porque él transgredió el pacto que existía entre él y Ya'akov. 8 Y Ya'akov era de 100 años de edad cuando YAHWEH se le apareció a él, y lo bendijo y llamó su nombre Yisra'el, y Rajel la esposa de Ya'akov fue preñada en esos días. 9 Y en ese tiempo Ya'akov y todo lo perteneciente a él viajó de Beit-El a la casa de su padre , a Hevron. 10 Y mientras ellos iban en el camino, y aun faltaba un poco de camino hasta Efrat, Rajel dio a luz un hijo y ella tuvo un fuerte paritorio y ella murió. 11 Y Ya'akov la sepultó en el camino a Efrat, cual es Beit-Lejem, y él puso un pilar sobre su tumba, cual está allí hasta este día; y los días de Rajel fueron 45 años y ella murió. 12 Y Ya'akov llamó el nombre de su hijo que fue nacido a él, cual Rajel dio a luz para él, Binyamin, porque él le fue nacido en el camino a su mano derecha. 13 Y fue después de la muerte de Rajel, que Ya'akov plantó su tienda en la tienda de su sirvienta Bilhah. 14 Y Reuven estaba celoso por su madre Leah a causa de esto, y él fue lleno de ira, y él se levantó en su ira y entró en la tienda de Bilhah, y él removió de ese lugar, la cama de su padre. 15 En ese momento la porción de primogenitura, junto con los oficios majestuoso [de rey] y de kohen fueron removidos de los hijos de Reuven, porque él había profanado la cama de su padre, y la primogenitura fue dada a Yosef, el oficio majestuoso [de rey], y el oficio de kohen fue de Levi, porque Reuven había profanado la cama de su padre. 16 Y estas son las generaciones de Ya'akov que fueron nacidas a él en Padam-Aram, y los hijos de Ya'akov fueron 12. 17 Los hijos de Leah fueron Reuven el 74 primogénito, y Shimeon, Levi, Yahudáh, Yissajar, Zevulun, y su hermana Dinah; y los hijos de Rajel fueron Yosef y Binyamin. 18 Y los hijos de Zilpah, la sirvienta de Leah, fueron Gad y Asher, y los hijos de Bilhah, la sirvienta de Rajel, fueron Dan y Naftali; esos son los hijos de Ya'akov que fueron nacidos a él en Padam-Aram. 18 Y Ya'akov y sus hijos y todo lo perteneciente a él viajaron y vinieron a Mamre , cual es Kiryat-Arva, que es Hevron, donde Avraham y Yitzjak se quedaron, y Ya'akov y sus hijos y todo lo perteneciente a él vivieron con su padre en Hevron. 20 Y su hermano Esav y sus hijos, fueron a la tierra de Seir y vivieron allí, y tuvieron posesiones en la tierra de Seir, y los hijos de Esav fueron fructíferos, y se multiplicaron en extremo en la tierra de Seir. 21 Y estas son las generaciones de Esav que fueron nacidas a él en la tierra de Kenaan, y los hijos de Esav fueron cinco por todos. 22 Y Adah dio a luz para Esav su primogénito Elifaz, y ella también dio a luz para él a Reuel, y Alibamah le dio a luz para él a Yeush, Yaalam y Ko raj. 23 Estos son los hijos de Esav que fueron nacidos a él en la tierra de Kenaan, y los hijos de Elifaz el hijo de Esav fueron Teman, Omar, Ze fo, Gatam, Kenaz y Amalek, y los hijos de Reuel fueron Najat, Zeraj, Shamah y Mizzah. 24 Y los hijos de Yeush fueron Timnah, Alvah y Yetet; y los hijos de Yaalam fueron Alah, Finor y Kenaz. 25 Y los hijos de Koraj fueron Teman, Mibzar, Magdiel y Eram; esas son las familias de los hijos de Esav de acuerdo a sus ducados en la tierra de Seir. 26 Y estos son los nombres de los hijos de Seir el Hori, habitantes de la tierra de Seir, Lotan, Shobal, Zibeon, Anah, Dishan, Ezer y Dishon, siendo siete hijos. 27 Y los hijos de Lotan fueron Hori, Heman y su hermana Timna, esa es la Timna que vino a Ya'akov y sus hijos, y ellos no le dieron oído a ella, y ella fue y se hizo concubina de Elifaz el hijo de Esav, y le dio a luz para él a Amalek. 28 Y los hijos de Shoval fueron Alvan, Manahat, Ebal, Shefo, y Onam, y los hijos de Zibeon fueron Ajah y Anah, este fue e Anah que encontró al Yemim en el desierto cuando él alimentó los asnos de Zibeon su padre . 29 Y mientras estaba alimentando los asnos de su padre él los llevó al desierto a diferentes tiempos para alimentarlos. 30 Y hubo un tiempo que él los trajo a uno de los desiertos en la costa del mar, opuesto al desierto del pueblo, y mientras los estaba alimentando, he aquí que una tormenta fuerte vino del otro lado del mar, y descansó sobre los asnos que se estaban alimentando allí, y ellos todos se quedaron quietos. 31 Y después de eso como 120 grandes y terribles animales salieron del desierto del otro lado del mar, y ellos todos vinieron donde los asnos estaban. 32 Y esos animales de la mitad para abajo eran en la forma de los hijos de los hombres, y de la mitad hacia arriba algunos tenían la semejanza de osos y otros en la semejanza de leones con rabos detrás de ellos desde sus hombros hasta llagando a la tierra, como los rabos de leones y esos animales vinieron y se montaron sobre los asnos, y se los llevaron, y ellos se fueron hasta este día. 33 Y uno de esos animales se acercó a Anah y lo golpeó con su rabo, y se fue de ese lugar. 34 Y cuando él vio esta obra él estaba en extremo temeroso por su vida, y él huyó y escapó a la ciudad. 35 Y él relató a sus hijos y hermanos todo lo que le había sucedido a él y muchos hombres fueron a buscar los asnos pero no los pudieron encontrar, y Anah y sus hermanos no fueron más a ese lugar desde ese día en adelante, porque estaban tremendamente atemorizados por sus vidas. 36 Y los hijos de Anah el hijo de Seir, fueron Dishan y su hermana Allibamah, los hijos de Dishan fueron Hemdan, Eshban, Itran y Heran, y los hijos de Ezer fueron Bilhan, Zaavan y Akan, y los hijos de Dishon fueron Uz y Aran. 37 Esas son las familias de los hijos de Seir el Hori, de acuerdo a sus ducados en la tierra de Seir. 38 Y Esav y sus hijos vivieron en la tierra de Seir el Hori, el habitante de la tierra, y ellos tuvieron posesiones en ella y fueron fructíferos y se multiplicaron en extremo; y Ya'akov y sus hijos y todo lo perteneciente a él, vivieron con su padre Yitzjak en la tierra de Kenaan, como YAHWEH había ordenado a Avraham su padre.

Capítulo 37
1 En el año 105 de la vida de Ya'akov, esto es, el noveno año de Ya'akov haber hecho su hogar en la tierra de Kenaan, él vino de Padam-Aram. 2 Y en aquellos días Ya'akov viajó con sus hijos de Hevron y ellos regresaron a la ciudad de Shejem, ellos y todo lo que les pertenecía, porque los hijos de Ya'akov obtuvieron buena y jugosa tierra de pastizales para su ganado en la ciudad de Shejem; la ciudad de Shejem, habiendo sida reedificada, y había allí 300 hombres y mujeres. 3 Y Ya'akov y sus hijos y todo lo que él poseía vivieron en la parte del campo que Ya'akov había comprado a Hamor el padre de Shejem, cuando él vino de Padam-Aram antes de que Shimeon y Levi golpearan la ciudad de Shejem. 4 Y todos esos reyes de los Kenaanim y los Emorim que rodeaban la ciudad de Shejem, oyeron que los hijos de Ya'akov de nuevo habían venido y vivían allí. 5 Y ellos dijeron: ¿Habrán venido de nuevo los hijos de Ya'akov a vivir en la ciudad que ellos destruyeron, y golpearon a sus habitantes y los echaron? ¿Habrán regresado también ahora para echar a esos que quedan en sus hogares en la ciudad o matarlos? 6 Todos los reyes de Kenaan de nuevo se reunieron, y ellos vinieron a hacer la guerra contra Ya'akov y sus hijos. 7 Y Yashuv el rey de Tapnaj envió también a todos los reyes vecinos, a Elan rey de Gash, y a Ijuri rey de Shiloh, y a Paraton rey de Hazar, y a Susi rey de Sarton, y a Lavan rey de Beit-Horan, y a Shavir rey de Otney-Mah, diciendo: 8 Vengan y asístanme y vamos a golpear a Ya'akov y sus hijos, y todo lo que pertenece a él, porque de nuevo han venido a Shejem para poseerla y matar a todos sus habitantes como antes. 9 Y todos estos reyes se reunieron juntos y vinieron con sus campamentos, una gente abundante en extremo como la arena en la costa del mar, y todos ellos estaban opuesto a Ta pnaj. 10 Y Yashuv el rey de Tapnaj fue a ellos y con todo su ejército y él acampó con ellos opuesto a la ciudad de Tapnaj, fuera de ella; y todos esos reyes se dividieron en siete divisiones, siendo siete campamentos contra los hijos de Ya'akov. 11 Y ellos enviaron una declaración a Ya'akov y sus hijos, diciendo: Vengan todos a nos0tros para que podemos tener una entrevista, juntos en la planicie, y vengar la causa de los hombres de Shejem a quien ustedes mataron en la ciudad, y ahora ustedes regresan a la ciudad de Shejem para vivir en ella y matar a todos los habitantes como antes. 11 Y los hijos de Ya'akov oyeron esto y su ira fue rebullida en extremo a las palabras de los reyes de Kenaan, y diez de los hijos de Ya'akov se apresuraron y se levantaron, cada uno de ellos ceñido con sus armas de guerra; y había 102 de sus sirvientes equipados con atavíos de batalla. 13 Y todos esos hombres, los hijos de Ya'akov con sus sirvientes, fueron hacia esos reyes, y Ya'akov su padre estaba con ellos, y ellos todos se pararon sobre el montículo de Shejem. 14 Y Ya'akov oró a YAHWEH por sus hijos, y él extendió sus manos a YAHWEH y dijo: O Elohim, Tú eres un Elohim Todopoderoso, Tú eres nuestro Padre, y Tú nos formaste y nosotros somos las obras de Tus Manos; yo oro que Tú liberes a mis hijos de las manos de sus enemigos, quienes hoy han venido a pelear con ellos y sálvalos de sus manos, porque en Tu Mano está el Poder y Fortaleza, para salvar a los pocos de los muchos. 15 Y da a mis hijos Tus siervos la fortaleza de corazón y poder para pelear contra sus enemigos, y subyugarlos, y que hagan que sus enemigos caigan delante de ellos, y no dejes que mis hijos y sus sirvientes mueran por medio de las manos de los hijos de Kenaan. 16 Pero si perece bueno a Tus ojos tomar la vida de mis hijos y sus sirvientes, tómalos en Tu gran misericordia por medio de las manos de tus ministros, que ellos no perezcan en este día por las manos de los reyes de los Emorim. 17 Y cuando Ya'akov cesó de orar a YAHWEH la tierra se estremeció de su lugar, y el sol se oscureció, y todos esos reyes fueron aterrorizados y una gran consternación los sobrecogió. 18 Y YAHWEH escuchó a la oración de Ya'akov, y YAHWEH impresionó los corazones de los reyes y sus hordas con terror y sobrecogimiento de los hijos de Ya'akov. 19 Porque YAHWEH los causó oír la voz de carruajes, y la voz de caballos poderosos de los hijos de Ya'akov, y la voz de un gran ejército acompañándolos. 20 76 Y esos reyes fueron sobrecogidos con gran terror, y mientras ellos estaban en sus campamentos, he aquí que los hijos de Ya'akov avanzaron sobre ellos, con 112 hombres, con gran y tremenda gritería. 21 Y cuando los reyes vieron a los hijos de Ya'akov avanzando sobre ellos, aún fueron más golpeados con pánico, y fueron inclinados a retroceder de los hijos de Ya'akov como la primera vez, y a no pelear con ellos. 22 Pero ellos no retrocedieron, diciendo: Sería una deshonra para nosotros que dos veces retrocedamos de los hijos de los Hebreos. 23 Y los hijos de Ya'akov se acercaron y avanzaroncontra todos esos reyes y sus ejércitos, y ellos vieron, y he aquí que era un pueblo muy poderoso, numeroso como la arena a la costa del mar. 24 Y los hijos de Ya'akov clamaron a YAHWEH, y dijeron: Ayúdanos O YAHWEH, ayúdanos y respóndenos, porque nosotros confiamos en Ti, y no nos dejes morir a las manos de esos incircuncisos, quienes este día han venido sobre nosotros. 25 Y los hijos de Ya'akov ceñidos con sus armas de guerra, ellos tomaron en sus manos cada uno sus escudos y sus jabalinas, y ellos se acercaron a la batalla. 26 Y Yahudáh el hijo de Ya'akov, corrió primero delante de sus hermanos, y diez de sus sirvientes con él, y él fue hacia esos reyes. 27 Y Yashuv rey de Tapnaj, también vino primero con su ejército hacia Yahudáh, y Yahudáh vio a Yashuv y su ejército viniendo hacia él, y la ira de Yahudáh fue rebullida, y su furia quemó dentro de él, y él se acercó a la batalla en la cual Yahudáh arriesgó su vida. 28 Y Yashuv y todo su ejército estaban avanzando hacia Yahudáh, y él montaba un caballo muy fuerte y poderoso, y Yashuv era un hombre muy valiente, y cubierto con hierro y bronce de los pies a cabeza, 29 Y mientras él estaba sobre su caballo él lanzó flechas hacia delante y hacia atrás, y era su coxtumbre en todas sus batallas, y él nunca falló el lugar hacia donde apuntaba sus flechas. 20 Y cuando Yashuv vino a pelear contra Yahudáh, YAHWEH ató la mano de Yashuv, y todas las flechas que él lanzó rebotaron contra sus propios hombres. 31 Y a pesar de esto, Yashuv siguió avanzando hacia Yahudáh, para retarlo con las flechas, pero la distancia entre ellos era como de treinta codos, y cuando Yahudáh vio a Yashuv lanzando flechas contra él, él corrió con su poder excitado por su ira. 32 Y Yahudáh tomó una piedra grande del suelo, y su peso era de 60 shekels, y Yahudáh corrió hacia Yashuv, y con la piedra lo golpeó en su escudo, y Yashuv fue aturdido con el golpe, y cayó de su caballo a tierra. 30 Y el escudo se rompió en pedazos en las manos de Yashuv, y por la fuerza del golpe saltó a la distancia de 15 codos, y el escudo cayó delante del segundo campamento. 34 Y todos los reyes que vinieron con Yashuv vieron a la distancia la fuerza de Yahudáh, el hijo de Ya'akov, y lo que él había hecho a Yashuv, y ellos estaban tremendamente temerosos de Yahudáh. 35 Y ellos se reunieron cerca del campamento de Yashuv, viendo su confusión, y Yahudáh golpeó 42 hombres del campamento de Yashuv, y todo el campamento de Yashuv huyó delante de Yahudáh, ningún hombre soportó contra él, y ellos dejaron a Yashuv y huyeron de él, y Yashuv aún estaba postrado sobre la tierra. 36 Y Yashuv viendo que todos los hombres de su campamento huyeron de él, se apresuró y se levantó con terror contra Yahudáh, y se paró sobre sus piernas opuesto a Yahudáh. 37 Y Yashuv tuvo un solo combate con Yahudáh, poniendo escudo contra escudo, y los hombres de Yashuv todos huyeron, porque estaban grandemente atemorizados por Yahudáh. 38 Y Yashuv tomó su lanza en su mano para golpear a Yahudáh en su cabeza, pero Yahudáh rápidamente había puesto su escudo sobre su cabeza contra la lanza de Yashuv, así el escudo de Yahudáh recibió el golpe de la lanza de Yashuv, y el escudo fue quebrado en dos. 39 Y cuando Yahudáh vio que su escudo había sido roto, él con rapidez desenfundó su espada y golpeó a Yashuv en sus tobillos, y cortó sus pies de modo que Yashuv cayó a tierra, y la lanza cayó de su mano. 40 Y Yahudáh rápidamente recogió la lanza de Yashuv, y con ella cortó su cabeza y la echó junto a sus pies. 41 Y cuando los hijos de Ya'akov vieron lo que Yahudáh había hecho a Yashuv, ellos todos corrieron hacia los rangos de los otros reyes, y los hijos de Ya'akov pelearon contra el ejército de Yashuv, y los ejércitos de los otros reyes que 77 estaban allí. 42 Y los hijos de Ya'akov causaron a 15,000 de sus hombres caer, y ellos los golpearon como si golpeando calabazas, y el resto huyeron por sus vidas. 43 Y Yahudáh aún estaba parado junto al cuerpo de Yashuv, y despojó a Yashuv de su cota de malla. 44 Y Yahudáh también tomó el hiero y el bronce que estaba junto a Yashuv, y he aquí que nueve hombres de los capitanes de Yashuv vinieron a pelear contra Yahudáh. 45 Y Yahudáh se apresuró y tomó una piedra del suelo, y con ella golpeó a uno de ellos en la cabeza, y su cráneo fue fracturado, y el cuerpo también cayó de su caballo a tierra. 46 Y los ocho capitanes que quedaban, viendo la fuerza de Yahudáh, fueron grandemente atemorizados y huyeron, y Yahudáh con sus diez hombres los persiguieron, y ellos los alcanzaron y los mataron. 47 Y los hijos de Ya'akov aún estaban golpeando los ejércitos de los reyes, y ellos mataron a muchos de ellos, pero esos reyes osadamente guardaron su lugar con sus capitanes, y no retrocedieron de sus lugares, y ellos exclamaron contra aquellos de sus ejércitos que huyeron de los hijos de Ya'akov, pero ninguno les quiso escuchar, y ellos estaban atemorizados por sus vidas no fuera que murieran. 48 Y todos los hijos de Ya'akov, después de haber golpeado los ejércitos de los reyes, regresaron y fueron delante de Yahudáh, y Yahudáh todavía estaba matando a los ocho capitanes de Yashuv, y despojándolos de sus atuendos. 49 Y Levi vio a Elon rey de Gaash, avanzando hacia él, con 14 capitanes para golpearlo a tierra, pero Levi no lo sabía con certidumbre. 50 Y Elon con sus capitanes se aproximó más cerca, y Levi miró hacia atrás y vio que esa batalla fue prendida en su retaguardia, y Levi corrió con 12 de sus sirvientes, y ellos fueron y mataron a Elon con sus capitanes a filo de espada.

Capítulo 38. La ciudad de Hazar
1 E Ijuri rey de Shiloh vino a asistir a Elon, y él se acercó a Ya'akov, cuando Ya'akov cogió su arco que estaba en su mano y con él golpeó a Ijuri y causó su muerte. 2 Y cuando Ijuri rey de Shiloh estaba muerto, los cuatro reyes que quedaban huyeron con sus capitanes, y ellos intentaron retroceder, diciendo: Nosotros no tenemos más fuerza con los Hebreos después que han matado a estos tres reyes y sus capitanes quienes eran más poderosos que lo que somos nosotros. 3 Y cuando los hijos de Ya'akov vieron que los reyes que quedaban se removieron de su estación, ellos los persiguieron, y Ya'akov también vino desde el montículo de Shejem del lugar donde estaba parado, y ellos fueron tras los reyes y se aproximaron con sus sirvientes. 4 Y los reyes y los capitanes con el resto de sus ejércitos, viendo que los hijos de Ya'akov se acercaban a ellos, estaban temerosos de sus vidas y huyeron hasta que llegaron a la ciudad de Hazar. 5 Y los hijos de Ya'akov los persiguieron hasta las puertas de la ciudad de Hazar, y ellos los golpearon con un gran derribamiento entre los reyes y sus ejércitos, alrededor de 4,000 hombres, y mientras ellos estaban golpeando a los ejércitos de los reyes, Ya'akov estaba ocupado con su arco limitándose a golpear a tierra los reyes, y él los mató a todos. 6 Y él mató a Paraton rey de Hazar a las puertas de la ciudad de Hazar, y después golpeó a Susi el rey de Sarton, y a Lavan rey de Beit-Horin, y a Shavir rey de Majnaymah, y él los mató a todos con flechas, una flecha para cada uno de ellos, y ellos murieron. 7 Y los hijos de Ya'akov viendo que todos los reyes estaban muertos, y que ellos estaban quebrantados y retrocediendo, continua ron trabando batalla con los ejércitos de los reyes opuesto a las puertas de Hazar, y aun golpearon a 400 de sus hombres. 8 Y tres hombres de los sirvientes de Ya'akov cayeron en esa batalla, y cuando Yahudáh vio que tres de sus sirvientes habían muerto, él se entristeció grandemente, y su furia quemó dentro de él contra los Emorim. 9 Y todos los hombres que quedaron de los ejércitos de los reyes estaban grandemente temerosos pos sus vidas, y ellos corrieron y rompieron las puertas de los muros de la ciudad de Hazar, y entraron a la ciudad para seguridad. 10 Y ellos se escondieron en el medio de la ciudad de Hazar, pues la 78 ciudad de Hazar era muy grande y extensa, y cuando todos esos ejércitos habían entrado en la ciudad, los hijos de Ya'akov corrieron tras ellos hacia la puerta de la ciudad. 11 Y cuatro hombres poderosos, experimentados en batalla, salieron de la ciudad y se pararon a la entrada de la ciudad, con espadas desenfundadas y flechas en sus manos, y se pusieron opuesto a tos hijos de Ya'akov, y no los dejaban entrar en la ciudad. 13 Y Naftali corrió y se puso en medio de ellos y con su espada golpeó a dos de ellos y cortó sus cabezas con un solo golpe. 13 Y él se volvió a los otros dos, y he aquí que ellos habían huido, y él los persiguió, los alcanzó, y los golpeó y los mató. 14 Y los hijos de Ya'akov vinieron a la ciudad y vieron, y he aquí que había otro muro para la ciudad, y ellos buscaron la puerta del muro pero no la encontraron, y Yahudáh saltó al tope del muro, y Shimeon y Levi le siguiero n, y ellos tres descendieron del muro a la ciudad. 15 Y Shimeon y Levi mataron a todos los hombres que corrieron hacia la seguridad en la ciudad, y también a los habitantes de la ciudad con sus esposas y pequeños, ellos los mataron a filo de espada, y los gritos de la ciudad ascendieron al cielo. 16 Y Dan y Naftali saltaron hacia el tope del muro para ver lo que causaba el ruido de la lamentación, y los hijos de Ya'akov estaban ansiosos por sus hermanos, y ellos oyeron a los habitantes de la ciudad hablando y sollozando y suplicando, diciendo: Tomen todo lo que poseemos en la ciudad y váyanse, sólo que no nos pongan a muerte. 17 Y cuando Yahudáh, Shimeon y Levi habían cesado de golpear a los habitantes de la ciudad, ellos ascendieron al muro y llamaron a Dan y Naftali, quienes estaban sobre el muro, y al resto de sus hermanos, y Shimeon y Levi les informaron de la entrada a la ciudad, y los hijos de Ya'akov vinieron a coger el botín. 18 Y los hijos de Ya'akov cogieron el botín de la ciudad de Hazar, los rebaños y manadas, y se fueron ese día de la ciudad. 19 Y el próximo día los hijos de Ya'akov fueron a Sarton, porque ellos oyeron que los hombres de Sarton que habían permanecido en la ciudad se estaban reuniendo para pelear contra ellos por haber matado a su rey, y Sarton era una ciudad muy alta y fortificada, y tenía un profundo terraplén rodeando a la ciudad. 50 Y el pilar de Sarton era cerca de 50 codos y ancho 40 codos, y no había lugar para un hombre entrar en la ciudad a causa del terraplén, y los hijos de Ya'akov vieron el terraplén de la ciudad, y ellos buscaron una entrada pero no la pudieron encontrar. 21 Porque la entrada a la ciudad estaba en la parte posterior, y todo hombre que deseaba entrar en la ciudad, venía por el camino e iba todo alrededor de toda la ciudad, y después entraba en la ciudad. 22 Y los hijos de Ya'akov viendo que ellos no encontraban el camino hacia dentro de la ciudad, su ira fue grandemente rebullida, y los habitantes de la ciudad viendo que los hijos de Ya'akov estaban viniendo a ellos estaban grandemente temerosos de ellos, porque ellos habían oído de su fuerza y lo que habían hecho a Hazar. 23 Y los habitantes de la ciudad de Sarton no podían salir hacia los hijos de Ya'akov después de haberse reunido en la ciudad contra ellos, no fuera que ellos entraran en la ciudad, pero cuando ellos vieron que venían contra ellos, estaban grandemente atemorizados, porque habían oído de su fuerza y lo que habían echo a Hazar. 24 Así que los habitantes de Sarton rápidamente vinieron y quitaron de su lugar el puente del camino a la ciudad, antes de que los hijos de Ya'akov vinieran, y lo trajeron dentro de la ciudad. 25 Y los hijos de Ya'akov vinieron y buscaron al camino a la ciudad, y no lo pudieron encontrar, y los habitantes de Sarton subieron al tope del muro, y he aquí que los habitantes de Sarton vieron que los hijos de Ya'akov buscaban una entrada a la ciudad. 26 Y los habitantes de la ciudad reprocharon a los hijos de Ya'akov desde el tope del muro, y ellos los maldijeron, y los hijos de Ya'akov oyeron los reproches, y ellos fueron muy indignados, y su furia quemó dentro de ellos. 27 Y los hijos de Ya'akov fueron provocados contra ellos, y todos se levantaron y saltaron por sobre el terraplén con la fuerza de su fortaleza, y por su poderío pasaron 40 codos de ancho del terraplén. 28 Y cuando ellos habían pasado el terraplén se pararon bajo el muro de la ciudad, y encontraron todas las puertas de la ciudad cerradas con barrotes de hierro. 29 Y los hijos de Ya'akov vinieron cerca de rompe r las puertas de la 79 entrada de la ciudad, pero los habitantes no los dejaron, porque desde el tope del muro ellos estaban tirando piedras y flechas a ellos. 30 Y el número de la gente que estaba sobre el muro era como de 400, y cuando los hijos de Ya'akov vieron que la gente de la ciudad no los dejaban abrir las puertas de la ciudad, ellos saltaron y ascendieron al tope del muro, y Yahudáh fue primero a la parte este de la ciudad. 31 Y Gad y Asher siguieron tras él y fueron a la esquina oeste de la ciudad, y Shimeon y Levi a la parte norte, y Dan y Reuven al sur. 32 Y los hombres que estaban en el tope del muro, los habitantes de la ciudad, viendo que los hijos de Ya'akov estaban viniendo hacia ellos, ellos todos huyeron del muro, descendieron a la ciudad, y se escondieron en medio de la ciudad. 33 Y Yissajar y Naftali, que permanecieron al pie del muro, se acercaron y rompieron las puertas de la ciudad, y prendieron un fuego en las puertas de la ciudad, el hierro se fundió, y todos los hijos de Ya'akov entraron en la ciudad, ellos y todos sus hombres, y ellos pelearon con los habitantes de la ciudad de Sarton, y los golpearon a filo de espada, y ningún hombre soportó delante de ellos. 34 Alrededor de 200 hombres huyeron de la ciudad, y ellos todos fueron a esconderse en cierta torre en la ciudad, y Yahudáh los persiguió hasta la torre y él quebró la torre , cual cayó sobre los hombres, y todos murieron. 35 Y los hijos de Ya'akov subieron por el camino del techo de esa torre, y ellos miraron, y he aquí que había otra torre fuerte y alta a una distancia en la ciudad, y el tope de ella llegaba al cielo, y los hijos de Ya'akov se apresuraron y descendieron, y ellos fueron con todos sus hombres hacia esa torre, y la encontraron llena con 300 hombres, mujeres y pequeños. 36 Y los hijos de Ya'akov golpearon con gran derribamiento entre esos hombres en la torre y ellos corrieron y huyeron de ellos. 37 Y Shimeon y Levi los persiguieron, cuando doce hombres valientes y poderosos salieron del lugar donde se habían escondido. 38 Y esos doce hombres mantuvieron fuerte batalla contra Shimeon y Levi, y Shimeon y Levi no podían prevalecer sobre ellos, y esos hombres valientes quebraron los escudos de Shimeon y Levi, y uno de ellos golpeó en la cabeza de Levi con su espada, cuando Levi de prisa llevó su mano a su cabeza, porque tenía temor de la espada, y la espada se clavó en la mano de Levi, y faltó poco para que la mano de Levi fuera cortada. 39 Y Levi agarró la espada del hombre valiente en su mano, y la cogió a la fuerza del hombre, y con ella golpeó a la cabeza del hombre poderoso y cortó su cabeza. 40 Y once hombres se acercaron para pelear con Levi, porque ellos vieron que uno de ellos había muerto, y los hijos de Ya'akov pelearon pero los hijos de Ya'akov no podían prevalecer sobre ellos, porque esos hombres eran muy poderosos. 41 Y los hijos de Ya'akov viendo que no podían prevalecer contra ellos, Shimeon dio un alto y tremendo aullido, y los once hombres poderosos fueron aturdidos con la voz del aullido de Shimeon. 42 Y Yahudáh a la distancia conoció la voz del aullido de Shimeon, y Naftali y Yahudáh corrieron con sus escudos a Shimeon y Levi, y los encontraron peleando con esos hombres poderosos, sin poder prevalecer sobre ellos puesto que sus escudos estaban rotos. 43 Y Naftali vio que los escudos de Shimeon y Levi estaban rotos, y él tomó dos escudos de sus sirvientes y los trajo a Shimeon y Levi. 44 Y Shimeon y Levi y Yahudáh en ese día pelearon ellos tres contra esos once hombres poderosos hasta la puesta del sol, pero no pudieron prevalecer sobre ellos. 45 Y esto fue dicho a Ya'akov y él fue profundamente entristecido, y él oró a YAHWEH, y él y Naftali su hijo fueron contra esos hombres poderosos. 46 Y Ya'akov se acercó y sacó su arco, y vino cerca de los hombres poderosos, y mató a tres de sus hombres con su arco, y los ocho remanentes se volvieron, y he aquí que la guerra estaba trabada contra ellos al frente y la retaguardia, y ellos estaban grandemente atemorizados pos sus vidas, y no podían soportar delante de los hijos de Ya'akov, y ellos huyeron de delante de ellos. 47 Y en su huída ellos se encontraron con Dan y Asher viniendo hacia ellos, y ellos de repente cayeron sobre ellos, y pelearon con ellos, y mataron a dos de ellos, y Yahudáh y sus hermanos los persiguieron, y golpearon los que quedaban de ellos, y los mataron. 48 Y todos los hijos de Ya'akov regresaron y caminaron 80 alrededor de la ciudad, buscando para ver si podían encontrar algún hombre , y encontraron a 20 jóvenes en una cueva en la ciudad, y Gad y Ashe r los golpearon a todos, y Dan y Naftali fueron tras el resto de los hombres que habían huido y escapado de la segunda torre , y ellos los golpearon a todos. 49 Y los hijos de Ya'akov golpearon a todos los habitantes de la ciudad de Sarton, pero a las mujeres y a los pequeños ellos dejaron en la ciudad y no los mataron. 50 Y todos los habitantes de Sarton eran hombres poderosos, uno de ellos perseguiría a 1,000, y dos de ellos no huirían de 10,000 del resto de los hombres. 51 Y los hijos de Ya'akov mataron a todos los habitantes de la ciudad de Sarton con el filo de la espada, ningún hombre pudo soportar contra ellos, y ellos dejaron a las mujeres en la ciudad. 52 Y los hijos de Ya'akov tomaron todo el botín de la ciudad, y capturaron lo que ellos desearon, y tomaron rebaños y manadas y propiedad de la ciudad, y los hijos de Ya'akov hicieron a Sarton y sus habitantes lo que habían hecho a Hazar y sus habitantes, y ellos se volvieron y se fueron.

Capítulo 39
1 Y cuando los hijos de Ya'akov salieron de la ciudad de Sarton, ellos habían recorrido 200 codos cuando en encontraron con las habitantes de Tapnaj viniendo hacia ellos, porque fueron a pelear con ellos, porque ellos habían golpeado al rey de Tapnaj y a todos sus hombres. 2 Así que todos los que quedaron en la ciudad de Tapnaj, vinieron a pelear con los hijos de Ya'akov, y ellos pensaron coger de ellos el botín y el saqueo que habían capturado de las ciudades de Sarton y Hazar. 3 Y el resto de los hombres de Tapnaj pelearon con los hijos de Ya'akov en ese lugar, y los hijos de Ya'akov los golpearon, y ellos huyeron delante de los hijos de Ya'akov, y los persiguieron hasta la ciudad de Arbelan, y ellos cayeron delante de los hijos de Ya'akov. 4 Y los hijos de Ya'akov regresaron y vinieron a la ciudad de Tapnaj, para llevarse el botín de Tapnaj, y cuando vinieron a Tapnaj ellos oyeron que la gente de Arbelan había salido a encontrase con ellos para salvar el botín de sus hermanos, y los hijos de Ya'akov dejaron diez de sus hombres en Tapnaj para saquear la ciudad, y ellos salieron hacia la gente de Arbelan. 5 Y los hombres de Arbelan salieron con sus esposas para pelear contra los hijos de Ya'akov, porque sus esposas eran experimentadas en batalla, y ellos salieron cerca de 400 hombres y mujeres. 6 Y los hijos de Ya'akov gritaron a gran voz, y ellos corrieron hacia los habitantes de Arbelan, con una gran y tremenda voz. 7 Y los habitantes de Arbelan oyeron el ruido de la gritería de los hijos de Ya'akov, y su rugido como el rugido de leones, y como el bramido del mar y sus olas. 8 Y temor y terror poseyeron sus corazones por causa de los hijos de Ya'akov, y ellos estaban terriblemente atemorizados de ellos, y ellos retrocedieron y huyeron de delante de ellos hacia dentro de la ciudad, y los hijos de Ya'akov los persiguieron hasta la puerta de la ciudad, y vinieron sobre ellos en la ciudad. 9 Y los hijos de Ya'akov pelearon con ellos en la ciudad, y todas sus mujeres estaban ocupadas con la honda contra los hijos de Ya'akov, y el combate fue muy severo entre ellos todo el día hasta el anochecer. 10 Y los hijos de Ya'akov no podían prevalecer contra ellos, y los hijos de Ya'akov casi perecieron en esa batalla, y los hijos de Ya'akov clamaron a YAHWEH y grande mente cobraron fuerzas hacia el anochecer, y los hijos de Ya'akov golpearon a todos los habitantes de Arbelan a filo de espada, hombres, mujeres y pequeños. 11 Y también los que quedaban de la gente que había huido de Sarton, los hijos de Ya'akov los golpearon en Arbelan, y los hijos de Ya'akov hicieron a Arbela n y Tapnaj lo que ellos hicieron a Hazar y Sarton, y cuando las mujeres vieron que todos los hombres estaban muertos, ellas fueron sobre las azoteas de la ciudad ellas golpearon a los hijos de Ya'akov echando sobre ellos una lluvia de piedras. 12 Y los hijos de Ya'akov se apresuraron y vinieron dentro de la ciudad y cogieron a todas las mujeres y las pasaron por el filo de la espada, y los hijos de Ya'akov capturaron todo el 81 botín y saqueo, rebaños y manadas y reses. 13 Y los hijos de Ya'akov hicieron a Majnaymah como ellos habían hecho a Tapnaj, y a Hazar y a Shiloh y ellos se volvieron de allí y se fueron. 14 Y en el quinto día los hijos de Ya'akov oyeron que la gente de Gaash se había reunido contra ellos para batalla, porque ellos habían matado a sus reyes y capitanes, porque allí había 14 capitanes en la ciudad de Gaash, y los hijos de Ya'akov los habían matado a todos en la primera batalla. 15 Y los hijos de Ya'akov ese día se ciñeron con las armas de batalla, y ellos marcharon a la batalla contra los habitantes de Gaash, y en Gaash había un pueblo fuerte y poderoso del pueblo de los Emorim, y Gaash era la más fuerte y fortificada ciudad de los Emorim, y tenía tres muros. 16 Y los hijos de Ya'akov vinieron a Gaash y encontraron las puertas a la ciudad cerradas, y como 500 parados en el tope del muro externo, y un pueblo tan numeroso como la arena en la costa del mar estaban en emboscada para los hijos de Ya'akov fuera de la ciudad en la parte posterior. 17 Y los hijos de Ya'akov se acercaron para abrir las puertas de la ciudad, y mientras ellos se estaban acercando, y he aquí que aquellos que estaban en emboscada en la parte posterior salieron de sus lugares y rodearon a los hijos de Ya'akov. 18 Y los hijos de Ya'akov estaban encerrados entre la gente de Gaash, y la batalla estaba ambos delante y detrás de ellos, y todos los hombres que estaban sobre el muro, estaban tirando sobre ellos flechas y piedras. 19 Y Yahudáh viendo que los hombres de Gaas h se estaban poniendo muy fuertes para ellos, dio el más penetrante y tremendo aullido, y todos los hombres de Gaash estaban aterrorizados a la voz del grito de Yahudáh, y hombres cayeron del muro a causa de su poderoso aullido, y todos aquellos que estaban fuera y dentro de la ciudad estaban tremendamente atemorizados por sus vidas. 20 Y los hijos de Ya'akov aún vinieron cerca de romper las puertas de la ciudad, cuando los hombres de Gaash tiraron flechas y piedras desde encima del muro, y los hicieron huir de la puerta. 21 Y los hijos de Ya'akov regresaron contra los hombres de Gaash que estaban con ellos fuera de la ciudad, y ellos los golpearon terriblemente, como golpear calabazas, y ellos no podían soportar delante de los hijos de Ya'akov, porque el temor y terror se había apoderado de ellos al grito de Yahudáh. 22 Y los hijos de Ya'akov mataron a todos esos hombres que estaban fuera de la ciudad, y los hijos de Ya'akov aun se acercaron para efectuar una entrada a la ciudad, y a pelar al pie de los muros de la ciudad, pero no podían porque los habitantes de Gaash que permanecían en la ciudad habían rodeado los muros de Gaash en todas las direcciones, y así los hijos de Ya'akov les era imposible aproximarse a la ciudad para pelear con ellos. 23 Y los hijos de Ya'akov vinieron a una esquina para pelear al pie del muro, y los habitantes de Gaash tiraron sobre ellos como lluvia de flechas y piedras, y ellos huyeron del muro. 25 Y la gente de Gaash estaba sobre el muro, viendo que los hijos de Ya'akov no podían prevalecer sobre ellos desde el pie del muro, reprocharon a los hijos de Ya'akov con estas palabras, diciendo: ¿Qué es lo que sucede con ustedes en la batalla que no pueden prevalecer? ¿Pueden ustedes hacer a la poderosa ciudad de Gaash y sus habitantes lo que hicieron a las otras ciudades de los Emorim que no eran tan poderosas? Ciertamente a aquellos débiles entre nosotros ustedes hicieron esas cosas, y los mataron en la entrada a la ciudad, porque ellos no tenían fuerza al sonido de su gritería. ¿Y podrán ustedes ahora pelear en este lugar? Ciertamente aquí morirán, y nosotros vengaremos la causa de esas ciudades que ustedes han destruido. 27 Y los habitantes de Gaash grandemente reprocharon a los hijos de Ya'akov, y los injuriaron con sus elohim, y continuaron tirando flechas y piedras a ellos desde el muro. 28 Y Yahudáh y sus hermanos oyeron las palabras de los habitantes de Gaash y su furia fue grandemente rebullida, y Yahudáh estaba celoso por su Elohim en este asunto, y él clamó y dijo: O YAHWEH, ayuda, manda ayuda a nosotros y nuestros hermanos. 29 Y él corrió desde la distancia con todo su poder, con su espada desenfundada en mano, y él saltó desde la tierra y por causa de su fuerza, se montó en el muro, y su espada cayó de su mano. 30 Y Yahudáh gritó desde el 82 muro, y todos los hombres que estaban sobre el muro estaban aterrorizados, y algunos de ellos cayeron del muro a la ciudad y murieron, y aquellos que aun estaban sobre el muro, cuando ellos vieron la fuerza de Yahudáh, fueron grandemente aterrorizados y huyeron por sus vidas hacia dentro de la ciudad para seguridad, y algunos se envalentonaron para pelear con Yahudáh sobre el muro, y ellos vinieron cerca para matarlo cuando vieron que no había espada en la mano de Yahudáh, y ellos pensaron en echarlo del muro a sus hermanos, y veinte hombres de la ciudad vinieron a asistirlos, y ellos rodearon a Yahudáh y ellos gritaron sobre él, y se acercaron con espadas desenfundadas, y ellos aterrorizaron a Yahudáh, y Yahudáh gritó a sus hermanos desde el muro. 32 Y Ya'akov y sus hijos sacaron el arco al pie del muro, y golpearon a tres de los hombres que estaban en el tope del muro, y Yahudáh continuó gritando y él exclamó: O YAHWEH ayúdanos, O YAHWEH libéranos, y él gritó con una gran voz sobre el muro, y el grito fue oído a una gran distancia. 33 Y después de este grito, él repitió el grito, y todos los hombres que rodeaban a Yahudáh sobre el muro estaban aterrorizados, y cada uno tiró su espada de su mano al sonido de los gritos de Yahudáh y su temblor, y ellos huyeron. 34 Y Yahudáh tomó las espadas que habían caído de sus manos, y Yahudáh peleó con ellos y mató a veinte de sus hombres sobre el muro. 35 Y cerca de ochenta hombres y mujeres aún ascendieron el muro desde la ciudad y todos ellos rodearon a Yahudáh, y YAHWEH sobrecogió el temor a Yahudáh en sus corazones, que ellos no podían acercarse a él. 36 Y Ya'akov y todos los que estaban con él sacaron el arco desde el pie del muro, y mataron a diez hombres sobre el muro, y ellos cayeron del muro delante de Ya'akov y sus hijos. 37 Y la gente sobre el muro viendo que veinte de ellos habían caído, aún corrieron hacia Yahudáh con espadas desenfundadas, pero ellos no se podían acercar porque estaban tremendamente aterrorizados con la fuerza de Yahudáh. 38 Y uno de sus hombres poderosos cuyo nombre era Arud se acercó para golpear a Yahudáh sobre su cabeza con su espada, cuando Yahudáh rápidamente puso su escudo sobre su cabeza, y la espada golpeó el escudo, y fue quebrado en dos. 39 Y este hombre poderoso, después de que había golpeado a Yahudáh corrió por su vida, al temor de Yahudáh, y sus pies resbalaron sobre el muro, y él cayó entre los hijos de Ya'akov que estaban al pie del muro, y los hijos de Ya'akov lo golpearon y lo mataron. 40 Y la cabeza de Yahudáh le dolía del golpe del hombre poderoso, y Yahudáh casi murió de ello. 41 Y Yahudáh gritó desde el muro debido al dolor producido por el golpe, cuando Dan lo oyó, y su furia quemó dentro de él, él también se levantó y fue a una distancia y corrió y saltó desde la tierra y se montó en el muro con su la fuerza excitada por la furia. 42 Y cuando Dan vino sobre el muro cerca de Yahudáh, todos los hombres sobre el muro huyeron, los que habían estado contra Yahudáh, y ellos subieron al segundo muro , y ellos tiraron flechas y piedras sobre Dan y Yahudáh desde el segundo muro e intentaron echarlos del muro. 43 Y las flechas y piedras golpearon a Dan y a Yahudáh, y ellos estuvieron cerca de ser muertos sobre el muro, y cuando Dan y Yahudáh huyeron del muro, ellos fueron atacados con flechas y piedras desde el segundo muro. 44 Y Ya'akov y sus hijos aún estaban a la entrada de la ciudad al pie del primer muro, y ellos no pudieron sacar su arco contra las habitantes de la ciudad, puesto que no podían ser vistos por ellos, estando sobre el segundo muro. 45 Y Dan y Yahudáh cuando ya no podían soportar las flechas y las piedras tiradas a ellos desde el segundo muro, ellos dos saltaron hacia el segundo muro cerca de la gente de la ciudad, y cuando la gente de la ciudad que estaban sobre el segundo muro vieron que Dan y Yahudáh habían saltado a ellos sobre el segundo muro, ellos todos gritaron y descendieron a tierra entre los muros. 46 Y Ya'akov y sus hijos oyeron la gritería de la gente de la ciudad, y ellos aún estaban a la entrada de la ciudad, y ellos estaban ansiosos acerca de Dan y Yahudáh que no eran vistos por ellos, ellos estando sobre el segundo muro. 47 Y Naftali con su poder excitado por la furia, saltó al primer muro para ver que causaba el ruido de la gritería que ellos oían en la ciudad, y Yissajar y Zevulun se acercaron para romper las 83 puertas de la ciudad, y ellos abrieron las puertas de la ciudad y entraron en la ciudad. 48 Y Naftali saltó del primer muro al segundo muro y vino a asistir a sus hermanos, y los habitantes de Gaash estaban sobre el muro, viendo que Naftali era el tercero que había venido a asistir a sus hermanos, ellos todos huyeron y descendieron a la ciudad, y Ya'akov y todos sus hijos y todos sus hombres jóvenes vinieron dentro de la ciudad a ellos. 49 Y Yahudáh y Dan y Naftali descendieron del muro a la ciudad y persiguieron a los habitantes de la ciudad, y Shimeon y Levi estaban fuera de la ciudad y no sabían que la puerta estaba abierta, y ellos saltaron desde allí al muro y bajaron a sus hermanos en la ciudad. 50 Y los habitantes de la ciudad habían todos descendido a la ciudad, y los hijos de Ya'akov vinieron hacia ellos desde diferentes direcciones, y la batalla se trabó contra ellos desde el frente y la retaguardia, y los hijos de Ya'akov los golpearon terriblemente, y mataron alrededor de 20,000 de ellos, hombres y mujeres, ni uno de ellos podía soportar delante de los hijos de Ya'akov. 51 Y la sangre fluía a plenitud en la ciudad, y era como arroyo de agua, y la sangre fluyó como un arroyo hacia las partes externas de la ciudad, y llegó al desierto de Beit-Horin, 52 Y la gente de Beit-Horin vieron a la distancia la sangre fluyendo de la ciudad de Gaash, y como setenta hombres entre ellos corrieron para ver la sangre, y ellos vinieron al lugar donde la sangre estaba. 53 Y ellos siguieron los rastros de la sangre y vinieron hasta el muro de la ciudad de Gaash, y ellos vieron la sangre saliendo de la ciudad, y ellos oyeron la voz de gritos de los habitantes de Gaash, porque ascendía hasta el cielo, y la sangre continuaba fluyendo como un arroyo de agua. 54 Y todos los hijos de Ya'akov aún estaban golpeando a los habitantes de Gaash, y estuvieron ocupados matándolos hasta el anochecer, como 20,000 hombres y mujeres, y la gente de Horín dijeron: Ciertamente esta es la obra de los Hebreos, porque ellos aún están llevando la guerra a todas las ciudades de los Emorim. 55 Y esa gente se apresuraron y corrieron hacia Beit-Horin, que también se ciñeron sus armas de guerra para pelear contra los hijos de Ya'akov. 56 Y cuando los hijos de Ya'akov habían terminado de golpear a los habitantes de Gaash, caminaron por la ciudad para despojar a todos los muertos, y viniendo a la parte más interna de la ciudad y más adentro, ellos se encontraron a tres hombres muy poderosos, y no había espada en sus manos. 57 Y los hijos de Ya'akov vinieron al lugar donde ellos estaban, y los hombres poderosos corrieron, y uno de ellos había tomado a Zevulun, a quien él vio que era un joven de baja estatura, y con su poder lo tiró contra la tierra. 58 Y Ya'akov corrió hacia él con su espada y Ya'akov lo golpeó debajo de sus entrañas con su espada, y lo cortó en dos, y el cuerpo cayó sobre Zevulun. 59 Y el segundo se acercó y agarró a Ya'akov para tirarlo a tierra, y Ya'akov se volvió a él y le gritó, mientras Shimeon y Levi corrieron y lo golpearon en las caderas con la espada y lo echaron a tierra. 60 Y el hombre poderoso se levantó del suelo con poder excitado por la furia, y Yahudáh vino a él antes de que pudiera afianzar sus pies, y lo golpeó sobre la cabeza con la espada, y su cabeza fue dividida y él murió. 61 Y el tercer hombre poderoso, viendo que sus compañeros estaba muertos, corrió delante de los hijos de Ya'akov, y los hijos de Ya'akov lo persiguieron dentro de la ciudad; y mientras el hombre poderoso estaba huyendo encontró una espada de uno de los habitantes de la ciudad y él la recogió y se volvió a los hijos de Ya'akov y peleó con ellos con esa espada. 62 Y el hombre poderoso corrió hacia Yahudáh para golpearlo sobre la cabeza con la espada, y no había escudo en la mano de Yahudáh; y mientras él estaba apuntando para golpearlo, Naftali rápidamente tomó su escudo y lo puso a la cabezada Yahudáh, y la espada del hombre poderoso golpeó el escudo de Naftali, y Yahudáh escapó la espada. 63 Y Shimeon y Levi corrieron sobre el hombre poderoso con sus espadas y lo golpearon con fuerza con sus espadas, y las dos espadas entraron en el cuerpo del hombre poderoso y lo dividieron en dos a lo largo. 64 Y los hijos de Ya'akov golpearon a tres hombres poderosos en ese tiempo, junto con todos los habitantes de Gaash, y el día estaba al declinar. 65 Y los hijos de Ya'akov caminaron por Gaash y tomaron todo el botín de la ciudad, aun los pequeños y las 84 mujeres ellos no dejaron vivir, y los hijos de Ya'akov hicieron a Gaash lo que habían hecho a Sarton y Shiloh.

Capítulo 40
1 Y los hijos de Ya'akov se llevaron todo el botín de Gaash, y salieron de la ciudad en la noche. 2 Ellos iban marchando hacia el castillo de Beit-Horin, y los habitantes de BeitHorin estaban yendo al castillo para encontrarse con ellos, y en esa noche los hijos de Ya'akov pelearon con los habitantes de Beit-Horin, en el castillo de Beit-Horin. 3 Y todos los habitantes de Beit-Horin eran hombres poderosos, uno de ellos no huiría delante de mil hombres, y ellos pelearon en esa noche en el castillo, y sus gritos fueron oídos esa noche desde lejos, y la tierra tembló por sus gritos. 4 Y todos los hijos de Ya'akov tenían temor de esos hombres, puesto que ellos no estaban acostumbrados a pelear en la oscuridad, y estaban grandemente confundidos, y los hijos de Ya'akov clamaron a YAHWEH, diciendo: Da ayuda a nosotros O YAHWEH, libéranos que nosotros no muramos a las manos de esos hombres incircuncisos. 5 Y YAHWEH escuchó a la voz de los hijos de Ya'akov, y YAHWEH causó gran terror y confusión que sobrecogiera a los habitantes de Beir-Horin, y ellos pelearon entre sí mismos los unos con los otros en la oscuridad de la noche, y se golpearon uno a otro en grandes números. 6 Y los hijos de Ya'akov, sabiendo que YAHWEH había traído un ruaj de perversión entre esos hombres, y que ellos pelearon cada hombre con su vecino, salieron de entre las bandas de la gente de Beit-Horin y fueron tan lejos como el descenso del castillo de Beit-Horin, y más lejos, y ellos se quedaron allí en seguridad con sus hombres jóvenes esa noche. 7 Y la gente de Beit-Horin pelearon toda la noche, un hombre con su hermano, y el otro con su vecino, y ellos gritaron en todas las direcciones sobre el castillo, y su grito fue oído a la distancia, y toda la tierra tembló a su voz, y ellos eran poderosos por encima de toda la gente de la tierra. 8 Y todos los habitantes de los Kenaanim, los Hitti, los Emorim, los Hivi y todos los reyes de Kenaan, y también aquellos que estaban del otro lado del Yarden, oyeron el ruido de la gritería esa noche. 9 Y ellos dijeron: Seguramente ese es el ruido de los Hebreos que están peleando contra las siete ciudades que vinieron cerca de ellos; ¿y quién puede soportar delante de esos Hebreos? Y todos los habitantes de las ciudades de los Kenaanim, y todos aquellos que estaban del otro lado del Yarden estaban grandemente temerosos de los hijos de Ya'akov, porque ellos dijeron: He aquí que lo mismo será hecho a nosotros como fue hecho a esas ciudades, porque ¿quién puede soportar contra su fuerza po derosa? 11 Y los gritos de los Horim eran muy grandes en esa noche, y continuaron incrementando; y ellos se golpearon uno al otro hasta la mañana, y muchos de ellos fueron muertos. 12 Y la mañana apareció y los hijos de Ya'akov se levantaron al romper el día y fueron al castillo, y ellos golpearon a aquellos que quedaron de los Horim de una forma terrible y todos ellos fueron muertos en el castillo. 13 Y el sexto día apareció, y todos los habitantes de Kenaan vieron a la distancia a todos los habitantes de Beit-Horin que yacían muertos en el castillo de Beit-Horin, y desparramados todos como cuerpos muertos de ovejas y carneros. 14 Y los hijos de Ya'akov llevaron todo el botín que ellos habían capturado de Gaash y fueron a Brit-Horin, y ellos encontraron la ciudad llena de gente como la arena en la costa del mar, y los hijos de Ya'akov pelearon con ellos, y los hijos de Ya'akov los golpearon allí hasta el anochecer. 15 Y los hijos de Ya'akov hicieron a Beit-Horin como ellos habían hecho a Gaash y Tapnaj, y como ellos habían hecho a Hazar, a Sarton, y a Shiloh. 16 Y los hijos de Ya'akov tomaron con ellos el botín de BeitHorin y todo el botín de las ciudades, y en ese día ellos fueron a casa a Shejem. 17 Y los hijos de Ya'akov vinieron a casa a la ciudad de She jem, y ellos permanecieron fuera de la ciudad, y entonces ellos descansaron allí de la guerra, y se quedaron allí toda la noche. 18 Y todos sus sirvientes con el botín que ellos habían tomado de las ciudades, ellos dejaron fuera 85 de la ciudad, y ellos no entraron en la ciudad, porque ellos dijeron: Quizá aún queden más peleas contra nosotros, y ellos pueden venir a asediarnos en Shejem. 19 Y Ya'akov y sus hijos y sus sirvientes permanecieron esa noche y el próximo día en la porción del campo que Ya'akov había comprado de Hamor por cinco shekels, y todo lo que ellos habían capturado estaba con ellos. 20 Y todo el botín que los hijos de Ya'akov habían capturado estaba en la porción del campo, inmenso como la arena en la costa del mar. 21 Y los habitantes de la tierra observaron desde lejos, y todos los habitantes de la tierra tenían temor de los hijos de Ya'akov quienes habían hecho esta cosa, porque ningún rey desde los tiempos de la antigüedad había hecho esto. 22 Y los siete reyes de los Kenaanim resolvieron hacer Shalom con los hijos de Ya'akov, porque ellos estaban grandemente temerosos por sus vidas, a causa de los hijos de Ya'akov. 23 Y en ese día, siendo el séptimo día, Yafia rey de Hevron, envió secretamente al rey de Ai, y al rey de Gibeon, y al rey de Shalem, y al rey de Adulam, y al rey de Lajish y al rey de Hazar, y a todos los reyes Kenaanim que estaban bajo su sujeción, diciendo: 24 Suban a mí, y vengan conmigo para que vayamos a los hijos de Ya'akov, y yo haré Shalom con ellos, y formaré un tratado con ellos, no sea que todas sus tierras sean destruidas por la espada de los hijos de Ya'akov, como ellos hicieron a Shejem y las ciudades alrededor, como ustedes han oído y visto. 25 Y cuando ustedes vengan a mí, no vengan con muchos hombres, sino que cada rey traiga sus tres capitanes cabezas, y todo capitán que traiga tres de sus oficiales. 26 Y vengan todos ustedes a Hevron, y nosotros iremos juntos a los hijos de Ya'akov, y les suplicaremos que formen un tratado de Shalom con nosotros. 27 Y todos esos reyes hicieron como el rey de Hevron había enviado a ellos, porque todos ellos estaban bajo su consejo y mando, y todos los reyes de Kenaan se reunieron para ir a los hijos de Ya'akov, para hacer el Shalom con ellos; y los hijos de Ya'akov regresaron y pe rmanecieron en la porción del campo por diez días, y ni uno vino a hacer la guerra con ellos, 29 Y cuando los hijos de Ya'akov vieron que no había apariencia de guerra, ellos todos se congregaron y fueron a la ciudad de Shejem, y los hijos de Ya'akov permanecieron en Shejem. 30 Y al término de 40 días todos los reyes de los Emorim se reunieron de todos sus lugares y vinieron a Hevron, a Yafia rey de Hevron. 31 Y el número de los reyes que vinieron a Hevron, para hacer Shalom con los hijos de Ya'akov, era veintiún reyes, y el número de capitanes que estaba con ellos era de 69, y sus hombres era de 189, y todos esos reyes y sus hombres descansaron junto a la montaña Hevron. 32 Y el rey de Hevron salió con sus tres capitanes y nueve hombres, y esos reyes resolvieron ir a los hijos de Ya'akov a hacer Shalom. 33 Y ellos dijeron al rey de Hevron: Tú ve antes que nosotros con tus hombres, y habla por nosotros a los hijos de Ya'akov, y nosotros vendremos después de ti y confirmaremos las palabras. 34 Y los hijos de Ya'akov oyeron que todos los reyes de Kenaan se reunieron juntos y descansaron en Hevron, y los hijos de Ya'akov enviaron cuatro de sus sirvientes como espías, diciendo: Vayan a espiar a esos reyes, y busquen y examinen a sus hombres, si son pocos o muchos, y si ellos son pocos en número, los cuentan y regresan. 35 Y los sirvientes de Ya'akov fueron secretamente a esos reyes, e hicieron como los hijos de Ya'akov les habían ordenado , en ese día ellos regresaron a los hijos de Ya'akov, y dijeron: Nosotros fuimos a esos reyes y son pocos en números, y los numeramos a todos, ellos son 288 reyes y hombres. 36 Y los hijos de Ya'akov dijeron: Son sólo pocos en número, por lo tanto, no saldremos todos a ellos; y en la mañana los hijos de Ya'akov se levantaron y escogieron a 62 de sus hombres, y diez de los hijos de Ya'akov fueron con ellos, y ellos se ciñeron sus armas de guerra, porque dijeron: Ellos están viniendo a hacer la guerra con nosotros, porque ellos no sabían que venían para hacer Shalom con ellos. 37 Y los hijos de Ya'akov fueron con sus sirvientes a la puerta de Shejem, hacia esos reyes, y su padre Ya'akov estaba con ellos. 38 Y cuando ellos habían salido, he aquí que el rey de Hevron con sus tres capitanes y nueve hombres estaba viniendo en el camino contra los hijos de Ya'akov, y los hijos de Ya'akov alzaron sus ojos, y vieron a la 86 distancia a Yafia rey de Hevron, con sus capitanes, viniendo hacia ellos, y los hijos de Ya'akov tomaron su puesto en el lugar de la puerta de Shejem, y no siguieron. 39 Y el rey de Hevron continuó avanzando, él y sus capitanes, hasta que él llegó cerca de los hijos de Ya'akov, y él y sus capitanes se inclinaron a tierra delante de ellos, y el rey de Hevron se sentó con sus capitanes delante de Ya'akov y sus hijos. 40 Y los hijos de Ya'akov dijeron a él: ¿Qué te ha ocurrido a ti, O rey de Hevron? ¿Por qué has venido a nosotros este día? ¿Qué quieres de nosotros? Y el rey de Hevron dijo a Ya'akov: Yo te suplico mi señor, todos los reyes de los Kenaanim han venido este día a hacer Shalom con ustedes. 41 Y los hijos de Ya'akov oyeron las palabras del rey de Hevron, y ellos no querían consentir a sus propuestas, porque los hijos de Ya'akov no tenían fe en él, porque ellos se imaginaron que el rey de Hevron había hablado engañosamente a ellos. 42 Y el rey de Hevron supo por las palabras de los hijos de Ya'akov, que ellos no creyeron sus palabras, y el rey de Hevron se acercó más a Ya'akov, y le dijo a él: Yo te suplico mi señor, que estés seguro que todos esos reyes han venido a ti con términos pac íficos, porque ellos no han venido con todos sus hombres, ni ellos trajeron sus armas de guerra con ellos, porque ellos han venido a buscar Shalom con mi señor y sus hijos. 43 Y los hijos de Ya'akov respondieron al rey de Hevron, diciendo: Ve delante de todos esos reyes, y si ellos hablan la verdad a nosotros que vengan individualmente delante de nosotros, y si ellos vienen desarmados, nosotros sabremos que ellos buscan Shalom de nosotros. 44 Y Yafia rey de Hevron envió uno de sus hombres a los reyes, y todos ellos vinieron delante de los hijos de Ya'akov, y se inclinaron a ellos a tierra, y esos reyes se sentaron delante de Ya'akov y sus hijos, y hablaron con ellos, diciendo: 45 Nosotros hemos oído todo lo que ustedes han hecho a los reyes de los Emorim con su espada y extremadamente poderoso brazo, así ningún hombre puede soportar delante de ustedes, y nosotros estábamos temerosos de ustedes por causa de nuestras vidas, no sea que nos suceda a nosotros lo que les sucedió a ellos. 46 Así que hemos venido a ustedes para formar un tratado de Shalom entre nosotros, y ahora, por lo tanto, contraten con nosotros con un pacto de Shalom y verdad, que ustedes no se meterán con nosotros tanto como nosotros no nos meteremos con ustedes. 47 Y los hijos de Ya'akov supieron que ellos en verdad habían venido a buscar el Shalom de ellos, y los hijos de Ya'akov los escucharon a ellos, y formaron un pacto con ellos. 48 Y los hijos de Ya'akov juraron a ellos que no se meterían con ellos, y todos los reyes de Kenaan también juraron a ellos, y los hijos de Ya'akov los hicieron tributarios desde ese día en adelante. 49 Y después de esto, todos los capitanes de esos reyes vinieron con sus hombres delante de Ya'akov, con regalos en sus manos para Ya'akov y sus hijos, y ellos se inclinaron a él a la tierra. 50 Y todos esos reyes urgieron a los hijos de Ya'akov y suplicaron de ellos que regresaran todo el botín que habían capturado de las siete ciudades de los Emorim, y los hijos de Ya'akov lo hicieron, y ellos regresaron todo lo que ellos habían capturado, las mujeres, los pequeños, el ganado y todo el botín que ellos habían tomado, y ellos lo enviaron fuera, y ellos se fueron, cada uno a su ciudad. 51 Y todos esos reyes de nuevo se inclinaron a los hijos de Ya'akov, y ellos enviaron o trajeron muchos regalos en esos días, y los hijos de Ya'akov despidieron a esos reyes y a sus hombres, y ellos se fueron en Shalom de ellos a sus ciudades, y los hijos de Ya'akov también regresaron a su hogar, a Shejem. 52 Y hubo Shalom desde ese día en adelante entre los hijos de Ya'akov y los reyes de los Kenaanim, hasta que los hijos de Yisra'el vinieron a heredar la tierra de Kenaan.
Regreso al contenido