El Libro de Yashar Parte 6 - Be-Mid-Bar

Vaya al Contenido
Textos
El Libro de Yashar
(Significado: "El Rollo/Libro del Recto")

El Libro de Yashar Parte 6


Capítulo 67. En nuevo Faraón hace de los Israelitas sus esclavos

 
1 Había un hombre en la tierra de Mitzrayim de la  zera de Levi, cuyo nombre era Amram, el hijo de Kehat, el hijo de Levi, el hijo de  Yisra'el. 2 Y este hombre fue y tomó esposa, a saber, Yojebeb la hija de Levi, la hermana de su padre, y ella era de 126 años y él vino a ella. 3 Y la mujer fue preñada y dio a luz una hija, y ella la llamó Miryam, porque en esos días los Mitzrayimim habían amargado la vida de los hijos de Yisra'el. 4 Y ella fue preñada de nuevo y dio a luz un hijo y llamó su nombre Aharon, porque en los días de su concepción Faraón comenzó a derramar la sangre de los niños varones de  Yisra'el. 5 Y en esos días Zefo el hijo de Elifaz, el hijo de Esav, rey de Kittim, murió; y Janeas reinó en su lugar. 6 Y el tiempo que Zefo reinó sobre los hijos de Kittim fue de 50 años, y él murió y fue sepultado en la ciudad de Nabna en la tierra de Kittim. 7 Y Janeas uno de los hombres poderosos de la tierra de Kittim, reinó después de él, y reinó por 50 años. 8 Y fue después de la muerte del  rey  de  Kittim  que  Bilaam  el  hijo  de  Beor  huyó  de  la  tierra  de  Kittim,  y  él  vino  a Mitzrayim a Faraón rey de Mitzrayim. 9 Y  Faraón lo recibió con gran honor porque había oído de su sabiduría, y le dio regalos y lo hizo consejero, y lo engrandeció. 10 Y Bilaam vivió en  Mitzrayim  en  honor  con  los  nobles  del  rey,  y  los  nobles  lo  exaltaron,  porque  ellos codiciaban aprender su  sabiduría.7  Y  en  el  año  130  de  Yisra'el descender a  Mitzrayim, Faraón soñó que el estaba sentado en su trono real, y él levantó sus ojos y vio a un hombre viejo parado delante de él, y había pesas en las manos del viejo, tales pesas como las usadas por los mercaderes. 12 Y el viejo tomó las pesas y las colgó delante de Faraón. 13 Y el viejo tomó a todos los ancianos de Mitzrayim y a sus nobles y los grandes hombres, y él los ató a todos juntos y los puso en una pesa.  14 Y tomó un corderito y los puso en la otra pesa, y el corderito tuvo preponderancia sobre todos ellos. 15 Y  Faraón estaba estupefacto al ver esta horrible  visión,  y  porqué  el  corderito  habría  tenido  preponderancia  sobre  todos  ellos, y Faraón se  despertó  y  he  aquí  que  era  un  sueño.  16  Y  Faraón  se levantó temprano en la mañana y llamó a sus sirvientes y les relató el sueño, y los hombres estaban grandemente temerosos. 17 Y el rey dijo a todos sus hombres sabios, por favor interpreten el sueño que soñé, para que yo pueda saber. 18 Y Bilaam el hijo de Beor respondió al rey y  le dijo: Esto no  significa  más  que  un  gran  mal  que  saltará  contra  Mitzrayim  en  días  postreros.  19 Porque un hijo nacerá a Yisra'el quien destruirá todo Mitzrayim y a todos sus habitantes, y sacará a los  Yisra'elim de Mitzrayim con  una  Mano  Poderosa.  20  Ahora,  por lo tanto, O rey, toma consejo sobre este asunto, para que tú puedas destruir la esperanza de los hijos de Yisra'el y sus expectaciones, antes de que este mal se levante contra  Mitzrayim. 21 Y el rey dijo a Bilaam: ¿Y qué haremos a Yisra'el? Ciertamente de cierta forma que aconsejamos al principio contra ellos, y no pudimos prevalecer sobre ellos. 22  Ahora da tú consejo contra ellos  por  el  cual  podamos  prevalecer  sobre  ellos.  23  Y  Bilaam  respondió  al  rey,  diciendo: Envía ahora y llama a tus dos consejeros, y veremos cual es su consejo sobre este asunto y después de eso tu sirviente hablará. 24 Y el rey envió y llamó a sus dos consejeros Reuel el Midyanim y Job el Uzim, y ellos vinieron y se sentaron delante del rey.  25 Y el rey dijo a ellos:  He  aquí  que  ustedes  dos  han  oído  el  sueño  que  yo  soñé,  y  la  interpretación de  él; ahora,  por  lo  tanto,  den  consejo  en  cuanto  a  lo  que  tiene  que  ser  hecho  con  los  hijos  de Yisra'el,  por  el  cual  podamos  prevalecer  sobre  ellos,  antes  de  que  su  mal  salte  contra nosotros. 26 Y Reuel el Midyanim respondió al rey y dijo: Que el rey viva,  que el rey viva para siempre.  27  Si  parece  bien  al  rey,  que  él  desista  de  los  Hebreos  y  los  dejes, y no extiendas tu mano contra ellos. 28 Porque estos son aquellos que YAHWEH escogió en los tiempos antiguos, y los tomó como el pueblo de Su herencia  de entre todas las naciones de la tierra y de los reyes de la tierra; y ¿quién extenderá su mano contra ellos con impunidad, de quien Su  Elohim no se haya vengado? 29 Ciertamente tú sabes que Avraham descendió a Mitzrayim,  Faraón,  el  anterior  rey  de Mitzrayim, y vio a Sarah su esposa, y la tomó por esposa, porque Avraham dijo que ella era su hermana, porque tenía miedo no fuera que los hombres de Mitzrayim lo mataran por causa de su esposa. 30 Y cuando el rey de Mitzrayim había tomado a Sarah entonces el Todopoderoso lo golpeó a él y su casa con pesadas plagas, hasta  que  él  restauró  a  Avraham  su  esposa  Sarah,  entonces fue sanado. 31  Y Avimelej el Gerarim,  rey  de  los  Plishtim,  el  Todopoderoso castigó  por  causa  de  Sarah la  esposa  de Avraham, sellando toda matriz de humanos y animales. Y su Elohim vino a Avimelejen un sueño  de  noche  y  lo  aterrorizó  para  que  él  restaurara  a   Avraham  Sarah  quien él había tomado, y después toda la gente de Gerar fue castigada por causa de Sarah, y Avraham oró a su Elohim por ellos , él le suplicó y El los sanó. 33 Y  Avimelej temió a todo este mal que vino sobre él y su pueblo, y él regresó a Avraham su esposa Sarah, y le dio a él con ella muchos  regalos.  34  También  hizo  lo  mismo con   Yitzjak cuando  lo  echó  de  Gerar,  y  el Todopoderoso había  hecho  cosas  maravillosas  a  él,   y  todos  los  manantiales  de  agua  de Gerar fueron secos, y sus árboles productivos no dieron fruto. 35  Hasta que  Avimelej de Gerar, Ahuzat uno de sus amigos, y Pijol el capitán de su ejército fueron a él y se inclinaron delante de él a tierra. 36 Y ellos le pidieron que suplicara por ellos, y él oró a YAHWEH por ellos y  YAHWEH oyó su súplica y fueron sanados. 37 Ya'akov también, el hombre sencillo, fue liberado por medio de su integridad de la mano de su hermano Esav, y de la mano de Lavan el Sirio el hermano de su madre, quien había buscado su vida; asimismo de la mano de los reyes de Kenaan que habían venido juntos contra él y sus hijos los destruyeron, y YAHWEH  los  liberó  de  sus  manos ,  y  ellos  se  volvieron  y  los  golpearon,  y  ¿quién  ha extendido  su  mano  contra  ellos  con  impunidad?  38  Ciertamente  Faraón e l  anterior,  el padre de tu padre, levantó a Yosef el hijo de Ya'akov por encima de todos los príncipes de la  tierra de  Mitzrayim, cuando él vio su  sabiduría, porque con su  sabiduría  él rescató a todos los habitantes de la tierra de la hambruna. 39 Después de lo cual él ordenó a Ya'akov y a sus hijos descender a Mitzrayim, para que ellos por su virtud, la tierra de M itzrayim y la tierra de Goshen fueran liberadas de la hambruna. 40 Ahora, por lo tanto, si parece bien a tus ojos, cesa de destruir a los hijos de  Yisra'el, y si no es tu voluntad que vivan en la tierra de Mitzrayim, entonces, envíalos fuera de aquí, para que ellos puedan ir a la tierra de Kenaan, la tierra donde sus padres se quedaron. 41 Y cuando  Faraón oyó las palabras de Yitro  él estaba muy furioso con él, así que él se levantó con vergüenza de la presencia del rey, y se fue a Midyan su tierra, y se llevó el cetro de Yosef con él. 42 Y el rey dijo a Job el Uzim: ¿Qué dices tú, cual es tu consejo respecto a los Hebreos? 43 Así que Job dijo al rey: He  aquí que  todos  los  habitantes  de  la  tierra  están  bajo  tu  poder,  que  el  rey  haga  lo  que parezca bien a sus ojos. 44 Y el rey dijo a Bilaam, ¿Qué dices tú  Bilaam? Habla tu palabra para que la podamos oír. 45  Y Bilaam dijo al rey: De todo lo que tú has aconsejado contra los  Hebreos,  de  todo  serán  liberados, y el rey no podrá prevalecer sobre ellos con ningún consejo. 46 Porque si tú te imaginas que los vas a disminuir por fuego abrasante, no puedes prevalecer  sobre  ellos,  porque  ciertamente  su   Elohim liberó  a  Avraham  su  padre  de  Ur Kasdim, y si te imaginas que los vas a destruir por la espada, ciertamente Yitzjak su padre fue liberado de ella, y un carnero fue puesto en su lugar. 47 Y si con dura y rigurosa labor te  imaginas  que  los  vas  a  disminuir,  tú  no  prevalecerás  aun  en  esto,   porque  su  padre Ya'akov sirvió a Lavan en todo tipo de trabajo, y prosperó. 48 Ahora por lo tanto, O rey, oye mis palabras, porque éste es el consejo que es aconsejado contra ellos, y del cual no te debes separar. 49 Si complace al rey que él ordene que todos los hijos que nazcan desde este día en adelante, que sean echados al agua,  porque  esto puede borrar su nombre, porque ninguno  de  ellos,  ni  sus  padres,  fueron  probados  de  esta  manera.  50  Y  el  rey  oyó  las palabras de Bilaam, y la cosa complació al rey y los príncipes, y el rey hizo de acuerdo a la palabra  de  Bilaam.  51  Y  el  rey  ordenó  que  una  proclamación  fuera  hecha,  y  una  ley decretada  en  toda  la  tierra  de  Mitzrayim, diciendo:  Todo  hijo  varón  de  los  Hebreos  que nazca desde este día en adelante será echado al agua.  52 Y  Faraón llamó a sus sirvientes, diciendo:  Ahora  vayan  y  busquen  en  toda  la  tierra  de  Goshen  donde  están  los  hijos de Yisra'el, y vean que todo varón nacido a los Hebreos sea echado al río, pero toda hembra ustedes dejarán vivir. 53 Y cuando los hijos de  Yisra'el oyeron esta cosa que  Faraón había ordenado, de echar sus hijos varones al río,  algunos del pueblo se separaron de sus esposas y otros se unieron más. 54 Y desde ese día en adelante cuando el tiempo de dar a luz venía a esas mujeres en  Yisra'el que habían permanecido con sus esposos, ellas iban al campo para dar  a  luz  allí,  y  ellas  daban  a  luz  en  el  campo,  y  dejaban  a  los  niños  en  el  campo  y regresaban a casa. 55 Y YAHWEH quien había prometido a sus padres multiplicarlos envió a uno de sus malajim ministradores que están  en el cielo, a lavar a cada niño en agua , y a ungirlos y envolverlo y a poner en sus manos dos piedras lisas, de una mamaba leche y de la otra  miel, y él causaba que su pelo creciera hasta las rodillas, por lo cual se podía cubrir; para  confortarlos  y  se  agarraran  a  él,  por  Su  compasión  por  ellos.  56  Y  cuando  el Todopoderoso tuvo compasión sobre ellos y tuvo el deseo de multiplicarlos sobre la faz de la tierra,  El  ordenó  a  Su  tierra  a  recibirlos  y  preservarlos  en  ella  hasta  el  tiempo  que crecieran, después de lo  cual la tierra abría su boca y los vomitaba  y ellos brotaban de la ciudad como herbario  de la tierra, y hierba del bosque, y cada uno regresaba a su familia y a la casa de su padre, y permanecían con ellos. 57 Y todos los  bebés de los hijos de Yisra'el estaban en  la  tierra  como  hierba  del  campo,  por la  misericordia  del  Todopoderoso hacia ellos. 58  Y cuando todos los Mitzrayimim vieron esta cosa, ellos fueron al campo con su yugo de bueyes y su arado, y ellos lo araban como uno ara la tierra en tiempo de siembra. 59 Y cuando ellos araban no podían dañar a los infantes de los hijos de  Yisra'el, así que el pueblo aumentó  y creció extremadamente. 60  Y Faraón ordenó diariamente a sus oficiales ir a Goshen para buscar los bebés de los hijos de  Yisra'el, y cuando ellos encontraran uno, ellos  lo  habrían  de  tomar  de  los  brazos  de  su  madre  por  la  fuerza,   pero  la  hembra  la habrían de dejar con su madre; así hicieron los Mitzrayimim a los Yisra'elim todos los días.


 
Capítulo 68. El nacimiento de Moshe

 
1  Y  fue  en  ese  tiempo  que  el   Ruaj del   Todopoderoso  estaba  sobre  Miryam  la  hija  de Amram, la hermana de Aharon, y ella salió por su casa y profetizó, diciendo:  Ha aquí que un  hijo  será  nacido  a  nosotros  de  mi  padre  y  mi  madre  en  este  tiempo,  y  él  salvará  a Yisra'el de las manos de Mitzrayim. 2  Y cuando Amram oyó las palabras de su hija él fue y trajo  de  regreso  a  su  esposa  a  la  casa, después que él la había despedido cuando  Faraón ordenó que todos los hijos varones de la casa de Ya'akov fueran echados al agua. 3  Así que Amram tomó a Yojebed su esposa, tres años después que él la había despedido, y él vino a ella y ella fue preñada. 4 Y al final de siete meses de su concepción ella dio a luz un hijo, y toda la casa fue llena con una gran luz como la luz del sol y la luna en el tiempo que brillan. 5 Y cuando la mujer vio  que el niño era hermoso y placentero a la vista, ella lo escondió por tres meses en una habitación interna. 6 En aquellos días los Mitzrayimim conspiraban para destruir  a  todos  los  Hebreos  allí.  7  Y  las  mujeres  Mitzrayimim  fueron  a  Goshen donde estaban los hijos de Yisra'el, y ellas se llevaban a sus pequeños sobre sus hombros, los bebés que aun no hablaban. 8 Y en esos días cuando las mujeres de los hijos de  Yisra'el daban a luz,   cada   mujer   escondía   a   su   hijo   de   delante   de   los   Mitzrayimim,   para   que   los Mitzrayimim  no  supieran  que  ellas  habían  dado  a  luz,  y  no  los  pudieran  destruir  de  la tierra.  9  Y  las  mujeres  Mitzrayimim  venían  a  Goshen y  sus  hijos  que  no  podían  hablar estaban  sobre  sus  hombros,   y  cuando  una  mujer  Mitzrayimim  venía  a  la  casa  de  una Hebrea,  su  bebé  comenzaba  a  llorar.  10  Y  cuando  lloraba,  el  niño  que  estaba  en  la habitación  interna  respondía,  así  que  las  mujeres  Mitzrayimim  se  iban  y  lo  decían  en  la casa de Faraón. 11 Y  Faraón mandaba sus  oficiales a tomar los niños y matarlos; así hacían los Mitzrayimim  a  las  mujeres  Hebreas  todos  los  días.  12 Y fue en ese tiempo, como tres meses  después  que  Yojebed  escondió  a  su  hijo,  que  la  cosa  fue  conocida  en  la  casa  de Faraón. 13 Y la mujer se apresuró a sacar a su hijo antes de que los oficiales vinieran, y ella hizo un arca de junco, y lo  cubrió con cieno y  brea, y puso al niño en ella, y la puso en el borde del río. 14 Y su hermana Miryam se paró lejos para ver qué sucedía al niño, y que se haría de sus palabras.  15 Y el  Todopoderoso envió en ese tiempo un calor terrible sobre la tierra  de  Mitzrayim,  que  quemaba  la  carne  del  hombre   como  el  sol  en  su  circuito,  y grandemente oprimió a los Mitzrayimim. 16 Y todos los Mitzrayimim descendían al río a bañarse,  por  causa  del  calor  consumidor  que  quemaba  su  carne. 17  Y  Batia  la  hija  de Faraón,  también  fue  a  bañarse  en  el  río,  debido  al  calor  abrasador,  y  sus  sirvientas caminaban por el borde del río, como todas las mujeres de Mitzrayim. 18  Y Batia alzó sus ojos al río y ella vio el arca sobre el río, y mandó a su sirvienta a buscarla. 19 Y ella la abrió y vio al niño, y he aquí que el niño lloraba, y ella tuvo compasión de él, y ella dijo: Este es un niño de los Hebreos. 20 Y todas las mujeres de Mitzrayim que caminaban por el borde del río deseaban darle de mamar, pero él no mamaba,  porque esta cosa era de YAHWEH, para devolverlo al pecho de su madre. 21 Y Miryam su hermana estaba en ese momento con las mujeres de Mitzrayim por  el  borde  del  río, y ella vio esta cosa y ella dijo a la hija de Faraón: ¿Quieres que  vaya a buscar una nodriza de entre las mujeres Hebreas para que de mamar al niño? 22 Y la hija de Faraón le dijo a ella: Ve, y la joven fue y llamó a la madre de la criatura. 23 Y la hija de Faraón dijo a Yojebed: Toma este niño y amamántalo por mí, y  yo   te  pagaré  tus  jornales,  dos  piezas  de  plata  diarias;  y  la  mujer  tomó  al  niño  y  lo amamantó. 24 Y al final de dos años, cuando el niño creció, ella lo trajo a la hija de Faraón,  y él fue para ella como un hijo, y ella llamó su nombre Moshe, porque ella dijo: Yo lo saqué a él del agua. 25 Y Amram su padre llamó su nombre Habar, porque él dijo; Fue por él que se  juntó  con  su  esposa  a  quien  había  despedido.  26  Y  Yojebed  llamó  su  nombre  Yekutiel, porque ella dijo: Yo he esperado por él en el Todopoderoso y el Todopoderoso lo restauró a mí, 27 Y Miryam su hermana lo llamó Yered, porque ella descendió  tras él al río para ver cual sería su fin. 28 Y Aharon su hermano llamó su nombre Avi Zanuj, diciendo: Mi padre dejó a mi madre y regresó a ella por causa de él. 29 Y Kehat el padre de Amram llamó su nombre  Abigdor, porque por causa de él el  Todopoderoso reparó la  brecha de la casa de Ya'akov, para que ya ellos no tuvieran que echar al río sus hijos varones. 30 Y la nodriza lo llamó Abi Sojo, diciendo: En Su Tabernáculo estuvo escondido por tres meses por causa de los hijos de Ham. 31 Y todo  Yisra'el llamó su nombre Shemayah, hijo de Netanel, porque ellos dijeron: En sus días el  Todopoderoso ha oído sus clamores, y los ha rescatado de sus opresores. 32  Y  Moshe  estaba  en la casa de  Faraón,  y  fue  para  Batia,  la  hija  de  Faraón, como un hijo, y Moshe creció entre los hijos del rey.


Capítulo 69. La crueldad de Mitzrayim

 
1 Y el rey de Edom murió en esos días, en el año 18 de su reinado, y fue sepultado en su templo  que  él  edificó  para  sí  como  residencia  real  en  la  tierra  de  Edom.  2  Y los hijos de Esav  enviaron  a  Petor  cual  está  sobre  el  río,  y  buscaron  de  allí  un  hombre  joven  de  ojos bellos y hermoso aspecto, cuyo nombre era Shaúl y lo hicieron rey en lugar de Shamlah. 3 Y Shaúl reinó sobre todos los hijos de Esav  en  la  tierra  de  Edom por  40  años. 4 Y cuando Faraón vio  que  el  consejo  de  Bilaam que  él  había  aconsejado  con  respecto  a  los  hijos  de Yisra'el no funcionó, sino que ellas aún eran  fructíferos  y se multiplicaban por el tierra de Mitzrayim; 5 entonces Faraón ordenó una proclamación que debía ser anunciada  por toda la tierra de Mitzrayim a los hijos de Yisra'el, diciendo: Ningún hombre disminuirá nada de su  labor  diaria.  6  Y  el  hombre  que  sea  encontrado  deficiente  en  su  labor  que  él  hace diariamente, ya sea en mortero o ladrillos, entonces su hijo menor será puesto en su lugar. 7 Y la labor de Mitzrayim se endureció sobre los hijos de Yisra'el en esos días, y he aquí que si  un  ladrillo  estaba  deficiente  en  la  labor  diaria  de  cualquier  hombre,  los  Mitzrayimim agarraban su hijo menor a la fuerza de su madre, y lo ponían en la edificación en lugar del ladrillo que su padre dejó deficiente . 8 Y los hombres de Mitzrayim hicieron así a todos los hijos  de  Yisra'el  día  a  día  por  largo  tiempo.  9  Pero  la  tribu  de   Levi  en  ese  tiempo  no trabajaba  con los  Yisra'elim sus hermanos, porque los hijos de Levi conocían la astucia de los Mitzrayimim cual ellos ejercitaron al principio con los Yisra'elim.


 
Capítulo 70. El Primer Shabbat oficial

 
1 Y al tercer año del nacimiento de Moshe, Faraón estaba sentado en un banquete, cuando Alparanit  la  reina  estaba  sentada  a  su  derecha  y  Batia  a  su  izquierda,  y  el  niño  Moshe estaba en sus regazos, y Bilaam el hijo de Beor con sus dos hijos, y todos los  príncipes del reino estaban sentados a la mesa en la presencia del rey. 2  Y el niño extendió su mano sobre la cabeza del rey, y quitó la corona de la cabeza del rey y la puso sobre su propia cabeza. 3 Y cuando el rey y los príncipes vieron la obra que el niño había hecho, el rey y los príncipes estaban aterrorizados, y un hombre expresó estupefacción a su vecino. 4  Y el rey dijo a los príncipes que estaban delante de él en la mesa: ¿Qué hablan ustedes, y qué dicen ustedes, O ustedes príncipes, en este asunto, y cuál será el juicio contra el niño a causa de este acto? 5 Y  Bilaam  el  hijo  de  Beor  el  mago  respondió  delante  del  rey  y  los  príncipes,  y  él  dijo: ¿Recuerdas ahora, O mi señor el rey, el sueño que tú soñaste hace ya muchos años , y que tu sirviente interpretó para ti? 6 Ahora, por lo tanto, este es el niño de los niños Hebreos, en quien el Ruaj del Todopoderoso está, y que no se imagine mi señor el rey que este niño hizo eso sin conocimiento. 7  Porque él es un niño Hebreo y entendimiento y sabiduría están con él, aunque aún sea un niño, y con sabiduría él ha hecho esto y ha escogido para él mismo el reino de Mitzrayim. 8 Porque esta es la forma de todos los Hebreos para engañar a reyes y nobles,  hacer  todas  esas  cosas  con  astucia,  para  hacer  que  los  reyes  de  la  tierra  y  sus hombres tiemblen. 9 Seguramente tú sabes que Avraham su padre actuó así, y así engañó al ejército de Nimrod rey de Bavel, y a Avimelej rey de Gerar, y que él poseyó para sí la tierra de los hijos de Het y todos los reinos de  Kenaan. 10 Y que él descendió a  Mitzrayim y dijo de Sarah su esposa: Ella se mi hermana, para engañar a Mitzrayim y a su rey. 11  Su hijo Yitzjak también lo hizo cuando él fue a vivir a Gerar, y su poder prevaleció sobre el ejército de  Avimelej rey  de  los  Plishtim.  12  Y  él  también  pensó  hacer  que  el  reino  de  los  Plishm tropezara,  en  decir  que  Rivkah  su  esposa  era  su  hermana.  13  Ya'akov  también  trató traicioneramente con su hermanos, y tomó de su mano su primogenitura y su bendición. 14 Y fue entonces a Padan-Aram  a  la casa de Lavan el hermano de su madre, y con astucia obtuvo de él sus hijas, su ganado, y todo lo perteneciente a él, y huyó y regresó a la tierra de Kenaan a su padre. Sus hijos vendieron a su hermano Yosef, quien descendió a Mitzrayim y fue un esclavo, y fue puesto en la casa de prisión por doce años. 16 Hasta que el antiguo Faraón soñó sueños, y lo sacó de la casa de prisión, y lo engrandeció por encima de todos los príncipes de Mitzrayim por causa de que su  interpretación de los sueños de él. 17 Y cuando el  Todopoderoso causó  una  hambruna  por  toda  la  tierra  él  envió  y  trajo  a  su  padre  y  a todos  sus  hermanos,  y  toda  la  casa  de  su  padre,  y  los  sostuvo  sin  precio ni recompensa y trajo a los Mitzrayimim por esclavos . 18 Ahora, por lo tanto, mi señor y rey, este niño se ha levantado en  Mitzrayim en lugar de ellos, para hacer de acuerdo a sus obras,  y para jugar con todos los reyes, príncipes y jueces. 19 Si le complace al rey derramemos su sangre sobre la tierra, no sea que crezca y quite el gobierno de tu mano, con la esperanza que Mitzrayim perezca después que él haya reinado. 20  Y Bilaam dijo al rey: Déjanos además llamar a todos los jueces de Mitzrayim y a los sabios aquí, y para que sepamos si el juicio de muerte es  debido  a  este  niño  como  tú  has  dicho,  y  entonces  lo  mataremos.  21  Y  Faraón envió y llamó a todos los hombres sabios de Mitzrayim y ellos vinieron delante de su presencia, y el Malaj de YAHWEH vino entre ellos, y El era como uno de los hombres sabios de Mitzrayim. 22  Y  el  rey  dijo  a  los  hombres  sabios:  Seguramente  ustedes  han  oído  lo  que  este  niño Hebreo que está en la casa ha hecho, y así Bilaam ha juzgado en este asunto. 23 Y ahora, juzguen ustedes también y vean qué es debido a este niño por el acto que ha cometido. 24 Y El Malaj quien parecía como uno de los hombres sabios de Faraón, respondió y dijo como sigue, delante de todos los hombres sabios de Mitzrayim y delante del rey y los príncipes: 25 Si  le  complace  al  rey,  que  el  rey envíe por hombres que traigan una piedra de ónice y un carbón  de  fuego, y que los ponga delante del niño,  y si el niño extiende su mano hacia la piedra de ónice, entonces sabremos que en sabiduría  el niño ha hecho todo lo que ha hecho, y tenemos que matarlo. 26 Pero si extiende su mano hacia el carbón, entonces sabremos que no fue con conocimiento que él hizo esta cosa, y él vivirá. 27 Y la cosa pareció buena en los ojos  del  rey  y  los   príncipes,  así  que  el  rey  hizo  conforme  a  la  palabra  del  Malaj  de YAHWEH. 28 Y el rey ordenó que la piedra de ónice y el carbón fueran traídos y puestos delante  del  niño  Moshe.  29  Y  ellos  pusieron  al  niño  delante  de  ello,  y  el  niño  intentó extender su mano hacia la piedra de ónice, pero el  Malaj de YAHWEH tomó su mano y la puso sobre el carbón, y el carbón se  apagó en su mano, y lo alzó y lo puso en su boca, y quemó parte de sus labios y parte de su lengua, y se puso adolorido de lengua y boca. 30 Y cuando  el  rey  y  príncipes  vieron  esto,  ellos  supieron  que  Moshe  no  había  actuado  con sabiduría  en  quitar  la  corona  de  la  cabeza  del  rey. 31 Así  que  el  rey  y  los  príncipes se abstuvieron de matar al niño, y así Moshe permaneció en la casa de  Faraón, creciendo, y YAHWEH estaba con él. 32 Y mientras el niño estaba en la casa del rey, él estaba vestido de escarlata y creció entre los hijos del rey. 33 Y cuando creció en la casa del rey, Batia la hija de  Faraón lo  consideraba  como  un  hijo, y toda la casa de  Faraón lo honraba, y todos los hombres de  Mitzrayim tenían  miedo  de  él. 34  Y  él  salía  diariamente  e  iba  a  la  tierra  de Goshen, donde sus hermanos, los hijos de Yisra'el es taban, y Moshe los veía diariamente en escasez de aliento y trabajo gravoso. 35  Y Moshe les preguntó, diciendo: ¿Cuál es la razón por la cual este trabajo es impuesto a ustedes día a día? 36 Y ellos le contaron todo lo que había caído sobre ellos y todas las órdenes que Faraón había puesto sobre ellos antes de su nacimiento. 37 Y ellos le dijeron de todos los consejos con los cuales Bilaam el hijo de Beor había  aconsejado  contra  ellos,  y  lo  que  él  había  aconsejado  contra  Moshe  para  matarlo cuando él había quitado la corona del rey de su cabeza. 38 Y cuando Moshe oyó esas cosas su ira fue rebullida contra Bilaam, y él pensó en matarlo, y él estaba en emboscada por él día a día. 39 Y Bilaam tenía miedo de Moshe, y él y sus dos hijos se levantaron y se fueron de Mitzrayim, y ellos huyeron y entregaron sus almas y se trasladaron a la tierra de Kush a Kikianus rey de Kush. 40 Y Moshe estaba en la casa del rey saliendo y entrando, YAHWEH le dio favor a los ojos de Faraón, y a los ojos de todos sus sirvientes, y en los ojos de toda la gente de Mitzrayim, y ellos amaban a Moshe en extremo. 41 Y el día llegó cuando Moshe fue a Goshen a ver a sus hermanos, y él vio a los hijos de Yisra'el con sus cargas y trabajos gravosos, y Moshe estaba entristecido por causa de ellos. 42 Y Moshe regresó a Mitzrayim y vino a la casa de  Faraón, y vino delante del rey y Moshe se inclinó delante del rey. 43 Y Moshe dijo a Faraón: Por favor mi señor, Yo he venido buscando una pequeña petición de ti, no vuelvas mi rostro vacío; y Faraón le dijo a él: Habla. 44 Y Moshe dijo a Faraón: Que les sea dado a tus sirvientes los hijos de Yisra'el que están en Goshen un día de descanso de sus labores. 45 Y el rey respondió a Moshe y dijo: He aquí que yo he levantado tu rostro en este  asunto  para  otorgar  tu  petición.  46  Y  Faraón ordenó  que  una  proclamación  fuera hecha en Mitzrayim y Goshen, diciendo: 47 A ustedes, todos los hijos de Yisra'el, así dice el rey:  POR  SEIS  DÍAS  USTEDES  HARÁN  SU  TRABAJO  Y LABOR;  PERO  EL  DÍA SÉPTIMO  USTEDES  DESCANSARÁN,  y  no  harán ningún  trabajo,  así  harán  todos  los días, como el rey y Moshe el hijo de Batia han ordenado. 48 Y Moshe se regocijó a esta cosa que  el  rey  le  había  otorgado,  y  todos  los  hijos  de  Yisra'el hicieron  como  Moshe  había ordenado.  49  Porque  esto  era  de   YAHWEH  para  todos  los  hijos  de   Yisra'el,  porque YAHWEH había comenzado a recordarse de los hijos de Yisra'el para salvarlos por amor a sus padres. 50 Y YAHWEH estaba con Moshe y su fama se extendió por todo Mitzrayim. 51 Y Moshe se volvió grande a los ojos de todos los Mitzrayimim, y a los ojos de todos los hijos de  Yisra'el,  buscando  el  bien  para  su   pueblo   Yisra'el,  hablando  palabras  de  Shalom referente a ellos al rey.


 
Capítulo 71 Moshe mata a un Mitzrayimi

 
1 Y cuando Moshe tenía 18 años de edad él deseaba ver a su padre y madre y fue a la tierra de  Goshen,  y  Moshe  estaba  cerca  de  Goshen,  él  vino  al  lugar  donde  estaban  los  hijos  de Yisra'el trabajando, y él observó sus cargas, y él vio un  Mitzrayimi golpeando a uno de sus hermanos Hebreos . 2 Y cuando el hombre que estaba siendo golpeado vio a Moshe él corrió hacia  él  por  ayuda,  porque  el  hombre  Moshe  era  grandemente  respetado  en  la  casa  de Faraón, y le dijo a él: Mi señor atiéndeme, este Mitzrayimi vino a mi casa de noche, me ató y vino sobre mi esposa en mi presencia, y ahora él busca quitarme a mi esposa. 3 Y  cuando Moshe oyó esta cosa perversa, su ira fue rebullida contra el Mitzrayimi, y él se volvió a este lado  y  al  otro,  y  cuando  vio  que  no  había  ningún  hombre  él  golpeó  al   Mitzrayimi y  lo escondió en la arena, y liberó al Hebreo de la mano de aquel que lo golpeó. 4 Y el Hebreo fue a su casa y Moshe regresó a su hogar, y fue y regresó a la casa del rey. 5 Y cuando el hombre regresó a su casa él pensó en repudiar a su esposa, porque no  era correcto en la casa de Ya'akov, para un hombre venir a su esposa después de haber sido profanada. 6 Y la mujer fue y se lo dijo a sus  hermanos, y los hermanos de la mujer buscaron matarlo, y él huyó a su casa y escapó. 7 Y en el segundo día Moshe salió  a sus hermanos, y vio, he aquí que dos hombres estaban peleando, y él dijo al perverso: ¿Por qué golpeas a tu prójimo? 8 Y él le respondió y le dijo: ¿Quién te ha puesto por príncipe y juez sobre nosotros? ¿Piensas matarme como hiciste con el Mitzrayimi?  Y Moshe tuvo miedo,  y dijo: Seguramente este asunto es conocido. 9 Y  Faraón oyó de este asunto y él ordenó que Moshe fuera muerto, así que el Todopoderoso envió a Su  Malaj, y El   apareció a  Faraón con semejanza del capitán de  la  guardia. 10 Y el  Malaj de  YAHWEH tomó  la  espada  de  la  mano  del  capitán  de  la guardia , y quitó su cabeza con ella, porque la semejanza del capitán de la guardia fue vuelta a la semejanza de Moshe. 11 Y el Malaj de YAHWEH tomó la mano derecha de Moshe, y lo sacó de Mitzrayim, y lo puso fuera de la frontera de Mitzrayim, una distancia de un viaje de 40 días. 12 Y Aharon su hermano permaneció  solo en la tierra de Mitzrayim, y él profetizó a los hijos de Yisra'el, diciendo: 13 Así dice YAHWEH, el Elohim de sus padres: Echen cada hombre las abominaciones de sus ojos, no se profanen a sí con los ídolos de Mitzrayim. 14 Y los  hijos  de   Yisra'el  se  rebelaron  y  no  escucharon  a  Aharon  en  ese  momento.  15  Y YAHWEH pensó en destruirlos, y si no hubiera sido que YAHWEH recordó del Pacto que El había  hecho  con  Avraham,   Yitzjak  y  Ya'akov.  16  En  aquellos  días  la  mano  de  Faraón continuaba siendo severa sobre los hijos de Yisra'el, y él los apabullaba y los oprimía hasta el tiempo que el Todopoderoso envió Su Palabra y se fijó en ellos.


 
Capítulo 72. Moshe huyó de Mitzrayim

 
1 Y fue en esos días que hubo una gran guerra entre los hijos de Kush y los hijos del este y Aram, y ellos se rebelaron contra el rey de Kush en cuyas manos ellos estaban. 2 Así, pues, Kikianus rey de Kush salió con todos lo hijos de Kush, un pueblo numeroso como la arena, y él fue a pelear contra Aram y los hijos del este, para traerlos bajo sujeción. 3 Y cuando Kikianus salió él dejó a Bilaam el mago  y a sus dos hijos para cuidar la ciudad, y la clase más baja de gente de la tierra. 4  Así que Kikianus salió a Aram y a los hijos del este, y él peleó contra ellos y los golpeó, y ellos cayeron heridos delante de Kikianus y su gente. .5 Y él tomó a muchos de ellos cautivos y los trajo bajo sujeción como antes, y él acampó en su tierra para tomar tributo de ellos como siempre. 6 Y Bilaam el hijo de Beor, cuando el rey de Kush  lo había dejado para cuidar  la ciudad y a los pobres de la ciudad, él se levantó y aconsejó a la gente de la ciudad que se levantaran contra el rey Kikianus, que no lo dejaran entrar en la ciudad cuando él regresara. 7 Y la gente de la tierra lo escucharon a él, y ellos juraron a él y lo hicieron rey sobre la tierra, y sus dos hijos por capitanes del ejército. 8 Y ellos  se  levantaron  y   ellos  edificaron  sobre  el  muro  de  la  ciudad  en  las  dos  esquinas, edificaron un edificio fuerte en extremo. 9 Y en la tercera esquina ellos cavaron trincheras sin número, entre la ciudad y el río que rodeaba toda la tierra de Kush, y ellos hicieron que las  aguas  irrumpieran  desde  allí. 10 Y en la cuarta esquina ellos reunieron un número de serpientes por  sus  conjuros y   hechizos, y ellos fortificaron la ciudad y vivieron en ella, y ni uno de ellos salía o entraba delante de ellos. 11 Y Kikianus peleó contra Aram y los hijos del este y los sometió como antes, y ellos le dieron su tributo usual, y él fue y regresó a su tierra. 12  Y  cuando  Kikianus  rey  de  Kush  se  acercó  a  su  ciudad  y  todos  los  capitanes  de  sus fuerzas  con  él,  ellos  alzaron  sus  ojos  y  vieron  que  los  muros  de  la  ciudad  habían  sido edificados  hacia  arriba,  y  estaban  grandemente  elevados,  así  que  los  hombres  estaban estupefactos  con  esto.  13  Y  ellos  se  dijeron  uno  al  otro:  Es  porque  ellos  vieron  que  nos demorábamos  en  la  batalla  y  estaban  atemorizados  de  nosotros,  por  lo  tanto,  ellos  han hecho esta cosa y han levantado los muros de la ciudad para que los reyes de  Kenaan no vinieran  en  batalla  contra  ellos.  14  Y  el  rey  y  sus  tropas  se  acercaron  a  las  puertas  de  la ciudad,  y  ellos  miraron  y  he  aquí  que  todas  las  puertas  de  la  ciudad  estaban  cerradas , y ellos llamaron a los centinelas y dijeron: Abran para nosotros para que podamos entrar en la  ciudad.  15  Pero  los  centinelas  rehusaron  abrir  bajo  las  órdenes  de  Bilaam  el  mago,  su rey, ellos no les permitieron entrar en la ciudad. 16 Y ellos levantaron una batalla opuesto a las  puertas  de  la  ciudad,  y  130  hombres  del  ejército  de  Kikianus  cayeron  ese  día. 17 Y el próximo  día  ellos  siguieron  peleando  y  ellos  pelearon  a  un  lado  del  río;  ellos  trataron  de pasar pero no pudieron, así que algunos se hundieron en los pozos y murieron.  18 Así que el rey ordenó cortar los árboles y a hacer balsas, sobre las cuales podrían pasar a ellos, y así lo hicieron.  19  Y  cuando  llegaron  al  lugar  de  las  zanjas,  las  aguas  dieron  un  vuelco  por molinos, y 200 hombres sobre las balsas se ahogaron. 20 Y en el tercer día ellos vinieron a pelear  en  la  esquina  de  las  serpientes, pero no se pudieron acercar porque las serpientes mataron a 170 hombres de ellos, y ellos cesaron de pelear contra Kush,  y ellos asediaron a Kush  por nueve años, ninguna persona entraba y ninguna salía. 21 En aquel tiempo que la guerra  y  el  asedio  estaban  contra  Kush  Moshe  huyó  de  Mitzrayim de  Faraón quien  lo buscaba  para  matarlo  por  él  haber  matado  al  Mitzrayimi.  22  Y  Moshe  tenía 18 años de edad  cuando  huyó  de  Mitzrayim  de  la  presencia  de  Faraón,  y  él  huyó  y  escapó  al campamento de Kikianus, cual en ese tiempo estaba asediando a Kush. 23 Y Moshe estuvo nueve  años  en  el  campamento  de  Kikianus  rey  de  Kush,  todo  el  tiempo  ellos  estaban asediando a Kush  y Moshe salía y entraba con ellos. 24 Y el rey y los príncipes y todos los hombres peleando amaban a Moshe, porque él era grande y digno, su talla moral era como un  león  noble, su  rostro  era  como  el  sol,  y  su  fortaleza  era  como  la  del  león,  y  él  era consejero del rey. 25 Y al final de nueve años Kikianus fue sobrecogido con una enfermedad mortal, y su  enfermedad  prevaleció  sobre  él,  y  él  murió  en  el  séptimo  día.  26   Y  sus sirvientes lo embalsamaron y lo llevaron y lo sepultaron opuesto a las puertas de la ciudad, al  norte  de  la  tierra  Mitzrayim. 27 Y ellos edificaron sobre él un elegante y fuerte  y alto edificio,  y  pusieron  grandes  piedras  abajo.  28  Y  los  escribas  del  rey  grabaron  sobre  esas piedras todo  el poder de su rey Kikianus, y todas sus batallas que él había peleado, he aquí que están escritas hasta este día.  29 Ahora después de la muerte del rey Kikianus de Kush sus  hombres  y  tropas  se  entristecieron  mucho  a  causa  de  la  guerra.  30  Así  que  ellos  se dijeron uno al otro:  Dennos  consejo  en  lo  que  debemos  hacer  este  día,  puesto  que  hemos residido  en  el  desierto  por  nueve  años  fuera  de  nuestros  hogares.  31  Si  decimos  que pelearemos   contra   la   ciudad   muchos   de   nosotros   caerán   heridos   o   muertos,   y   si permanecemos aquí en el asedio también moriremos. 32 Y ahora  todos los reyes de Aram y los hijos del este oirán que nuestro rey está muerto, y ellos nos atacarán de repente de una forma hostil, y ellos pelearán contra nosotros y no nos dejarán un remanente de nosotros. 33 Ahora, por lo tanto, vayamos y nombremos un  rey sobre nosotros, y permanezcamos en el asedio hasta que la ciudad sea entregada a nosotros. 34 Y ellos deseaban escoger por rey ese  día  un  hombre  del  ejército  de  Kikianus ,  y  ellos  no  encontraron  ninguno  mejor  que Moshe para reinar sobre ellos. 35 Y ellos se apresuraron y despojaron de cada hombre sus atuendos y los echaron en la tierra e hicieron un gran montón y pusieron a Moshe sobre él. 36  Y  ellos  se  levantaron  y  llamaron  con  la  trompeta delante de él, y dijeron: ¡Que el rey viva,  que  el  rey  viva!  37  Y  toda  la  gente  y  nobles  juraron  delante  a él  darle por esposa Adoniah la reina, la Kushah, esposa de Kikianus , y ellos hicieron a Moshe rey sobre ellos en ese  día.  38  Y  toda  la  gente  de  Kush  hicieron  una  proclamación  ese  día,  diciendo: Todo hombre tiene que dar algo a Moshe de lo que está en su posesión. 39 Y ellos extendieron una sábana sobre el montón, y todos los hombres echaron algo de lo que tenían, uno un arete de oro,  otro  una  monada.  40  También  piedras  de  ónice  y  piedras  preciosas, perlas y mármol los  hijos  de  Kush  echaron  a  Moshe  sobre  el  montón,  también  oro  y  plata  en  gran abundancia.  41 Y Moshe tomó todo el oro y la plata, todas las vasijas, todo el ónice y las piedras  preciosas ,  cuales  todos  los  hijos  de  Kush  le  habían  dado,  y  él  los  puso  entre  sus tesoros. 42 Y Moshe reinó sobre los hijos de Kush en ese día, en lugar de Kikianus rey de Kush.


 
Capítulo 73

 
1 En el año 55 de Faraón rey de Mitzrayim, esto es, el año 157 de los Yisra'elim descender a Mitzrayim, Moshe reinó en Kush. 2 Moshe era de 27 años cuando él comenzó a reinar en Kush, y él reinó 40 años. 3 Y YAHWEH otorgó a Moshe favor y  misericordia en los ojos de todos los hijos de Kush, y los hijos de Kush lo amaron en extremo, así Moshe fue favorecido por YAHWEH y por los hombres. 4 Y en el séptimo día de su reino todos los hijos de Kush se reunieron y vinieron delante de Moshe y se inclinaron a él a tierra. 5 Y todos los hijos hablaron  en  la  presencia  del  rey,  diciendo:  Danos  consejo  para  que  nosotros  veamos  qué debemos  hacer  a  esta  ciudad.  6  Porque  han  pasado  nueve  años  que  la  hemos  estado asediando por sus alrededores, y nosotros no hemos visto a nuestras esposas e hijos. 7  Así, pues,  el  rey  les respondió,  diciendo:  Si  ustedes  escuchan  a  mi  voz  en  todo  lo  que  yo  les ordeno, entonces YAHWEH les dará esta ciudad en sus manos y nosotros la someteremos. 8 Porque  si  peleamos  con  ella  como  en  las  otras  batallas  que  tuvimos  con  ella  antes  de  la muerte de Kikianus , muchos de nosotros caeremos heridos como antes. 9 Y ahora, por lo tanto, he aquí el consejo en este asunto: Si ustedes escuchan a mi voz, entonces esta ciudad será entregada en sus manos. 10 Así que todas las fuerzas respondieron al rey: Todo lo que nuestro señor ha ordenado, nosotros haremos. 11 Y Moshe dijo a ellos: Pasen por medio y proclamen una voz al campamento completo a toda la gente, diciendo: 12 Así dice el rey: Vayan al bosque y traigan uno de los polluelos de la cigüeña, cada hombre un polluelo en su mano.  13  Y  cualquier  persona  que  transgreda  la  palabra  del  rey,  quien  no  traiga  su polluelo, él morirá, y el rey tomará todo lo que le pertenezca a él. 14  Y cuando ustedes los traigan, ellos estarán en su cuidado, y ustedes los criarán hasta que crezcan, y ustedes les enseñarán a lanzarse sobre, como es la senda de los polluelos del halcón. Así todos los hijos de Kush oyeron las palabras de Moshe, y se levantaron e hicieron proclamación por todo el campamento,  diciendo:  16  A  ustedes  todos  los  hijos  de  Kush:  La  orden  del  rey  es,   que ustedes vayan juntos al bosque, y agarren allí el polluelo de la cigüeña, cada hombre con el polluelo en su mano, y ustedes los traerán a casa. 17 Y cualquier persona que viole la orden del rey morirá, y el rey tomará todo lo que le pertenezca a él. 18 Y toda la gente lo hizo, y ellos salieron al bosque y treparon los árboles de abeto y cada hombre con un polluelo en su mano, todos los polluelos de la cigüeña, y los trajeron al desierto y los criaron por la orden del rey, y ellos los enseñaron a lanzarse sobre, similar a los halcones. 19 Y Después que los polluelos estaban criados, el rey ordenó que pasaran hambre por tres días, y toda la gente lo hizo así. 20 Y así, al tercer día, el rey dijo a ellos: fortalézcanse y sean hombres valientes, y cada hombre se ponga su armadura y se ciña con su arma de guerra, y cada hombre monte en su caballo,  y  cada  uno  tome  su  polluelo  de  cigüeña  en  su  mano.  21  Y  nosotros  nos levantaremos y pelearemos contra la ciudad en el lugar donde están las serpientes; y toda la gente hizo como ordenó el rey. 22 Y cada hombre tomó su polluelo en mano, y ellos salieron, y cuando llegaron al lugar de las serpientes, el rey les dijo  a ellos, cada uno envíe su polluelo de  cigüeña  sobre  las  serpientes.  23  Y  cada  uno  envió  su  polluelo  a  la  orden  del  rey, y los polluelos se lanzaron sobre las serpientes y las devoraron a todas, y las destruyeron de ese lugar. 24 Y cuando la gente y el rey vieron que todas las serpientes estaban destruidas de ese  lugar,  toda  la  gente  dio  un  gran  grito.  25  Y  ellos  se  acercaron  y  pelearon  contra  la ciudad y la sometieron, y entraron en la ciudad. 26 Y en ese día murieron 1,100 hombres de la gente de la ciudad, todos los que habitaban la ciudad, pero la gente que estaba asediando ni uno murió. 27 Así todos los hijos de Kush cada uno fue a casa, a su esposa e hijos, y a todo lo perteneciente a él. 28 Y Bilaam el mago, cuando el vio que la ciudad estaba siendo asediada,  él  abrió  la  puerta  y  él  y  sus  dos  hijos  y  ocho  hermanos  huyeron y regresaron a Mitzrayim a Faraón rey de Mitzrayim. 29 Ellos son los magos y hechiceros mencionados en el  libro  de  la  Toráh,  que  se  levantaron  contra  Moshe  cuando   YAHWEH  trajo  las  plagas sobre Mitzrayim.  30  Así,  pues,  Moshe  tomó  esta  ciudad  por  su   sabiduría,  y  los  hijos  de Kush lo pusieron sobre el trono en lugar de Kikianus rey de Kush. 31 Y ellos pusieron la corona real sobre su cabeza, y le dieron por esposa a Adoniah la reina Kushah, la esposa de Kikianus. 32 Y Moshe temía a YAHWEH, el Todopoderoso de sus padres, así que él no vino a ella, ni volvió sus ojos a ella. 33 Porque Moshe se acordó cómo Avraham había hecho que su sirviente jurara, diciendo a él: Tú no tomarás mujer de las hijas de Kenaan para mi hijo Yitzjak.  34  También  lo  que  Yitzjak  hizo  cuando  Ya'akov  estaba  huyendo  de  su  hermano, cuando él le ordenó, diciendo: Tú no tomarás esposa de entre las hijas de Kenaan, ni harás alianza con ninguno de los hijos de Ham. 35 Porque YAHWEH nuestro Elohim dio a Ham el hijo de Noaj y a todos sus hijos como esclavos para los hijos de Shem, y para los hijos de Yefet, y a su  zera  después  de  ellos  por esclavos para siempre.  36 Por lo tanto Moshe no volvió su corazón ni sus ojos hacia la esposa de Kikianus todos los días  que él reinó sobre Kush. y Moshe temió a YAHWEH su  Elohim toda su vida. 37  Y Moshe caminó delante de YAHWEH en verdad con todo su corazón y alma, él no se volvió de la senda correcta todos los días de su vida,  él  no  decayó  de  la  senda  ni  a  la  derecha  ni  a  la  izquierda, en la cual Avraham,  Yitzjak y Ya'akov habían caminado. 38  Y Moshe se fortaleció en el reino de los hijos de Kush, y él guió a los hijos de Kush con su usual sabiduría, y Moshe prosperó en su reino. 39 Y en ese tiempo Aram y los hijos del este oyeron que Kikianus rey de Kush había muerto, así que Aram y los hijos del este se rebelaron contra Kush en esos días. 40 Y Moshe reunió  a  todos  los  hijos  de  Kush,  un  pueblo  muy  poderoso, cerca de 30,000 hombres, y él salió para pelear con Aram y los hijos del este. 41 Y ellos fueron primero a los hijos del este, y  cuando  los  hijos  del  este  oyeron   su  reporte,  ellos  fueron  a  encontrarse  con  ellos,  y trabaron  batalla  con  ellos.  42   Y  la  guerra  fue  severa  contra  los  hijos  del  este,  así  que YAHWEH dio a todos los hijos del este en la mano de Moshe, como 300 hombres cayeron muertos. 43 Y todos los hijos del este se volvieron y retrocedieron, así que Moshe y los hijos de Kush los persiguieron y los sometieron, y pusieron un impuesto sobre ellos, como era su costumbre.  44  Y  Moshe  y  toda  la  gente  con  él  pasaron  de  allí y fueron  a  Aram  para  la batalla. 45 Y la gente de Aram también fue a encontra rse con ellos, y YAHWEH los entregó en la mano de Moshe, y muchos de los hombres cayeron heridos. 46 Y Aram también fue sometido por Moshe y la gente de Kush, y ellos también pagaron su usual impuesto. 47 Y Moshe trajo a Aram y a los hijos del este bajo sujeción de los hijos de Kush, y Moshe y toda la gente que estaba con él se volvieron y fueron a la tierra de Kush. 48 Y Moshe se fortaleció en el reino de los hijos de Kush, y YAHWEH estaba con él, y todos los hijos de Kush tenían temor de él.


 
Capítulo 74

 
1 Al término de los años Shaúl rey de Edom murió, y Baal Hanan el hijo de Ajbor reinó en su lugar. 2 Durante el año 16 del reinado de Moshe sobre los hijos de Kush, Baal Hanan el hijo de Ajbor reinó  en la tierra de Edom sobre todos los hijos de Edom por 38 años. 3 En sus días Moav se rebeló contra el poder de Edom, habiendo estado bajo el poder de Edom desde  los  días  de  Hadad el  hijo  de  Bedad,  quien  los  golpeó  a  ellos  y  a  Midyan,  y  trajo  a Moav bajo su sujeción. 4 Y cuando Baal Hanan reinó en la tierra de Edom, todos los hijos de Moav  retiraron su alianza con Edom. 5 Y Angeas rey de África murió en esos días, y Azdrubal su hijo reinó en su lugar. 6 Y en esos días Janeas rey de los hijos de Kittim murió, y lo sepultaron en su templo el cual él había edificado para sí en la llanura de Canopia para residencia, y Latinus reinó en su lugar. 7 En el segundo año del reino de Moshe sobre los hijos de Kush, Latinus reinó sobre los hijos de Kittim por 45 años. 8 Y él también se edificó para  sí  una  gran  y  poderosa  torre ,  y  él  edificó   en  la  torre  un  elegante  templo  para  su residencia,  para  conducir  su  gobierno,  como  era  la  costumbre. 9 Y en el tercer año de su reinado, él hizo una proclamación para ser hecha a todos sus hombres con destreza, quienes hicieron barcos para él. 10 Y Latinus reunió todas sus fuerzas, y ellos vinieron dentro de los barcos, y fueron a pelear con Azdrubal hijo de Angeas rey de África, y trabó batalla con Azdrubal  y  su  ejército.  11  Y  Latinus  prevaleció  sobre  Azdrubal,  y  Latinus  tomó   de Azdrubal el acueducto que su padre había traído de los hijos de Kittim, cuando él tomó a Jania la hija de Uzi por esposa, así que Latinus derribó el puente del acueducto, y golpeó a todo  el  ejército  de  Azdrubal  con  un  golpe  severo.  12  Y  los  restantes  hombres  fuertes de Azdrubal se  fortalecieron  y  sus  corazones  fueron  llenos  de  envidia,  y  ellos  cortejaron  la muerte, y de nuevo trabaron batalla con Latinus rey de Kittim. 13 Y la batalla fue severa sobre todos los hombres de África, y todos ellos cayeron delante de Latinus y su pueblo, y Azdrubal el rey también cayó en esa batalla. 14 Y el rey Azdrubal tenía una hija muy bella, cuyo nombre era Ushpezena, y todos los hombres de África  bordaron su semejanza en sus atuendos, a causa de su gran belleza y su hermosa apariencia. 15 Y los hombres de Latinus vieron  a  Ushpezena  la  hija  de  Azdrubal,  y  la  alabaron  a  su  rey  Latinus.  16  Y  Latinus ordenó que ella fuera traída a él, y Latinus tomó a Ushpezena por esposa, y regresó en su camino  a  Kittim.  17  Y  fue  después  de  la  muerte  de   Azdrubal  hijo  de  Angeas,  cuando Latinus  había  regresado  a  su  tierra  de  la  batalla,  que  todos  los  habitantes  de  África  se levantaron y  tomaron  a  Aníbal  hijo  de  Angeas,  el  hermano  menor  de  Azdrubal,  y  lo hicieron rey en lugar de su hermano sobre toda la tierra de África. 18 Y cuando él reinó, él resolvió ir a Kittim para pelear con los hijos de Kittim, para vengar la causa de su hermano Azdrubal, y la causa de los habitantes de África, y así lo hizo. 19 Y él hizo muchos barcos, y él  vino  con  todo  su  ejército,  y  él  fue  a  Kittim.  20  Así,  pues,  Aníbal  peleó  con  los  hijos  de Kittim, y los hijos de Kittim cayeron heridos delante de Aníbal y su ejército, y Aníbal vengó la causa de su hermano. 21 Y Aníbal continuó la guerra con los hijos de Kittim por 18 años, y Aníbal vivió en la tierra de Kittim y acampó allí por un largo tiempo. 22 Y Aníbal golpeó los  hijos  de  Kittim  muy  severamente, y él mató a sus hombres grandes y  príncipes, y del resto de la gente él golpeó alrededor de 80,000 hombres. 23 Y al término de los días y años Aníbal regresó a su tierra África, y él reinó en seguridad en lugar de su hermano Azdrubal.


 
Capítulo 75: Efrayim casi diezmado.

 
1  En  ese  tiempo,  en  el  año  180  de  los   Yisra'elim  descender  a   Mitzrayim,  salieron  de Mitzrayim hombres valientes, 30,000 a pie, de los hijos de Yisra'el, quienes eran todos de la tribu  de  Yosef,  de  los  hijos  de  Efrayim  el  hijo  de  Yosef.  2  Porque  ellos  dijeron  que  el período  estaba  completo  que   YAHWEH  había  designado   a  los  hijos  de   Yisra'el desde tiempos antiguos, cual El  había hablado a Avraham. 3 Y esos hombres se ciñeron y ellos se armaron con su espada a su lado, y todo hombre su armadura sobre él, y ellos confiaron en su  fuerza  y  ellos  salieron  juntos  de  Mitzrayim con una mano  poderosa. 4   Pero  ellos  no trajeron  provisiones para el camino, sólo oro y plata, ni tan siquiera pan para ese día ellos trajeron es sus manos, porque ellos pensaron en comprar provisiones de los Plishtim, y sino, lo tomaban  por la  fuerza.  5  Y  esos  hombres  eran  muy  valientes  y  poderosos,  un  hombre podía perseguir a 1,000 y dos  podían hacer huir a 10,000, así que confiaron en su fuerza y fueron  así  mismo  como  estaban, y ellos dirigieron su curso hacia la tierra de Gat, y ellos fueron y encontraron a los pastores de Gat alimentando  al ganado de los hijos de Gat. 7 Y ellos  dijeron  a  los  pastores:  Dennos  algunas  de  las  ovejas  por  paga,  para  poder  comer, porque tenemos hambre y no hemos comido pan este día. 8 Y los pastores les dijeron: ¿Son ellas  nuestras  ovejas  o  reses  que  la  podamos  dar  aun  por  paga?  Entonces  los  hijos  de Efrayim se acercaron para tomarlas a la fuerza. 9 Y los pastores de Gat les gritaron a ellos y su grito fue oído a la distancia, así que todos los hijos de Gat salieron a ellos. 10  Y cuando los hijos de Gat vieron las obras malas de los hijos de Efrayim, ellos regresaron y reunieron a  los  hijos  de  Gat,  y  ellos  pusieron  cada  hombre  su  armadura  y  vinieron a  los  hijos  de Efrayim para la batalla. 11 Y ellos se batieron en el valle de Gat, y la batalla fue severa, y ellos golpearon de uno al otro un gran número en ese día. 12 Y en el segundo día los hijos de Gat enviaron a todas las ciudades de los Plishtim que ellos debían venir a ayudar, diciendo: 13  Vengan  a  nosotros  a  ayudarnos  para  que  podamos  golpear a los hijos de  Efrayim que han  salido de  Mitzrayim para  tomar  nuestro  ganado,  y  para  pelear  contra  nosotros  sin causa.  14  Ahora  las  almas  de  los  hijos  de  Efrayim estaban  exhaustas  de  hambre  y  sed, porque  ellos  no  habían  comido  ningún  pan  en  tres  días, y 40,000 hombres salieron de las ciudades  de  los  Plishtim  para  asistir  a  los  hombres  de  Gat.  15  Y  esos  hombres  trabaron batalla con los hijos de Efrayim, y YAHWEH entregó a los hijos de Efrayim en las manos de los Plishtim. 16 Y ellos golpearon a todos los hijos de  Efrayim, todos los que habían salido de Mitzrayim, ninguno quedó sino diez hombres que habían huido de la batalla. 17 Porque este mal fue de YAHWEH para los hijos de Efrayim, porque ellos transgredieron la palabra de YAHWEH por haber salido de Mitzrayim, antes de que el período hubiera llegado que YAHWEH había   designado  para  Yisra'el  desde  los  días  de  la  antigüedad.  18  Y  de  los Plishtim  también  cayeron  muchos,  alrededor  de  20,000  hombres,  y  sus  hermanos  los cargaron  y  los  sepultaron  en  sus  ciudades.   19  Y  los  muertos  de  los  hijos  de  Efrayim permanecieron olvidados en el valle de Gat por muchos días y años, y no fueron sepultados, y  el  valle  fue  lleno  de  huesos  de  hombres.  29  Y  los  hombres  que  habían  escapado  de  la batalla vinieron a  Mitzrayim, y les dijeron a los hijos de  Yisra'el todo  lo que había caído sobre ellos. 21 Y su padre  Efrayim se  enlutó  por  muchos  días, y sus hermanos vinieron a consolarlo.  22  Y  él  vino  a  su  esposa  y  ella  dio  a  lux  un  hijo,  y  llamó  su  nombre  Beriyah, porque ella fue desgraciada en su casa.


 
Capítulo 76. Moshe se casa con Zipporah.

 
1 Y Moshe el hijo de Amram aún estaba en la tierra de Kush en aquellos días, y él prosperó en su reino, y condujo el gobierno de  los hijos de Kush en justicia, rectitud, e integridad. 2 Y todos los hijos de Kush amaron a Moshe  todos los días que él reinó sobre ellos, y todos los habitantes de la tierra de Kush estaban grandemente temerosos de Moshe. 3 Y en el año 40 del  reinado  de  Moshe  sobre  los  hijos  de  Kush, Moshe estaba sentado sobre el trono real mientras  Adoniah  la  reina  estaba  delante  de  él,  y  todos  los  nobles  estaban  sentados alrededor de él.  4 Y Adoniah dijo delante del rey y los príncipes: ¿Qué es esta cosa que los hijos de Kush han hecho por  este  largo tiempo? 5 Ciertamente ustedes saben que durante los 40 años que este hombre ha reinado sobre los hijos de Kush él no se ha acercado a mí, ni él ha servido a los poderosos de los hijos de Kush. 6 Ahora, por lo tanto, oigan O hijos de Kush, y no dejen que este hombre reine sobre ustedes porque él no es nuestra carne. 7 He aquí que  Menacrus mi hijo está crecido, que él reine sobre ustedes, porque es mejor para ustedes servir al hijo de su señor, que servir a un extranjero, esclavo del rey de Mitzrayim. 8 Y toda la gente y nobles de los hijos de Kush oyeron las palabras que Adoniah la reina había hablado en sus oídos. 9 Y todo el pueblo se estaba preparando hasta el anochecer y en la mañana ellos se levantaron e hicieron a Menacrus, hijo de Kikianus, rey sobre ellos. 10 Y todos los hijos de Kush tenían miedo de extender su mano contra Moshe, porque YAHWEH estaba con Moshe, y los hijos de Kush recordaron el juramento que hicieron a Moshe, por lo tanto, ellos no le hicieron ningún daño. 11 Pero los hijos de Kush dieron muchos regalos a Moshe, y lo despidieron de ellos con gran honor. 12   Así  que  Moshe  salió  de  la  tierra  de Kush, y fue a casa   y cesó de reinar sobre Kush, y Moshe era de 66 años de edad cuando salió de la tierra de Kush,  pues esta cosa era de YAHWEH, porque el período había llegado que El había designado desde tiempos de la antigüedad, para sacar a Yisra'el de la aflicción de  los  hijos  de  Ham.  13  Así  Moshe  fue  a  Midyan,  porque  él  tenía  miedo  de  regresar  a Mitzrayim por causa de Faraón, y él fue y se sentó junto a un pozo de agua en Midyan. 14 Y las siete hijas de Reuel el Midyanim fueron al pozo a dar agua al rebaño de su padre. 15 Y ellas vinieron al pozo y sacaron agua para dar de beber al rebaño de su padre. 16  Pero los pastores de Midyan vinieron y las ahuyentaron, y Moshe se levantó y las ayudó a dar agua al  rebaño.  17  Y  ellas  vinieron  a  casa  a  su  padre  Reuel,  y  le  dijeron  lo  que  Moshe  había hecho por ellas.  18 Y ellas dijeron: Un hombre de Mitzrayim nos ha liberado de las manos de los pastores, él sacó agua para nosotros y le dio de beber al rebaño. 19 Y Reuel preguntó a sus hijas: ¿Dónde está él? ¿Por qué razón han dejado al hombre? 20 Y Reuel envió por él y lo buscó y lo trajo a casa, y él comió pan con Moshe.  21 Y Moshe relató a Reuel que él había  huido  de  Mitzrayim y  que  él  reinó  40  años  sobre  Kush,  y  que  después  de  eso ellos habían quitado el gobierno de él,  y lo habían despedido en  Shalom con honor y regalos. 22 Y Reuel había oído las palabras de Moshe, y Reuel se dijo dentro de sí:  Yo pondré a este hombre en la casa de prisión, y así me reconciliaré con los hijos de  Kush, porque él había huido de ellos. 23  Y ellos lo pusieron en la casa de prisión, y Moshe estuvo en prisión 10 años,  y  mientras  Moshe  estaba  en  la  casa  de  prisión,  Zipporah  la  hija  de  Reuel  le  tomó piedad,  y  lo  sostenía  con  pan  y  agua  todo  el  tiempo.  24  Y todos los hijos de  Yisra'el aun estaban en  Mitzrayim sirviendo  a  los  Mitzrayimim  en  todo  tipo  de  trabajo  gravoso, y la mano de Mitzrayim continuaba en severidad sobre los hijos de Yisra'el en aquellos días. 25 Y en ese tiempo YAHWEH golpeó a  Faraón rey de  Mitzrayim, y lo afligió con la plaga de lepra desde la planta de sus pies hasta la coronilla de su cabeza; debido al trato cruel sobre los  hijos  de   Yisra'el  fue  esta  plaga  en  este  tiempo  de   YAHWEH sobre  Faraón  rey  de Mitzrayim.  26 Porque  YAHWEH había  escuchado  a  la  oración  de  Su  pueblo,  los  hijos  de Yisra'el, y el clamor de ellos llegó a El por causa de su trabajo gravoso. 27 Aún su ira no se volvió  de  ellos,  y  la  mano  de  Faraón estaba  aún  extendida  contra  los  hijos  de  Yisra'el, y Faraón endureció su cerviz delante de YAHWEH, y él aumentó su yugo sobre  los hijos de Yisra'el, y amargó sus vidas con todo tipo de trabajo gravoso. 28 Y cuando YAHWEH había infligido  la  plaga  sobre  Faraón rey  de  Mitzrayim,  él  pidió  a  sus  hombres  sabios  y  a  sus hechiceros que lo curaran. 29 Y sus hombres sabios y hechiceros le dijeron a él: Si la sangre de  niños  pequeños  fuera  puesta  en  las  llagas  él  sería  curado. 30 Y  Faraón los escuchó a ellos,  y  envió  ministros  a  la  tierra  de  Goshen a los hijos de  Yisra'el para tomar sus hijos pequeños. 31 Y los ministros de Faraón. 31 Y los ministros de  Faraón tomaron a los niños pequeños  de  los  hijos  de  Yisra'el del  pecho  de  sus  madres  a la fuerza y ellos los traían a Faraón diariamente, un niño cada día, y los  médicos lo mataban y aplicaban la sangre a la plaga; así hacían todos los días. 32 Y el número de niños que  Faraón mató fue de 375. 33 Pero  YAHWEH  no  escuchó  a  los  médicos  del  rey  de  Mitzrayim  y  la  plaga  aumentó poderosamente. 34  Y  Faraón  estuvo  diez  años  afligido  por  la  plaga,  aún el  corazón  de Faraón  se  endureció  más  contra  los  hijos  de   Yisra'el.  35  Y  al  término  de  diez  años YAHWEH continuó afligiendo a  Faraón con plagas destructivas. 36 Y  YAHWEH lo golpeó con  un  tumor  maligno  y  enfermedad  del  estómago,  y  la  plaga  se  convirtió  en  severos forúnculos.  37 En ese tiempo los dos ministros de  Faraón vinieron de la tierra de Goshen donde estaban todos los niños, y fueron a la casa de Faraón y le dijeron a él: Hemos visto a los hijos de Yisra'el aflojarse en su trabajo y negligentes en sus labores. 38 Y Faraón oyó las palabras  de  los  ministros,  su  ira  fue  rebullida  contra  los  hijos  de   Yisra'el en  extremo, porque  él  estaba  grandemente  irritado  por  su  dolor  corporal.  39  Y  él  respondió,  y  dijo: Ahora que los hijos de Yisra'el saben que yo estoy enfermo, ellos se vuelven y se burlan de nosotros, ahora, por lo tanto, ponle los arreos a mi carruaje, y yo iré a Goshen y yo veré la burla que los hijos de  Yisra'el con la cual me están ridiculizando; y sus sirvientes pusieron los arreos a su carruaje. 40 Y ellos lo tomaron y lo hicieron motar en un caballo, porque no podía montar solo;  41 y él llevó consigo diez jinetes y diez de infantería, y fue a los hijos de Yisra'el en Goshen. 42 Y cuando ellos habían llegado al borde de Mitzrayim, el caballo del rey pasó por un lugar estrecho, y los otros caballos presionaron al caballo del rey. 44 Y el caballo del rey cayó en un plano inferior mientras el rey estaba montado sobre él, y cuando cayó, el carruaje se volvió sobre la cara del rey, y el caballo yacía sobre el rey, y el rey gritó, porque  su  carne  estaba  muy  adolorida.  45  Y  la  carne  del  rey  fue  desgarrada  de  él, y sus huesos estaban quebrados  y  no  podía  montar,  porque  esta  cosa  era  de  YAHWEH para él, porque YAHWEH escuchó el clamor de Su pueblo Yisra'el y su aflicción. 46 Y sus sirvientes lo  cargaron  sobre  sus  hombros,  un  poco  cada  uno,  y  ellos  lo  trajeron  de  regreso  a Mitzrayim, y los jinetes que estaban con él también regresaron a Mitzrayim. 47  Y ellos lo tendieron en su cama, y el rey supo que su fin había llegado para morir, así que Asparamit la  reina,  su  esposa, vino y lloró delante del rey, y el rey lloró un gran lloro con ella. 48  Y todos  los  nobles y  sirvientes  vinieron  ese  día  y  vieron  al  rey  en  esa  grande  aflicción,  y lloraron un gran lloro con él. 49 Y los príncipes del rey y sus consejeros aconsejaron al rey que nombrara uno para reinar en su lugar en la tierra, cualquiera que él escogiera de sus hijos. 50 Y el rey tenía tres hijos y dos hijas  cuales Asparamit la reina su esposa le había dado  a  luz  para  él,  aparte  de  los  hijos  del  rey  de  sus  concubinas.   51  Y  estos  eran  sus nombres:  El  primero  Otri,  el  segundo  Adikam,  y  el  tercero  Morion;  y  sus  hermanas, el nombre  de  la  mayor  era  Batia  y  de  la  otra  Acuzi.  52  Y  Otri  el  primogénito  del  rey  era idiota, precipitado y rápido en sus palabras. 53 Pero Adikam era astuto y un hombre sabio y conocía toda  sabiduría  de  Mitzrayim, pero  indecoroso de aspecto, grueso en la carne, y muy corto de estatura; su altura era de un codo [50 cm.]. 54 Y cuando el rey vio a Adikam su hijo inteligente y sabio en todas las cosas, el rey resolvió que él habría de ser rey en lugar de él después de su muerte. 55 Y él tomó para él por esposa a Gedulah hija de Abilot, y él era de diez años de edad, y ella dio a luz para él cuatro hijos. 56 Y después él fue y tomó tres esposas  y  ellas  le  dieron  a  luz  ocho  hijos  y  tres  hijas.  58  Y  la  enfermedad  grandemente prevaleció sobre el rey, y su carne hedía como esa de un cuerpo muerto echado en el campo en  tiempo  de  verano,  durante  el  calor  del  sol.  59 Y cuando el rey vio que su enfermedad grandemente se había fortalecido sobre él, él ordenó que su hijo Adikam fuera traído a él, y lo hicieron rey sobre la tierra en su lugar. 59 Y a los tres años el rey murió en vergüenza, desgracia y disgusto, y sus sirvientes lo cargaron y lo sepultaron en el  sepulcro de los reyes de Mitzrayim en Zoan Mitzrayim. 60 Pero ellos  no lo embalsamaron como era la costumbre para los reyes de Mitzrayim, porque su carne  estaba putrefacta, y no podían acercarse para embalsamarlo por causa del hedor, así que lo sepultaron apresuradamente. 61 Porque este mal era de YAHWEH para él, porque YAHWEH había devuelto sobre él todo el mal que él hizo en sus días a Yisra'el. 62 Y él murió con terror y en vergüenza, y su hijo Adukam reinó en su lugar.


 
Capítulo 77: Más crueldades por los Mitzrayimim

 
1 Adikam era de 20 años de edad cuando él reinó sobre Mitzrayim, y él reinó por cuatro años. 2 En el año 206 de los Yisra'elim  descender  a  la  tierra  de  Mitzrayim Adikam reinó sobre Mitzrayim, y él no continuó por tanto tiempo en su reino sobre Mitzrayim como sus padres continuaron sus reinos. 3 Porque Melol su padre había reinado en Mitzrayim por 94 años, pero él estuvo enfermo diez años y murió, porque él había sido perverso delante de YAHWEH. 4  Y todo  Mitzrayim llamó su nombre Adikam Faraón como el nombre de sus padres, como era su costumbre en  Mitzrayim. 5 Y todos los hombres sabios de Mitzrayim llamaron su nombre Adikam Ahuz, porque corto es Ahuz en el lenguaje de Mitzrayim. 6 Y Adikam  era  extremadamente  feo, y él era de un codo y un palmo [65 cm.]  y él tenía una gran barba que llegaba a las platas de sus pies. 7 Y  Faraón se sentó en el trono de su padre para  reinar  sobre  Mitzrayim,  y  él  condujo  en  gobierno  de  Mitzrayim en  sabiduría.  8  Y mientras  él  reinó  él  excedió  a  su  padre  y  a  todos  los  reyes  previos  en  perversidad,  y  él aumentó el yugo de los hijos de Yisra'el. 9 Y él fue con sus sirvientes a Goshen a los hijos de Yisra'el, y él fortaleció la labor sobre ellos y él les dijo: Completen el trabajo, cada tarea diaria, y que sus manos no  se aflojen de nuestro trabajo desde este día en adelante como hicieron  en  los  días  de  mi  padre. 10  Y  él  puso  oficiales  sobre  ellos  de  entre  los  hijos  de Yisra'el y él puso amos de obras de entre sus sirvientes. 11 Y él puso sobre ellos una medida de ladrillos para ellos hacer de acuerdo a ese número, día a día, y él se volvió y regresó a Mitzrayim. 12 En ese tiempo los amos de obra de  Faraón ordenaron a los oficiales de los hijos de  Yisra'el de acuerdo a la orden de Faraón, diciendo: 13 Así dice Faraón: hagan su trabajo  cada  día,  y  terminen  su  tarea,  y  observen  una  medida  diaria  de  ladrillos, no lo disminuyan  en  nada.  14  Y  vendrá  a  suceder  que  si  ustedes  son  deficientes  en  sus  ladillos diarios,  yo  pondré  sus  hijos  pequeños  en  su  lugar.  15  Y  los  amos  de  obra  de  Mitzrayim hicieron en esos días como Faraón les había ordenado. 16 Y cuando alguna deficiencia era encontrada  en  la  medida  de  ladrillos  diarios  en  los  hijos  de  Yisra'el, los amos de obra de Faraón iban a las esposas de los hijos de  Yisra'el y tomaban infantes de entre los hijos de Yisra'el de acuerdo al número de ladrillos deficientes, ellos los tomaban a la fuerza de los regazos de su madre, y los ponían en la edificación en lugar de los ladrillos. 17 Mientras sus padres  y  madres  estaban  llorando  sobre  ellos  y  lamentándose  cuando  ellos  oían  las  voces llorosas de sus infantes en la pared del edificio. 18 Y los amos de obra prevalecieron sobre Yisra'el, que los Yisra'elim debían poner a sus hijos en el edificio, así un hombre ponía a su hijo  en  la  pared  y  ponía  mortero  sobre  él,  mientras  sus  ojos  lloraban  sobre  él,  y  sus lágrimas corrían hacia el niño.  19  Y  los  amos  de  obra  hicieron  así  a  los  bebés  de  Yisra'el por muchos días, y ni uno tuvo piedad ni compasión por los bebés de  los hijos de  Yisra'el. 20 Y el número de niños muertos en el edificio fue de 270, algunos de ellos habían edificado sobre  ellos  en  lugar  de  ladrillos  que  habían  sido  dejados  deficientes  por  sus  padres,  y algunos  habían  sacado  muertos  del  edificio.  21  Y  la  labor  impuesta  sobre  los  hijos  de Yisra'el  en  los  días  de  Adikam  excedió  la  dureza  que  ellos  impusieron  en  los  días  de  su padre. 22  Y los hijos de Yisra'el se lamentaban todos los días a causa de su duro trabajo, porque  ellos  se  habían  dicho:  ¡He  aquí  que  cuando  Faraón muera su hijo se levantará y aligerará nuestro trabajo! 23 Pero él aumentó el trabajo en vez de disminuirlo, y los hijos de  Yisra'el se lamentaron por esto y su lamento ascendió al  Todopoderoso por causa de su trabajo. 24 Y el Todopoderoso oyó la voz de los hijos de Yisra'el y su lamento en aquellos días,  y  el  Todopoderoso les  recordó  a  ellos  Su  Pacto  cual  El  había  hecho  con  Avraham, Yitzjak y  Ya'akov. 25 Y el  Todopoderoso vio  la  carga  de  los  hijos  de  Yisra'el, y su duro trabajo en esos días,  y El determinó liberarlos. 26 Y Moshe el hijo de Amram aún estaba recluido en la mazmorra en aquellos días, en la casa de Reuel el Midyanim, y Zipporah la hija de Reuel lo sostenía con comida secretamente día a día.  27 Y Moshe estuvo recluido en la mazmorra de la casa de Reuel por diez años. 28 Y al final del décimo año era el primer año del reino de Faraón sobre Mitzrayim en lugar de su padre. 29 Zipporah dijo a su padre Reuel: Ninguna persona pregunta por el hombre Hebreo, a quien has atado en prisión por estos diez años. 30 Ahora si te parece bien a tus ojos, vamos a enviar a ver si él esta vivo o muerto, pero su padre no sabía que ella lo había sostenido. 31 Y Reuel su padre respondió y dijo  a  ella:  ¿ha  sucedido  alguna  vez  que  un  hombre  sea puesto en prisión sin comida por diez años, y él viva? 32 Y Zipporah respondió a su padre, y dijo: Ciertamente tú has oído que el  Todopoderoso de los Hebreos es Grande e Imponente, y hace maravillas para ellos todo el tiempo. 33  Fue El quien liberó a Avraham de Ur de los Kasdim, y a  Yitzjak de la espada de su padre, y a Ya'akov de la espada del  Malaj de YAHWEH quien luchó con él en el arroyo del Yabok. 34 También con este hombre El ha hecho muchas cosas, El lo liberó del río en  Mitzrayim,  también  de  la  espada  de  Faraón,  y  de  los  hijos  de  Kush,  así  que también El lo puede liberar de la hambruna y hacerlo vivir. 35 Y la cosa pereció buena a la vista  de  Reuel,  y  él  hizo  de  acuerdo  a  la  palabra  de  su  hija,  y  envió  a  la  mazmorra  para determinar lo que fue de Moshe. 36 Y él vio y he aquí que el hombre Moshe estaba viviendo en la mazmorra, parado sobre sus pies, alabando y orando al  Todopoderoso Elohim de sus padres. 37 Y Reuel ordenó que Moshe fuera sacado de la mazmorra, así que lo afeitaron y él  cambió  sus  vestiduras  de  prisión  y  comió  pan.  38  Y  después  Moshe  fue  al  jardín  de  la casa de Reuel que estaba detrás de la casa, y allí él oro a YAHWEH su Elohim, quien había hecho poderosas maravillas para él.  39 Y fue mientras él oraba que él miró opuesto a él, y he aquí que una caña de zafiro fue puesta en la tierra, cual estaba plantada en el medio del jardín.  40  Y  él  se  acercó  a  la  caña  y  miró,  y  he  aquí  que  el  Nombre  de   YAHWEH, el Todopoderoso estaba  grabado en ella, escrito y  desarrollado  en la caña. 41  Y él lo le yó y extendió su mano y lo arrancó como un árbol del bosque, y la caña estaba en su mano. 42 Y esta es la caña con la cual todas las obras de nuestro Elohim fueron hechas, después que El había  creado  el  cielo  y  la  tierra,  y  todo  el  ejército  de  ellos,  mares, ríos y sus peces. 43 Y cuando el  Todopoderoso había echado a Adam  del  jardín  de  Edén, él tomó la caña en su mano y fue y labró la tierra de la cual él había sido tomado. 44 Y la caña vino a Noaj y fue dada  a  Shem  y  su   zera,  hasta  que  vino  a  la  mano  de  Avraham el  Hebreo.  45  Y  cuando Avraham había dado todo lo que él tenía a su hijo  Yitzjak, él también le dio la caña. 46 Y cuando Ya'akov huyó a Padan-Aram, él la tomó en su mano, y cuando él regresó a su padre él no la dejó atrás. 47 También él descendió a  Mitzrayim y la llevó con él en su mano, y la dio a Yosef, una porción por encima de sus hermanos, porque Ya'akov la había tomado  a la fuera  de  su  hermano  Esav.  48  Y  después  de  la  muerte  de  Yosef  los  nobles  de  Mitzrayim vinieron  a  la  casa  de  Yosef,  y  la  caña vino a la mano de Reuel el Midyanim, y cuando él salio de Mitzrayim, él la tomó en su mano y la plantó en su jardín. 49 Y todos los hombres poderosos  de  los  Kinim  trataron  de  arrancarla  cuando  intentaron  tomar  a  Zipporah  su hija,  pero  fueron  infructuosos.  50  Así  que  la  caña  permaneció  plantada  en  el  jardín  de Reuel, hasta que vino el que tenía derecho a ella y la tomó. 51 Y cuando Reuel vio la caña en la mano de Moshe, él se puso pensativo, y le dio a él su hija Zippora por esposa.


 
Capítulo 78 Nacen los hijos de Moshe

 
1 En ese tiempo murió Baal-Hanan hijo de Ajbor, rey de Edom, y fue sepultado en su casa en la tierra de Edom. 2 Y después de su muerte los hijos de Esav enviaron a la tierra de Edom, y tomaron de allí un hombre que estaba en Edom, cuyo nombre era Hadad, y ellos lo hicieron rey sobre ellos en lugar de Baal-Hanan, su rey. 3 Y Hadad reinó sobre los hijos de Edom por 48 años. 4 Y cuando reinó resolvió pelear contra los hijos de Moav, para traerlos bajo el poder de los hijos de Esav, como había sido antes, pero no lo pudo hacer, porque los hijos  de  Moav  oyeron  esta  cosa, y ellos se levantaron y se apresuraron a nombrar un rey sobre ellos de entre sus hermanos. 5 Y ellos después reunieron un gran pueblo, y  enviaron por  los  hijos  de  Amón  sus  hermanos  para que ayudaran en pelear contra Hadad rey de Edom. 6 Y Hadad oyó la cosa que los hijos de Moav habían hecho, y estaba grandemente temeroso  de  ellos,  y  desistió  de  pelear  contra  ellos.  7  En  aquellos  días  Moshe  el  hijo  de Amram,  en  Midyan,  tomó  a  Zipporah  por  esposa,  la  hija  de  Reuel  el  Midyanim.  8  Y Zipporah caminó en la senda de las hijas de Ya'akov, ella no se quedó corta en la rectitud de Sarah, Rivkah, Rajel y Leah. 9 Y Zippora fue preñada y dio a luz un hijo y él llamó su nombre  Gershom,  porque  dijo:  Yo  fui  extranjero  en  una  tierra  extraña;  pero  él  no circuncidó su prepucio, a la orden de Reuel su suegro. 10 Y ella fue preñada de nuevo y dio a luz un hijo, y  circuncidó  su  prepucio,  y  llamó  su  nombre  Eliezer,  porque  Moshe  dijo: Porque el Todopoderoso de mis padres fue mi ayuda, y me liberó de la espada de Faraón. 11 Y  Faraón rey  de Mitzrayim  grandemente  aumentó  la  labor de  los  hijos  de  Yisra'el en esos  días,  y  continuó  haciendo  su  yugo  más  pesado  sobre  los  hijos  de   Yisra'el.  12  Y  él ordenó  una  proclamación a ser hecha en  Mitzrayim, diciendo: No den más paja al pueblo para  hacer  ladrillos,  que  ellos  vayan  y  la  reúnan  donde  la  encuentren.  13   También  la cantidad de ladrillos que harán será la misma cada día, y no disminuyan nada, porque ellos están  parados  en  el  trabajo.  14  Y  los  hijos  de  Yisra'el  oyeron  esto,  y  ellos  lloraron  y  se lamentaron,  y  ellos  clamaron  a  YAHWEH  a  causa  de  la  amargura  de  sus  almas . 15 Y YAHWEH  oyó  el  clamor  de  los  hijos  de   Yisra'el,  y  vio  la  opresión  con  la  cual  los Mitzrayimim los  oprimían. 16 Y  YAHWEH estaba  celoso  por  Su  pueblo  y  Su  herencia,  y oyó su voz, y resolvió sacarlos fuera de la aflicción de Mitzrayim, para darles la tierra de Kenaan para su posesión.


 
Capítulo 79. El endurecimiento del corazón de Faraón

 
1 Y en esos días Moshe estaba dando de comer al rebaño de Reuel el Midyanim su suegro, más  allá  del  desierto  de  Sin,  y  la  caña  que  él  tomó  de su suegro estaba en su mano.  2 Y sucedió un día que un corderito de los carneros se apartó del rebaño, y Moshe lo persiguió y llegó  al  Monte  del  Todopoderoso, a  Horev.  3  Y  cuando  él  vino  a  Horev  YAHWEH se le apareció allí en una zarza , y él encontró  la zarza  quemándose con fuego, pero el fuego no tenía poder sobre la zarza para consumirlo. 4 Y Moshe estaba grandemente estupefacto a la vista de este, razonando que la zarza no se consumía, así que él se acercó para ver esta cosa poderosa, y YAHWEH  llamó  a  Moshe  desde  el  fuego  y  le  ordenó  a  él  descender  a Mitzrayim, a Faraón rey de Mitzrayim, para sacar a los hijos de Yisra'el de su servicio. 5 Y YAHWEH dijo a Moshe: Ve, regresa a Mitzrayim, porque todos esos hombres que buscaron tu vida están muertos, y tú hablarás con  Faraón para que envíe fuera de su tierra a los hijos de Yisra'el. 6 Y YAHWEH le enseñó hacer las señales y maravillas en Mitzrayim delante de los ojos de Faraón y de los ojos de sus súbditos, para que ellos creyeran que YAHWEH lo había enviado. 7 Y Moshe escuchó a todo lo que YAHWEH le había ordenado, y él regresó a su suegro y le dijo esta cosa, y Reuel le dijo a él: Ve en Shalom. 8 Y Moshe se levantó para ir a Mitzrayim, y él tomó a su esposa e hijos con él, y él estaba en un mesón en el camino, y un malaj del Todopoderoso descendió, y buscó una ocasión contra él. 9 Y él quiso matarlo a causa de su primogénito hijo, porque él no lo había circuncidado, y había transgredido el Pacto  que  YAHWEH había  hecho  con  Avraham.  10  Porque  Moshe  había  escuchado  las palabras de su suegro  cuales le había hablado a él, de no circuncidar a su primogénito hijo, por  lo  tanto,  él  no  lo  circuncidó.  11  Y  Zipporah vio al malaj de YAHWEH buscando una ocasión contra Moshe, y ella sabía que esta cosa era debida a no haber circuncidado a su hijo Gershom. 12 Y Zipporah se apresuró y tomó un pedernal afilado que estaba allí, y ella circuncidó a su hijo, y liberó a su esposo y a su hijo de la mano del malaj de YAHWEH. 13 Y Aharon  el  hijo  de  Amram,  el  hermano  de  Moshe, estaba en Mitzrayim caminando por el borde del  río  en  ese  día. 14 Y  YAHWEH  se  le  apareció  a  él  en  ese  lugar,  y  El  le  dijo: Ve ahora hacia Moshe  en  el  desierto,  y  él  fue  y  se  encontró  con  él  en  al  Monte  del Todopoderoso, y él lo besó. 15 Y Aharon alzó sus ojos y vio a Zipporah la esposa de Moshe y sus hijos, y él dijo a Moshe: ¿Quiénes son esos para ti?  16 Y Moshe dijo: Ellos son mi esposa e hijos, cuales el Todopoderoso me dio en Midyan; y la cosa irritó a Aharon a causa de la mujer y sus hijos. 17 Y Aharon dijo a Moshe: Despide a la mujer y sus hijos que ellos puedan ir a la casa del padre de ella, y Moshe escuchó a las palabras de Aharon y él lo hizo. 18 Y Zipporah regresó con sus hijos y ellos fueron a la casa de Reuel, y ella permaneció allí hasta el tiempo que YAHWEH visitó a Su pueblo, y los sacó de Mitzrayim de la mano de Faraón. 19 Y Moshe y Aharon vinieron a Mitzrayim a la comunidad de los hijos de Yisra'el, y ellos les hablaron todas las palabras de YAHWEH, y el pueblo se regocijó en extremo con gran regocijo. 20 Y Moshe y Aharon se levantaron temprano al día siguiente, y ellos fueron a la casa de Faraón, y ellos tomaron en su mano la caña del Todopoderoso. 21 Cuando ellos vinieron a las puertas del rey, dos leones jóvenes estaban recluidos allí con instrumentos de hierro,  y  ninguna  persona  salía  o  entraba  delante  de  ellos,  a  no  ser  aquellos  que  el  rey ordenara venir, cuando los magos venían y retiraban los leones por sus conjuros, y esto los traía  al  rey.  22  Y  Moshe  se  apresuró  y  alzó  la  caña  sobre  los  leones  y él los confundió, y Moshe  y  Aharon  vinieron  a  la  casa  del  rey. 23 Y los leones también vinieron con ellos en regocijo, y ellos  los  siguieron y  se  regocijaron  como  un  perro  se  regocija  sobre  su  amo cuando él regresa del campo. 24 Y cuando  Faraón vio esta cosa él estaba estupefacto con ello, y él estaba grandemente aterrorizado con el reporte, porque su apariencia era como la apariencia  de  hijos  del   Todopoderoso.  25  Y  Faraón  dijo  a  Moshe: Qué  es  lo  que  tú requieres? Y ellos le respondieron diciendo: YAHWEH el Todopoderoso de los Hebreos nos ha enviado a ti, para decir: Envía fuera a Mi pueblo para que ellos Me sirvan. 26 Y Faraón oyó sus palabras y él estaba grandemente aterrorizado delante de ellos, y él dijo a ellos: Váyanse hoy y regresen a mí mañana, y ellos hicieron de acuerdo a la palabra del rey. 27 Y cuando ellos se habían ido Faraón envió  por  Bilaam  y  por  Janes  y  Jambres  sus  hijos , y a todos  los  magos  y  hechiceros  y  consejeros  que  pertenecían  al  rey,  y  ellos  vinieron  y  se sentaron  delante  del  rey.  28  Y  el  rey  les  dijo  todas  las  palabras  que  Moshe  y su hermano Aharon habían hablado a él; y los magos dijeron al rey: ¿Pero cómo vinieron los hombres a ti por causa de los leones que estaban recluidos a la puerta? 29 Y el rey dijo: Porque ellos alzaron su cetro contra los leones y los confundieron, y vinieron a mí, y los leones también se regocijaron con ellos como  un  perro  se  regocija  al  encontrar  a su amo. 30 Y Bilaam el hijo de Beor el mago respondió al rey, diciendo: Esos no son más que magos como nosotros. 31 Ahora, por lo tanto, envía por ellos, y que vengan y los probaremos, y el rey así lo hizo. 32 Y en la mañana  Faraón envió  por Moshe y Aharon que vinieran delante del rey, y ellos tomaron el cetro del  Todopoderoso, y vinieron al rey y hablaron con él, diciendo: Así dice YAHWEH, el  Todopoderoso de  los  Hebreos:  Envía  fuera  a  Mi  pueblo  para  que  ellos  Me sirvan.  34  Y  el  rey  dijo a ellos: Pero  quién  les  creerá  que  ustedes  son  mensajeros  del Todopoderoso  y  que  vienen  a  mí  por  orden  de  El?  35  Ahora,  por  lo  tanto,  denme  una maravilla  o  una  señal  en  este  asunto,  y  entonces  las  palabras  que  ustedes  hablan  serán creídas. 36 Y Aharon se apresuró y tiró el cetro de su mano delante de Faraón y delante de sus sirvientes, y el cetro se convirtió en una serpiente. 37 Y los hechiceros vieron esto y ellos tiraron cada uno su cetro al suelo y se convirtieron en serpientes. 38 Y la serpiente del cetro de Aharon alzó su cabeza y abrió su boca y se tragó los cetros de los magos. 39 Y Bilaam el mago respondió, y dijo: Esta cosa ha sido desde la antigüedad que una serpiente se trague a los  de  su  clase,  y  que  cosas  vivientes  se  devoran  una  a  la  otra.  40  Ahora,  por  lo  tanto, restáurala  al  cetro  que  era  antes, y nosotros también restauraremos nuestros cetros como estaban  antes,  y  si  tu  cetro  se  traga  nuestros  cetros,  entonces  sabremos  que  el  Ruaj del Todopoderoso está en ustedes, y si no lo hace, entonces sólo son artífices como nosotros. 41 Y Aharon se apresuró y cogió la serpiente por la cola y se convirtió en un cetro en su mano, y los hechiceros hicieron lo mismo con sus cetros,  y cada uno cogió cada serpiente por su cola,  y  se  convirtieron  en  cetros  como antes. 42 Y cuando  fueron restaurados a  cetros, el cetro de Aharon se tragó los cetros de ellos. 43  Y cuando el rey vio esta cosa, él ordenó el libro  de  los  registros  que  relata  lo  de  los  reyes  de  Mitzrayim,  fuera  traído  a  él,  y  ellos trajeron el libro  de los registros, las crónicas de los reyes de Mitzrayim, en donde estaban inscritos  todos  lo  ídolos  de  Mitzrayim, porque ellos pensaron buscar en él el Nombre de YAHWEH, pero ellos no lo encontraron. 44 Y Faraón dijo a Moshe y Aharon: He aquí que yo no he  encontrado el nombre del  Elohim de ustedes escrito en este libro, y su nombre yo no conozco. 45 Y los consejeros y hombres sabios respondieron al rey: Nosotros hemos oído que el  Todopoderoso de  los  Hebreos  es  un  hijo  del  sabio,  el  hijo  de  reyes  antiguos.  46 Y Faraón se volvió a Moshe y a  Aharon y les dijo a ellos: Yo no conozco a  YAHWEH a quien ustedes han declarado, ni yo enviaré a su pueblo.  47 Y ellos respondieron y dijeron al rey: YAHWEH el  Todopoderoso de  los  Elohim es  Su  Nombre,  y  El  proclamó  Su  Nombre a nosotros desde los días de nuestros padres, y nos envió, diciendo: Vayan a Faraón y digan a él: Envía a Mi pueblo fuera que ellos Me puedan servir.  48 Ahora, por lo tanto, envíanos, que nosotros podamos tomar una jornada de tres días dentro del desierto, y allí sacrificar para  El,  porque  desde  los  días  de  nosotros  descender  a  Mitzrayim,  El  no  ha  tomado  de nuestras manos ofrenda quemada, ni libación ni sacrificio, y si tú no nos envías, Su ira será rebullida contra ti, y El golpeará a  Mitzrayim con la plaga o con la espada. 49  Y Faraón dijo a ellos: Díganme ahora su poder y su fortaleza, y ellos dijeron a él: El creó el cielo y la tierra, los mares y todos los peces, y El formó la luz y creó la oscuridad, causó lluvia sobre la tierra y la regó, e hizo que los herbarios y la hierba brotaran, y El creó al hombre y la bestia y los animales del bosque, las aves del aire y  los peces del mar, y por Su boca ellos viven y mueren, y te creó a ti y te puso en el trono real de Mitzrayim, y El tomará tu ruaj y alma de ti y te regresará al polvo de donde fuiste sacado. 51 Y la ira del rey fue rebullida a sus  palabras,  y  él  dijo  a  ellos:  ¿Pero  quién  entre  todos  los  elohim  de  las  naciones  puede hacer esto? Mi río es mío propio, y yo lo he hecho para mí mismo. 52 Y él los echó de él, y él ordenó la labor sobre Yisra'el que fuera más severa que lo que fue ayer y antes. 53 Y Moshe y  Aharon  salieron  de  la  presencia  del  rey y  ellos  vieron  a  los  hijos  de   Yisra'el en  una condición maligna porque los amos de obra habían hecho su trabajo extremadamente duro. 54 Y Moshe regresó a YAHWEH y dijo: ¿Por qué tratas tan mal a Tu pueblo? Porque desde que  yo  vine  a  hablar a  Faraón   lo  que  Tú  me  enviaste  a  hacer,  él  ha  extremadamente dañado a los hijos de  Yisra'el. 55 Y  YAHWEH dijo a Moshe: He aquí que tú verás que con una mano extendida y con plagas severas, Faraón enviará los hijos de Yisra'el de su tierra. 56 Y Moshe y Aharon vivían entre los hermanos los hijos de Yisra'el en Mitzrayim. 57 Y en cuanto a los hijos de Yisra'el los Mitzrayimim amargaron sus vidas, con el trabajo duro que habían impuesto sobre ellos.


 
Capítulo 80. Las plagas que causaron el Éxodo

 
1 Y al término de dos años  YAHWEH de nuevo envió a Moshe a  Faraón para sacar a los hijos de Yisra'el, y enviarlos fuera de la tierra  de Mitzrayim. 2 Y Moshe fue y vino a la casa de Faraón, y él le habló las palabras de YAHWEH quien lo había enviado, pero Faraón no quiso  escuchar a  la  voz  de  YAHWEH y el  Todopoderoso levantó Su poder en  Mitzrayim sobre Faraón  y sobre sus súbditos, y el  Todopoderoso golpeó a  Faraón y a su gente con grandes dañinas plagas. 3 Y  YAHWEH envió por la mano de Aharon y convirtió las aguas de Mitzrayim en sangre, y todos sus arroyos y ríos. 4 Y cuando un Mitzrayimi venía a beber y sacar agua, él miraba en su cubo, y he aquí que toda el agua fue convertida en sangre; y él venía a beber de su taza y al agua de su taza se convertía en sangre. 5 Y cuando una mujer amasaba  su  masa  y  cocinaba  sus  víveres,  su  apariencia  era  convertida  en  sangre.  6  Y YAHWEH envió  de  nuevo  y causó  que  de  las  aguas  brotaran  ranas,  y  todas  las  ranas vinieron dentro de las casas  de los Mitzrayimim. 7 Y cuando los Mitzrayimim  bebían, sus estómagos se llenaban de ranas  y danzaban en sus panzas como ellas danzan cuando están en  el  río.  8  Y  toda  su agua  de  beber  y  su  agua  de  cocinar  se  convirtió  en  ranas, también cuando se acostaban en sus camas su sudor criaba ranas. 9 Y a pesar de todo esto la ira de YAHWEH no se volvió de ellos, y Su mano estaba extendida contra todos los Mitzrayimim para golpearlos con todo tipo de plagas severas. 10  Y El fue y golpeó su polvo en piojos, y los piojos llegaron en Mitzrayim a dos codos de la tierra. 11 Y los piojos también eran muy numerosos,  en  la  carne  de  los  hombres  y  bestias  y  en  todos  los  habitantes  de  Mitzrayim, también sobre el rey y la reina  YAHWEH envió los piojos,  y causó grave dolor a Mitzrayim en extremo a causa de los piojos. 12 Y a pesar de esto, la ira de YAHWEH no se volvió, y Su mano aún estaba extendida sobre Mitzrayim. 13 Y  YAHWEH envió todo tipo  de bestias del campo a  Mitzrayim,  y  ellas  vinieron  y  destruyeron  todo  Mitzrayim,  hombre  y  bestia,  y árboles y todas las cosas que estaban en  Mitzrayim. 14 Y YAHWEH envió serpientes fieras, escorpiones,  ratones,   comadrejas,  sapos  juntos  con  otros  arrastrándose  en  el  polvo.  15 Moscas, avispas, pulgas, bichos y jejenes, cada enjambre de acuerdo a su tipo. 16 Y todos los reptiles y animales de alas de acuerdo a su tipo vinieron a Mitzrayim y fue dolor grave sobre los Mitzrayimim en extremo. 17 Y las pulgas y las moscas entraban en los ojos y los oídos de los Mitzrayimim. 18 Y las avispas vinieron sobre ellos y ellos se removieron a sus habitaciones interiores, pero los persiguieron. 19  Y cuando los Mitzrayimim se escondieron por causa de los enjambres de animales, ellos se encerraron con cerrojo tras de sus puertas, y el Todopoderoso ordenó al Sulanut cual estaba en el mar, subir e ir a Mitzrayim. 20 Y ella tenían  brazos  largos,  diez  codos  en  largo  del  codo  del  hombre.  21  Y  ella  subió  sobre  los techos  y  descubría  las  vigas  del  techo  y el       revestimiento  de  los  suelos  y  los  cortaba,  y extendía su brazo dentro de la casa y abría los cerrojos, y abría las casas  de Mitzrayim. 22 Después  de  eso  venían  los  enjambres  de  animales  dentro  de  las  casas  de Mitzrayim, y los enjambres de animales destruyeron a los Mitzrayimim, y fue dolor grave en extremo. 23 A pesar de esto, la ira de YAHWEH no se volvió de los  Mitzrayimim, y Su mano aún estaba extendida contra ellos. 24 Y el Todopoderoso envió la pestilencia, y la pestilencia dominó a Mitzrayim, en los caballos y asnos, y los camellos, en las manadas de bueyes, y ovejas y en los hombres, y cuando los Mitzrayimim se levantaron temprano en la mañana para llevar a su ganado a pastar, ellos encontraron a casi todo su ganado muerto. 26 Y quedó de las reses de los Mitzrayim sólo una en diez, y del ganado perteneciente a  Yisra'el en Goshen ni uno murió.  27  Y  el   Todopoderoso  envió  una  inflamación  ardiente  sobre  la  carne  de  los Mitzrayimim, cual brotó su piel, y se volvió en una picazón severa en todos los Mitzrayimim desde las plantas de sus pies hasta las coronillas de sus cabezas . 28 Y muchos forúnculos había en su carne, hasta que su carne se volvió podrida y pútrida. 29 A pesar de, esto la ira de  YAHWEH  no  se  volvió  y  Su  mano  aún  estaba  extendida  sobre  todo  Mitzrayim.  30  Y YAHWEH  envió  un  muy  fuerte  granizo  cual  golpeó  sus  viñedos  y  quebró  sus  árboles frutales  y  se  secaron  cuando  cayó  sobre  ellos . 31 También todo herbario verde se secó y pereció, porque una mezcla de fuego descendió entre e l granizo, por lo tanto, el granizo y el fuego   consumieron   todas   las   cosas.   32   También   las   bestias   y   hombres   que   fueron encontrados  fuera  perecieron por las llamas del fuego y por el granizo, y todos los leones jóvenes  estaban  exhaustos.  33  Y  YAHWEH  envió  y  trajo  numerosas langostas  sobre Mitzrayim, langostas cada una de su clase que devoraron todo lo que el granizo dejó en pie. 34  Entonces  los   Mitzrayimim  se  regocijaron  de  las  langostas,   a  pesar  que  ellas  habían consumido  el  producto  del  campo,  ellos  las  cazaron  en  abundancia,  y  las  salaron  para comida. 35 Y  YAHWEH volvió un poderoso viento del mar que se llevó todas las langostas, aún  las  que  estaban  saladas,  y  las  echó  en  el  Mar  Rojo ,  ni  una  langosta  quedó  en  los contornos de Mitzrayim. 36 Y el Todo poderoso envió oscuridad sobre Mitzrayim, y toda la tierra de Mitzrayim y Patros se volvieron oscuridad por tres días, tanto que un hombre no podía ver su mano  cuando la alzaba hacia su boca. 37 En ese tiempo murió mucha gente de Yisra'el que se habían rebelado contra YAHWEH y que no quisieron escuchar a Moshe  y a Aharon, y no creyeron en ellos que el Todopoderoso los había enviado. 38 Y quienes habían dicho:  Nosotros  no  saldremos  de  Mitzrayim  no  sea  que  perezcamos  de  hambre  en  el desierto desolado, y que no quisieron escuchar a la voz de Moshe . 39 Y YAHWEH los plagó en  los  tres  días  de  oscuridad,  y  los   Yisra'elim  los  sepultaron  en  esos  días  sin  que  los Mitzrayimim  se  enteraran de  ello  ni se regocijaran sobre ello. 40 Y la oscuridad fue muy grande  en  Mitzrayim  por  tres  días,  y  cualquier  persona  que  estaba  parada  cuando  la oscuridad  vino,  permaneció  parada, y aquel que estaba sentado permaneció sentado, y el que  estaba  tendido  continuó  tendido  en  el  mismo  estado,  y  aquel  que  estaba  caminando permaneció  sentado  sobre  el  suelo  en  el  mismo  lugar,  y  esta  cosa  sucedió  a  todos  los Mitzrayimim, hasta que la oscuridad pasó. 41 Y los días de oscuridad pasaron y YAHWEH envió a Moshe y a Aharon a los hijos de Yisra'el, diciendo: Celebren su Festividad y hagan su  Pésaj,  porque  Yo  vengo  en  el  medio  de  la  noche   entre  todos  los  Mitzrayimim, y  Yo golpearé a sus primogénitos, del primogénito del hombre hasta es primogénito de la bestia, y cuando Yo vea su Pésaj, Yo pasaré por alto de ustedes. 42 Y los hijos de Yisra'el hicieron de acuerdo a todo lo que YAHWEH había ordenado a Moshe y a Aharon, así hicieron ellos en esa noche.  43  Y  vino  a  suceder  en  el  medio  de  la  noche,  que  YAHWEH salió entre en medio  de  Mitzrayim  y  golpeó  a  todos  los  primogénitos  de  los   Mitzrayimim,  desde  el primogénito del  hombre  hasta  el  primogénito  de  la  bestia.  44  Y  Faraón se levantó en la noche,  él  y  todos  sus  sirvientes  y  todos  los  Mitzrayimim,  y  hubo  gran  lamento  por  todo Mitzrayim en  esa  noche,  porque  no  hubo  una  casa  en  la  cual  no  se  halló  un  cuerpo . 45 También  las  semejanzas  de  los   primogénitos  de  Mitzrayim que  estaban  talladas  en  las paredes en sus casas, fueron todas destruidas y cayeron a tierra . 46 Aun los huesos de los primogénitos  que  habían  muerto  antes  de  esto  y  a  quienes  ellos  habían  enterrado  en sus casas, fueron escarbados por los perros de Mitzrayim en esa noche y arrastrados delante de los Mitzrayimim y echados delante de ellos. 47 Y todos los Mitzrayimim vieron esta mal que había caído de repente sobre ellos, y todos los Mitzrayimim se lamentaron en alta voz. 48 Y todas las familias de Mitzrayim lloraron esa noche, cada hombre por su hijo y cada  hombre por  su  hija,  siendo  la  primogénita,  y  el  tumulto  de Mitzrayim fue  oído  a  la  distancia  esa noche.  49  Y  Batia  la  hija  de   Faraón salió  con  el  rey  esa  noche  para  buscar  a  Moshe  y Aharon   en   sus   casas,  y  ellos  los  encontraron  en  sus  casas,  comiendo  y  bebiendo  y regocijándose con todo  Yisra'el. 50  Y  Batia  dijo  a  Moshe:  ¿Es  esta  la  recompensa  por  el bien que yo te he hecho a ti, quien te ha criado y te ha sostenido, y tú has traído este mal sobre mí y la casa de mi padre? 51 Y Moshe dijo a ella: Ciertamente diez plagas YAHWEH trajo sobre  Mitzrayim;  ¿Te  cayó  a  ti  algún  mal  de  alguna  de  ellas?  ¿Alguna  de  ellas  te afectó?  Y  ella  dijo,  No. 52 Y Moshe dijo a  ella: A pesar que tú eres la primogénita de tu madre, tú no morirás y ningún mal te llegará en medio de Mitzrayim. 53 Y ella dijo: ¿Qué ventaja es eso para mí, cuando yo veo al rey mi hermano, y a toda su casa y súbditos en este mal, cuyo primogénito pereció con todos los primogénitos de Mitzrayim? 54 Ciertamente tu hermano  y  su  casa  y  sus  súbditos, las familias de  Mitzrayim,  no  quisieron  escuchar  a  las palabras  de   YAHWEH,  por  lo  tanto,  este  mal  cayó  sobre  ellos.  55  Y  Faraón  rey  de Mitzrayim se acercó a Moshe y Aharon, y algunos de los hijos de Yisra'el que estaban con ellos en ese lugar, y él oró a ellos, diciendo: Levántense y tomen a sus hermanos,  todos los hijos de Yisra'el que están en la tierra, con sus ovejas y reses, y todo lo perteneciente a ellos, y  no  dejarán  nada  atrás,  sólo  oren  por  mí  a   YAHWEH su  Elohim.  57  Y  Moshe  dijo  a Faraón: He aquí  que  aunque tú eres el  primogénito de tu madre, tú no temas, porque no morirás, porque YAHWEH ha ordenado que tú vivas, para mostrarte a ti Su Gran Poder y Su Brazo Extendido. 58 Y  Faraón ordenó que los hijos de  Yisra'el fueran enviados fuera, y todos  los  Mitzrayimim  se  fortalecieron  para  enviarlos,  porque  ellos  dijeron:  Nosotros estamos  pereciendo.  59  Y  todos  los  Mitzrayimim  enviaron  a  los   Yisra'elim  fuera,  con grandes  riquezas,  ovejas  y  reses,  cosas  preciosas,  de  acuerdo  al  juramento  de  YAHWEH entre El y nuestro padre Avraham. 60 Y los hijos de Yisra'el se dilataron en salir de noche, y cuando los Mitzrayimim vinieron para sacarlos fuera, ellos les dijeron: ¿Somos nosotros ladrones, que nos tenemos  que  ir  de  noche?  61  Y  los  hijos  de   Yisra'el  pidieron  a  los Mitzrayimim vasijas de plata, y vasijas de oro, atuendos, y los hijos de Yisra'el despojaron a los Mitzrayimim. 62 Y Moshe se apresuró y se levantó y fue al río  de Mitzrayim, y trajo de ese lugar el ataúd de Yosef y lo llevó con él. 63 Los hijos de  Yisra'el también llevaron, cada hombre, el ataúd de sus padre, y cada hombre los ataúdes de su tribu.


 
Capítulo 81 Los nobles de Mitzrayim tratan de nuevo esclavizar a los Hebreos

 
1 Y todos los hijos de  Yisra'el viajaron de Raameses a Sukkot, cerca de 600,000 hombres a pie, aparte de los pequeños y sus esposas. 2 También una multitud mixta salió con ellos, y rebaños y manadas, aún mucho ganado. 3  Y la estadía de los hijos de Yisra'el, que vivieron en la tierra de Mitzrayim fue de 210 años. 4  Y al final de los 210 años,  YAHWEH sacó a los hijos de Yisra'el de Mitzrayimcon una Mano Poderosa. 5 Y los hijos de Yisra'el viajaron de Mitzrayim, y de Goshen, y de Raameses, y acamparon en Sukkot el día 15 de primer mes. 6 Y los  Mitzrayimim  sepultaron  a  todos  los  primogénitos que YAHWEH había  golpeado, y todos  los  Mitzrayimim  sepultaron a  sus  muertos  por  tres  días.  7  Y  los  hijos  de   Yisra'el viajaron de Sukkot y acamparon en  Etom al borde del desierto. 8 Y al tercer día de que los Mitzrayim habían  sepultado  sus  muertos,  muchos  hombres  se  levantaron  de  Mitzrayim y fueron tras Yisra'el para hacerlos regresar a Mitzrayim, porque ellos se habían arrepentido que habían despedido a los Yisra'elim de su servidumbre. 9 Y un hombre dijo a su vecino: Ciertamente Moshe  y Aharon hablaron con  Faraón, diciendo: Nosotros iremos la jornada de tres días dentro del desierto para sacrificar para YAHWEH nuestro  Elohim. 10 Ahora, levantémonos  temprano  en  la  mañana  y  los  obligaremos  a  regresar,  y  será  que  si  ellos regresan  a  nosotros a  Mitzrayim y  a  sus  amos,  entonces  sabremos  que  hay  fidelidad  en ellos, pero si ellos no regresan, nosotros pelearemos con ellos, y los haremos regresar con gran  poder  y  mano  fuerte. 11 Y todos los nobles de  Faraón se levantaron temprano en la mañana ,  y  con  ellos  700,000  hombres,  y  salieron  de  Mitzrayim en  ese  día,  y  vinieron  al lugar donde estaban los hijos de Yisra'el. 12 Y todos los Mitzrayimim vieron, y he aquí que Moshe  y  Aharon  y  todos  los  hijos  de   Yisra'el estaban  sentados  delante  de  Pi-Hahirot, celebrando Festividad para  YAHWEH.  13  Y  todos  los  Mitzrayimim  dijeron  a  los  hijos  de Yisra'el: Ciertamente ustedes dijeron que iban la jornada de tres días dentro del desierto a sacrificar para nuestro  Elohim y  regresaremos .  14  Ahora,  por  lo  tanto,  este  día  marca  el quinto día desde que se fueron, ¿por qué no regresan a sus amos? 15 Y Moshe y Aharon les respondieron a ellos, diciendo: Porque YAHWEH nuestro Elohim ha testificado en nosotros, diciendo: Ustedes ya no más regresarán a  Mitzrayim, sino que iremos a una tierra donde fluye leche y miel, como YAHWEH nuestro Elohim había jurado a nuestros padres darnos. 16  Y cuando los nobles de Mitzrayim vieron  que  los  hijos  de  Yisra'el no  les escuchaban, para  regresar  a  Mitzrayim,  ellos  se  ciñeron  para  pelear  con  Yisra'el.  17  Y  YAHWEH fortaleció los corazones de los hijos de  Yisra'el sobre los Mitzrayimim, que ellos le dieron una severa golpiza, y la batalla fue dañina para los Mitzrayimim, y todos los Mitzrayimim huyeron de los hijos de  Yisra'el, porque muchos perecieron por la mano de  Yisra'el. 18  Y los  nobles  de  Faraón fueron a  Mitzrayim y  le  dijeron  a   Faraón,  diciendo:  Los  hijos  de Yisra'el  han  huido,  y  no  más  regresarán  a  Mitzrayim,  y  de esta forma Moshe y Aharon hablaron con nosotros. 19 Y  Faraón oyó estas cosas y su corazón y el corazón de todos sus súbditos  fueron  vueltos  contra   Yisra'el,  y  ellos  se  arrepintieron  que  habían  enviado  a Yisra'el; y todos los  Mitzrayimim aconsejaron a  Faraón perseguir  a  los  hijos  de  Yisra'el para hacerlos regresar a sus cargas. 20 Y ellos dijeron cada hombre a su hermano: ¿Qué es esto   que   nosotros   hemos   hecho,   que   hemos   enviado   a   Yisra'el   fuera   de   nuestra servidumbre?  21  Y  YAHWEH  fortaleció  los  corazones  de  todos  los  Mitzrayimim para perseguir a los Yisra'elim, porque  YAHWEH  deseaba echar a los Mitzrayimim en el Mar Rojo. 22 Y  Faraón se levantó y aparejó su carruaje, y él ordenó a todos los Mitzrayimim a reunirse,   ni   un   hombre   quedó   excepto   los   pequeños   y   las   mujeres.  23  Y  todos  los Mitzrayimim salieron con  Faraón para perseguir a los hijos de  Yisra'el, y el campamento de  Mitzrayim era  extremadamente  grande  y  fuerte,  cerca  de  1,000,000  de  hombres.  24  Y todo  su  campamento  fue  y  persiguió  a  los  hijos  de   Yisra'el  para  traerlos  de  regreso  a Mitzrayim, y ellos los alcanzaron en el campamento del Mar Rojo. 25 Y los hijos de Yisra'el alzaron  sus  ojos,  y  contemplaron  a  todos  los  Mitzrayimim  persiguiéndolos, y los hijos de Yisra'el  estaban  grandemente  aterrorizados  por  ellos,  y  los  hijos  de  Yisra'el clamaron a YAHWEH. 26 Y por causa de los Mitzrayimim los hijos de Yisra'el se dividieron en cuatro divisiones,   y   ellos   estaban   divididos   en   sus   opiniones,   porque   tenían   miedo   de   los Mitzrayimim, y Moshe habló con cada uno de  ellos. 27 La primera división eran los hijos de Rueven,  Shimeon  y  Yissajar,   y  ellos  resolvieron  echarse  al  mar,  porque  ellos  estaban extremadamente  temerosos  de  los  Mitzrayimim.  28  Y  Moshe  les  dijo  a  ellos:  No  teman, párense  quietos  y  vean  la  salvación  que  YAHWEH traerá  para  ustedes  este  día.  29  La segunda  división  era   de  los  hijos  de  Zevulun,  Binyamin  y  Naftali,  y  ellos  resolvieron regresar a  Mitzrayim con los  Mitzrayimim.  30  Y  Moshe  les  dijo  a  ellos:  No  teman, pues ustedes  han  visto  a  los  Mitzrayimim  este  día,  pero  no  los  verán  jamás.  31  Y  la  tercera división era de los hijos de  Yahudáh y Yosef [y ¿Dan?], y ellos resolvieron encontrarse con los  Mitzrayimim  y  pelear  con  ellos.  32  Y  Moshe  les  dijo  a  ellos:  En  pie  en  sus  lugares, porque  YAHWEH  peleará  por  ustedes  y  ustedes  permanezcan  callados.  33  Y  la  cuarta división  era  de  los  hijos  de  Levi,  Gad  y  Asher,  y  ellos  resolvieron  ir  en  medio  de  los Mitzrayimim  y  confundirlos,  y  Moshe  dijo  a  ellos:  Permanezcan  en  sus  estaciones  y  no teman, sólo clamen a  YAHWEH  para  que  El  los  salve  de  sus  manos.  34  Después  de  esto Moshe  se  levantó  de  entre  la  gente ,  y  él  oró  a   YAHWEH,  y  dijo:  35  O  YAHWEH  el Todopoderoso de toda la tierra, salva ahora Tu pueblo a quien Tú sacaste de Mitzrayim, y no permitas que los Mitzrayimim se jacten que el poder y la fuerza son de ellos. 36 Así que YAHWEH dijo  a  Moshe: ¿Por  qué  clamas  Mí?  Habla  con  los  hijos  de  Yisra'el que ellos procedan,  y  extiende  tu  cetro  sobre  el  mar  y  divídelo,  y  los  hijos  de  Yisra'el pasarán por medio de él.  37  Y  Moshe  así lo hizo, y él alzó su cetro  sobre el mar y lo dividió. 38  Y las aguas  del  mar  fueron  divididas  en  doce  partes,  los  hijos  de  Yisra'el pasaron  a  pie,  con zapatos, como un hombre pasa por una carretera preparada. 39 Y  YAHWEH manifestó a los  hijos  de  Yisra'el Sus  maravillas  en  Mitzrayim y  en  el  mar  por  la  mano  de  Moshe  y Aharon. 40   Y  cuando  los  hijos  de   Yisra'el  habían  entrado  en  el  mar,  los  Mitzrayimim fueron tras ellos, y las aguas del mar regresaron sobre ellos , y todos ellos se hundieron en el agua,  y  ni  un hombre quedó, excepto  Faraón, quien le dio gracias a  YAHWEH y creyó en El, por lo tanto, YAHWEH no causó que él pereciera en ese tiempo con los Mitzrayimim. 41 Y YAHWEH ordenó a un  malaj tomarlo  de  entre  los  Mitzrayimim, quien lo tiró sobre la tierra de Ninveh y él reinó sobre ella por mucho tiempo. 42 Y en ese día  YAHWEH salvó a Yisra'el  de  la  mano  de  Mitzrayim, y todo  Yisra'el vio que los  Mitzrayimim perecieron, y ellos contemplaron la Gran Mano de YAHWEH, en lo que El había hecho en  Mitzrayim y en el mar. 43 Entonces Moshe y los hijos de  Yisra'el cantaron este canto a YAHWEH en el día que YAHWEH causó que los Mitzrayimim cayeran delante de ellos. 44 Y todo  Yisra'el cantaron en concierto, diciendo: Yo cantaré a YAHWEH porque El es grandemente exaltado, el caballo y su jinete ha echado al mar; He aquí que esta escrito en el libro de la  Toráh del Todopoderoso. 45 Después de esto los hijos de  Yisra'el continuaron su viaje, y acamparon en Marah, y  YAHWEH dio  a  los  hijos  de  Yisra'el estatutos y juicios allí en  ese  lugar en Marah, y YAHWEH ordenó a los hijos de Yisra'el caminar en Sus caminos y servirle. 46 Y ellos viajaron de Marah y acamparon en  Elim, y en Elim había doce fuentes de agua y 70 palmeras de dátiles, y los hijos acamparon allí junto a las aguas. 47 Y ellos viajaron de Elim y  vinieron  al  desierto  de  Sin,  en  el  día  15  del  segundo  mes  después  de  su  salida  de Mitzrayim. 48  En ese tiempo  YAHWEH  dio  maná  a  los  hijos  de   Yisra'el para comer, y YAHWEH causó comida que lloviera de los cielos  para los hijos de Yisra'el día a día.  49 Y los hijos de  Yisra'el comieron  maná  por 40 años, todos los días que ellos estuvieron en el desierto, hasta que vinieron a la tierra de Kenaan para poseerla. 50 Y ellos continuaron del desierto de Sin y acamparon en Alush. 51 Y continuaron de Alush y acamparon en Refidim. 52 Y cuando los hijos de  Yisra'el estaban en Refidim, Amalek el hijo de Elifaz, el hijo de Esav,  el  hermano  de   Zefo,  vino  a  pelear  con  Yisra'el.  53  Y  él  trajo  con  él  800  y  1,000 hombres, magos y hechiceros, y él se preparó para la batalla con  Yisra'el en Refidim. 54 Y ellos trabaron una gran y severa batalla contra Yisra'el, y YAHWEH entregó a Amalek y su pueblo en las manos de Moshe  y los hijos de  Yisra'el, y en las manos de Josué [Y'shúa], el hijo  de  Nun,  el  Efrayimi,  el  sirviente  de  Moshe.  55  Y  los  hijos  de   Yisra'el golpearon  a Amalek  y  su  pueblo  a  filo  de  espada,  pero  la  batalla  fue  muy  dura  sobre  los  hijos  de Yisra'el. 56 Y YAHWEH dijo a Moshe: Escribe esta cosa en un libro como memorial para ti, y ponlo en las  manos  de  Josué  [Y'shúa],  el  hijo  de  Nun,  tu  sirviente, y ti ordenarás a los hijos de Yisra'el, diciendo: Cuando ustedes entren en la tierra de Kenaan, ustedes borrarán completamente la memoria de Amalek de debajo del cielo. 57 Y Moshe lo hizo así, y él tomó el libro y escribió las palabras sobre él, diciendo:  58 Recuerden lo que Amalek les ha hecho a  ustedes  en  el  camino  cuando  ustedes  salieron  de  la  tierra  de  Mitzrayim.  59  Quien  te esperó  en  el  camino  y  te  atacó  por  la  retaguardia,  aun  aquellos  débiles  detrás  cuando estabas  agotado  y  debilitado.  60  Por  lo  tanto,  será  cuando   YAHWEH  tu  Elohim te  de descanso de todos tus enemigos en todo alrededor en la tierra la cual YAHWEH tu Elohim, te da por herencia para poseerla que tú borrarás la memoria de Amalek de debajo del cielo, tú no lo olvidarás. 61  Y el rey que tenga piedad sobre Amalek, o sobre su memoria o sobre su zera, he aquí que Yo lo requeriré de él, y Yo lo cortaré de su pueblo. 62 Y Moshe escribió todas  estas  cosas  en  un  libro  y  él  ordenó  a  todos  los  hijos  de  Yisra'el respecto  a  estos asuntos.


 
Capítulo 82 El becerro de oro

 
1 Y los hijos de Yisra'el continuaron de Refidim y acamparon en el desierto del Sinai, en el tercer mes de haber salido de Mitzrayim. 2 En ese tiempo vino Reuel el Midyanim, suegro de Moshe, con Zipporah su esposa y sus dos hijos, porque él había oído de las maravillas de YAHWEH  que  El  había  hecho   a  Yisra'el,  que  El  los   había  liberado  de  la  tierra  de Mitzrayim. 3 Y Reuel vino a Moshe  al desierto donde él estaba acampado, donde estaba  el Monte del Todopoderoso. 4 Y Moshe procedió a recibir a su suegro con gran honor, y todo Yisra'el  estaba  con  él.  5  Y  Reuel  y  sus  hijos  permanecieron  con  los  hijos  de  Yisra'el por muchos días , y Reuel conoció a YAHWEH desde ese día en adelante. 6 Y en el tercer mes de la salida de los hijos de Yisra'el de Mitzrayim, en el sexto día, YAHWEH le dio a Yisra'el los diez Mandamientos   [Diez   Palabras]   en   el   Monte   Sinai.   7  Y   todo   Yisra'el  oyó esos mandamientos  y  todo  Yisra'el se  regocijó  extremadamente  en   YAHWEH  ese  día.  8 Y la Gloria de YAHWEH descansó sobre el Monte Sinai, y El llamó a Moshe, y Moshe vino en el medio de una nube y ascendió la montaña. 9  Y Moshe estuvo sobre la montaña 40 días y 40 noches;  él  no  comió  ningún  pan  ni  bebió  ninguna  agua,  y  YAHWEH lo  instruyó  en  los estatutos y juicios  para poder enseñar a los hijos de Yisra'el. 10 Y YAHWEH escribió "Los Diez Mandamientos" cuales El le había ordenado a los hijos de Yisra'el sobre dos tablas de piedra, cuales dio a Moshe para ordenar a los hijos de Yisra'el. 11 Y al término de 40 días y 40 noches, cuando YAHWEH había terminado de hablar con Moshe sobre el Monte Sinai, entonces   YAHWEH  dio   a   Moshe   las   tablas   de   piedra,   escritas   con   El   Dedo   del Todopoderoso.  12  Y  cuando  los  hijos  de  Yisra'el  vieron  que  Moshe  se  demoraba  en descender del Monte, ellos se reunieron alrededor de  Aharon,  y dijeron: En cuanto a este hombre  Moshe,  nosotros  no  sabemos  lo  que  le  haya  sucedido.   13  Ahora,  por  lo  tanto, levántense,  hagan  para  nosotros  un  dios  que  vaya  delante  de  nosotros,  para  que  no muramos. 14 Y Aharon estaba tremendamente temeroso del pueblo, y él les ordenó a ellos traerle oro y él lo formó en un becerro de oro para el pueblo. 15 Y YAHWEH dijo a Moshe, antes de que él descendiera de la montaña: Rápido, desciende, porque tu pueblo el cual tú sacaste  de  la  tierra  de  Mitzrayim se  ha  corrompido.  16  Ellos  se  han  hecho  un  becerro fundido ,  y  se  han  inclinado  a  él,  ahora,  por  lo  tanto,  déjame,  que  Yo  los  consuma  de  la tierra,  porque  ellos  son  un  pueblo  de  dura  cerviz.  17   Y Moshe  imploró  al  semblante  de YAHWEH, y oró a YAHWEH por el pueblo por causa del becerro que ellos habían hecho, y él  después  descendió  de  la  montaña  y  sus  manos  estaban  sobre  las  tablas  de  piedra,  las cuales YAHWEH le había dado para ordenar a los Yisra'elim. 18 Y cuando Moshe se acercó al campamento él vio el becerro cual el pueblo había hecho, y la ira de Moshe fue rebullida y  él  quebró  las  tablas  al  pie  del  Monte.  19  Y  Moshe  vino  al  campamento  y  el  quemó  el becerro con fuego, y lo molió hasta que se volvió polvo fino, y lo echó en al agua e hizo que los  Yisra'elim  lo  bebieran.  20  Y  allí  murieron  de l pueblo por la espada de cada uno unos 3,000 hombres que habían hecho el becerro. 21 Y en la mañana Moshe dijo al pueblo: Yo iré a  YAHWEH,  quizás  pueda  hacer  expiación  por  los  pecados  que  ustedes  por  los  cuales han pecado contra YAHWEH. 22 Y Moshe subió a YAHWEH, y él permaneció de nuevo 40 días  y  40  noches.  23  Y  durante  los  40  días  Moshe  suplicó  a   YAHWEH  por  los  hijos  de Yisra'el, y  YAHWEH escuchó  a  la  oración  de Moshe , y  YAHWEH recibió la súplica de él por su pueblo  Yisra'el.  24  Entonces  YAHWEH habló  a  Moshe  que  cortara  dos  tablas  de piedra y las subiera a YAHWEH quien escribiría sobre ellas "Los Diez Mandamientos." 25 Y Moshe así lo hizo, cuando él descendió y cortó las dos tablas y subió a la montaña Sinai a YAHWEH y  YAHWEH  escribió "Los Diez Mandamientos" sobre las tablas.  26  Y  Moshe permaneció aun con YAHWEH 40 días y 40 noches, y  YAHWEH lo instruyó en estatutos y juicios para impartir a  Yisra'el. 27 Y  YAHWEH le ordenó a él con respecto a los hijos de Yisra'el que ellos tenían que hacer un Lugar Kadosh para  YAHWEH, para que Su Nombre descansara allí,  y  YAHWEH  le  mostró  el  modelo  del  Lugar  Kadosh  y  el  modelo  de  sus vasijas. 28 Y al final de 40 días, Moshe descendió de la montaña y las dos tablas estaban en su  mano.  29  Y  Moshe  vino  a  los  hijos  de  Yisra'el y  habló  a  ellos  todas  las  palabras  de YAHWEH, él les enseñó leyes, estatutos y juicios, los cuales YAHWEH le había enseñado . 30 Y Moshe dijo a los hijos de  Yisra'el la palabra de YAHWEH, que un Lugar Kadosh tenía que  ser  hecho  para  El.  31  Y  el  pueblo  se  regocijó  grandemente  por  todo  el  bien  que YAHWEH había hablado a ellos,  por  medio  de  Moshe,  y  ellos  dijeron:  Nosotros  haremos todo lo que YAHWEH ha hablado contigo. 32 Y el pueblo se levantó como un solo hombre e hicieron ofrendas generosas  para el Lugar Kadosh de  YAHWEH, y cada hombre trajo la ofrenda  de  YAHWEH  para  el  trabajo  en  el  Lugar  Kadosh, y para todo su servicio. 33 Y todos los hijos de Yisra'el trajeron cada hombre todo lo que encontró en su posesión para el trabajo del Lugar Kadosh de YAHWEH, oro, plata y bronce; y todo lo que era de uso para el Lugar Kadosh. 34 Y todos los hombres sabios que estaban diestros en trabajo vinieron e hicieron  el  Lugar  Kadosh  de  YAHWEH;  de  acuerdo  a  todo  lo  que   YAHWEH había ordenado,  cada  hombre  en  el  trabajo  que  él  era  diestro;  y  todos  los  hombres  sabios  de corazón  hicieron  el  Lugar  Kadosh,  y  sus  muebles  y  sus  vasijas  para  el servicio  Kadosh, como  YAHWEH  había   ordenado   a   Moshe.   35   Y   el   trabajo   del   Lugar   Kadosh   del Tabernáculo  fue completado  al final de cinco meses, y los hijos de Yisra'el hicieron todo lo que  YAHWEH había  ordenado  a  Moshe. 36  Y  ellos  trajeron  el  Lugar  Kadosh  y  todo su mobiliario a Moshe; como el modelo que YAHWEH le había enseñado a Moshe, así hicieron los  hijos  de   Yisra'el.  37  Y  Moshe  vio  el  trabajo,  y  he  aquí  que  ellos  lo  hicieron  como YAHWEH había ordenado a Moshe , así que Moshe los bendijo.


 
Capítulo 83. YAHWEH le dice a Moshe que todos los adultos morirán en el desierto por su perversidad

 
1 Y en el mes 12, en el día 23 del mes, Moshe tomó a Aharon y sus hijos, y él los vistió en sus atuendos, y los ungió e hizo a ellos como YAHWEH le había ordenado, y Moshe subió todas las ofrendas que YAHWEH en ese día le había ordenado. 2 Moshe después tomó a Aharon y a sus hijos , y  les  dijo  a  ellos :  Por  siete  días  permanecerán  en  la  puerta  del  Tabernáculo, porque así yo fui ordenado. 3 Y Aharon y sus hijos hicieron todo lo que YAHWEH les había ordenado  por  medio  de  Moshe ,  y  ellos  permanecieron  por  siete  días  a  la  puerta  del Tabernáculo . 4 Y en el octavo día, siendo el primer día del primer mes, en el segundo año que  los  Yisra'elim  salieron  de  Mitzrayim,  Moshe  erigió  el  Lugar  Kadosh,  y  Moshe  puso todo el mobiliario del Tabernáculo, y todo el mobiliario del Lugar Kadosh, y él hizo todo lo que  YAHWEH le ordenó a él. 5  Y Moshe llamó a Aharon   y sus hijos, y ellos trajeron la ofrenda quemada y la ofrenda de pecado por ellos mismos y pos los hijos de  Yisra'el, como YAHWEH había  ordenado a Moshe. 6 En ese día los dos hijos de Aharon,  Nadav  y Avihu tomaron  fuego  extraño  y  lo  trajeron  delante  de  YAHWEH quien no les había ordenado,  y fuego salió de delante de YAHWEH y los consumió, y ellos murieron delante de YAHWEH en  ese  día. 7 Entonces  el  día  que  Moshe  había  terminado  de  erigir  el  Lugar  Kadosh,  los príncipes de Yisra'el comenzaron a traer ofrendas delante de YAHWEH para la dedicación del  altar.  8  Y  ellos  trajeron  sus  ofrendas  cada  príncipe  un día,  un  príncipe  al día por 12 días. 9 Y todas las ofrendas que ellos trajeron, cada hombre en su día, una bandeja de plata que  pesaba  130  shekels ,  un  tazón  de  plata  que  pesaba  70  shekels  del  shekel  del  Lugar Kadosh, ambos llenos de harina fina,  unido  con  aceite  para  una  ofrenda  de  grano.  10  Un cucharón de oro que pesaba diez shekels lleno de incienso. 11 Un becerro, un macho cabrío, un  cordero  del  primer  año  para  ofrenda  quemada,  12  y  un  cabrito  de  los  carneros  para ofrenda  de  pecado.  13  Y  para  sacrificio  de  ofrenda  de  Shalom, dos toros, cinco  carneros, cinco  machos  cabríos  y  cinco  corderos  de  un  año.  14  Así  hicieron  los  doce  príncipes de Yisra'el día a día,  cada  hombre  en su día.  15 Y fue después de esto, durante el día 13 del mes, que Moshe ordenó a los hijos de Yisra'el observar el Pésaj. 16  Y los hijos de  Yisra'el guardaron  Pesáj  en  su  temporada  el  día  14  del  mes, como  YAHWEH había  ordenado  a Moshe, así hicieron los hijos de  Yisra'el. 17  Y durante el segundo mes, el primer día de él, YAHWEH habló a Moshe, diciendo: 18 Numera las cabezas de todos los varones de los hijos de Yisra'el de 20 años de edad hacia arriba, tú y tu hermano Aharon y los doce príncipes de Yisra'el. 19 Y Moshe así lo hizo, y Aharon vino con los doce príncipes de  Yisra'el, y ellos numeraron a los hijos de  Yisra'el en el desierto de Sinai. 20  Y los números de los hijos de Yisra'el  por  las  casas  de  sus  padres,  de  20  años  de  edad  hacia  arriba,  fueron  600  y [3,000,550]. 21 Pero los hijos de Levi no fueron numerados entre los hijos de  Yisra'el. 22 Y el número de los hijos de  Yisra'el de un mes hacia arriba fue de 22,273. 23  Y el número de los hijos de Levi de un mes hacia arriba fue de 22,000. 24 Y Moshe puso a los kohanim y a los  levi'im cada  hombre  a  su  servicio  y  a  su  trabajo  para  servir  en  el  Lugar  Kadosh  del Tabernáculo, como  YAHWEH había ordenado a Moshe. 5 Y en el día 20 del mes,  la nube fue  alzada  del  Tabernáculo  del  Testimonio.  26  Y  en  ese  momento  los  hijos  de   Yisra'el continuaron su viaje del desierto de Sinai, y ellos hicieron un viaje de tres días, y la nube descansó  en  el  desierto  de  Paran;  allí  la  ira  de  YAHWEH  fue  rebullida  contra  Yisra'el, porque  ellos  provocaron  a   YAHWEH  por  pedir  carne   para  que  ellos  comieran.  27  Y YAHWEH escuchó sus voces y les dio carne que ellos comieron por un mes. 28 Pero después de esto la ira de YAHWEH fue rebullida contra ellos, y El los golpeó con una gran matanza, y  ellos  fueron  enterrados  allí  en  ese  lugar.  29  Y  los  hijos  de   Yisra'el llamaron  al  lugar Kebrot-Hattaavah,  porque  sepultaron  la  gente  que  tuvo  lujuria  por  la  carne.  30  Y  ellos salieron de KebrorHattaarah y se plantaron en Hazerot, cual está en el desierto de Paran. 31  Y  mientras  los  hijos  de  Yisra'el  estaban en  Hazerot,  la  ira  de  YAHWEH fue rebullida contra Miryam por causa de Moshe, y ella se volvió leprosa, blanca como la nieve. 32 Y ella fue recluida fuera del campamento por siete días, hasta que fue recibida de nuevo después de su lepra. 33 Y los hijos de Yisra'el después salieron de Hazerot, y se plantaron al final del desierto de Paran.  34 En ese tiempo YAHWEH habló a Moshe que enviara 12 hombres de los hijos de Yisra'el, un hombre por cada tribu, para ir a explorar la tierra de Kenaan. 35 Y Moshe  envió  los  doce  hombres,  y  ellos  vinieron  a  la  tierra  de  Kenaan para  explorarla  y examinarla,  y  ellos  exploraron  toda  la  tierra  desde  el  desierto  de  Sin  hasta  Rejov  como cuando se viene de Hamot. 36 Y al final de 40 días ellos vinieron a Moshe y Aharon, y ellos les trajeron palabra como estaba en sus corazones, y diez de los hombres trajeron un mal reporte a los hijos de  Yisra'el, de  la tierra cual ellos habían explorado, diciendo: Es mejor para  nosotros  regresar  a  Mitzrayim  que  ir  a  esta  tierra,  una  tierra  que  consume  a  sus habitantes. 37 Pero Josué [Y'shúa] el hijo de Nun, y Kalev el hijo de Yefuneh, que eran de aquellos  que  exploraron  la  tierra,  dijeron:  La  tierra  es  extremadamente  buena.  38  Si YAHWEH se deleita en nosotros, entonces El nos traerá a esta tierra y nos la dará,  porque es  una  tierra  que  fluye  con  leche  y  miel.  39  Pero  los  hijos  de  Yisra'el  no  quisieron escucharlos a  ellos, y ellos escucharon a la voz de los diez hombres que habían traído un mal reporte de la tierra. 40  Y YAHWEH oyó la murmuración de los hijos de  Yisra'el y El estaba furioso y juró, diciendo: 41 Ciertamente ningún hombre de esta generación perversa verá la tierra de los 20 años hacia arriba, excepto Kalev el hijo de Yefunah y Josué [Y'shúa] el hijo de Nun. 42 Pero ciertamente esta generación perversa perecerá en este desierto, y sus hijos vendrán a la tierra y ellos la poseerán; así que la ira de YAHWEH fue rebullida contra Yisra'el,  y  El  los  hizo  vagar  por  el  desierto  por  40  años,  hasta  en  fin  de  esa  generación perversa, porque ellos no siguieron a YAHWEH. 43 Y el pueblo vivió en el desierto de Paran por largo tiempo, y después ellos procedieron al desierto por el Mar Rojo.


 
Capítulo 84. La experiencia del Sinai

 
1 En  ese  tiempo  Koraj  el  hijo  de  Hetzer,  el  hijo  de  Kehat,  el  hijo  de  Levi,  tomó  muchos hombres de los hijos de Yisra'el, y ellos se levantaron y riñeron con Moshe  y Aharon y toda la Congregación.  2 Y  YAHWEH  estaba furioso con ellos, y la tierra abrió su boca y se los tragó a todos, y sus casas y todo lo perteneciente a ellos, y a todos los hombres de Koraj. 3 Y después de esto YAHWEH hizo al pueblo ir  por el camino alrededor de la montaña de Seir por  largo  tiempo.  4  En  ese  tiempo   YAHWEH  dijo  a  Moshe:  No  provoques  una  guerra contra los hijos de Esav, porque Yo no les daré de nada de lo que pertenezca a ellos, ni aun donde pise la planta del pie, porque Yo he dado la montaña de Seir por herencia a Esav. 5 Por lo tanto, los hijos de Esav pelearon contra los hijos de Seir cuatro veces, y  YAHWEH entregó  a  los  hijos  de  Seir  en  las  manos de los hijos de Esav, y los destruyó de delante de ellos,  y  los  hijos  de  Esav  vivieron  allí  en  lugar  de  ellos  hasta  este  día.  6  Por  lo  tanto, YAHWEH dijo a los hijos de  Yisra'el: No peleen contra los hijos de Esav sus hermanos, porque nada en su tierra les pertenece a ustedes, pero pueden comprar comida de ellos por dinero y comerla,  y  pueden  comprar  agua  de  ellos  por  dinero  y  beberla.  7 Y los hijos  de Yisra'el hicieron  de  acuerdo a  la  palabra  de  YAHWEH.  8  Y  los  hijos  de Yisra'el fueron alrededor del desierto, yendo alrededor del Monte Sinai por largo tiempo, y no tocaron a los hijos de Esav, y ellos continuaron en ese distr ito por 19 años. 9 En ese tiempo Latinus rey de los hijos de Kittim murió, durante el año 45 de su reino, cual es el año 14 que los hijos de Yisra'el salieron de Mitzrayim. 10 Y ellos lo sepultaron en su lugar que él había edificado en la tierra de Kittim, y Abimnas reinó en su lugar por 38 años. 11 Y los hijos de  Yisra'el pasaron  el  borde  de  los  hijos  de  Esav  en  esos  días,  al  final  de  19  años  ellos  vinieron  y pasaron el camino del desierto de Moav. 12 Y  YAHWEH dijo a Moshe: No asedies a Moav, no pelees contra ellos, porque no te daré nada de la tierra de ellos. 13 Y los hijos de Yisra'el pasaron el camino del desierto de Moav por 19 años y ellos no pelearon contra Moav. 14 Y durante el año 36 de que los hijos de Yisra'el salieron de la tierra de Mitzrayim, YAHWEH golpeó el corazón de Sihon, rey de los Emorim, y él hizo la guerra, y él fue a pelear contra los hijos de Moav. 15 Y Sihon envió mensajeros a Beor el hijo de Janeas, el hijo de Bilaam, consejero del rey de Mitzrayim, y a Bilaam su hijo, para maldecir a Moav, para que fuera entregada en las manos de Sihon. 16 Y los mensajeros fueron y trajeron a Beor  el hijo de Janeas  y  a  su  hijo  Bilaam,  desde  Petor  en  Mesopotamia,  así  que  Beor  y  Bilaam  su  hijo vinieron a la ciudad de Sihon, y ellos maldijeron a Moav y a su rey en la presencia de Sihon rey  de  los  Emorim.  17  Así  que  Sihon  salió  con  todo  su  ejército, y él fue a Moav y peleó contra ellos, y él los sometió, y  YAHWEH los entregó en sus manos, y Sihon mató al rey de Moav. 18 Y Sihon tomó todas las ciudades de Moav en batalla; él también tomó a Heshbon de  ellos, porque  Heshbon  era  una  de  las  ciudades  de  Moav,  y  Sihon  puso  sus  nobles  y príncipes en Heshbon, y Heshbon pertenencia a Sihon en esos días. 19 Por lo tanto, los que hablaban  en  parábolas  Beor  y  Bilaam  su  hijo  pronunciaron  estas  palabras, diciendo: Vengan a Heshbon la ciudad de Sihon será edificada y establecida. 20 ¡Ay de ti Moav! ¡Tú estás perdida, O habitantes de Kemosh! He aquí que está escrito en el libro de la Toráh del Todopoderoso.  21  Y  cuando  Sihon  había  conquistado  a  Moav,  él  puso  guardias  en  las ciudades  que  él  había  tomado  de  Moav, y un considerable número de los hijos de Moav cayeron en batalla a las manos de Sihon, y él hizo una gran captura de ellos, hijos e hijas y él  mató  a  su  rey;  así  que  Sihon  se  volvió  y  regresó  a  su  propia  tierra .  22  Y  Sihon  dio numerosos regalos de plata y oro a Beor y Bilaam su hijo, y él los despidió, y ellos fueron a Mesopotamia a su tierra y su país. 23 En ese tiempo todos los hijos de Yisra'el pasaron por el camino del desierto de Moav, y regresaron y rodearon el desierto de Edom. 24 Así toda la Congregación  vino  al  desierto  de  Sin  el  primer  mes  del  año  40  de  haber  salido  de Mitzrayim, y los hijos de Yisra'el vivieron en Kadesh, del desierto de Sin, y Miryam murió allí y fue sepultada allí. 25 En ese tiempo Moshe envió mensajeros a Hadad rey de Edom, diciendo: Así dice tu hermano Yisra'el: Déjame pasar por favor por tu tierra, no pasaremos por campos o viñas, no beberemos el agua del pozo, caminaremos en el camino del rey. 26 Y Edom dijo a él: Ustedes no pasarán por mi tierra, y Edom salió para encontrarse con los hijos de Yisra'el con un pueblo poderoso. 27 Y los hijos de Esav rehusaron dejar pasar por su tierra a los hijos de Yisra'el, así los Yisra'elim se removieron de ellos y no pelearon con ellos. 28 Porque antes de esto,  YAHWEH había ordenado a los hijos de  Yisra'el, diciendo: Ustedes no pelearán contra los hijos de Esav, por lo tanto, los  Yisra'elim se removieron de ellos y no pelearon con ellos. 29 Así los hijos de Yisra'el salieron de Kadesh, y todo el pueblo vino  a  la  montaña  de  Hor.  30  En  ese  tiempo  YAHWEH dijo a Moshe:  Dile a tu  hermano Aharon  que  él  morirá  allí,  porque  él  no  vendrá  a  la  tierra  que  Yo  he  dado  a  los  hijos  de Yisra'el. 31 Y Aharon subió, a la orden de YAHWEH, a la montaña Hor, durante el año 40, en el quinto mes, en el primer día del mes. 32 Y Aharon era de 123 años de edad cuando él murió en la montaña de Hor.


 
Capítulo 85. Moshe mata al rey gigante de Og
 
1 Y el rey de Arad, el Kenaani, quien vivía en el sur, oyó que los Yisra'elim habían venido por el camino de los espías, y él reunió sus fuerzas para pelear contra los Yisra'elim. 2 Y los hijos de Yisra'el estaban grandemente temerosos de él, porque él tenía un gran y poderoso ejército,  así  que  los  hijos  de  Yisra'el resolvieron  regresar  a  Mitzrayim.  3  Y  los  hijos  de Yisra'el  de  volvieron  como  la  distancia  del  viaje   de  tres  días  a  Maserat  Beni  Yaakon, porque ellos estaban grandemente atemorizados del rey Arad. 4 Y los hijos de  Yisra'el no querían regresar a sus lugares, así que permanecieron en Maserat Beni Yaakon por un mes. 5  Y  cuando  los  hijos  de  Levi  vieron  que  los  hijos  de   Yisra'el no  querían  volverse,  ellos estaban celosos por amor a YAHWEH, y ellos se levantaron y pelearon contra los Yisra'elim sus hermanos, y mataron de ellos un gran número, y los forzaron a regresar a su lugar, la montaña de Hor. 6  Y cuando ellos regresaron el rey Arad todavía estaba reuniendo a su ejército para pelear contra los  Yisra'elim. 7 Y Yisra'el hizo  un  juramento: Si Tú entregas este pueblo en mis manos, yo totalmente destruiré sus ciudades. 8 Y YAHWEH escuchó a la voz de  Yisra'el y El entregó los Kenaanim en sus manos, los derrotaron totalmente en sus ciudades, y llamaron el nombre del lugar Hormah. 9 Y los hijos de  Yisra'el viajaron de la montaña de Hor y se plantaron en  Obot,  y  ellos  viajaron  de  Obot  y  se  plantaron  en  Ije- Abarim,  en  el  borde  de  Moav.  10  Y  los  hijos  de   Yisra'el  enviaron  a  Moav,  diciendo: Déjennos  pasar  por  su  tierra  a  nuestro  lugar,  pe ro los  hijos de Moav no dejaron que los hijos  de  Yisra'el  pasaran por  su  tierra,  porque  los  hijos  de  Moav  estaban  grandemente temerosos no fuera que los hijos de  Yisra'el les hicieran lo que les había hecho el rey Sihon de los Emorim, quien había tomado su tierra  y había matado a muchos de ellos.  11 Por lo tanto, Moav no dejaba que los  Yisra'elim pasaran por su tierra, y  YAHWEH ordenó a los hijos  de  Yisra'el,  diciendo:  Que  ellos  no  pelearan  con  Moav,  así  que  los   Yisra'elim se removieron  de  Moav. 12 Y los hijos de  Yisra'el viajaron desde el borde de Moav, y ellos vinieron al otro lado del Arnon, y se plantaron en el borde de Sihon, rey de los Emorim, en el desierto de Kedemot. 13 Y los hijos de  Yisra'el enviaron mensajeros a Sihon, rey de los Emorim, diciendo: 14 Déjennos pasar por su tierra y no nos volveremos a sus campos ni a sus viñas, iremos por el camino del rey hasta que hayamos pasado el borde, pero Sihon no permitió que los Yisra'elim pasaran. 15 Así que Sihon reunió a toda la gente de los Emorim y fue al desierto a encontrarse con los hijos de Yisra'el, y él peleó contra  Yisra'el en Yahaz. 16 Y  YAHWEH entregó a Sihon rey de los Emorim en la mano de  los hijos de  Yisra'el, y Yisra'el golpeó a toda la gente de Sihon por el filo de la espada y vengó la causa de Moav. 17 Y los hijos de Yisra'el tomaron posesión de la tierra de Sihon desde Arad hasta Yabuk, a los hijos de Amón, y ellos tomaron todo el botín de sus ciudades. 18 Y  Yisra'el tomó todas esas  ciudades, y   Yisra'el  vivió  en  las  ciudades  de  los  Emo rim.  19  Y todos  los  hijos  de Yisra'el resolvieron pelear contra los hijos de Amón para también tomar su tierra. 20 Así que  YAHWEH dijo  a  los  hijos  de  Yisra'el:  No  asedien  a  los  hijos  de  Amón  ni  busquen batalla  con  ellos,  porque  Yo  no  les  daré  nada  de  la  tierra  de  ellos, y los hijos de  Yisra'el escucharon a la palabra de YAHWEH y no pelearon contra los hijos de Amón. 21 Y los hijos de Yisra'el se volvieron y fueron por el camino de Bashan a la  tierra  de Og, rey de Bashan, y Og el rey de Bashan salió a encontrarse con los  Yisra'elim en batalla, y él tenía muchos hombres  valientes,  y  una  fuerza  muy  fuerte  de  la  gente  de  los  Emorim.  22  Y Og rey de Bashan era un hombre muy poderoso, pero Aharon su hijo era extremadamente poderoso, aún más fuerte que su padre. 23  Y Og dijo en su corazón: He aquí que el campamento de Yisra'el  toma el espacio de tres ejércitos, ahora yo los golpearé a todos  sin la espada o la lanza. 24 Y cuando Og subió a la montaña de Yahaz y tomó una piedra enorme y la puso sobre  su  cabeza,  y  resolvió  tirarla  sobre  el  campamento  de  los  hijos  de   Yisra'el,  para golpear a todos los  Yisra'elim con esa piedra. 25 Y el  malaj de YAHWEH vino y golpeó la piedra sobre la cabeza de Og, y la piedra cayó sobre el cuello de Og, y Og cayó a tierra por el peso de la piedra sobre su cuello. 26 En ese tiempo  YAHWEH dijo a los hijos de Yisra'el: No  tengan  temor  de  él,  porque  Yo  lo  he  dado  a  él y toda su gente y toda su tierra en su mano, y ustedes harán a él como hicieron a Sihon. Y Moshe descendió a él con un pequeño número de los hijos de Yisra'el, y Moshe golpeó a Og con una caña en sus tobillos y lo mató. 28 Los hijos de Yisra'el después persiguieron a los hijos de Og y a todo su pueblo, y ellos los golpearon  y  destruyeron  hasta  que  no  quedó  un  remanente.  29  Moshe  después  envió a algunos  de  los  hijos  de  Yisra'el  a  espiar  a  Yaazer  y  explorarla,  porque  Yaazer  era  una ciudad  muy  famosa. 30 Y  los  espías  fueron  a  Yaazer y  la  exploraron,  y  todos  los  espías confiaban en  YAHWEH, y ellos pelearon contra los hombres de Yaazer. 31 Y esos hombres tomaron a Yaazer, y YAHWEH los entregó en su mano, y ellos echaron a los Emorim que estaban allí. 32 Y los hijos de Yisra'el tomaron la tierra de los dos reyes de los Emorim, 66 ciudades cuales estaban del otro lado del Yarden, desde el arroyo de  Arnon hasta el Monte Hermon. 33 Y los hijos de  Yisra'el viajaron y vinieron a las llanuras  de Moav que está de este lado del Yarden, por Yerijo. 34 Y los hijos de Moav oyeron de todo el mal que los hijos de  Yisra'el habían hecho a los dos reyes de los Emorim, a Sihon y a Og,  así que todos los hombres  de  Moav  estaban  grandemente  temerosos  de  los  hijos  de   Yisra'el.  35  Y  los ancianos de Moav dijeron: He aquí que los dos reyes de los Emorim, Sihom y Og, eran más poderosos que todos los reyes de la tierra, ¿pudieron ellos soportar a los hijos de  Yisra'el, entonces,  cómo  podremos  nosotros   soportar  delante  de  ellos?  36  Ciertamente  ellos  nos enviaron  un  mensaje  antes  para  pasar por nuestra tierra en su camino, y nosotros no los dejamos, ahora ellos se volverán contra nosotros con sus pesadas espadas y nos destruirán; y Moav estaba preocupado por causa de los hijos de  Yisra'el, y ellos estaban grandemente temerosos de ellos, y ellos tomaron consejo juntos de qué hacer con los hijos de Yisra'el. 37 Y  los  ancianos  de  Moav  resolvieron  y  tomaron  a  uno  de  sus  hombres,  Balak  el  hijo  de Zippor el Moavim, y lo hicieron rey sobre ellos en ese tiempo, y Balak era un hombre muy sabio. 38  Y los ancianos de Moav se levantaron  y enviaron a los hijos de Midyan para hacer la paz con ellos, porque una gran batalla de enemistad había en esos días entre Midyan y Moav, desde los días de Hadad el hijo de Bedad rey de Edom, quien golpeó a Midyan en las llanuras de Moav, en aquellos días. 39 Y los hijos de Moav enviaron a los hijos de Midyan, y los ancianos de Midyan vinieron a la tierra de Moav para hacer la paz en nombre de los hijos de Midyan. 40 Y los  ancianos  de  Moav  entraron  en  consejo  con  los  ancianos  de Midyan en qué hacer para salvar sus vidas de los hijos de Yisra'el. 41 Y todos los hijos de Moav dijeron a los hijos de Midyan: Ahora, por lo tanto, los hijos de Yisra'el se lamen todo lo que está alrededor, como un buey lame la hierba del campo, porque así hicieron a los dos reyes de los Emorim quienes eran más fuertes que lo que somos nosotros. 42 Y los ancianos de Midyan dijeron a Moav: Nosotros oímos que en el tiempo que Sihon rey de los Emorim peleó  contra  ustedes, cuando él prevaleció  y  tomó la tierra de ustedes, él había enviado a Beor el hijo de Janeas  y Bilaam su hijo de Mesopotamia, y ellos los maldijeron a ustedes; por lo tanto, la mano de Sihon prevaleció contra ustedes y él tomó su tierra. 43 Por lo tanto, envíen  ustedes  también  por  Bilaam  su  hijo,  porque  él  aun  permanece  en  la  tierra,  y  le daremos  su  paga,  y  él  pueda  maldecir a toda la gente que ustedes  le  tienen miedo; así los ancianos  de  Moav  oyeron  esta  cosa y  los  complació  enviar  por  Bilaam  hijo  de  Beor.  44 Entonces Balak hijo de Zippor de Moav envió mensajeros a Bilaam, diciendo: 45 He aquí que hay un pueblo que ha salido  de Mitzrayim, y he aquí que ellos cubren la faz de la tierra,  y ellos se quedan allí contra mí. 46 Ahora, por lo tanto, ven y maldice a este pueblo por mí, porque  ellos  son  muy  poderosos,  quizás  pueda  prevalecer  contra  ellos,  y echarlos fuera, porque  yo  he  oído  que  aquellos  que  tú  bendices son bendecidos, y los que  maldices  son maldecidos. 47 Así, pues, los mensajeros de Balak fueron a Bilaam y trajeron a Bilaam para maldecir  al  pueblo  para  pelear  contra  Moav.  48  Y  Bilaam  vino  a  Balak  para  maldecir  a Yisra 'el, y YAHWEH dijo a Bilaam: No maldigas a este pueblo porque está bendecido. 49 Y Balak urgió a Bilaam día a día  para maldecir a  Yisra'el, y Bilaam no escuchó a Balak por causa de la palabra de YAHWEH la cual El había hablado a Bilaam.  50 Y cuando Balak vio que  Bilaam  no  accedía  a  su  deseo, él se levantó y fue a su casa, y Bilaam también fue de regreso  a su  tierra  y  él  fue  de  allí  a  Midyan.  51  Y  los  hijos  de  Yisra'el viajaron  de  las llanuras de Moav y se plantaron junto al Yarden  en Beit-Yeshimot aun en Avel-Shittim, al final de las llanuras de Moav. 52 Y cuando los hijos de Yisra'el se quedaron en la llanura de Shittim, ellos comenzaron a prostituirse con las hijas de Moav. 53 Y los hijos de Yisra'el se acercaron a Moav, y los hijos de Moav plantaron sus tiendas opuesto al campamento de los hijos de Yisra'el. 54 Y los hijos de Moav tenían miedo de los hijos de Yisra'el, y los hijos de Moav tomaron a sus hijas y sus esposas de aspecto  bonito, y de linda  apariencia  y  las vistieron en oro y plata y atuendos costosos. 55 Y los hijos de Moav sentaron esas mujeres a las puertas de sus tiendas, para que los hijos de Yisra'el las vieran y se volvieran a ellas, y no pelearan contra Moav. 56  Y todos los hijos de Moav hicieron esta cosa a los hijos de Yisra'el, y todos los hombres pusieron su esposa e hija a la puerta de su tienda, y todos los hijos de Yisra'el vieron los actos de los hijos de Moav, y los hijos de  Yisra'el se volvieron a las hijas de Moav y las codiciaron, y ellos fueron con ellas. 57 Y vino a suceder que cuando un Hebreo venía a la puerta de la tienda de Moav, y veía a la hija de Moav y la deseaba en su corazón, mientras estaban hablando juntos los hombres de las tiendas salían y hablaban a  los  Hebreos  en  esta  forma: Ciertamente  ustedes  saben  que  nosotros somos hermanos, todos  somos  descendientes  de  Lot  y  los  descendientes  de  Avraham  su  hermano.  ¿Por  qué razón no se quedarán con nosotros? ¿Por qué razón no comen pan con nosotros y nuestro sacrificio?  59  Y  cuando  los  hijos  de  Moav  los  habían  sobrecogido  con su oratoria,  y  los seducían con palabras lisonjeras, ellos los sentaban en la tienda y cocinaban y sacrificaban para ellos , y comían de su sacrificio y de su pan. 60 Y ellos le daban vino y ellos bebían y se intoxicaban, y ellos ponían delante de él una bella doncella, y él hacía con ella lo que quería, porque él no sabía lo que estaba haciendo, y él bebía vino a plenitud. 61 Así hacían los hijos de Moav a los hijos de Yisra'el en la llanura de Shittim, y la ira de YAHWEH fue rebullida contra Yisra'el por este asunto, y El envió una pestilencia entre ellos,  y allí murieron de los Yisra'elim 24,000 hombres. 62 Y había un hombre de los hijos de Shimeon cuyo nombre era Zimri, el hijo de Salu, quien se conectó con la Midayni Cosbi, la hija de Zur, rey de Midyan, a la vista de todos los hijos de Yisra'el. 63 Y Pinjas el hijo de Eleazar, el hijo de Aharon el kohen, vio esta cosa maldita de Zimri había hecho, y él tomó una lanza y se levantó y fue tras ellos, y lo atravesó a los dos y los mató, y la pestilencia cesó de los hijos de Yisra'el.


 
Capítulo 86

 
1 En ese tiempo después de la pestilencia, YAHWEH le dijo a Moshe, y a Eleazar el hijo de Aharon el  kohen, diciendo:  2  Numera  las  cabezas  de  toda  la  comunidad  de  los  hijos  de Yisra'el, de 20 años de edad y para arriba, todos los que salieron en el ejército. 3 Y Moshe y Eleazar numeraron los hijos de  Yisra'el por sus familias, y el número de todo  Yisra'el era de 700,730. 4  Y  el  número  de  los  hijos  de  Levi,  de  un  mes  de  nacidos  para  arriba  era  de 23,000, y entre ellos no había un hombre  de aquellos numerados por Moshe y Aharon en el desierto de Sinai. 5 Porque YAHWEH les había dicho que todos morirían en el desierto, y todos murieron, y ni uno de ellos quedó excepto Kalev el hijo de Yefuneh y Josué  [Y'shúa] el hijo  de  Nun.  6  Y  fue  después  de  esto  que  YAHWEH dijo a Moshe: Dile a los hijos de Yisra'el que venguen sobre Midyan la causa de los hijos de Yisra'el. 7 Y Moshe así lo hizo, y los  hijos  de  Yisra'el escogieron  de  entre  ellos  a  12,000  hombres,  siendo  1,000  por  tribu, y ellos fueron a Midyan. 8 Y los hijos de Yisra'el batallaron contra Midyan, y ellos mataron a todos los varones, y también a los cinco  príncipes  de Midyan, y a Bilaam el hijo de Beor ellos mataron a espada. 9 Y los hijos de Yisra'el tomaron a las esposas de Midyan cautivas, y a sus pequeños y su ganado, y todo lo perteneciente a ellos. 10  Y ellos tomaron todo el botín  y  todos  los  presos,  y  lo  trajeron  a  Moshe  y  Eleazar  a  las  llanuras  de  Moav.  11  Y Moshe  y  Eleazar  y  todos  los   príncipes  de  la  congregación  salieron  a  encontrarlos  con alegría. 12 Y ellos dividieron el botín de Midyan, y los hijos de  Yisra'el habían vengado la causa de Midyan por sus hermanos los hijos de Yisra'el.


 
Capítulo 87

 
1 Y en ese tiempo YAHWEH dijo a Moshe: He aquí que  tus días se están acercando al fin, toma ahora a Josué [Y'shúa] el hijo de Nun tu sirviente y ponlo en el  Tabernáculo, y Yo le ordenaré, y Moshe así lo hizo. 2 Y  YAHWEH se apareció en el  Tabernáculo  en el pilar de nube, y el pilar de nube se estacionó a la entrada del Tabernáculo. 3 Y YAHWEH ordenó a Josué [Y'shúa] el hijo de Nun y dijo a él: Sé fuerte y valiente, porque tú traerás a los hijos de Yisra'el a La Tierra la cual Yo juré darles a ellos, y Yo estaré contigo. 4 Y Moshe dijo a Josué [Y'shúa]: Sé fuerte y sé valiente porque tú harás que los hijos de Yisra'el hereden La Tierra, y YAHWEH estará contigo, El no te dejará ni te abandonará, no tengas  miedo ni te descorazones. 5 Y Moshe llamó a todos los hijos de  Yisra'el, y dijo a ellos: Ustedes han visto todo el bien  que YAHWEH, su  Elohim, ha hecho por ustedes en el desierto. 6 Por lo tanto, observen todas las palabras de esta Toráh, y caminen en la senda de YAHWEH su Elohim, no se vuelvan de la senda que YAHWEH les ha ordenado, ni a la derecha ni a la izquierda. 7 Y Moshe enseñó a los hijos de  Yisra'el estatutos,  y juicios, y leyes para hacer en la tierra que YAHWEH le había ordenado a él. 8 Y  él les enseñó la senda de YAHWEH y Sus leyes, he aquí que están escritas en el libro de la Toráh del Todopoderoso cual El dio a los hijos de Yisra'el  por  la  mano  de  Moshe.  9  Y  Moshe  terminó  de  ordenar  a  los  hijos  de  Yisra'el, y YAHWEH le dijo a él, diciendo: Sube al Monte Avarim y muere allí, y se reunido con tu pueblo  como  lo  fue  tu  hermano  Aharon.  10  Y  Moshe  subió  como   YAHWEH  le  había ordenado, y él murió allí en la tierra de Moav por la orden de YAHWEH, en el año 40 de los Yisra'elim salir de la tierra de Mitzrayim. 11 Y los hijos de Yisra'el lloraron a Moshe en las llanuras  de  Moav  por  30  días,  y  los  días  de  lamentarse  y  llorar  por  Moshe  fueron completados.


 
Capítulo 88 Moshe entrega las riendas a Josué [Y'shúa]

 
1 Y fue después de la muerte de Moshe que YAHWEH dijo a Josué [Y'shúa] el hijo de Nun, diciendo: 2 Levántate y pasa el Yarden a la tierra que Yo he dado a los hijos de  Yisra'el, y tú harás que los hijos de Yisra'el hereden La Tierra. 3 Todo lugar que pise la planta de tu pie pertenecerá a ustedes, desde el desierto del Levanon hasta el gran río Perat  serán sus fronteras. 4 Ningún hombre se opondrá contra ti todos los días de tu vida; como estuve con Moshe, así estaré contigo, sólo sé fuerte y de buen valor para observar toda la  Toráh  que Moshe  les  ordenó,  no  se  vuelvan  de  la  senda  ni  a  la  derecha  ni  a  la  izquierda,  para  que puedan  prosperar  en  todo  lo  que  hacen.  5  Y  Josué  [Y'shúa]  ordenó  a  los  oficiales  de Yisra'el, diciendo:  Pasen por el campamento y ordenen al pueblo, diciendo: Preparen para ustedes  provisiones,  porque  en  tres  días  más  ustedes  cruzarán  el  Yarden para poseer La Tierra. 6 Y los hijos de  Yisra'el así lo hicieron, y ellos ordenaron al pueblo y ellos hicieron todo lo que Josué [Y'shúa] ordenó.  7 Y Josué [Y'shúa] envió dos hombres a espiar la tierra de Yerijo, y los hombres fueron y espiaron Yerijo. 8 Y al final de siete días ellos vinieron a Josué [Y'shúa] en el campamento, y dijeron a él: YAHWEH ha entregado toda La Tierra en nuestras manos, los habitantes de allí están derretidos de miedo por causa de nosotros. 9 Y vino a suceder después de eso que Josué [Y'shúa] se levantó en la mañana y todo  Yisra'el con  él,  y  ellos  viajaron  desde  Shittim,  y  Josué  [Y'shúa]  y  todo  Yisra'el con él pasaron el Yarden, y Josué [Y'shúa] era de 82 años de edad cuando él pasó el Yarden con  Yisra'el. 10 Y el pueblo subió del Yarden en el día 10 del primer mes y ellos acamparon en Gilgal, en la esquina este de Yerijo. 11 Y los hijos de  Yisra'el guardaron  Pésaj en Gilgal, en las llanuras de  Yerijo,  en  el  día  14  del  primer  mes,  como  está  escrito  en  la  Toráh de  Moshe.  12 Y el maná ceso en ese día en la mañana de Pésaj, y no hubo más maná para los hijos de Yisra'el, y  ellos  comieron  del  producto  de  la  tierra  de  Kenaan. 13  Y Yerijo estaba completamente cerrado contra los hijos de Yisra'el, ni uno salía, ni uno entraba. 14 Y fue en el segundo mes en el día primero del mes, que  YAHWEH dijo a Josué [Y'shúa]: Levántate, he aquí que Yo he entregado a Yerijo en tu mano, con toda la gente allí; y todos ustedes hombres de guerra irán  alrededor  de  la  ciudad  una  vez  al  día,  y  así  harán  por  seis  días.  15  Y los  kohanim sonarán los shofarot, y cuando ustedes oigan el sonido de los shofarot todo el pueblo dará un gran grito, y los muros de la ciudad caerán; y todo el pueblo subirá, cada hombre contra su oponente. 16 Y Josué [Y'shúa]  hizo de acuerdo a todo lo que YAHWEH le había ordenado. 17 Y en el séptimo día ellos fueron alrededor de la ciudad siete veces, y los kohanim sonaron los  shofarot.  18  Y  a  la  séptima  vuelta,  Josué  [Y'shúa]  dijo  al  pueblo:  Griten,  porque YAHWEH ha  entregado  toda  la  ciudad  en  sus  manos.  19  Toda  la  ciudad  y  todo  lo  que contiene será  maldito para YAHWEH, y manténganse alejados de las cosas malditas, no sea que hagan que el campamento de Yisra'el sea maldito y lo aflijan. 20  Pero todo el oro y la plata y el bronce será  kadash para  YAHWEH,  y  vendrán  al  tesoro  de  YAHWEH. 21 Y el pueblo sonó los shofarot y hubo una gran gritería, y los muros de Yerijo cayeron, y todo el pueblo  subió,  cada  hombre  directo  al  frente  de  él y  ellos  tomaron  la  ciudad  y  totalmente destruyeron todo en ella, ambos hombres y mujeres, jóvenes y viejos, buey, oveja y asno, a filo de la espada. 22 Y ellos quemaron toda la ciudad con fuego; sólo los utensilios de plata y oro, bronce y hierro, ellos pusieron en el tesoro de YAHWEH. 23 Y Josué [Y'shúa] juró en ese  tiempo,  diciendo:   maldito  sea  el  hombre  que  reedifique  Yerijo,  echará  los  cimientos sobre su  primogénito,  y  edificará  las  puertas  sobre  su  hijo  menor.  24  Y  Ajam  el  hijo  de Carmi, el hijo de Zavdi, el hijo de Zeraj, el hijo de Yahudáh, trató traicioneramente con las cosas  malditas,  y  tomó  de  las  cosas  malditas  y  las  escondió  en  su  tienda,  y  la  ira  de YAHWEH fue  rebullida  contra   Yisra'el.  25  Y  fue  después  de  esto,  cuando  los  hijos  de Yisra'el habían regresado de quemar a Yerijo, Josué [Y'shúa] envió hombres para espiar a Ai y pelear contra ella. 26 Y los hombres subieron a espiar a Ai y ellos regresaron y dijeron: Que no vaya todo el pueblo contra Ai, que sólo vayan 3,000 hombres para golpear la ciudad porque los hombres allí son pocos. 27 Josué [Y'shúa]  lo hizo así, así que subieron con él de los  hijos  de   Yisra'el 3,000  hombres,  y  ellos  pelearon  contra  los  hombres  de  Ai.  28   Y la batalla fue severa contra Yisra'el, y los hombres de Ai golpearon 36 hombres de Yisra'el, y los hijos de Yisra'el huyeron delante de los hombres de Ai. 29 Y cuando Josué [Y'shúa] vio esta cosa, él rasgó sus vestiduras y cayó con el rostro en tierra delante de YAHWEH, él con los ancianos de Yisra'el pusieron polvo en sus cabezas. 30 Y Josué [Y'shúa] dijo; ¿Por qué, O YAHWEH, trajiste a este pueblo desde el otro lado del Yarden? ¿Qué diré después que los  Yisra'elim  han  vuelto  sus  espaldas   del  enemigo?  31  Ahora,  por  lo  tanto,  todos  los Kenaanim,  habitantes  de  la  tierra,  oirán  esta  cosa,  y  nos  rodearán  y  cortarán  nuestro nombre. 32  YAHWEH  dijo  a  Josué  [Y'shúa]:  ¿Por  qué  caes  sobre  tu  rostro?  Levántate, porque los Yisra'elim  han  pecado,  y  han  tomado  de  las  cosas  malditas,  Yo no estaré más con ellos a no ser que destruyan las cosas malditas de entre ellos. 33  Y Josué [Y'shúa] se levantó  y  reunió  al  pueblo,  y  trajo  el  Urim  por  la  orden  de   YAHWEH,  y  la  tribu  de Yahudáh fue  escogida,  y  Ajam  el  hijo  de  Carmi  fue  escogido .  34  Josué  [Y'shúa]  dijo  a Ajam:  Dime,  hijo  mío,  lo  que  has  hecho,  y  Ajam  dijo:   Yo  vi  dentro  del  botín  un  buen atuendo de Shinar y 200 shekels de plata, y un lingote de oro de 50 shekels de peso; yo los codicié y los tomé, y he aquí que todo está escondido en la tierra en el medio de mi tienda. 35  Y Josué [Y'shúa] envió hombres que fueron y los tomaron de la tienda de Ajam, y los trajeron a Josué [Y'shúa] 36 Y Josué [Y'shúa] tomó a Ajam y esos utensilios, y sus hijos e hijas, y todo lo perteneciente a él, y los llevaron al valle de Ajor. 37  Y  Josué  [Y'shúa]  los quemó  allí  con  fuego,  y  todo  Yisra'el apedrearon  a  Ajan  con  piedras,  y  ellos  levantaron sobre él un montón de piedras , por lo tanto, él llamó al lugar el valle de Ajor, así la ira de YAHWEH fue aplacada, y Josué [Y'shúa] después vino a la ciudad y peleó contra ella. 38 Y YAHWEH dijo a Josué [Y'shúa]: No temas, ni te desmayes, porque Yo te he dado a Ai en tu mano, su rey y su gente, y harás a ellos como hiciste a Yerijo y a su rey, sólo que el botín y el ganado puedes tomar para ustedes; pon emboscada a la ciudad desde atrás.  39 Así Josué [Y'shúa] hizo de acuerdo a la palabra de YAHWEH, y él escogió de entre los hijos de guerra a 30,000 hombres, y él los envió, y ellos se tendieron en emboscada a la cuidad. 40  Y él les ordenó,  diciendo:  Cuando  ustedes  nos  vean,  nosotros  huiremos  con  astucia  y  ellos  nos perseguirán, entonces ustedes se levantarán de su emboscada y tomarán la cuidad, y ellos así lo hicieron. 41 Y Josué [Y'shúa] peleó y los hombres de la ciudad salieron hacia Yisra'el, sin saber que había una emboscada para ellos detrás de la ciudad. 42 Y Josué [Y'shúa] y todos los  Yisra'elim se hicieron los abatidos delante de ellos, y ellos huyeron por el camino del desierto con astucia. 43 Y los hombres de Ai reunieron a toda la gente que estaba en la ciudad para perseguir a los Yisra'elim, y ellos salieron y fueron atraídos fuera de la ciudad, ni  uno  permaneció,  y  dejaron  la  ciudad  abierta  para  perseguir  a  los   Yisra'elim. 44   Y aquellos   que   estaban   tendidos   en   la   emboscada   se   levantaron   de   sus   lugares,   y   se apresuraron para venir a la ciudad y la tomaron y la pusieron a fuego, y los hombres de Ai se volvieron, y he aquí que  el fuego de la ciudad ascendía al cielo, y ellos no tenían medios de retroceder ni para un lugar o para el otro. 45 Y todos los hombres de Ai estaban en el medio de Yisra'el, algunos de este lado y otros del otro lado, y ellos los golpearon y ni uno quedó.  46  Y  los  hijos  de  Yisra'el tomaron  a  Melosh  rey  de  Ai  vivo, y ellos lo trajeron a Josué [Y'shúa], y Josué [Y'shúa] lo colgó de un árbol y él murió. 47 Y los hijos de  Yisra'el regresaron  a  la  ciudad  después  de  haberla  quemado,  y  ellos  golpearon  a  aquellos  que estaban en ella  con el filo de la espada. 48 Y el número de aquellos que habían caído de los hombres de Ai, ambos hombres y mujeres era de 12,000; solamente el ganado y el botín de la ciudad ellos tomaron, de acuerdo a la palabra de YAHWEH a Josué [Y'shúa]. 49 Y todos los reyes en este lado del Yarden, todos los reyes de Kenaan, oyeron del mal que los hijos de Yisra'el habían hecho a Yerijo y Ai, y ellos se reunieron juntos para pelear con  Yisra'el. 50 Sólo los habitantes de Giveon estaban grandemente aterrorizados de pelear contra  Yisra'el no fuera que ellos perecieran, así que ellos actuaron con astucia, y ellos vinieron a Josué [Y'shúa]  y  a  todo   Yisra'el,  y  les  dijeron  a  ellos:  Nosotros  hemos  venido  de  una  tierra distante ,  ahora,  por  lo  tanto,  hagan  un  pacto  con  nosotros. 51 Y los habitantes de Giveon llagaron a los corazones de los hijos de Yisra'el, y los hijos de Yisra'el hicieron un pacto con ellos, y ellos hicieron  Shalom con ellos, y los  príncipes de la Congregación les juraron, pero después  los hijos de Yisra'el supieron que ellos eran vecinos y estaban viviendo entre ellos. 52 Pero los hijos de Yisra'el no los mataron, porque ellos les habían jurado por  YAHWEH, entonces ellos se convirtieron en aguadores y leñadores para ellos. 53 Y Josué [Y'shúa] les dijo a ellos: ¿Por qué ustedes me engañaron, e hicieron esta cosa?  Y ellos le respondieron, diciendo:  Porque fue dicho a tus sirvientes todo lo que ustedes han hecho a los reyes de los Emorim,  y  nosotros  estábamos  grandemente  atemorizados  por  nuestras  vidas,  y  nosotros hicimos esta cosa. 54  Y Josué [Y'shúa] los nombró en ese día para sacar agua y cortar leña, y él los dividió por esclavos para todas la tribus de Yisra'el. 55 Y cuando Adonizedek rey de Yerushalayim oyó  todo  lo  que  los  hijos  de  Yisra'el habían  hecho  a  Yerijo y Ai, él envió a Hojam rey de Hevron y a Piram rey de Yarmut, y a Yafia rey de Lajish, y a Dever rey de Eglon, diciendo:  56  Suban  a  mí  y  ayúdenme,  para  que  podamos  golpear  a  los  hijos  de Yisra'el y a los habitantes de Giveon, quienes han hecho Shalom con los hijos de Yisra'el. 57 Y   ellos   se   reunieron   juntos   y   5   los   reyes   de   los   Emorim   subieron   con   todos   sus campamentos, un pueblo numeroso como la arena que está en la costa del mar. 58  Y todos esos reyes vinieron y acamparon delante de Giveon, y ellos comenzaron a pelear contra los habitantes de Giveon, y todos los hombres de Giveon enviaron a Josué [Y'shúa], diciendo: Ven  rápido  a  nosotros  y  ayúdanos,  porque  todos  los  reyes  de  los  Emorim  se  han  reunido juntos  para  pelear  contra  nosotros.  59  Y  Josué  [Y's húa]  y  todos  los  hombres  de  guerra fueron  a  Gilgal, y Josué [Y'shúa] vino de repente sobre ellos, y golpeó a esos 5 reyes con gran matanza. 60  Y YAHWEH  los  confundió  delante  de  los  hijos  de  Yisra'el, quienes los golpearon  con  una  terrible  matanza  en  Giveon, y los persiguieron por el camino que va a Beit-Horon  y  Makkedah,  y  ellos  huyeron  de  los  hijos  de   Yisra'el.  61  Y  mientras  ellos estaban huyendo,  YAHWEH envió sobre ellos tormentas de granizo del cielo, y más de ellos murieron  por  el  granizo  que  por  la  matanza  de  los  hijos  de  Yisra'el.  62  Y  los  hijos  de Yisra'el los persiguieron, y ellos aun los golpearon en el camino, y siguieron golpeándolos. 63 Y mientras los estaban golpeando, el día estaba declinando hacia en anochecer, y Josué [Y'shúa] dijo a la vista del pueblo: Sol quédate quieto sobre Giveon, y tú luna en el valle de Ajalon, hasta que la nación se vengue de sus enemigos. 64 Y  YAHWEH escuchó a la voz de Josué [Y'shúa], y el sol se quedó quieto en el medio de los cielos, y se quedó quieto 6 y 30 momentos,  y  la  luna  también  se  quedó  quieta  y  no  se  apresuró  para  descender  un  día completo. 65 Y no hubo un día como ese, antes de él o después, y YAHWEH escuchó a la voz de un hombre, porque YAHWEH peleó por Yisra'el.


 
Capítulo 89. La toma de La Tierra

 
1 Entonces habló Josué [Y'shúa] este canto, en el día que  YAHWEH había entregado a los Emorim en las manos de  Josué [Y'shúa] y de los hijos de  Yisra'el, y él lo dijo a la vista de todo  Yisra'el:  2  Tú  has  hecho  cosas  maravillosas,  O   YAHWEH,  Tú  has  hecho  grandes obras, ¿quién es como Tú? Mis labios cantarán a Tu Nombre. 3 Mi bondad, Mi fortaleza, Mi Torre Fuerte, yo cantaré canto nuevo a Ti, con acción de gracias cantaré a Ti, Tú eres la fuerza de mi Salvación. 4 Todos los reyes de la tierra te alabarán, los  príncipes del mundo cantarán a Ti, los hijos de Yisra'el se regocijarán en Tu Salvación, ellos cantan y alaban Tu Poder. 5 En Ti, O YAHWEH, nosotros confiamos; nosotros dijimos Tú eres nuestro Elohim, porque  fuiste  refugio  y  torre  fuerte  contra  nuestros  enemigos.  6  A  Ti  clamamos  y  no estuvimos  avergonzados,  en  Ti  confiamos  y  fuimos  liberados;  cuando  clamamos  a  Ti  Tú oíste nuestra voz, y liberaste nuestras almas de la espada, y nos mostraste Tu misericordia, Tú nos diste Tu  Salvación, Tú regocijaste  nuestros  corazones con Tu fuerza. 7 Tú saliste adelante   para   nuestra   salvación,   con   Tu   Brazo   Tú   redimiste   a   Tu   pueblo;   Tú   nos respondiste desde los cielos de Tu Kedushah, y Tú nos salvaste de diez miles de gente.  8 El sol y la luna se quedaron quietos en el cielo, y Tú  te levantaste en Tu ira contra nuestros opresores,  y  ordenaste  Tus  juicios  sobre  ellos.  9  Todos  los   príncipes  de  la  tierra  se levantaron, los reyes de las naciones se habían reunido juntos, ellos no se movieron por Tu presencia, ellos desearon Tus batallas. 10 Y Tú te levantaste contra ellos en Tu ira, y trajiste Tu ira contra ellos; y los destruiste en Tu ira, y los cortaste en Tu corazón. 11 Naciones han sido consumidas con Tu furia, reinos han sido reducidos por Tu ira, Tú heriste reyes en el día de Tu ira. 12  Y Tú derramaste Tu furia sobre ellos, Tu ira furiosa los sobrecogió; Tú volviste  su  iniquidad  sobre  ellos,  y  los  cortaste  en  su  perversidad.  13   Ellos extendieron trampa, y ellos cayeron en ella, en la red que ellos escondieron, su pie fue atrapado. 14 Tu Mano estaba lista para todos tus enemigos que dijeron: Por su espada ellos poseyeron la tierra, por su brazo ellos habitaron las ciudades; Tú colmaste sus rostros con  vergüenza, Tú trajiste sus cuernos a tierra, y Tú los aterrorizaste en Tu furia, y Tú los destruiste en Tu ira. 15 Y la tierra tembló al sonido de Tu tormenta sobre ellos, y Tú no retrajiste sus almas de la muerte,  y  trajiste  sus  vidas  a  la  tumba. 16  Tú  los  perseguiste  en  Tu  tormenta,  Tú  los consumiste  en  Tu  torbellino,  y  Tú  volviste  su lluvia  en  granizo,  ellos  cayeron  en  pozos hondos, y así ni podían salir. 17 Sus cadáveres fueron como basura tirada en el medio de las calles. 18 Ellos fueron consumidos y destruidos en Tu ira, y Tú Salvaste a Tu pueblo con Tu Poder. 19 Por los tanto, nuestros corazones se regocijan en ti, nuestras almas se exaltan en Tu Salvación. 20 Nuestras lenguas relatarán Tu Poder, y nosotros cantaremos y alabaremos Tus obras maravillosas. 21 Porque Tú nos salvaste de nuestros enemigos, Tú nos liberaste de  aquellos  que se levantaron contra nosotros, Tú los destruiste delante de nosotros y los presionaste debajo de nuestros pies. 22 Así todos tus enemigos perecerán, O YAHWEH, y el perverso será como paja menuda llevada por el viento, y Tus amados serán como árboles plantados junto a  las aguas.   23   Así   Josué   [Y'shúa]   y   todo   Yisra'el   regresaron   al campamento  de  Gilgal,  después  de  haber  golpeado  a  los  reyes,  ni  un  remanente  quedó  de ellos.  24  Y los 5 reyes huyeron solos a pie de la batalla, y se escondieron en una cueva, y Josué  [Y'shúa]  los  buscó  en  el  campo  de  batalla,  pero  no  los  encontró.  25  Y  después  fue dicho  a  Josué  [Y'shúa],  diciendo:  Los  reyes  han  sido  encontrados,  y he aquí que  están escondidos en una cueva. 26 Y Josué [Y'shúa] dijo: Nombren hombres para que estén  a la boca de la cueva, para vigilarla, no sea que se vayan; y los hijos de  Yisra'el así lo hicieron. 27 Y Josué [Y'shúa] llamó a todo Yisra'el y dijo a los oficiales de la batalla: Pongan sus pies sobre los cuellos de esos hombres,  y  Josué  [Y'shúa]  dijo: Así YAHWEH hará a todos Sus enemigos. 28 Y Josué [Y'shúa] ordenó que mataran a los reyes y los echaran en la cueva, y pusieran grandes piedras a la boca de la cueva. 29 Y Josué [Y'shúa] fue después con todo el pueblo  que  estaba  con  él  a  Makkedah,  y  él  la  golpeó  con  el  filo  de  la  espada.  30  Y  él totalmente destruyó sus almas y todo lo perteneciente a la ciudad, y él hizo al rey de allí y a la gente como él había hecho a Yerijo. 31 Y él pasó de allí a Libnah y peleó contra ella, y YAHWEH la entregó en su mano, y Josué [Y'shúa] la golpeó con el filo de su espada, y todas las almas allí, y él hizo a ella y al rey allí como había hecho a Yerijo.   32 Y de allí pasó a Lajish para pelear contra ella, y Horam rey de Azzah subió para asistir a los hombres de Lajish, y Josué [Y'shúa] los golpeó y a su gente, hasta que no le quedó nadie a él. 33 Y Josué [Y'shúa] tomó a Lajish y a toda la gente allí,  y él le hizo como había hecho a  Libnah. 34 Y Josué [Y'shúa] pasó de allí a Eglon, y él tomó esa también, y él la golpeó y toda la gente allí a  filo  de  espada.  35  Y  de  allí  pasó  a  Hevron  y  peleó  contra  ella  y  la  tomó  y  la  destruyó totalmente, y él regresó de allí con todo Yisra'el a Devir y peleó contra ella y la golpeó con el filo de la espada. 36 Y él destruyó toda alma en ella, y no dejó nada, y él hizo a ella y al rey de  allí  como  había  hecho  a  Yerijo.  37  Y  Josué  [Y'shúa]  golpeó  a  todos  los  reyes  de  los Emorim desde Kadesh-Barnea hasta Azzah, y  tomó su tierra de una vez,  porque YAHWEH había peleado por  Yisra'el.  38  Y  Josué  [Y'shúa] con todo  Yisra'el vinieron a acampar en Gilgal. 39 Cuando en ese tiempo  Yavin rey de Hazor oyó todo lo que Josué [Y'shúa] había hecho a los reyes de los Emorim,  Yavin  envió  a  Yobat  rey de Midyan, y a Lavan rey de Shimron, y a Yefal rey de Ajshaf, y a todos los reyes de los Emorim, diciendo: 40  Vengan rápido a nosotros y ayúdennos, para que podamos derribar a los hijos de Yisra'el, antes de que  ellos  vengan  sobre  nosotros  y  nos  hagan  como  han  hecho  a  los  otros  reyes  de  los Emorim.  41  Y  todos  esos  reyes  escucharon a las  palabras  de  Yavin  rey de Hazor, y  ellos salieron  todos  con sus campamentos, 17 reyes, y su gente era  tan numerosa como la arena en la costa del mar, junto con caballos y carruajes innumerables, y todos ellos vinieron y se plantaron  juntos  por  las  aguas  de  Meron,  y  ellos  se  reunieron  juntos  para  pelar  contra Yisra'el. 42 Y  YAHWEH dijo  a Josué [Y'shúa]: No temas, porque mañana a esta hora Yo los entregaré a todos muertos delante de ti, tú desjarretarás sus caballos y quemarás sus carruajes con fuego. 43 Y Josué [Y'shúa] y todos los hombres de guerra vinieron de repente sobre  ellos  y  los  golpearon,  y  ellos  cayeron  en  sus  manos,  porque   YAHWEH los  había entregado  en  las  manos  de  los  hijos  de  Yisra'el.  44  Y los hijos de  Yisra'el persiguieron a todos esos reyes con sus campamentos, y los  golpearon hasta que no quedó uno de ellos, y Josué [Y'shúa] les hizo a ellos como YAHWEH le había hablado a él. 45  Y Josué [Y'shúa] regresó en ese tiempo a Hazor y la golpeó con la espada y destruyó a toda alma allí, y la quemó  con  fuego,  y  de  Hazor,  Josué  [Y'shúa]  pasó  a  Shimron,  y  la  golpeó  y  la  destruyó totalmente. 46 De allí él pasó a Ajshaf y él hizo a ella como había hecho a Shimron. 47  De allí  pasó  a  Adulam  y  golpeó  a  toda  la  gente  allí,  y  él  hizo  a  Adulam  co mo había hecho a Ajshaf y Shimron. 48 Y de allí pasó a todas las ciudades de los reyes que él había golpeado, y golpeó a toda la gente que quedaban en ella y las destruyó totalmente. 49 Sólo su botín y ganado  Yisra'el tomó  para  ellos,  pero  a  todo  ser  humano ellos golpearon, no dejaron un alma vivir. 50 Como YAHWEH había ordenado a Moshe así hicieron Josué [Y'shúa] y todo Yisra'el, no fallaron en nada. 51  Así Josué [Y'shúa] y todos los hijos de  Yisra'el golpearon toda la tierra de  Kenaan como  YAHWEH les  había ordenado a ellos, y golpearon a todos sus reyes, siendo 31 reyes,  y los hijos de  Yisra'el tomaron toda la tierra. 52 Aparte de los reinos  de  Sihon  y  Og  que  están  del  otro  lado  del  Yarden,  de  los  cuales  Moshe  había golpeado muchas ciudades, y Moshe los ha bía dado a los Reuvenim, los Gadim y a la media tribu de Menasheh. 53 Y Josué [Y'shúa] golpeó a todos los reyes que estaban de este lado del Yarden al oeste, y los dio por herencia a las nueve tribus y media  de Yisra'el. 54 Y por cinco años Josué [Y'shúa] llevó la guerra a esos reyes, y él dio sus ciudades a los Yisra'elim, y  La  Tierra  se  tornó  tranquila  de  batallas  por  todas  las  ciudades  de  los  Emorim  y  los Kenaanim.


 
Capítulo 90. Josué [Y'shúa] muere a los 110 años de edad

 
1  En  ese  tiempo  en  el  quinto  año  que  los  hijos  de   Yisra'el habían  cruzado  el  Yarden, después que los hijos de Yisra'el habían  descansado  de  sus  guerras  con  los  Kenaanim, en ese tiempo grandes y severas batallas se levantaron entre Edom y los hijos de Kittim, y los hijos de Kittim pelearon contra Edom. 2 Y Abianus rey de Kittim salió en ese año, esto es el tercer  año  de  su  reino,  y  una  gran  fuerza  con  él  de  hombres  poderosos  de  los  hijos  de Kittim, y él fue a Seir para pelear contra los hijos de Esav. 3 Y Hadad el rey  de Edom oyó este reporte y él salió para encontrarlos con un pueblo fuerte y una fuerza poderosa, y trabó batalla con él en el campo de Edom. 4  Y la mano de Kittim prevaleció contra los hijos de Esav, y los hijos de Kittim mataron de los hijos de Esav a 22,000 hombres, y todos los hijos de Esav huyeron delante de ellos. 5 Y los hijos de Kittim los persiguieron y llegaron al rey Hadad rey de Edom, quien estaba corriendo delante de ellos y ellos lo atra paron vivo, y lo trajeron a Abianus rey de Kittim. 6 Y Abianus ordenó que él fuera muerto, y Hadad rey de Edom murió en el año 48 de su reino. 7 Y los hijos de Kittim continuaron en persecución de Edom,  y  ellos  los  golpearon  con  una  gran  derrota,  y  Edom  fue  sometido  a  los  hijos  de Kittim. 8 Y los hijos de Kittim reinaron sobre Edom, y Edom fue bajo la mano de los hijos Kittim y se convirtió en un reino desde ese día. 8  Y desde ese tiempo ya ellos no pudieron alzar sus cabezas, y su reino se convirtió en uno con los hijos de Kittim. 10 Y Abianus puso oficiales en  Edom  y  todos  los  hijos  de  Edom  fueron  súbditos  y  tributarios  de  Abianus,  y Abianus se volvió y regresó a su propia tierra, Kittim. 11 Y cuando él regresó él renovó su gobierno  y  se  edificó  un  espacioso  y  fortificado  palacio  para  residencia  real,  y  reinó  en seguridad sobre los hijos de Kittim y sobre Edom. 12  Y en esos días, después que los hijos de Yisra'el habían echado a todos los Kenaanim y los Emorim,  Josué [Y'shúa] estaba viejo y avanzado en años. 13 Y  YAHWEH le dijo a Josué [Y'shúa]: Tú estás viejo y avanzado en la  vida,  y  una  gran  parte  de  La  Tierra  queda  para  ser  poseída.  14  Ahora,  por  lo  tanto, divide  esta  tierra  para  herencia  de  las  9  tribus  y  la  media  tribu  de  Menasheh, y Josué [Y'shúa] se levantó e hizo como  YAHWEH le había hablado a él. 15  Y él  dividió toda La Tierra a la tribus de Yisra'el de acuerdo a sus divisiones. 16 Pero a la tribu de Levi él no dio herencia, las ofrendas de YAHWEH son su herencia como YAHWEH había hablado de ellos por la mano de Moshe. 17 Y Josué [Y'shúa] dio la montaña de  Hevron a Kalev el hijo de Yefuneh,  una  porción  por  encima  de  sus  hermanos,  como  YAHWEH  había  hablado  a Moshe. 18 Por lo tanto, Hevron se volvió herencia de Kalev y todos sus hijos hasta este día. 19  Y  Josué  [Y'shúa]  dividió  toda  La  Tierra  por  suertes  entre todo  Yisra'el  por  herencia, como  YAHWEH le  había  ordenado  a  él.  20  Y  los  hijos  de Yisra'el dieron  ciudades  a  los Levi'im para su propia herencia y suburbios para su ganado, y propiedad, como YAHWEH había ordenado a Moshe así hicieron los hijos de  Yisra'el, y ellos dividieron La Tierra por suertes  a  pequeños  y  grandes.  21  Y  ellos  fueron  a  heredar  su  tierra  de  acuerdo  a  sus fronteras, y los hijos de Yisra'el dieron a Josué [Y'shúa] el hijo de Nun una herencia entre ellos. 22 Y po r La Palabra de YAHWEH ellos  le dieron la ciudad que él pidió, Tmnat-Seraj en las montañas de Efrayim, y él edificó la ciudad y vivió en ella. 23  Y esas son las herencias cuales Eleazar el kohen y Josué [Y'shúa] el hijo de Nun y los cabezas de los padres de las tribus dividieron para  los hijos de Yisra'el por suertes en Shiloh, delante de YAHWEH, a la puerta del  Tabernáculo, y ellos terminaron de dividir La Tierra.  24  Y  YAHWEH dio La Tierra a los Yisra'elim, y ellos la  poseyeron  como  YAHWEH  había  hablado  a  ellos,  y YAHWEH había jurado a sus padres. 25 Y YAHWEH dio a los Yisra'elim descanso de todos los  enemigos  alrededor  de  ellos,  y  ningún  hombre  se  levantó  contra  ellos,  y   YAHWEH entregó  a  todos  sus  enemigos  en  sus  manos,  y  ni  una  cosa  falló  de  todo  el  bien  que YAHWEH había  hablado  a  los  hijos  de  Yisra'el,  sí,  YAHWEH  cumplió  todo.  26 Y Josué [Y'shúa] llamó a los hijos de Yisra'el y él los bendijo, y les ordenó a servir a YAHWEH, y después  él  los  despidió,  y  ellos  fueron  cada  hombre  a  su  ciudad,  y  cada  hombre  a  su herencia. 27 Y los hijos de Yisra'el sirvieron a YAHWEH todos los días de Josué [Y'shúa], y YAHWEH les  dio  descanso  todo  alrededor  de  ellos,   y  ellos  vivieron  en  seguridad  en  sus ciudades. 28 Y vino a suceder en esos días que Abianus rey de Kittim murió, en el año 38 de su  reino,  esto es, el séptimo año de su reino sobre Edom,  y ellos lo sepultaron en su lugar que él se había edificado, y Latinus reinó en su lugar por 50 años. 29 Y durante su reino él edificó su ejército, y él fue y peleó contra los habitantes de Britania y Kernania, los hijos de Elishah  hijo de Yavan, y él prevaleció sobre ellos y los hizo tributarios. 30 después él oyó que Edom se había rebelado de debajo de la mano de Kittim, y Latinus fue y los golpeó y los sometió,  y  los  puso  bajo  la  mano  de  los  hijos  de  Kittim, y Edom se hizo un reino con los hijos de Kittim todos los días. 31 Y por muchos años no había rey en Edom, y su gobierno estaba con los hijos de Kittim y su rey. 32 Y era el año 26 después que los hijos de Yisra'el habían cruzado el Yarden, esto es, el año 66 después que los hijos de Yisra'el habían salido de Mitzrayim, que Josué [Y'shúa] estaba viejo y avanzado en años, siendo de 108 años de edad en esos días. 33 Y Josué [Y'shúa] llamó a todo  Yisra'el, a sus ancianos sus jueces y oficiales, después que YAHWEH había dado descanso de todos los enemigos de alrededor, y Josué  [Y'shúa]  dijo  a  los  ancianos  de  Yisra'el y  a  los  jueces: He aquí que yo estoy viejo, avanzado  en  años,  y  ustedes  han  visto  lo  que  YAHWEH ha  hecho  a  todas  las  naciones a quienes  El  ha  echado  de  delante  de  ustedes,  porque  es  YAHWEH quien  ha  peleado  por ustedes. 34 Ahora, por lo tanto, fortalézcanse para guardar y hacer todas las palabras de la Toráh  de Moshe , y no se desvíen de ella ni a la derecha ni a la izquierda, no vengan a esas naciones  que  quedan  en  La  Tierra;  ni  mencionarán  el  nombre  de  sus  elohim;  pero  se agarrarán a  YAHWEH su   Elohim,  como  han  hecho  hasta  este  día.  35  Y  Josué  [Y'shúa] grandemente exhortó a los hijos de Yisra'el servir a YAHWEH todos los días. 36 Y todos los Yisra 'elim dijeron: Nosotros serviremos a  YAHWEH nuestro  Elohim, todos nuestros días, nosotros y nuestros hijos, y los hijos de nuestros hijos, y nuestra  zera para siempre. 37  Y Josué [Y'shúa] hizo un pacto con el pueblo ese día, y él despidió a los hijos de Yisra'el, y cada hombre se fue a su herencia y a su ciudad. 38 Y fue en esos días, cuando los hijos de Yisra'el estaban viviendo en seguridad en sus ciudades,  ellos sepultaron los ataúdes de sus tribus de sus padres, cuales habían traído de Mitzrayim, cada hombre en la herencia de sus hijos, a los doce hijos de Ya'akov  Yisra'el sepultó, cada hombre en la posesión de sus hijos. 39 Y esos son los nombres de las ciudades donde están sepultados los doce hijos de Ya'akov. 40 Y ellos sepultaron a Reuven y Gad en este lado del Yarden, en Romia, que Moshe había dado a sus hijos. 41 Y a  Shimeon y Levi ellos sepultaron en la ciudad de Mauda, cual él había dado a los hijos de Shimeon, y el suburbio de la ciudad era para los hijos de Levi. 42 Y a  Yahudáh ellos sepultaron  en  la  ciudad  de  Binyamin  opuesto  a  Beit-Lejem.  43  Y  los huesos  de  Yissajar  y  Zevulun  fueron  sepultados  en  Tzidon,  en  la  porción  que  cayó  a  sus hijos. 44 Y Dan fue sepultado en la ciudad de sus hijos en Eshtael; y Naftali y Asher ellos sepultaron en Kadesh-Naftali, cada hombre en su lugar donde se les había dado a sus hijos. 45 Y los huesos de Yosef fueron sepultados en Shejem, en la parte del campo que Ya'akov había  comprado  de  Hamor,  y  que  vino  a  ser  herencia  de  Yosef.  46  Y  ellos  sepultaron  a Binyamin en  Yerushalayim opuesto a los Yebusi, que fue dado a los hijos de  Binyamin; los hijos de  Yisra'el  sepultaron  a  sus  padres  cada  hombre  en  la  ciudad  de  sus  hijos. 47 Y al término de dos años, Josué [Y'shúa] el hijo de Nun murió, a los 110 años, y el tiempo que Josué [Y'shúa] juzgó a  Yisra'el fue de 28 años, y  Yisra'el sirvió a YAHWEH todos los días de su vida. 48 Y los otros asuntos de Josué [Y'shúa] y sus batallas y sus reprensiones con las cuales reprendió a  Yisra'el, y todo lo que él les ordenó, y los nombres de las ciudades que los  hijos  de  Yisra'el poseyeron  en  sus  días,  he  aquí  que  están  escritas  en  el  libro  de  las palabras  de  Josué  [Y'shúa]  a  todos  los  hijos  de  Yisra'el,  y  en  el  libro  de  las  guerras  de YAHWEH, cual Moshe y Josué [Y'shúa] y los hijos de Yisra'el habían escrito. 49 Y los hijos de  Yisra'el sepultaron a Josué [Y'shúa] en el borde de su herencia, en Timnah-Seraj, cual fue dado a él en las montañas de Efrayim.  50  Y  Eleazar  el  hijo  de  Aharon  murió  en  esos días, y ellos lo sepultaron en la colina perteneciente a Pinjas su hijo, cual le fue dada a él en las montañas de Efrayim.


 
Capítulo 91. La posesión final de La Tierra

 
1 En  ese  tiempo,  después  de  la  muerte  de  Josué  [Y'shúa],  los  hijos  de  los  Kenaanim aun estaban  en  la  tierra,   y  los   Yisra'elim  resolvieron  echarlos.  2  Y  los  hijos  de  Yisra'el le preguntaron a YAHWEH, diciendo: ¿Quién ira primero  a los Kenaanim a pelear con ellos? Y YAHWEH dijo: Yahudáh irá. 3 Y los hijos de  Yahudáh dijeron a Shimeon: Vengan con nosotros en nuestro grupo y nosotros pelearemos contra los Kenaanim, y nosotros asimismo iremos  con  ustedes  en  su  grupo,  así  que  los  hijos  de   Shimeon  fueron  con  los  hijos  de Yahudáh.  4  Y  los  hijos  de   Yahudáh subieron  y  pelearon  contra  los  Kenaanim,  así  que YAHWEH  entregó  a  los   Kenaanim  en  las  manos  de  los  hijos  de   Yahudáh,  y  ellos  los golpearon en Bezek, 10,000 hombres. 5 Y ellos pelearon con Adonibezek en Bezek, y él huyó de delante de ellos, y ellos lo persiguieron y lo atraparon, y ellos lo agarraron y cortaron sus dedos pulgares de las manos y de los pies. 6 Y Adonibezek dijo: Setenta reyes que tenían sus pulgares de las manos y los pies cortados, recogían su comida debajo de mi mesa, como yo he hecho, así el Todopoderoso me ha pagado, y ellos lo trajeron a  Yerushalayim y él murió allí. 7  Y  los  hijos  de  Shimeon fueron  con  los  hijos  de  Yahudáh,  y  ellos  golpearon  a  los Kenaanim con el filo de la espada. 8 Y  YAHWEH estaba con los hijos de  Yahudáh, y ellos poseyeron la montaña, y los hijos de Yosef fueron a Beit-El, lo mismo que Luz, y YAHWEH estaba con ellos. 9 Y los hijos de Yosef espiaron la ciudad y ellos vieron a un hombre salir de la ciudad, y ellos lo atraparon y le dijeron: Muéstranos la entrada a la ciudad y nosotros te mostraremos bondad a ti. 10 Y ese hombre les mostró la entrada a la  ciudad, y los hijos de Yosef vinieron y golpearon a la ciudad con el filo de la espada. 11 Y al hombre con su familia ellos mandaron fuera, y él fue a los Hittim y edificó una ciudad, y él llamó el nombre de la ciudad Luz, así que todos los  Yisra'elim vivían en sus ciudades , y los hijos de Yisra'el vivían en sus ciudades, y los hijos de Yisra'el sirvieron a YAHWEH todos los días de Josué [Y'shúa], y todos los días de los ancianos, que alargaron sus días después de Josué [Y'shúa], y  vieron  la  gran  obra  de   YAHWEH  que  El  había  hecho  a   Yisra'el.  12  Y  los  ancianos juzgaron a  Yisra'el después  de  la  muerte  de  Josué  [Y'shúa]  por  17  años.  13  Y  todos  los ancianos también pelearon las batallas de Yisra'el contra los Kenaanim y YAHWEH echó a los Kenaanim de delante de los hijos de Yisra'el, para poner a los Yisra'elim en su tierra. 14 Y El cumplió todas las palabras que El  había hablado a Avraham,  Yitzjak y Ya'akov, y el juramento que El había jurado, de darles a ellos y a sus hijos la tierra de los  Kenaanim. 15 Y YAHWEH dio a los hijos de Yisra'el toda la tierra de Kenaan, como El había jurado a sus padres,  y  YAHWEH les  dio  descanso  a  todo  alrededor  de  ellos,  y  los  hijos  de   Yisra'el vivieron  con  seguridad  en  todas  sus  ciudades.  16  Bendito  sea   YAHWEH para  siempre amein, amein. 17 Fortalézcanse, y que todos ustedes que confían en YAHWEH sean de buen valor.

 
Esto concluye el libro de Yashar

Regreso al contenido