El Libro de Yashar Parte 2 - Be-Mid-Bar

Vaya al Contenido
Textos
El Libro de Yashar
(Significado: "El Rollo/Libro del Recto")

El Libro de Yashar Parte 2


Capítulo 13: Avram deja a Ur.

1  Y  Teraj  tomó  a  su  hijo  Avram y  a  su  nieto  Lot,  el  hijo  de  Haran,  y  Saraí  su  nuera,  la esposa de su hijo Avram, y todas las almas de su casa y fue con ellos desde  Ur Kasdim hasta la tierra de Kenaan. Y ellos vinieron hasta la tierra de Haran y permanecieron allí, porque era extremadamente  buena  para  pastar  y suficientemente  extensa  para  aquellos  que  los acompañaban. 2 Y la gente de la tierra de Haran vio que Avram  era  bueno y recto con el Todopoderoso y los hombres, y que YAHWEH Su Todopoderoso estaba con él, y alguna de la  gente  de  la  tierra  de Kenaan  vinieron  y  se  unieron  a  Avram,  y  él  les  enseño  las instrucciones de  YAHWEH  y  Sus  sendas,  y  esos  hombres  permanecieron  con  Avram y su casa y se adhirieron a él. 3 Y Avram permaneció en la tierra tres años, y al término de tres años YAHWEH se le apareció a Avram y le dijo a él: Yo soy YAHWEH quien te sacó de Ur Kasdim, y te liberó de las manos de todos tus enemigos. 4 Y ahora, por lo tanto, tú oirás a Mi voz y guardarás Mis mandamientos, Mis estatutos y Mis leyes, entonces Yo causaré que tus enemigos caigan delante de ti, y Yo multiplicaré tu zera como las estrellas del cielo, y Yo mandaré  Mi  bendición  sobre  todas  las  obras  de  tus  manos,  y  a  ti  no  te  faltará  nada.  5 Levántate ahora, y toma a tu esposa y todo lo que pertenece a ti y ve a la tierra de Kenaan, y permanece allí, y allí seré para ti  Elohim y Yo te bendeciré. Y Avram se levantó y tomó a su  esposa  y  todo  lo  que  pertenecía  a  él, y él fue a la tierra de Kenaan como  YAHWEH le había dicho, y Avram era de 50 años de edad cuando él salió de Haran. 6 Y Avram vino a la tierra de Kenaan y vivió en el medio de la ciudad, y allí  plantó su tienda entre los hijos de Kenaan, habitantes de la tierra. 7 Y YAHWEH se le apareció a Avram cuando él vino a la tierra de Kenaan, y le dijo a él: Esta es la tierra que Yo te di a ti y a tu  zera  después de ti para siempre, y Yo haré tu zera como las estrellas del cielo, y Yo daré a tu zera  por herencia todas las tierras que ves. 8 Y Avram edificó un altar en el lugar donde el Todopoderoso se le había aparecido, y Avram invocó el Nombre de YAHWEH. 9 Y en ese tiempo, al término de tres años de Avram vivir en la tierra de Kenaan, en ese año Noaj murió,  cual era el año 58 de la vida de Avram, y todos los años que Noaj vivió fueron 950 años y después murió. 10 Y Avram vivió en la tierra de  Kenaan,  él,  su  esposa,  todo  lo  que  pertenecía  a  él, y todos  los que lo acompañaban, junto con aquellos que se habían unido a él de la gente de la tierra; pero  Nahor,  el  hermano  de  Avram,  y  Teraj  su  padre,  y  Lot  el  hijo  de  Haran,  y todo lo perteneciente a ellos vivieron en Haran. 11 En el quinto año de Avram vivir en la tierra de Kenaan la gente de Sedom y  Amora y todas las ciudades de la planicie se rebelaron contra el poder de Kedorlaomer, rey de Elam, porque todos los reyes de la planicie habían servido a Kedorlaomer por 12 años, y le habían dado un impuesto anual, pero en aquellos días, en el año 13, se rebelaron contra  él. 12 Y en el  décimo  año  de  Avram  vivir  en  la  tierra  de Kenaan hubo guerra entre Nimrod [Amrafel] rey de Shinar y Kedorlaomer rey de Elam, y Nimrod vino a pelear contra Kedorlaomer y a someterlo. 13 Porque Kedorlaomer era en ese  tiempo  uno  de  los  príncipes  de  los  ejércitos  de  Nimrod,  y  cuando  toda  la  gente  de  la torre  fue  dispersa  y  aquellos  que  quedaron también  fueron  dispersos  sobre  la  faz  de  la tierra, Kedorlaomer fue a la tierra de Elam y reinó sobre ella y se rebeló contra su amo . 14 Y en aquellos días cuando Nimrod vio que las ciudades de la planicie se habían rebelado, él vino con arrogancia y furia para hacer la guerra contra Kedorlaomer, y Nimrod reunió a todos   sus   príncipes   y   sus   súbditos,   alrededor   de   700,000   hombres,   y   fue   contra Kedorlaomer, y Kedorlaomer salió para encontrarse con él con sus 5,000 hombres, y ellos se prepararon para la batalla en el valle de Bavel que está entre Elam y Shinar.  15 Y todos esos  reyes  pelearon  allí,  y  Nimrod  y  su  gente  fueron  golpeados  delante  de   la  gente  de Kedorlaomer, y cayeron de los hombres de Nimrod 600,000 hombres, y Mardon el hijo del rey  también  cayó  entre ellos.  16 Y Nimrod huyó y regresó en vergüenza  y desgracia a su tierra, y él estuvo bajo sujeción de Kedorlaomer por mucho tiempo, y Kedorlaomer regresó a su tierra y envió príncipes de su ejército a los reyes que vivían alrededor de él, a Aryoj rey de Elasar, Tidal rey de Goyim, e hizo un pacto con ellos, y ellos todos eran obedientes a sus mandatos. 17 Y fue en el año 15 de Avram vivir en Kenaan, que fue el año 70 de la vida de Avram,  y  YAHWEH se  le  apareció  a  Avram  en  ese  año  y  le  dijo  a  él:  Yo  soy  YAHWEH quien te sacó de Ur Kasdim  para  darte  esta  tierra  por  herencia.  18  Ahora,  por  lo  tanto, camina delante de Mí y sé perfecto y guarda Mis mandamientos, porque a ti y a tu  zera Yo daré  esta  tierra  por  herencia, desde el río  Mitzrayim hasta  el  gran  río  Eufrates.  19  Y  tú vendrás a tus padres en Shalom y en buena edad, y la cuarta generación regresará aquí a esta  tierra  y  la  heredará  para  siempre,  y  Avram  edificó  un  altar  e  invocó  el  Nombre  de YAHWEH quien se había aparecido a él, y él trajo sacrificios sobre el altar a  YAHWEH. 20 En  ese  tiempo  Avram  regresó  a  Haran  para  ver  a  su  padre  y  su  madre , y la casa de su padre,  y  Avram  y  su  esposa  y  todo  lo  que  pertenecía  a  él,  regresaron  a  Haran,  Y  Avram vivió en Haran 5 años.  21  Y  mucha  de  la  gente  de  Haran,  como  72  hombres,  siguieron  a Avram y Avram les enseñó instrucción de YAHWEH y Sus sendas , y él les enseñó conocer a YAHWEH. 22 Y en esos días YAHWEH se le apareció a Avram en Haran, y El le dijo:  He aquí,  Yo  hablé contigo aquellos  20 años atrás, diciendo: 23 Sal de tu tierra, de tu lugar de nacimiento y de la casa de tu padre, a la tierra que Yo te he mostrado para dártela a ti y a tus hijos, porque allí en esa tierra Yo te bendeciré, y te haré una gran nación,  y te haré un gran  nombre,  y  en  ti  las  familias  de  la  tierra  serán  bendecidas.  24  Ahora,  por  lo  tanto, levántate y  sal  de  este  lugar, tú,  tu  esposa  y  todo  lo  perteneciente  a  ti,  también todos los nacidos  en  tu  casa  y  todas  las  almas  que  has  hecho  en  Haran, y sácalas de allí contigo, y levántate para regresar a la tierra de Kenaan. 25 Y Avram se levantó y tomó a su esposa Sarai  y  todo  lo  perteneciente  a  él, y todos  los  que  le  habían  nacido  a  él  en  su  casa,  y  las almas que había hecho en Haran, y ellos salieron para ir a la tierra de Kenaan. 26 Y Avram fue y regresó a la tierra de Kenaan de acuerdo a la Palabra de  YAHWEH. Y Lot el hijo de su  hermano  Haran  fue  con  él, y Avram era de 75 años de edad cuando él salió de Haran para  regresar  a  la  tierra  de  Kenaan.  27  Y  él  vino  a  la  tierra  de  Kenaan  de  acuerdo  a  la Palabra de YAHWEH a Avram, y él plantó su tienda y vivió en la planicie de Mamre, y con él estaba Lot el hijo de su hermano, y todo lo perteneciente a él.  28  Y YAHWEH de nuevo apareció a Avram y dijo: A tu zera Yo daré esta tierra; y él allí edificó un altar a YAHWEH quien se le había aparecido a él, cual está aun hasta estos días en la planicie de Mamre.


Capítulo 14

En aquellos días había  en la tierra de  Shinar un hombre sabio que tenía entendimiento en toda sabiduría, y de una apariencia hermosa, pero él era pobre e indigente; su nombre era Rikayon y le era duro mantenerse a sí mismo, y él resolvió ir a Mitzrayim, a Oswiris el hijo de Anom rey de  Mitzrayim, para enseñar al rey  sabiduría; porque quizás él encontraría favor a su vista, para levantarlo y darle  sostén; y Rikayon así lo hizo. 3 Y cuando Rikayon vino  a  Mitzrayim,  él  le  preguntó  a  los  habitantes  de   Mitzrayim referente  al  rey,  y  los habitantes  de  Mitzrayim  le  dijeron  las  costumbres  del  rey  de  Mitzrayim,  porque  era entonces la costumbre del rey de Mitzrayim que él salía de su palacio real y era visto fuera sólo un día al año, y después de eso el rey regresaba a su palacio y permanecía allí. 4 Y un día el rey salió y pasó juicio en la tierra, y todos los que tenían pleito vinieron delante del rey ese día para obtener su petición. 5 Y cuando Rikayon oyó de la costumbre del rey y que él no podía venir a la presencia del rey, él sufrió grandemente y estaba muy entristecido. 6 Y en el anochecer Rikayon salió y encontró una casa en ruinas, anteriormente una casa de hornear en Mitzrayim, y él se quedó allí toda la noche en amargura de alma y punzado con hambre, y el sueño fue removido de sus ojos.  7 Y Rikayon consideró dentro de él qué debía él hacer en el pueblo hasta que el rey  hiciera su aparición, y cómo se podría mantener a sí mismo allí. 8 Y él se levantó en la mañana y caminó alrededor, y se encontró en su camino con  aquellos  que  vendían  vegetales  y  varias clases de semillas con los cuales suplían a los habitantes. 9 Y Rikayon deseó hacer lo mismo para poder tener su sostén en la ciudad, pero él desconocía las costumbres de la gente, y él era como un hombre ciego entre ellos. 10 Y él fue y obtuvo vegetales para venderlos para su  sostén, y la chusma se reunió alrededor de él y lo ridiculizaron, y cogieron sus vegetales de él y lo dejaron con nada.  11 Y él se levantó con  amargura  de  alma ,  y  fue  sollozando  a  la  casa  del  horno  en la cual se había quedado toda la noche anterior, y durmió allí la segunda noche. 12 Y en esa noche él razonó con sí mismo cómo  se  podía  salvar  del  hambre,  y  él  diseñó  un  plan  en  cómo  actuar.  13  Y  él  se levantó en la mañana y actuó ingeniosamente, y fue y contrató a 30 hombres fuertes de la chusma,  llevando  sus  instrumentos  de  guerra,  él  los  llevó  a  la  cumbre  de  un sepulcro de Mitzrayim, y él los situó allí. 14 Y él les ordenó diciendo: Así dice el rey: Fortalézcanse y sean hombres valientes, y no permitan que ningún hombre sea sepultado aquí hasta que no sea dado 200 piezas de plata; y entonces puede ser sepultado, y esos hombres hicieron de acuerdo a la orden de Rikayon a la gente de Mitzrayim por todo ese año.  15 Y en el tiempo de  8  meses  Rikayon  y  sus  hombres  reunieron  grandes  riquezas  de  plata  y  oro,  y  Rikayon tomó gran cantidad de caballos y otros animales , y él contrató más hombres, y él les dio caballos y ellos permanecieron con él. 16 Y cuando el año dio vuelta, en el tiempo que el rey salía al pueblo, los habitantes de Mitzrayim se reunieron para  hablar con él referente a la obra  de  Rikayon  y  sus  hombres.  17  Y  el  rey  salió  en  el  día  señalado,  y  todos  los Mitzrayimim vinieron a él y clamaron a él diciendo: 18 Que el rey viva para siempre. ¿Qué es esta cosa que haces a tus sirvientes en el pueblo, de no  permitir a un cuerpo muerto ser sepultado hasta que tanta plata y oro sea dado? ¿Fue algo como esto hecho en toda la tierra, desde  los  días  de  reyes  pasados,  sí,  aun  desde  los  días  de  Adam,  hasta  este  día,  que  los muertos no puedan ser sepultado sólo por un precio impuesto? 19 Nosotros sabemos que es una  costumbre  de  reyes  tomar  un  impuesto  anual  de  los  vivientes,  pero  tú  no  sólo  haces esto, sino de los muertos tú arrancas un impuesto día a día. 20 Ahora, O rey, ya nosotros no podemos soportar esto, porque toda la ciudad está arruinada  a  causa de esto, ¿y tú no lo sabes? 21 Y cuando el rey oyó todo lo que ellos habían hablado, y su ira se encendió dentro de él por este asunto, porque él no  había conocido  nada de esto. 22 Y el rey dijo: ¿Quién y dónde  está  él  que  se  atreve  a  hacer  esta  cosa  perversa  en  mi  tierra  sin  mi  mandato? Seguramente  ustedes  me  dirán.  23  Y  ellos  le  dijeron  todas  las  obras  de  Rikayon  y  sus hombres, y la furia del rey fue despertada, y él ordenó que Rikayon y sus hombres fueran traídos  delante  de  él.  24  Y  Rikayon  tomó  1,000  niños , hijos e hijas, y los vistió  de  seda y brocados,  y  los  puso  sobre  caballos  y  los  mandó  al  rey por  medio  de  sus  hombres,  y  él también tomó una gran cantidad de plata y oro y piedras preciosas, y un caballo fuerte y hermoso, como regalo para el rey,  con los cuales vino delante del rey y se inclinó a tierra delante de él; y el rey y sus sirvientes y todos los habitantes de Mitzrayim se preguntaron de la obra de Rikayon, y ellos vieron sus riquezas y los regalos que había traído al rey. 25 Y grandemente complació al rey y  él se preguntó de ello; y cuando Rikayon se sentó delante del  él,  el  rey  le  preguntó  referente  a  sus  obras,  y  Rikayon  habló  todas  sus  palabras sabiamente  delante  del  rey,  y  sus  sirvientes  y  todos  los  habitantes  de  Mitzrayim.  26  Y cuando el rey oyó todas las palabras de Rikayon y su  sabiduría, Rikayon encontró favor a su vista, y encontró con favor y bondad de todos los sirvientes del rey y todos los habitantes de Mitzrayim,  a causa de su  sabiduría  y  excelente  oratoria, y desde ese momento ellos lo amaron extremadamente. 27 Y el rey respondió y dijo a Rikayon: Tú nombre no será más Rikayon, sino Faraón será tu nombre, puesto que tú arrancaste un impuesto de los muertos, y él llamó su nombre Faraón. 28 Y el rey y sus súbditos amaron a Rikayon por su sabiduría, y ellos consultaron con los habitantes de Mitzrayim para hacerlo  prefecto bajo el rey. 29 Y todos los habitantes de Mitzrayim y sus hombres sabios así lo hicieron, y fue hecho  ley en Mitzrayim. 30 Y ellos hicieron a Rikayon Faraón  prefecto bajo Oswiris rey de Mitzrayim, y Rikayon  Faraón  gobernó  sobre  Mitzrayim,  diariamente  administrando  justicia  a  toda  la ciudad,  pero Oswiris el rey juzgaba al pueblo de la tierra un día en el año, cuando él salía para   hacer   su   aparición.   31   Y   Rikayon   Faraón   astutamente   usurpó   el   gobierno   de Mitzrayim, y él arrancaba un impuesto de todos los habitantes de Mitzrayim. 32 Y todos los habitantes  de  Mitzrayim  grandemente  amaban  a  Rikayon  Faraón,  y  ellos  hicieron  un decreto de llamar a todo rey que reinara sobre ellos y su zera en Mitzrayim, Faraón. 33 Por lo tanto, todos los reyes que reinaron en  Mitzrayim desde ese tiempo en adelante fueron llamados Faraón  hasta este día.


Capítulo 15

1 Y en aquellos días hubo una fuerte hambruna en la tierra de Kenaan, y los habitantes de la  tierra  no  pudieron  permanecer  porque  la  hambruna  era  muy  agravante. 2 Y Avram y todo   lo   perteneciente   a   él   se   levantaron  y  descendieron  a  Mitzrayim  a   causa   de   la hambruna, y cuando ellos estaban en el arroyo de Mitzrayim ellos permanecieron allí por algún tiempo para descansar de la fatiga del camino. 3  Y Avram y Sarai estaban caminado por el borde del arroyo de Mitzrayim,  y  Avram contempló a  su esposa Sarai que ella era muy  bella. 4 Y Avram dijo a su esposa Sarai: Puesto que el  Todopoderoso te ha creado a ti con tan bello semblante, yo tengo temor de los Mitzrayimim no sea que ellos me maten y te lleven  lejos,  porque  el  temor  al   Todopoderoso no  está  en  esos  lugares.  5  Ciertamente entonces tú harás esto: Di que tú eres mi hermana a todos los que te pregunten, para que me vaya bien a mí, y podamos vivir y no seamos puestos a muerte.  6 Y Avram ordenó lo mismo a aquellos  que vinieron con él a  Mitzrayim a causa  de  la  hambruna;  también a su sobrino Lot él ordenó diciendo: Si los Mitzrayimim preguntan referente a Sarai di que es la hermana de Avram. 7  Y aun, en todas esas órdenes Avram no puso confianza en ellos, sino que él tomó a Sarai y la puso en un  arcón y lo escondió entre  sus  vasijas, porque Avram estaba grandemente preocupado por Sarai a causa de la perversidad de los Mitzrayimim. 8 Y Avram y todo lo perteneciente a el se levantaron del arroyo de  Mitzrayim y vinieron a Mitzrayim;  y  ellos   apenas   habían  entrado  por  las  puertas  de  Mitzrayim  cuando  los guardias  se  pararon  delante  de  ellos  diciendo:  Den  el  diezmo  al  rey  de  lo  que  tienen, entonces pueden entrar al pueblo; y Avram y aquellos que estaban con él así lo hicieron.  9 Y Avram con la gente que estaba con él vinieron a Mitzrayim, y cuando ellos vinieron ellos sacaron el arcón donde Sarai estaba escondida y los Mitzrayimim vieron el arcón. 10 Y los sirvientes del rey se acercaron a Avram diciendo: ¿Qué tienes en este arcón que nosotros no hemos visto? Ahora abre el arcón y da  diezmo al rey de todo lo que contiene. 11 Y Avram dijo: Este arcón yo no abriré, pero todo lo que ustedes demanden sobre él yo  daré. Y los oficiales  de  Faraón  respondieron  a  Avram,  diciendo:  Es  un  arcón  de  piedras  preciosas, danos la décima parte de ello. 12 Avram dijo: Todo lo que deseen yo daré, pero no pueden abrir el arcón. 13 Y los oficiales del rey presionaron a Avram, y ellos alcanzaron el arcón y lo abrieron por la fuerza, y ellos vieron, y he aquí, una mujer bella estaba en el arcón. 14 Y cuando los oficiales del rey contemplaron a Sarai, fueron golpeados con admiración por su belleza, y todos los príncipes  y sirvientes de Faraón se reunieron para ver a Sarai, porque ella  era  muy  bella.  Y  los  oficiales  de l rey corrieron  y  dijeron a  Faraón  todo  lo  que ellos habían visto, y ellos alabaron a Sarai delante del rey; y Faraón ordenó que se la trajeran, y la mujer vino delante del rey. 15  Y Faraón  contempló a Sarai y ella lo complació extremadamente, y él fue golpeado con su belleza, y el rey se regocijó grandemente a causa de ella, e hizo regalos a aquellos que le trajeron las noticias de ella. 16 Y la mujer fue traída entonces a la casa de Faraón, y Avram sufrió a causa de su esposa, y él oró a YAHWEH que la liberara de las manos de Faraón. 17 Y Sarai también oró al mismo tiempo y dijo: O YAHWEH, el Todopoderoso, Tú sí le dijiste a mi señor Avram que se fuera de su tierra y de la casa de su padre a la tierra de Kenaan; y Tú le prometiste que iría bien con él si él hacía Tus mandamientos; ahora contempla, hemos hecho  eso  que  nos  has  ordenado;  y  nosotros  nos  fuimos  de  nuestra  tierra  y  de  nuestras familias,   y   fuimos   a   una   tierra   extraña   y   a   una   gente   que   no   habíamos   conocido anteriormente. 18 Y nosotros vinimos a esta tierra para evitar la hambruna; y este malvado accidente ha caído sobre mí; ahora, por lo tanto, O  YAHWEH Elohim líbéranos y sálvanos de  las  manos  de  este  opresor,  y  haz  bien  conmigo  por  amor  a  Tu  misericordia.  19  Y YAHWEH escuchó a la voz de Sarai, y YAHWEH envió a un  malaj para liberar a Sarai de  la mano  de  Faraón.  20  Y  el  rey  vino  y  se  sentó  delante  de  Sarai  y   he  aquí  un malaj  de YAHWEH estaba parado sobre ellos, y él apareció a Sarai y dijo a ella: No temas porque YAHWEH ha oído tu oración. 21 Y el rey se acercó a Sarai y dijo a ella: ¿Qué es ese hombre para ti quien te trajo aquí? Y ella dijo: El es mi hermano. 22 Y el rey dijo: Nos corresponde a nosotros hacerlo grande, elevarlo a él y hacer por él todo el bien que tú nos ordenarás; y en ese tiempo el rey mandó a Avram plata y oro y piedras preciosas en abundancia, junto con reses, sirvientes y sirvientas, y el rey ordenó que Avram fuera traído, y él se sentó en el patio de la casa del rey, y el rey exaltó a Avram en esa noche. 23 Y el rey se acercó para hablar  con  Sarai,  y  él  alcanzó  con  su  mano  para  tocarla,  cuando  el  malaj  lo  golpeó fuertemente, y él estaba aterrorizado y se abstuvo de alcanzarla. 24 Y cuando el rey vino cerca de Sarai,  el  malaj lo golpeó al piso, y actuó así con él toda la noche, y el rey estaba aterrorizado. 25 y el  malaj aquella noche golpeó fuertemente todos los sirvientes del rey, y toda su casa, a causa de Sarai, y hubo gran lamentación esa noche entre la gente de la casa de Faraón. 26 Y  Faraón, viendo el mal que le cayó encima, dijo: Seguramente por culpa de esta  mujer  me  ha  sucedido  esta  cosa,  y  él  se  removió  a  una  distancia  de  ella  y  habló palabras placenteras a ella. 27  Y el rey dijo a Sarai: Dime, por favor, referente al hombre con el cual tú viniste aquí; y Sarai dijo: Este hombre es mi esposo, y yo te dije a ti que él era mi hermano porque tenía temor, no fuera que lo pusieras a muerte por perversidad.   28 Y el rey se manutuvo lejos de Sarai, y las plagas del  malaj cesaron de él y su casa; y Faraón supo que él fue golpeado por causa de Sarai; y el rey estaba grandeme nte asombrado por esto. 28 Y en la mañana el rey llamó por Avram y dijo a él: ¿Qué es esto que me has hecho? ¿Por  qué  dijiste,  ella  es  mi  hermana,  debido  a  eso  yo  la  tomé  para  ser  mi  esposa,  y  esta pesada plaga  ha  por  tanto  caído  sobre  mí  y  mi  casa? 30 Ahora, por lo tanto, aquí esta tu mujer, tómala  y  vete  de  nuestra  tierra  no  sea  que  todos  muramos  por  causa  de  ella.  Y Faraón tomó  más  ganado,  sirvientes  y  sirvientas ,  plata  y  oro,  para  dar  a  Avram,  y  él  le regresó  a  Sarai  su  esposa.  31  Y  el  rey  tomó  una  doncella  que  había  nacido  de  sus concubinas, y la dio a Sarai por sirvienta. 32 Y el rey dijo a su hija: es mejor para ti mi hija que seas sirvienta en la casa de este  hombre a que seas ama en mi casa, después que hemos contemplado el mal que nos cayó por causa de esta mujer. 33  Y Avram se levantó, y él y todo lo perteneciente a él salieron de Mitzrayim; y Faraón ordenó a algunos de sus hombres  acompañarlo y a todos los que fueron con él. 34 Y Avram regresó a la tierra de Kenaan, al lugar donde había hecho el altar, y donde al principio había plantado su tienda. 35 Y Lot, el hijo  de  Haran,  el  hermano  de  Avram,  tenía  una  gran  cantidad  de  ganado,  manadas  y rebaños  y  tiendas,  porque  YAHWEH fue  dadivoso  con  ellos  por  causa  de  Avram.  36  Y cuando Avram estaba viviendo en la tierra, los pastores de Lot pelearon con los pastores de Avram, porque su propiedad era muy grande para ellos permanecer juntos en la tierra, y la tierra  no los podía  sostener por causa de su ganado. 37 Y cuando los pastores de Avram fueron a pastar su rebaño, ellos no podían ir a los campos de la gente de la tierra, pero el ganado de los pastores de Lot lo hicieron de otra forma, porque ellos estaban apremiados para  pastar  en  los  campos  de  la  gente  de   la  tierra.  48  Y  la  gente  de  la  tierra  vio  esta ocurrencia  diariamente,  y  ellos  vinieron  a  Avram  y  pelearon  con  él  por  causa  de  los pastores de Lot. 39 Y Avram dijo a Lot: ¿Qué es esto que me estás haciendo, de hacerme despreciable  a los habitantes de la tierra, y que tú ordenas a tus pastores pastar tu ganado en los campos de la gente de la tierra? ¿No sabes tú que yo soy un extranjero en esta tierra entre  los  hijos  de   Kenaan,  y  por  qué  vas  a  hacerme  esto  a  mí?   40  Y  Avram  peleaba diariamente con Lot por causa de esto, pero Lot no quería escuchar a Avram, y él continuó haciendo lo mismo y los habitantes de la tierra vinieron y lo dijeron a Avram. 41  Y Avram dijo a Lot: ¿Por cuánto  tiempo  serás para mí piedra de tropiezo  con los habitantes de la tierra? Ahora, te suplico, que no haya más peleas entre nosotros, porque somos parientes. 42 Pero yo pido que te separes de mí, ve y escoge un lugar donde  puedas vivir con tu ganado y todo lo perteneciente a ti, pero mantente a distancia de mí, tú y tu casa. 43 Y no temas en irte de mí, porque si cualquiera te hace un daño a ti, me dejas saber y yo vengaré tu causa de él, sólo remuévete de mí. 44  Y cuando Avram había hablado todas esas palabras a Lot, entonces Lot se levantó y alzó sus ojos hacia las planicies de Yarden. 45 Y cuando el vio que todo este lugar estaba  bien abastecido  con  agua,  y  bueno  para  el  hombre  como  también para  pastizales  para  ganado.  46  Y  Lot  se  fue  de  Avram  hacia  ese  lugar,  entonces  él  allí plantó su tienda y vivió en Sedom, y ellos fueron separados uno del otro. 47  Y Avram vivió en las planicies de Mamre, cual es Hevron, y él plantó su tienda allí, y Avram permaneció en ese lugar por muchos años.


Capítulo 16: La guerra de Avram con los reyes de Sedom y Amora. Encuentro con el Rey-Kohen.

1  En  ese  tiempo  Kedorlaomer  rey  de  Elam  envió  a  los  reyes  vecinos,  a  Nimrod,  rey  de Shinar,  quien  estaba  entonces  bajo  su  poder,  y  a  Tidal  rey  de  Goyim,  y  a  Aryoj  rey  de Elasar,  con  quienes  él  había  hecho  pacto,  diciendo:  Vengan  a  mí  a  asístanme  para  que podamos  derribar  a  todos  los  pueblos  de  Sedom  y  sus  habitantes  porque  ellos  se  han rebelado   contra   mí   esos   13   años.   2   Y   todos   esos   cuatro   reyes   subieron   con   sus campamentos, alrededor de 800,000 hombres,  y ellos fueron como estaban, y golpearon a todos los hombres que encontraron en su camino. 3 Y los  cinco  reyes de Sedom y  Amora, Shinav  rey  de  Admah,   Shemever  rey  de  Tze voyim,  Bera  rey  de  Sedom,  Birsha  rey  de Amora, y Bela rey de Tzoar, fueron a encontrarse con ellos, ellos todos se reunieron en el valle de Siddim. 4 Y esos nueve reyes hicieron la guerra en el valle de Siddim; y los reyes de Sedom  y  Amora  fueron  golpeados  delante  de  los  reyes  de  Elam.  5  Y  el  valle  de  Siddim estaba lleno de pozos  de  cal,  y  los  reyes  de  Elam  persiguieron  a  los  reyes  de  Sedom,  y  los reyes  de  Sedom  con todos  sus  campamentos  cayeron  en los pozos de cal,  y  todos  los  que quedaron fueron a las montañas para seguridad, y los cuatro  reyes de Elam vinieron tras ellos  y  los  persiguieron hasta  las  puertas  de  Sedom,  y  se  llevaron  todo  lo  que  había  en Sedom.  6 Ellos saquearon todas las ciudades de Sedom y Amora, y ellos también tomaron a Lot, el hijo del hermano de Avram, y su propiedad, y ellos saquearon todos los bienes de las ciudades de Sedom, y se fueron; y Unic el sirviente de Avram, quien estuvo en la batalla, vio esto, y le dijo a Avram  todo lo que los reyes habían hecho a las ciudades de Sedom, y Lot fue  tomado  cautivo  por  ellos.  7  Y  Avram  oyó  esto  y  él  se  levantó  con  318  hombres  que estaban con él, y él esa noche persiguió a las reyes y los golpeó, y ellos todos cayeron delante de  Avram y  sus  hombres,  y  no  quedó  uno  excepto  los  cuatro  reyes  que  huyeron,  y ellos fueron cada uno por su camino. 8  Y Avram  recuperó  toda  la  propiedad  de  Sedom, y él también recuperó a Lot y su propiedad, sus esposas y pequeños y todo lo perteneciente a él, así  que a Lot no le faltaba nada. 9  Y cuando él regresó de derribar a esos reyes, él y sus hombres pasaron por el valle de Siddim donde los reyes habían hecho la guerra juntos. 10 Y Bera rey de Sedom y el resto de los hombres que estaban con él, salieron de los pozos de cal donde habían caído, para encontrarse con Avram y sus hombres. 11 Y Adonitzedek [Melki-Tzedek] rey de Yerushalayim, [el nombre era Shem], salió con sus hombres  para  encontrarse  con  Avram y su gente, con pan y vino, y ellos permanecieron juntos en el Valle de Melej. 12 Y Adonitzedek bendijo a Avram y Avram le dio una décima parte de todo lo que había traído del botín de sus enemigos, porque Adonitzedek era kohen de El 'Elyon [Elohim Altísimo]. 13 Y los reyes de Sedom y Amora que estaban allí, con sus sirvientes, se acercaron a Avram y  le  suplicaron  que  les  regresara  sus  sirvientes  que  él  había  hecho  cautivos,  y  que  se quedara  para  sí  con  toda  la  propiedad.  14  Y  Avram  respondió  a  los  reyes  de  Sedom, diciendo: Como YAHWEH vive quien creó el cielo y la tierra, y quien redimió mi alma de la aflicción,  y  quien  me  liberó  este  día  de  mis  enemigos,   y  los  entregó  en  mi  mano,  yo  no tomaré  nada  que  pertenezca  a  ustedes,  para  que  no  se  puedan  jactar  mañana,  diciendo: Avram   se   hizo   rico   de   nuestra   propiedad   que   él   guardó.   15   Porque  YAHWEH   mi Todopoderoso Elohim en quien yo confío me dijo: No te faltará nada porque Yo bendeciré todas las obras de tus manos. 16 Y ahora, he aquí, aquí está todo lo que pertenece a ustedes; tómenlo y váyanse, como  YAHWEH  vive  yo  no  tomaré de ustedes desde un alma viviente hasta  un  cordón  de  zapato  exceptuando  la  comida  de  aquellos  que  salieron  conmigo  a  la batalla,  como  también  las  porciones  de  los  hombres  que  fueron  conmigo,  Anar,  Ashkol  y Mamre,  ellos  y  sus  hombres,  como  también  aquellos  que  permanecieron para  vigilar  el equipaje, ellos tomarán su porción del botín. 17 Y los reyes de Sedom le dieron a Avram de acuerdo a lo que él había dicho, y ellos lo presionaron para que tomara lo que él escogiera, pero  él  no  quiso  hacerlo.  18  Y él  despidió  a  los  reyes  de  Sedom  y  el  remanente  de  sus hombres, y él les dio órdenes acerca de Lot, y ellos fueron a sus  respectivos lugares. 19 Y Lot, el hijo de su hermano, él también lo despidió con su propiedad, y fue con ellos, y Lot regresó a su hogar, a Sedom, y Avram y su gente regresaron a su hogar en las planicies de Mamre, cual es Hevron.  20 Y en ese tiempo  YAHWEH de nuevo  se  apareció a Avram en Hevron, y dijo a él: No temas,  porque Yo no te abandonaré, hasta que te hay multiplicado, y bendecido y hecho tu  zera como las estrellas del cielo, cuales no pueden ser medidas ni contadas. 21 Y Yo daré a tu zera todas estas tierras que tú ves con tus ojos, a ellos Yo daré como herencia para siempre, sólo sé fuerte y no temas, camina delante de Mí y sé perfecto. 22 Y en el año 78 de la vida de Avram, en el año que Reu el hijo de Peleg murió, y todos los días de Reu fueron 239 años, y él murió. 23  Y Sarai, la hija de Haran, la esposa de Avram, aún era estéril en esos días; ella no dio a Avram ni hijo o hija. 24 Y cuando ella vio que ella no estaba teniendo ningún hijo, ella tomó a su sirvienta Hagar, quién  Faraón le había dado, y ella se la dio a Avram por esposa. 25 Porque Hagar aprendió todas las sendas de Sarai, puesto que Sarai la había enseñado, ella no estaba, de ninguna manera, deficiente en seguir sus buenas sendas. 26 Y Sarai dijo a Avram: He aquí, aquí está mi sirvienta Hagar, ve a ella para que ella pueda dar a luz sobre mis rodillas, para que yo también pueda obtener hijos por medio de ella.  27 Y  al término de 10 años de Avram vivir en  Kenaan, cual es el año 85 de la vida de Avram, Sarai le dio a Hagar para él. 28 Y Avram escuchó a la voz de su esposa Sarai, y él tomó su sirvienta y Avram vino a ella y ella  fue preñada. 29 Y cuando Hagar vio que ella estaba preñada ella se regocijó grandemente, y su ama fue despreciada en sus ojos, y ella se dijo dentro de ella: Esto sólo puede ser que yo soy mejor delante del Todopoderoso que  Sarai mi  ama,  porque  todos  los  días  que  mi  ama  ha  estado  con  mi  señor,  ella  no concibió, pero a mí YAHWEH ha causado en tan corto tiempo que concibiera por él. 30 Y cuando  Sarai  vio  que  Hagar  había  sido  preñada  por  Avram,  Sarai  tuvo  celos  de  su sirvienta, y ella dijo dentro de ella: Esto es seguramente no más que ella se mejor que lo que soy yo.  31 y Sarai dijo a Avram: Mi mal esté sobre ti, porque en el tiempo que tú oraste a YAHWEH por hijos, ¿por qué no oraste por causa mía, que YAHWEH me diera zera de ti? 32 Y cuando yo hablo a Sarai en tu presencia, ella  desprecia mis palabras, porque ella está preñada, y tú no dices nada a ella; que YAHWEH juzgue entre yo y tú por lo que tú me has hecho a mí.  33  Y  Avram  dijo  a  Sarai:  He  aquí,  tu  sirvienta  está  en  tus  manos,  haz  a  ella como  parezca  bueno  a  tus  ojos ; y Sarai la afligió, y Hagar  huyó  de  ella  al  desierto.  34  El Malaj de YAHWEH la encontró en su lugar a donde había huido, y El dijo a ella: No temas, porque Yo multiplicaré tu  zera, y tú tendrás un hijo y tú le llamarás su nombre Yishmael; ahora, entonces regresa a tu ama Sarai, y  sométete bajo sus manos,  35  Y  Hagar  llamó  al lugar de ese pozo Beer-Lahai-Roi, está entre Kadesh y el desierto de Bered. 36 Y Hagar en ese tiempo regresó a la casa de su amo, y al término de los días Hagar le dio a luz un hijo a Avram, y Avram llamó su nombre Yishmael; y Avram era de 86 años de edad cuando él le fue nacido.


Capítulo 17

1 Y en esos días, en el año 91 de la vida de Avram, los hijos de Kittim hicieron la guerra con los hijos de Tuval, pues cuando  YAHWEH había dispersado a los hijos de los hombres por la faz de la tierra , los hijos de Kittim fueron y se asentaron en las planicies de Canopia, y ellos  edificaron  ciudades  y  vivieron  junto  al  río  Tibreu.  2 Y los hijos de Tuval vivían en Tuscanah,  y  sus  asentamientos  llegaban  al  río  Tibreu, y los  hijos de Tuval edificaron una ciudad  en  Tuscanah,  y  llamaron  el  nombre  de  la  ciudad Sabinah,   como  el  nombre  de Sabinah hijo de Tuval su padre, y ellos vivieron allí hasta este día. 3 Y fue en ese tiempo que los  hijos  de  Kittim  hicieron  la  guerra  con  los  hijos de Tuval, y los hijos de Tuval fueron golpeados delante de los hijos de Kittim, y los hijos de Kittim causaron 370 hombres caer de los  hijos  de  Tuval.  4  Y  en  ese  tiempo  los  hijos  de  Tuval  juraron  a  los  hijos  de  Kittim, diciendo : Ustedes no se casarán  entre nosotros, y ningún hombre dará a su hija a ninguno de  los  hijos  de  Kittim.  5  Porque  las  hijas  de  Tuval  eran  en  esos  días  hermosas [blancas, rubias], porque ninguna mujer era encontrada en toda la tierra tan hermosa como las hijas de Tuval. 6 Y todos los que se deleitaban en la belleza de las hijas de Tuval las tomaban por esposas, y los hijos de  los hombres, reyes y príncipes, que grandemente se deleitaban en la belleza de las mujeres, tomaron esposas en esos días de las hijas de Tuval. 7 Y al término de 3 años después que los hijos de Tuval habían jurado a los hijos de Kittim no darles sus hijas por esposas, cerca de 20 hombres de los hijos de Kittim fueron a tomar algunas de las hijas de  Tuval,  pero  no  encontraron  ninguna.  8   Porque  los  hijos  de  Tuval  cumplieron  su juramento de no casarse entre ellos, y ellos no romperían su juramento. 9 Y en los días de la cosecha los hijos de Tuval fueron a los campos a recoger sus cosechas, cuando los hombres jóvenes de Kittim se reunieron  y  fueron  a  la  ciudad  de  Sabinah, cada hombre tomó una joven de los hijos de Tuval, y ellos vinieron a sus ciudades. 10  Y los hijos de Tuval oyeron de esto y fueron a hacer la guerra con ellos, y no pudieron prevalecer sobre ellos, porque la montaña   era   extremadamente   alta   para   ellos,   y   cuando   ellos   vieron   que   no   podían prevalecer,  ellos  regresaron  a  su  tierra.  11  Y  en  el  transcurso  del  año  los  hijos  de  Tuval fueron  y  contrataron  10,000  hombres  de  las  ciudades  que  estaban  cerca  de  ellos,  y  ellos fueron a la guerra con los hijos de Kittim. 12 Y los hijos de Tuval fueron a la guerra con los hijos  de  Kittim  para  afligirlos , y en este enfrentamiento los hijos de Tuval prevalecieron sobre  los  hijos  de  Kittim,  y  los  hijos  de  Kittim  viendo  que  estaba  grandemente  afligidos, alzaron los hijos  que habían tenido con las hijas de Tuval, sobre el muro que había sido edificado, para que estuvieran en los ojos de los hijos de Tuval. 13  Y los hijos de Kittim les dijeron a ellos: Ustedes han venido a hacer la guerra con sus propios hijos e hijas,  ¿y  no  hemos  sido  considerados  su  propia  carne  y  huesos  desde  ese tiempo hasta ahora? 14 Y cuando los hijos de Tuval oyeron esto ellos cesaron de hacer la guerra contra los hijos de Kittim, y ellos se fueron. 15  Y ellos regresaron a sus ciudades, y los hijos de Kittim en ese tiempo se reunieron y edificaron dos ciudades junto al mar, y ellos llamaron a una Purtu y a la otra Ariza. 16 Y Avram el hijo de Teraj era entonces de 99 años de edad. 17 Y en ese tiempo YAHWEH se le apareció a él y El dijo: Yo haré Mi Pacto entre Yo y tú, y Yo grandemente multiplicaré tu  zera, y este es el Pacto que haré entre Yo y tú, que  todo  niño  varón  sea  circuncidado,  tú  y  tu  zera  después  de  ti.  18  A  los  8  días será circuncidado, y este Pacto estará en tu carne como Pacto eterno. 19 Y ahora, por lo tanto, tu nombre no será llamado más Avram, sino Avraham; y tu esposa  ya no será llamada  más Sarai sino Sarah. 20 Porque Yo los bendeciré a ambos, y Yo multiplicará su zera después de ustedes para que ustedes se conviertan en una gran nación, y reyes vendrán de ustedes.


Capítulo 18

1 Y  Avraham se  levantó  e  hizo  todo  lo  que   YAHWEH le  había  ordenado,  él  tomó  los hombres de su casa y aquellos comprados con su dinero, y los circuncidó como YAHWEH le había  ordenado  a  él.  2  Y  no  quedó  uno  a  quien  él  no  circuncidó,  y  Avraham y  su  hijo Yishmael fueron circuncidados en la carne de su prepucio; 13 años de edad tenía  Yishmael cuando él fue circuncidado en la carne de su prepucio . 3 Y al tercer día  Avraham salió de su tienda para disfrutar el calor del sol, durante el dolor de su carne. 4 Y  YAHWEH se le apareció  a  él  en  las  planicies  de  Mamre , y envió a  tres de  Sus  malajim ministradores a visitarlo, y él estaba sentado a la puerta de su tienda, y él alzó sus ojos y vio, y he aquí, tres hombres estaban viniendo a la distancia, y él se levantó y corrió a recibirlos, y él se inclinó a ellos  y  los  trajo  dentro  de  su  casa.  5  Y  él  dijo  a  ellos:  Si  he  encontrado  favor  a  sus  ojos vengan  a  comer  un  bocado  de  pan; y él los presionó, y ellos fueron y él les dio agua  para lavar sus pies, y él los situó bajo un árbol a la puerta de su tienda. 6 Y Avraham corrió y tomó un  becerro, tierno y bueno, y él se apresuró a matarlo, y lo dio a su sirviente Eliezer para prepararlo.  7 Y  Avraham vino a Sarah dentro de la tienda, y él le dijo a ella: Rápido haz tres medidas de harina fina, amásalas y haz tortas para cubrir la olla que contiene la carne, y ella lo hizo así. 8 Y  Avraham se  apresuró  y  trajo  delante  de  ellos  mantequilla  y leche, carne y  ovino,  y  los  dio  a  ellos para comer antes  que  la  carne  del becerro estuviera suficientemente cocida , y ellos sí comieron.  9  Y  cuando  ellos  habían  terminado  de  comer uno de ellos le dijo a él: Yo regresaré a ti de acuerdo al tiempo de la vida, y Sarah tu esposa tendrá un hijo. 10 Y los hombres después salieron y fueron por su camino, a los lugares a los cuales fueron enviados. 11 En aquellos días la gente de Sedom y Amora,  y de todas las cinco  ciudades eran extremadamente perversos y pecadores delante de  YAHWEH y ellos provocaron a  YAHWEH con sus  abominaciones,  y  ellos  se  fortalecieron  en  envejecer  en abominación y desdeñosamente  delante de YAHWEH; y sus perversidades y transgresiones eran  en aquellos días grandes delante de YAHWEH. 12 Y ellos tenían en su tierra un valle muy extenso, cerca de la caminata de medio día, y en él había grandes fuentes de agua, y grandes pastizales rodeando el agua. 13 Y la gente de Sedom y Amora iban allí cuatro veces al año, con sus esposas e hijos y todo lo que pertenecía a ellos, y ellos se regocijaban allí con cantos  y  danzas.  14  Y  en  el  tiempo  de  regocijo  ellos  todos  se  levantaban  y  agarraban  las esposas de sus vecinos, y algunos, las hijas vírgenes de sus vecinos, y ellos lo disfrutaban, y cada hombre veía a su esposa e hija en las manos de su vecino, y no decían ni una palabra. 15  Y  ellos  hacían  así  desde  la  mañana  hasta  la  noche,  y  después  regresaban  a  casa  cada hombre a su casa y cada mujer a su tienda; así ellos siempre hacían  cuatro veces al año. 16 También cuando un extraño venía a sus ciudades y traía  bienes que él había comprado con la ilusión de  deshacerse de éstos, la gente de esas ciudades se reunía, hombres, mujeres y niños, viejos y jóvenes, e iban al hombre y le quitaban los bienes a la fuerza, dando un poco a cada hombre hasta que  se terminaran todos los bienes del dueño cuales él había traído a la tierra.  17  Y  el  dueño  de  los  bienes  peleaba  con  ellos , diciendo: ¿Qué es esta obra que ustedes  me  han  hecho  a  mí?  Entonces  ellos  se  acercaban  a  él  uno  por  uno, y cada uno le mostraba lo poco que él había cogido, y lo hostigaba, diciendo: Yo sólo cogí un poco cual tú me diste,  y cuando él oyó esto de todos ellos, él se levantaba y se iba de ellos en tristeza y amargura de alma, cuando ellos se levantaban e iban tras  él, y lo echaban de la ciudad con gran ruido y tumulto. 18 Y había un hombre del país de Elam, quien estaba pausadamente yendo por el camino, sentado sobre su asno, quien llevaba un manto de muchos colores , y el manto  estaba  atado  con  una  cuerda  sobre  el  asno.  19  Y  el  hombre  estaba  en  su  viaje pasando por la calle de Sedom cuando el sol se ponía en el anochecer, y él permaneció allí para quedarse durante la noche , pero nadie lo permitía dentro de su casa; y en ese tiempo había  un  hombre  perverso  y  malhechor  en  Sedom,  uno  habilidoso  en  hacer  el  mal, y su nombre era Hedad. 20 Y él levantó sus ojos y vio al viajante en la calle de la ciudad, y vino a él, diciendo: ¿De dónde vienes y hacia dónde vas? 21 Y el hombre le dijo: Yo estoy viajando de Hevron a Elam a donde pertenezco, y  mientras pasaba el sol se puso  y nadie me ofreció entra r en su casa, a pesar que yo tenía pan y agua y paja y forraje para mi asno, y no me falta  nada. 22  Y  Hedad  respondió  y  dijo  a  él:  Todo  lo  que  quie ras  será  proveído  por  mí, pero en la calle no te quedarás esta noche. 23 Y Hedad lo trajo a su casa, y él quitó el manto del asno con la cuerda, y los trajo dentro de su casa, y él dio al asno paja y forraje mientras el viajante comía y bebía en  la casa de Hedad, y se quedó ahí esa noche. 24 Y en la mañana el  viajante  se  levantó  temprano  para  seguir  su  viaje,  cuando  Hedad  le  dijo  a  él:  Espera, conforta  tu  corazón  con  un  bocado  de  pan,  y  después  te  vas,  y  el  hombre  así  lo  hizo; y permaneció con él, y ellos ambos comieron y bebieron durante el día, cuando el hombre se levantó para  irse. 25 Y Hedad dijo a él: He aquí, ahora el día está declinando, tú mejor te quedas toda la noche para que tu corazón se conforte, y lo presionó, así que se quedó toda la noche,  y  en  el  segundo  día  él  se  levantó  temprano  para  irse,  cuando  Hedad  lo  presionó, diciendo:  Conforta  tu  corazón  con  un  bocado  de  pan  y  después  te  vas,  y  permaneció  y comió y bebió con él también el segundo día, y el hombre se levantó para continuar su viaje. 26  Y  Hedad  le  dijo:  Ahora  el  día  está  declinando,  permanece  conmigo  para  confortar tu corazón,  y  en  la  mañana  levántate  temprano  y  vas  por  tu  camino. 27 Y el hombre no se quiso quedar, sino se levantó y ensilló su asno, y mientras él estaba ensillando su asno la esposa de Hedad le dijo a su esposo: He aquí, este hombre ha permanecido con nosotros por dos días comiendo y bebiendo y no nos ha dado nada, ¿y ahora se irá de nosotros sin darnos nada? Y Hedad le dijo a ella: Estate callada.  28 Y el hombre ensilló su asno para irse, y le dijo a Hedad que le diera la cuerda y el manto pa ra atarlo al asno. 29 Y Hedad dijo: ¿Qué dices  tú?  Y  él  le  dijo:  Que  tú  mi  señor  me  darás  la  cuerda  y  el  manto  hecho  de  muchos colores, cual tú escondiste contigo dentro de la casa para cuidarlo. 30 Y Hedad respondió al hombre, diciendo:  Esta es la interpretación  de  tu  sueño:  La  cuerda  que  tú  viste,  significa que tu vida será extendida como la cuerda, y habiendo visto al manto colorido con muchos colores, significa que tendrás un huerto en el cual plantarás árboles de todos los frutos. 31 Y el viajante respondió, diciendo: No así mi señor, porque yo estaba despierto cuando yo te di la cuerda también un manto tejido de muchos colores, cual tú quitaste del asno y guardaste para mí; y Hedad le respondió, diciendo: Ciertamente yo te he dicho la interpretación de tu sueño  y  es  un  buen  sueño,  y  esta  es  la  interpretación  de  ello.  32  Ahora,  los  hijos  de  los hombres me dan cuatro piezas de plata, que es lo que yo cobro por  interpretar sueños, y de ti sólo requiero  tres piezas.  33  Y  el  hombre  fue  provocado  a  las  palabras  de  Hedad, y él gritó amargamente, y él trajo a Hedad a Serak el juez de Sedom. 34 Y el hombre expuso su caso delante de Serak el juez, cuando Hedad respondió, diciendo: No es así, pero el asunto está firme; y el juez dijo al viajante: Este hombre Hedad  te dice la verdad, porque él es afamado en las ciudades por correcta interpretación de sueños. 35 Y el hombre gritó a la palabra del juez, y dijo: No es así, mi señor, porque fue en el día que yo le di a él la cuerda y el manto que estaban sobre el asno,  para poderlos guardar en su casa; y ellos ambos disputaron delante del juez, uno diciendo: Así fue el asunto, y el otro declarando de otra forma. 36 Y Hedad dijo al hombre: Dame cuatro  piezas de plata que yo cobro por mí interpretación de sueños; y no haré  ningún descuento; y dame los gastos de las cuatro comidas que tú sí comiste en mi casa. 37 Y el hombre dijo a Hedad: Ciertamente yo pagaré por lo que comí en tu casa, sólo dame la cuerda y manto que tú sí escondiste en tu casa.   38   Y   Hedad   respondió   delante   del   juez   y   él   dijo   al   hombre:   ¿No   te   dije   la interpretación de tu sueño? La cuerda significa que tus días serán prolongados  como una cuerda; y el manto, que tú tendrás un huerto donde plantarás todo tipo de árboles frutales. 39 Esta es la correcta interpretación de tu sueño,  ahora dame cuatro  piezas de palta que yo requiero como compensación, porque no te haré a ti ninguna rebaja. 40  Y el hombre gritó a las palabras de Hedad y ambos pelearon delante del juez, y el juez dio órdenes a sus sirvientes, quienes los echaron rudamente de la casa. 41 Y ellos se fueron del juez peleando, cuando la gente de Sedom los oyeron, y ellos se reunieron alrededor de ellos, y ellos exclamaron contra el extraño, y ellos lo echaron rudamente de la ciudad.  42 Y el hombre continuó su viaje sobre su asno con amargura de alma, llorando y sollozando. 43 Y mientras él iba de camino, él lloró  por lo que le había sucedido a él en la corrupta ciudad de Sedom.


Capítulo 19

Y  las  ciudades  de  Sedom  tenían  cuatro  jueces  para  cuatro  ciudades;  y  estos  eran  sus nombres: Serak en la ciudad de Sedom, Sharkad en Amora, Zabnac en Admah, Menon en Tzvoyim. 2 Eliezer, el sirviente de Avraham aplicó a ellos diferentes nombres, y él convirtió a Serak a Shakra, Sharkad a Shakrura, Zabnac a Kezobim, y Menon a Matzlodim. 3 Y por deseo de sus cuatro jueces la gente de Sedom y Amora tenían camas puestas en las calles de las ciudades, y si un hombre venía a esos lugares ellos lo agarraban y lo traían a una de sus camas, y a la fuerza lo hacían acostarse en ellas. 4 Y mientras se acostaba, tres hombres se paraban a su cabeza y tres a sus pies, y lo medían por el largo de la cama, y si el hombre era menos que la cama, esos seis hombres lo  estiraban de cada  extremo, y cuando él gritaba a ellos, ellos no respondían. 5 Y si él era más largo que la cama,  ellos aproximaban los  dos lados  de  la  cama  en  cada  extremo  hasta  que  el  hombre  llegaba  hasta  las  puertas  de la muerte. 6 Y si él continuaba gritándoles a ellos, ellos le respondían, diciendo: Así se hará a un hombre que venga a nuestra tierra. 7 Y cuando los hombres oyeron de esas cosas que la gente de las ciudades de Sedom hacían, ellos se abstenían de ir allá. 8 Y cuando un hombre pobre  venía  a  su  tierra,  ellos  le  daban  plata  y  oro,  y  hacían  una  proclamación  en  toda  la ciudad  de  no  darle  un  bocado  de  pan  para  comer,  y  si  el  extraño  permanecía  allí  por algunos días, y moría de hambre sin haber podido obtener un bocado de pan, entonces a su muerte la gente de la ciudad venían y tomaban su plata y su oro cual le habían  dado. 9 Y aquellos que podían reconocer la plata y el oro que le habían dado a él, lo tomaban de regreso, y a su muerte ellos también lo despojaban de sus vestiduras, y ellos solían pelear por ellas, y aquél que prevalecía sobre su vecino las tomaba. 10 Y después ellos lo cargaban y  lo  enterraban  bajo  algunos  matorrales  en  el  desierto;  así  hacían  todos  los  días  a cualquiera que venía a ellos y moría en su tierra. 11 Y en el curso del tiempo Sarah envió a Eliezer a Sedom para ver a Lot e inquirir por su bienestar. 12 Y Eliezer fue a Sedom, y él vio  a  un  hombre  de  Sedom  peleando  con  un  extraño,  y  el  hombre  de  Sedom  despojó  al pobre hombre  de sus vestiduras y se fue . 13 Y este pobre hombre clamó a Eliezer y suplicó su favor por causa  de lo que el hombre de Sedom le había hecho a él. 14 Y  Eliezer le dijo: ¿Por qué ustedes actúan así con un hombre pobre que vino a su tierra?  15  Y el hombre de Sedom respondió a Eliezer, diciendo:  ¿Es este hombre tu hermano o la gente de Sedom te ha  hecho  juez  este  día,  que  tú  hablas  acerca  de  este  hombre?  16  Y  Eliezer  luchó  con  el hombre de Sedom por causa del hombre pobre, y cuando Eliezer se acercó para recuperar las  vestiduras  del  hombre  pobre  del  hombre  de  Sedom,  él  se  apresuró  con  una  piedra  y golpeó a Eliezer en la frente.  17  Y la sangre fluía copiosamente de la frente de Eliezer,  y cuando el hombre vio la sangre, él agarró a Eliezer, diciendo: Dame mi  jornal por haberte librado de esta mala sangre que estaba en tu frente, porque tal es la costumbre y la ley de la tierra.  18  Tú  me  has  herido  y  requieres  que  yo  te  pague  un  jornal;  y  Eliezer  no   quiso escuchar las palabras del hombre de Sedom. 19 Y el hombre agarró a Eliezer y lo trajo a Shakra  el  juez  de  Sedom  para  juicio.  20  Y  el  hombre  habló  con  el  juez,  diciendo:  Yo te suplico  mi  señor,  así  ha  hecho  este  hombre,  pues  yo  lo  golpee  con  una  piedra  y la sangre fluyó de su frente, y él no está dispuesto a darme mi jornal. 21 Y el juez dijo a Eliezer: Este hombre  habla  la  verdad  a  ti,  dale  su  jornal,  porque  es  la  costumbre  en  nuestra  tierra; y Eliezer oyó las palabras de juez, y él alzó una piedra y golpeó al juez,  y la piedra golpeó en su  frente,  y  la  sangre  fluyó  copiosamente  de  la  frente  del  juez,  y  Eliezer  dijo:  Si  esta entonces  es la costumbre  en  tu  tierra,  dale  a  este  hombre  lo  que yo le debía haber dado, porque esta ha sido tu  decisión, tú la decretaste. 22 Y Eliezer dejó al hombre de Sedom con el juez y se fue. 23 Y cuando los reyes de Elam hicieron la guerra contra los reyes de Sedom, los reyes de Elam capturaron toda la propiedad de Sedom, y ellos se llevaron a Lot cautivo, y cuando le fue dicho a  Avraham, el hizo la guerra con los reyes de Elam, y él recuperó de sus manos toda la propiedad de Lot, como también la propiedad de Sedom. 24 En aquellos tiempos la esposa de Lot le dio a luz una hija, y él llamó su nombre Paltit, diciendo: Porque el Todopoderoso lo había liberado y a toda su casa de los reyes de Elam; y Paltit la hija de Lot creció, y uno de los hombres de Sedom la tomó por esposa. 25 Y un hombre pobre vino a la ciudad para buscar  sostén, y él permaneció en la ciudad por algunos días,  y toda la gente  de  Sedom  casaron  una  proclamación  de  su  costumbre  de  no  dar  a  este  hombre  un bocado de pan para comer, y él cayó muerto en la tierra,  y así hicieron. 26 Y Paltit la hija de  Lot  vio  a  este  hombre  tirado  en  las  calles  famélico  con hambre, y nadie le daba nada para mantenerlo vivo,  y él estaba casi a punto de muerte. 27 Y su alma fue llena de piedad por causa de este hombre, y ella lo alimentó secretamente por muchos días, y el alma de este hombre fue revivida. 28 Porque ella fue a buscar agua y ella puso el pan en la vasija del agua, y cuando ella vino al lugar donde estaba el hombre pobre, ella sacó el pan de la vasija y lo dio a él para comer; así hizo por muchos días. 29  Y toda  la  gente  de  Sedom  y  Amora  estaban pensativos  acerca  de  este  hombre ,  ¿cómo podía soportar la  inanición por  tantos  días?  30  Y  ellos  se  dijeron  uno al otro:  Esto sólo puede  ser  que  él  come  y  bebe,  porque  ningún  hombre  puede  soportar  la   inanición por tantos días  o vivir como lo ha hecho este hombre, sin siquiera su semblante cambiar; y tres hombres se escondieron en el lugar donde el hombre estaba estacionado, para saber quien era el que le traía pan para comer.  31 Y Paltit la hija de Lot salió esa día a buscar agua, y ella puso pan en la vasija de agua, y fue a sacar agua por el lugar del hombre pobre, y ella tomó el pan de la vasija y lo dio al hombre pobre y él lo comió. 32 Y los tres  hombres vieron lo que Paltit hizo al hombre pobre, y ellos dijeron a  ella: Eres tú entonces  quien  lo  ha  sostenido  y,  por  lo  tanto,  él  no  se  ha  muerto  de  hambre, ni ha cambiado su apariencia ni muerto como el resto. 33  Y los tres  hombres salieron del lugar donde estaban escondidos, y ellos agarraron a Paltit y el pan que estaba en las manos del hombre pobre. 34 Y ellos agarraron a Paltit y le llevaron delante de sus jueces, y dijeron a ellos: Así hizo ella, y es ella quien ha suplido al hombre con pan, por lo tanto, él no murió en todo  este  tiempo,  ahora  decláranos  el  castigo  debido a  esta  mujer por haber transgredido nuestra ley. 35 Y la gente de Sedom y Amora agitaron un fuego en la calle de la ciudad,  y ellos cogieron a la mujer y la echaron en el fuego y ella fue quemada hasta las cenizas. 36 Y en  la  ciudad  de  Admah  había   una  mujer  a  la  cual  le  hicieron  lo  mismo.  37  Porque  un viajante vino a la ciudad de Admah para quedarse toda la noche, con la intención de ir a casa en la mañana,  y  él  se  sentó  frente  a  la  puerta  de  la  casa  del  padre  de  la  joven,  para permanecer allí,  según el sol se puso cuando llegó a ese lugar, y la joven lo vio sentado por la puerta de la casa. 38 Y él le pidió un trago de agua, y ella dijo a él: ¿Quién eres tú?  Y él dijo a ella: Yo estaba este día yendo por el camino, y llegué aquí cuando el sol se puso, así que me quedaré aquí toda la noche, y en la mañana yo me levantaré temprano y continuaré mi  viaje.  39 Y  la  joven fue  dentro  de  la  casa  y  buscó  pan  y  agua  para  que  el  hombre comiera  y  bebiera.  40  Y  este  asunto  se  hizo  conocido  para  la gente de Admah,  y ellos se reunieron  y  trajeron  a la  joven  delante  de  los  jueces  para  que  ellos  la  juzgaran  por  este acto. 41  Y  los  jueces  dijeron:  El  juicio  de  muerte  tiene  que  ser  pasado  sobre  esta  mujer, porque ella transgredió nuestra ley, y esta es por lo tanto la decisión referente a ella. 42 Y la gente de esas ciudades se reunieron y trajeron a la joven, y la ungieron con miel de cabeza a pies,  como  el  juez  había  decretado,  y  la  pusieron  delante  de  un  enjambre  de  abejas  que estaba  en  sus  panales,  y  las  abejas  volaron sobre ella  y  la  picaron  de  tal  manera  que  su cuerpo estaba todo hinchado. 43 Y la joven gritaba por causa de las abejas, pero nadie tomó nota ni la compadeció,  y sus gritos ascendieron al cielo. 44 Y  YAHWEH fue provocado por esto y todas las obras de las ciudades de Sedom, porque ellos tenían abundancia de comida, y  tenían  tranquilidad  entre  ellos,  y  aun  no  querían  sostener  al  pobre  y  necesitado y en aquellos días sus obras malvadas y pecados se hicieron grandes delante de YAHWEH. 45 Y YAHWEH envió  por  dos  de  los  malajim  que  habían  venido  a  la  casa  de  Avraham, para destruir Sedom y sus ciudades. 46 Y los  malajim se levantaron de la puerta a la tienda de Avraham, y ellos habían comido y bebido,  y ellos llegaron a Sedom en el anochecer, y Lot estaba  entonces  sentado  a  las  puertas  de  Sedom,  y  cuando  él  los  vio,  él  se  levantó  para recibirlos, y él se inclinó a tierra. 47 y El los presionó grandemente y los trajo dentro de su casa, y él les dio víveres cuales ellos comieron, y ellos se quedaron toda la noche en su casa. 48 Y los malajim dijeron a Lot: Levántate, vete de este lugar, tú y todo lo que pertenece a ti, a no ser que seas consumido en la iniquidad de esta ciudad, porque YAHWEH destruirá este lugar. 49 Y los malajim agarraron la mano de Lot  y la mano de su esposa, y las manos de sus hijas, y todo lo perteneciente a él, y los sacaron y los pusieron fuera de las ciudades. 50 Y  ellos  dijeron  a  Lot:  Escapa   por  tu  vida,  y  él  huyó  y  todo  lo  que  pertenecía  a  él.  51 Entonces YAHWEH llovió sobre Sedom y Amora – sobre todas esas ciudades azufre y fuego vino de YAHWEH desde el cielo. 52 Y El derribó esas ciudades, toda la planicie y todos los habitantes de las ciudades, y todo aquello que crecía sobre la tierra; y Ado la esposa de Lot miró hacia a tras para ver la destrucción de las ciudades,  porque su compasión fue movida por causa de sus  otras hijas que permanecieron en Sedom, porque ellas no fueron con ella.53 Y cuando ella miró hacia atrás, ella se convirtió en un pilar de sal, y está aun en ese lugar hasta este día. 54 Y los bueyes que están en ese lugar todos los días  lamen la sal desde las extremidades hasta los pies, y en la mañana brota de nuevo fresca, y de nuevo ellos la lamen hasta este día. 55 Y Lot y  dos de sus hijas  permanecieron con él huyeron y escaparon a la cueva  de  Adullam,  y  permanecieron  allí  por  algún  tiempo.  56  Y   Avraham  se  levantó temprano para ver lo que había sido hecho a las ciudades de Sedom; y él miró y contempló el  humo  de  las  ciudades  subiendo  como  el  humo  de  un  horno .  57  Y  Lot  y  sus  dos  hijas permanecieron en la cueva, y ellas hicieron que su padre bebiera vino, y ellas se acostaron con  él,  porque  ellas  dijeron  que  no  había  hombre  en  la  tierra  para  levantar  zera  de ellos, porque  ellas  pensaron  que  toda  la  tierra  había  sido  destruida.  58 Y ellas dos se acostaron con su padre, y fueron preñadas y dieron a luz hijos, y la primogénita llamó el nombre de su hijo Moav, diciendo: De mi padre yo lo concebí, él es el padre de los Moavim hasta este día. 59 Y la más joven también llamó a su hijo Benami; él es el padre de los hijos de Amón hasta este día. 60 Y después Lot y sus dos hijas se fueron de allí, y vivió en el otro lado del Yarden con sus dos hijas y sus hijos, y los hijos de Lot crecieron, y ellos fueron y tomaron esposas  para ellos  de  la  tierra  de  Kenaan,  y  ellos  tuvieron  hijos  y  fueron  fructíferos  y  se multiplicaron.


Capítulo 20

1 Y en ese tiempo  Avraham viajó desde las planicies de Mamre, y él fue a la tierra de los Plishtim, y vivió en Gerar, esto era en el año 25 de Avraham vivir en la tierra de Kenaan, y el año 100 de la vida de  Avraham,  que  él  vino  a  Gerar  en  la  tierra  de  los  Plishtim. 2  Y cuando  entraron  en  la  tierra  él  dijo  a  su  esposa  Sarah:   Di  que  tú  eres  mi  hermana,  a cualquiera que te preguntara, para poder escapar el mal  de los habitantes de la tierra. 3 Y mientras  Avraham estaba  viviendo  en  la  tierra  de  los  Plishtim,  los  sirvientes  de  Avimelej, rey  de  los  Plishtim,  vieron que  Sarah  era  extremadamente  bonita,  y  ellos  preguntaron  a Avraham referente a ella, y él dijo: Ella es mi hermana. 4 Todos los sirvientes de Avimelej fueron a  Avimelej, diciendo: Un hombre de la tierra de Kenaan  ha  venido  para  hacer  su  hogar  en  la  tierra,  y  él  tiene  una  hermana   que  es extremadamente hermosa. 5 Y  Avimelej oyó las palabras de sus sirvientes quienes alabaron a Sarah al rey, y  Avimelej envió sus oficiales y ellos trajeron a Sarah a él. 6 Y Sarah vino a la casa de Avimelej, y el rey vio que Sarah era bonita, y ella lo complació extremadamente. 7 Y él se acercó a ella, y dijo a ella: ¿Qué es ese hombre para ti, con el cual viniste a nuestra tierra? Y  Sarah respondió  y  dijo;  El  es  mi  hermano.  Y  nosotros  vinimos  de  la  tierra  de Kenaan para hacer nuestro hogar dondequiera que encontráramos lugar. 8 Y Avimelej dijo a Sarah: He aquí mi tierra esta delante de ti, sitúa a tu hermano en cualquier parte de esta tierra que te plazca, y será nuestro deber exaltarlo y elevarlo por encima de toda la gente de la tierra, puesto que él es tu hermano. 9 Y Avimelej envió por  Avraham y Avraham vino a Avimelej. 10 Y Avimelej dijo a Avraham: He aquí, yo he dado órdenes que tú seas  honrado como desees por causa de tu hermana Sarah. 11 Y Avraham salió del rey, y el regalo del rey le siguió. 12 Como al tiempo del anochecer, antes que los hombres se acuestan a descansar, el rey estaba sentado sobre su trono, y un sueño profundo cayó sobre él, y él se reclinó sobre el trono y durmió hasta la mañana, 13 y soñó que un  malaj de YAHWEH vino a él con su espada  desenfundada en su mano, y el malaj se paró sobre Avimelej, y quería  matarlo con la espada,  y  el  rey  estaba  aterrorizado  en  su  sueño,  y  dijo  al  malaj:  ¿En  qué  he  pecado contra  ti  que  has  venido  a  matarme  con  tu  espada?  14  Y  el   malaj  respondió  y  dijo  a Avimelej: He aquí, tú mueres por causa de la mujer que ayer en la noche trajiste para tu casa, porque ella es una mujer casada, la esposa de Avraham que vino a tu casa; ahora, por lo tanto, regresa a ese hombre su esposa, porque ella es su esposa; y si no la regresas, sabes que tú ciertamente morirás,  tú  y  todo  lo  perteneciente  a ti. 15 Y en esa noche hubo gran lamento  en  la  tierra  de  los  Plishtim,  y  los  habitantes  de  la  tierra  vieron  la  figura  de  un hombre parado con su espada desenfundada en su mano, y El golpeó a los habitantes de la tierra con la espada, sí, El continuó derribándolos. 16 Y el malaj de YAHWEH golpeó toda la tierra de los Plishtim esa noche, y hubo gran confusión esa noche y a la mañana siguiente. 17 Y toda matriz fue cerrada, y todos sus partos, y la mano de YAHWEH estaba sobre ellas a  causa  de  Sarah,  la  esposa  de  Avraham,  a  quien  Avimelej había  tomado.  18  Y  en  la mañana  Avimelej se levantó con terror y confusión y con gran pavor, y él envió e hizo que sus sirvientes fueran llamados, y él relató su sueño a ellos, y la gente estaba grandemente atemorizadas.  19  Y un  hombre  que  estaba  entre  los  sirvientes  del  rey,  respondió  al  rey, diciendo :  O rey soberano, restaura esta mujer a su esposo, porque él es su esposo, y de la misma forma sucedió al rey de Mitzrayim cuando él fue a Mitzrayim. 20 Y él dijo referente a su esposa: Ella es mi hermana, porque es su forma de hacer en una tierra cuando él viene a hacer su hogar en una tierra donde él es extranjero. 21 Y  Faraón tomó esta mujer por esposa y YAHWEH trajo plagas gravosas sobre él hasta que él regresó la mujer a su esposo. 22 Ahora, por lo tanto, O rey soberano,  conoce lo que sucedió ayer por la noche en toda la tierra, y hubo gran consternación, y gran dolor y lamentación,  y nosotros sabemos que fue por causa de esta mujer que tú tomaste.  23  Ahora,  por  lo  tanto,  restaura esta mujer a su esposo, para que no caiga sobre nosotros como a  Faraón rey de Mitzrayim y sus súbditos, y para que no muramos; y Avimelej se apresuró e hizo llamar a Sarah, y ella vino delante de él, y él hizo llamar a Avraham, y vino delante de él. 24 Y Avimelej dijo a ellos: ¿Qué es esta obra que ustedes han estado haciendo diciendo que son hermano y hermana, y yo tomé esta mujer por esposa? 25 Y Avraham dijo: Porque yo pensé que sufriría la muerte por causa de mi esposa; y Avimelej tomó rebaños y manadas, y sirvientes y sirvientas, y 1,000 piezas de plata, y los dio a Avraham, y regresó  Sarah a él. 26 Y  Avimelej dijo a  Avraham: He aquí, toda  la  tierra  está  delante  de  ti,  vive  en  ella  dondequiera  que  escojas.  27  Y  Avraham y Sarah su esposa salieron de  la presencia del rey con honor y respeto, y ellos vivieron en la tierra, aun en Gerar. 28 Y todos los habitantes de la tierra de los Plishtim y los sirvientes del rey aun estaban con dolor por la plaga que el  malaj había infligido sobre ellos toda la noche a causa de Sarah. 29 Y   Avimelej envió por  Avraham,  diciendo:  Ora  ahora  por  tus sirvientes  a  YAHWEH  tu  Elohim que  El  quite  esta  mortalidad  de  entre  nosotros.  30  y Avraham oró por  Avimelej y sus súbditos, y  YAHWEH oyó la oración de Avraham,  y  El sanó a Avimelej y todos sus súbditos.


Capítulo 21

1 Y al término del tiempo de un año y cuatro meses de  Avraham vivir en la tierra de los Plishtim en Gerar, el  Todopoderoso visitó a Sarah, y YAHWEH se recordó de ella, y ella fue preñada y dio a luz un hijo para  Avraham. 2  Y Avraham llamó el nombre del hijo que fue nacido a él, cual Sarah había dado a luz para él, Yitzjak. 3 Y Avraham circuncidó a su hijo Yitzjak cuando tenía 8 días de nacido, como el  Todopoderoso había ordenado a  Avraham hacer a su  zera después  de  él; y Avraham tenía 100 años, y Sarah 90 cuando Yitzjak fue nacido  a  ellos.  4  Y  el  niño  creció  y  fue  destetado,  y  Avraham  hizo  gran  fiesta  el  día  que Yitzjak fue destetado . 5 Y Shem y Ever y toda la gente de la tierra , y Avimelej rey de los Plishtim,  y  sus  sirvientes,  Pijol  el  capitán  de  su  ejército,  vinieron  a  comer  y  beber y regocijarse  en  la  fiesta  que  Avraham  hizo  en  el  día  que  su hijo  Yitzjak fue destetado. 6 También Teraj el padre de Avraham,  y Nahor su hermano , vinieron de Haran, y todos los perteneciente a ellos, porque ellos grandemente se regocijaron al oír que un hijo fue nacido a  Sarah.  7  Y  ellos  vinieron  a  Avraham,  y  ellos  comieron  y  bebieron  en  la  fiesta  que Avraham preparó en el día  que Yitzjak fue destetado. 8 Y Teraj y Nahor se regocijaron con Avraham,  y  ellos  permanecieron  con  él  muchos  días  en  la  tierra  de  los  Plishtim.  9 En ese tiempo  Serug  el  hijo  de  Reu  murió,  en  el  primer  año  del  nacimiento  de  Yitzjak el hijo de Avraham.  10 Y todos los días de Serug fueron 239 años, y después murió. 11 Y  Yishmael el hijo de Avraham estaba crecido en esos días; él tenía 14 años de edad cuando Sarah dio a luz  a  Yitzjak  para  Avraham.  12  Y  el  Todopoderoso  estaba  con   Yishmael  el  hijo  de Avraham, y él creció, y él aprendió el uso del arco y se hizo arquero.  13 Y cuando  Yitzjak tenía 5 años de edad él estaba sentado con  Yishmael a la puerta de la tienda. 14 Y Yishmael vino a Yitzjak y se sentó frente a él, y sacó el arco y puso la flecha en él, y tuvo intenciones de matar a Yitzjak. 15 Y Sarah vio el acto que  Yishmael quiso hacer a su hijo  Yitzjak, y la entristeció en extremo por causa de su hijo, y ella envió por Avraham, y ella dijo a él: Echa a esta esclava y a su hijo, porque su hijo no será heredero con mi hijo, porque así él buscó hacerle a él este día. 16 Y Avraham escuchó a la voz de Sarah, y él se levantó temprano en la mañana, y tomó 12 panes y una botella de agua cuales dio a Hagar, y la envió fuera con su hijo, y Hagar fue con su hijo al desierto,  y ellos vivieron en el desierto de Paran con los habitantes del desierto, y   Yishmael  fue  un  arquero,  y  él  vivió  en  el  desierto  por  mucho tiempo. 17 Y él y su madre después fueron a la tierra de Mitzrayim, y vieron allí, y Hagar tomó  una  esposa de Mitzrayim  para  su  hijo, y su nombre era  Eribah.  18  Y  la  esposa de Yishmael fue preñada y dio a luz 4 hijos y 2 hijas, y  Yishmael y su madre, y su esposa e hijos después fueron y regresaron al desierto. 19 Y ellos se hicieron tiendas en el desierto, en las   cuales   vivieron,   y   ellos   continuaron   viajando   y   después   descansando   mensual   y anualmente. 20  El Todopoderoso dio a  Yishmael  rebaños y manadas y tiendas a causa de Avraham su padre, y el hombre aumentó en ganado. 21  Y Yishmael vivía en desiertos y en tiendas, viajando y descansando por mucho tiempo, y él no vio el rostro de su padre. 22  Y algún  tiempo  después  Avraham  dijo  a  Sarah  su  esposa:  Yo iré a ver a mi hijo  Yishmael, porque tengo deseo de verlo, no lo he visto en mucho tiempo. 23 Y Avraham montó sobre uno de sus camellos hacia el desierto para buscar a su hijo  Yishmael, porque él oyó que él estaba  viviendo  en  una  tienda  en  el  desierto  con  todo  lo  que  le  pertenecía  a  él.  24   Y Avraham  fue  al  desierto,  y  él  llegó  a  la  tienda  de  Yishmael  alrededor  del  mediodía,  y preguntó por  Yishmael, y encontró a la esposa de  Yishmael sentada  en la tienda con sus hijos, y  Yishmael su esposo y su madre no estaban con ellos. 25 Y Avraham preguntó a la esposa de  Yishmael: ¿Dónde ha ido  Yishmael?  Y ella dijo: El ha ido al campo a cazar, y Avraham aún montado sobre el camello,  él no se bajaba al suelo porque él había jurado a su esposa Sarah que no se bajaría del camello. 26 Y Avraham dijo a la esposa de Yishmael: Hija mía, dame un poco de agua para que pueda beber, porque estoy fatigado del viaje.  27 Y la esposa de Yishmael respondió y dijo a Avraham: Nosotros no tenemos ni agua ni pan, y ella continuó sentada en la tienda e ignoró a Avraham,  y tampoco preguntó quién era él. 28 Pero ella estaba golpeando a los niños en la tienda, y ella los estaba maldiciendo, y ella también  maldijo  a  su  esposo  Yishmael  y  lo  reprochó ,  y  Avraham  oyó  las  palabras  de  la esposa de  Yishmael hacia sus hijos, y él estaba muy furioso y  disgustado.  29 Y Avraham llamó  a  la  mujer  para  que  viniera  a  él  de  la  tienda,  y  la  mujer  vino  y  se  paró  frente  a Avraham,  porque  Avraham  aún  estaba  montado  en  el  camello.  30  Y  Avraham  dijo  a  la esposa de Yishmael: Cuando tu esposo Yishmael regrese a casa di estas palabras a él: 31 Un hombre muy viejo de la tierra de los Plishtim vino a buscarte, y tal era su apariencia y figura; yo no le pregunté quién él era, y viendo que tú no estabas aquí, él habló conmigo y dijo:  Cuando  Yishmael tu  esposo  regrese  dile  así que este hombre dijo, cuando vengas a casa desecha este clavo de la tienda que tú has puesto aquí, y pon otro clavo en lugar de ese. 32 Y Avraham terminó sus instrucciones a la mujer, y se volvió y se fue en el camello a casa. 33 Y  después de eso Yishmael regresó de la caza, él y su madre, y regresaron a la tienda, y su esposa habló estas palabras a él:  34 Un hombre muy viejo de la  tierra de los Plishtim vino a buscarte, y así era su apariencia y figura; yo no le pregunté quién él era,  y viendo que tú no estabas en casa, me dijo: Cuando tu esposo regrese a casa dile, así dice el hombre viejo: Desecha el clavo de la tienda que tú has puesto aquí y pon otro en lugar de ese. 35  Y Yishmael oyó las palabras de su esposa, y supo que era su padre y su esposa no lo honró. 36 Y Yishmael entendió las palabras de su padre que él había hablado a su esposa, y Yishmael escuchó a las palabras de su padre, y Yishmael echó a esa mujer y ella se fue. 37 Y después de eso Yishmael fue a la tierra de Kenaan, y tomó otra esposa y la trajo a su tienda donde él entonces vivía.  38  Y al  término  de  3  años  Avraham  dijo:  Yo  iré  de  nuevo  a  ver  a  mi  hijo Yishmael, porque no lo he visto en mucho tiempo. 39  Y él montó sobre su camello y fue al desierto,  y  llegó  a  la  tienda  de   Yishmael  alrededor  del  mediodía.  40   Y  preguntó  por Yishmael, y su esposa salió de la tienda y ella dijo: El no está aquí mi señor, porque él ha ido  a  cazar  en  los  campos,  y  a  dar  de  comer  a  los  camellos,  y  la  mujer  dijo  a  Avraham: Entra mi señor en la tienda, y come un bocado de pan, porque tu alma debe estar cansada a causa  del  viaje.  41  Y  Avraham  dijo  a  ella:  No  pararé  porque  estoy  apresurado  para continuar  mi  viaje,  pero  dame  un  poco  de  agua  para  beber,  porque  estoy  sediento,  y  la mujer se apresuró y fue dentro de la tienda y trajo agua y pan para  Avraham, cuales ella puso delante de él y lo urgió a comer, y él comió y bebió y su corazón fue confortado, y él bendijo a su hijo  Yishmael. 42 Y él terminó su comida y bendijo a YAHWEH, y él dijo a la esposa de  Yishmael: Cuando  Yishmael regrese a casa dile estas palabras: 43  Un  hombre muy viejo de la tierra de los Plishtim vino aquí y preguntó por ti, y tú no estabas en casa; y yo le traje pan y agua y él comió y bebió y su corazón fue confortado. 44 Y él habló estas palabra a mí: Cuando  Yishmael tu esposo regrese a casa, el clavo de la tienda que tú tienes es muy bueno, no lo deseches de la tienda.  45 Y Avraham terminó de ordenar a la mujer, y se fue a casa a la tierra de los Plishtim; y cuando Yishmael vino a su tienda su esposa salió a recibirlo con regocijo y un corazón alegre. 46 Y ella dijo a él: Un hombre viejo vino de la tierra de los Plishtim, y así era su apariencia, y él preguntó por ti y tú no estabas aquí, así que yo saqué pan y agua, y él comió y bebió y su corazón fue confortado. 47 Y él habló estas palabras a mí: Cuando Yishmael tu esposo regrese a casa dile a él: El clavo de la tienda que tú tienes es muy bueno, así que no lo deseches de la tienda. 48 Y  Yishmael supo que fue su padre, y que su esposa lo había honrado, y YAHWEH bendijo a Yishmael.


Capítulo 22

1 Y  Yishmael se  levantó  y  tomó  a  su  esposa  y  sus  hijos  y  su  ganado  y  todo  lo  que  le pertenecía, y viajó de allí y fue a su padre en la tierra de los Plishtim. 2 Y Avraham relató a Yishmael su hijo la transacción  con la primera esposa que  Yishmael tomó, de acuerdo a lo que ella hizo. 3 Y  Yishmael y sus hijos vivieron con Avraham muchos días en esa tierra, y Avraham  vivió  en  la  tierra  de  los  Plishtim  por  largo  tiempo.  4  Y los días aumentaron y llegaron a 26 años, y después de eso Avraham con sus sirvientes y todo lo perteneciente a él fueron  de  la  tierra  de  los  Plishtim  y  fue  removido  a una  gran  distancia, y ellos vinieron cerca de Hevron, y ellos permanecieron allí, y los sirvientes de Avraham cavaron pozos de agua, y Avraham y todo lo que le pertenecía a él vivieron junto al agua, y los sirvientes de Avimelej rey de los Plishtim oyeron e l reporte que los sirvientes de Avraham habían cavado pozos de agua en las fronteras de la tierra. 5 Y ellos vinieron y pelearon con los sirvientes de Avraham,  y  ellos  les  robaron  un  gran  pozo  que  habían cavado. 6 Y  Avimelej rey de los Plishtim oyó de este asunto, y él y Pijol capitán de su ejército y 20 de sus hombres vinieron a Avraham, y Avimelej habló con Avraham referente a sus sirvientes, y Avraham reprendió a Avimelej  referente  al  pozo  que  sus  sirvientes  le  habían  robado.  7  Y   Avimelej  dijo  a Avraham:  Como  YAHWEH  vive  quien  creó  toda  la  tierra,  yo  no  oí  de  tal  acto  que  mis sirvientes  hicieron  a  tus  sirvientes  hasta  este  día. 8 Y Avraham tomó 7 ovejas y las dio a Avimelej, diciendo: Toma estas, te pido por favor,  de mi mano para que sea un testimonio para mí que yo cavé este pozo. 9  Y Avimelej tomó las 7 ovejas que Avraham le había dado, porque  él  también  le   había  dado  reses  y  rebaños  en  abundancia,  y   Avimelej  juró  a Avraham  referente  al  pozo,  por  lo  tanto,  él  llamó  al  pozo  Beer-Sheva ,  porque  allí ambos  juraron  referente  a  ello.  10  Y  ellos  hicieron  un  pacto  en  Beer-Sheva, y Avimelej se levantó con Pijol capitán de su ejército y todos sus hombres, y ellos regresaron a la tierra de los Plishtim, y Avraham y todo lo perteneciente a él vivieron en Beer-Sheva por  mucho  tiempo.  11  Y  Avraham  plantó  una  gran  arboleda  en  Beer-Sheva  y  le  hizo  4 puertas  mirando a los 4 ángulos de la tierra, y él plantó un viñedo en ella , así si un viajante venía a Avraham él entraba por cualquier puerta que estuviera en su camino, y permanecía allí y comía y bebía y se satisfacía y después se iba. 12 Porque la casa de Avraham siempre estaba  abierta  a  los  hijos  de  los  hombres  que  pasaban  y  volvían  a  pasar,  que  venían diariamente a comer y beber en la casa de Avraham. 13 Y cualquier hombre que tuviera hambre  y  venía  a  la  casa  de  Avraham,  Avraham  le  daba  pan  para  que  pudiera  comer  y beber y estuviera satisfecho, y cualquiera que viniera desnudo a la casa de Avraham él lo vestía  con  vestiduras  como  él  escogiera,  y  le  daba  plata  y oro  y  hacía  conocido  a  él  a YAHWEH  quien  lo  había  creado  en  esta  tierra;  esto  hizo  Avraham  toda  su  vida.  14  Y Avraham y sus hijos y todo lo perteneciente a él vivían en Beer-Sheva, y él plantó su tienda tan  lejos  como  Hevron.  15  Y  el  hermano  de  Avraham  Nahor  y  su  padre  y  todo  lo perteneciente a ellos vivían en Haran, porque ellos no vinieron con Avraham a la tierra de Kenaan. E hijos fueron nacidos a Nahor, cual Milkah la hija de Haran, hermana de Sarah, la esposa de Avraham, le dio a luz para él. 17 Y estos son los nombres de aquellos nacidos a él: Uz, Buz, Kemuel, Kesed, Hazo, Pildash, Yidlaf, y Betuel, siendo 8 hijos, esos son los hijos de Milkah que ella dio a luz para Nahor, el hermano de Avraham. 18 Y Nahor tenía una concubina y su nombre era Reumah, y ella también dio a luz para Nahor a Tzebaj, Gajash, Tajash y Maaja, siendo 4 hijos. 19 Y los hijos nacidos a Nahor eran 12 hijos aparte de sus hijas, y ellos también tuvieron hijos nacidos a ellos en Haran. 20 Y los hijos de Uz el primogénito de Nahor fueron Avi, Jeref, Gadin, Melus, y De horah su hermana. 21 Y los hijos de Buz fueron Bera jel, Naamat, Sheva, y Madonu. 22 Y los hijos de Kemuel fueron Aram y Re jov.23 Y los hijos de Kesed fueron Anamlej, Meshai, Benon  y Yifi; y los hijos de  Hazo fueron Pildash, Meji y Ofer. 24 Y los hijos de Pildash fueron Arud, Jamum, Mered y Molej. 25 Y los hijos de Yidlaf fueronMushan, Kushan y Mutzi. 26 Y los hijos de Betuel fueron Sejar, Lavan y su hermana Rivkah. 27 Esas son las familias de los hijos de Nahor, que fueron nacidos a ellos en Haran; y Aram hijo de Kemuel y Rejov su hermano  se fueron de Haran y ellos encontraron un valle en la tierra junto al río Eufrates. 28 Y ellos edificaron una ciudad allí y llamaron el nombre de la ciudad como el nombre de Petor hijo de Aram, y esta es Aram-Naharayim hasta este día. 29 Y los hijos de Kesed también fueron a donde pudieron encontrar un lugar para plantar su hogar,  y  ellos  fueron  y  encontraron  un  valle  opuesto  a  la  tierra  de  Shinar. 30 Y ellos se edificaron  una  ciudad  y  llamaron  el  nombre  de  la  ciudad Kesed,  como  el  nombre  de  su padre , esa es la tierra de los Kasdim hasta este día, y los Kasdim vivieron en esa tierra y fueron  fructíferos  y  se  multiplicaron  en  extremo.  31 Y Teraj padre de Nahor y  Avraham fue y tomó otra esposa en su vejez, y su nombre era Pelilah y ella fue preñada y le dio a luz para él un hijo y llamó so nombre  Tzova. 32 Y Teraj vivió 25 años después que Tzova fue nacido a él. 33 Y Teraj murió en ese año, esto es, el año 35 del nacimiento de Yitzjak hijo de Avraham.  34  Y  los  días  de  Teraj  fueron  205  años,  y  después  murió,  y  fue  sepultado  en Haran. 35 Y  Tzova el hijo de Teraj vivió 30 años y a él le nació  Aram, Ajlis y Merik. 36 Y Aram hijo de  Tzova,  hijo  de  Teraj tuvo 3 esposas y a él le nacieron 12 hijos y  3 hijas, y YAHWEH  dio  a  Aram  hijo  de  Tzova  riquezas  y  posesiones,  y  abundancia  de  ganado,  y rebaños  y  manadas,  y  el  hombre  aumentó  grandemente.  37  Aram  el  hijo  de  Tzova y su hermano  y  toda  su  casa  viajaron  de  Haran,  y  ellos  fueron  a  plantar  su  hogar  donde pudieran encontrar un lugar, porque su propiedad era muy grande para Haran; po rque no podían quedarse en Haran junto con sus hermanos los hijos de Nahor. 38 Y Aram el hijo de Tzova  fue  con  sus  hermanos,  y  ellos  encontraron  un  valle  hacia  los  campos  del  este y vivieron allí. 39 Y ellos también edificaron una ciudad allí y  le llamaron el nombre de ella Aram,  como  el  nombre  de  su  hermano  mayor;  esta  es  Aram-Tzova  hasta  este  día . 40 Y Yitzjak el hijo de Avraham estaba creciendo en esos días y Avraham su padre le enseñó la senda  de  YAHWEH  para  que  conociera  a  YAHWEH,  y  YAHWEH  estaba  con  él.   41  Y cuando Yitzjak tenía 37 años de edad, Yishmael su hermano estaba con él en la tienda. 42 Y Yishmael  se  jactó  de  sí  mismo  a  Yitzjak,  diciendo:  yo  tenía  13  años  de  edad  cuando YAHWEH  habló  con  mi  padre  de  circuncidarnos,  y  yo  hice  de  acuerdo  a  la  palabra  de YAHWEH cual El habló a mi padre, y yo di mi alma a  YAHWEH, y yo no transgredí Su palabra cual El ordenó a mi padre. 43 Y  Yitzjak respondió a  Yishmael: ¿Por qué te jactas conmigo sobre esto, acerca de un pedacito de carne que  quitaste de tu cuerpo, referente a lo que YAHWEH te ordenó? 44 Como vive YAHWEH, el Todopoderoso de mi padre Avraham, si YAHWEH dijera a mi padre: Trae a tu hijo Yitzjak y súbelo como ofrenda delante de Mí, yo no me abstendría sino  alegremente accedería a ello.45 Y  YAHWEH oyó la palabra que Yitzjak habló a  Yishmael,  y  pareció  buena  a  la  vista  de  YAHWEH,  y  El  pensó  probar  a Avraham en este asunto. 46  Y el día vino cuando los hijos del Todopoderoso su  pusieron delante de YAHWEH y ha satán también vino delante de YAHWEH. 47 Y  YAHWEH dijo a ha satán: ¿De dónde vienes? Y ha satán respondió a YAHWEH: De ir de aquí para allá en la tierra y de caminar hacia arriba y abajo en ella. 49 Y YAHWEH dijo a ha satán: ¿Cuál es tu palabra para Mí referente a todos los hijos de la tierra? Y ha satán respondió a YAHWEH y dijo: Yo he visto a todos los hijos de la tierra que te sirven y se acuerdan de ti cuando ellos requieren algo de ti. 49 Y cuando Tú les das la cosa que ellos requieren de ti, ellos se sienten descansados, y te abandonan y no se acuerdan más de ti. 50 ¿Has visto a Avraham el hijo de Teraj, quien al principio no tenía hijos y él te servía y edificaba altares  a ti donde quiera que iba, y él hacía subir ofrendas sobre ellos, y él proclamaba Tu Nombre continuamente a todos  los  hijos  de  la  tierra?  51  Y  ahora  que  su  hijo  Yitzjak ha  nacido  para  él,  él te ha abandonado, él ha hecho gran fiesta para todos los habitantes de la tierra, y a YAHWEH él ha olvidado. 52 Porque entre todo lo que él ha hecho, él no te ha traído ofrenda; ni ofrenda quemada ni ofrenda de Shalom, ni buey, ni oveja ni carnero de todo lo que él mató en el día que su hijo fue destetado.  53 Aun desde el tiempo del nacimiento de su hijo hasta ahora, 37 años, él no ha edificado ningún altar delante de ti, ni ha traído ofrenda a ti, porque él vio que Tú diste lo que él pidió de ti, y por tanto él te olvidó. 54 Y  YAHWEH dijo a ha satán: ¿Has considerado mi siervo  Avraham? Porque no hay ninguno como él sobre la tierra, un hombre perfecto y recto delante de Mí, uno que teme al Todopoderoso y evita el mal; como vivo Yo  Fuera a decirle a él: Sube a tu hijo Yitzjak delante de Mí, él no lo retendría de Mí, no  más  si  le  dijera  que  trajera  una  ofrenda  quemada  de  su rebaño  o  manadas.  55  Y ha satán respondió a YAHWEH y dijo: Habla ahora a Avraham como Tú has dicho, y Tú verás si él este día no transgrede y echa Tus palabras a un lado.


Capítulo 23: Avraham y Yitzjak se encuentran a ha satán.

1  En  ese  momento  la  palabra  de  YAHWEH  vino  a  Avraham,  y  El  dijo  a   Avraham, y Avraham dijo: Aquí estoy . 2 Y El le dijo: Toma ahora a tu hijo, tu único hijo, a quien tú amas, aun Yitzjak, y ve a la tierra de Moriyah y ofrécelo sobre una de las montañas que te será mostrado, porque allí veras una nube y la Gloria de YAHWEH. 3 Y Avraham se dijo a sí mismo: ¿Cómo separaré mi hijo Yitzjak de Sarah su madre, para poder traerlo para una ofrenda  quemada  delante  de  YAHWEH?  4 Y  Avraham vino  dentro  de  la  tienda,  y  él  se sentó delante de Sarah su esposa, y él habló estas palabras a ella: Mi hijo  Yitzjak ha crecido y él por algún tiempo no ha estudiado el servicio de su  Elohim, por lo tanto, mañana yo lo llevaré a Shem, y a Ever su hijo, y allí él aprenderá las sendas de YAHWEH, porque ellos le enseñarán cómo conocer a  YAHWEH, como también conocer que si él ora continuamente delante de YAHWEH, El  le  responderá,  por  lo  tanto,  allí  él  conocerá  la  senda  de  servir  a YAHWEH su Todopoderoso. 6 y Sarah dijo: Tú has hablado  bien, ve mi señor y haz a él  como tú has dicho, pero no lo remuevas a una gran distancia de mí,  ni lo dejes permanecer allí mucho tiempo, porque mi alma está atada a su alma. 7 Y  Avraham dijo a Sarah: Mi hija, vamos a orar a YAHWEH nuestro Elohim, que El haga bien a nosotros. 8 Y Sarah tomó a su hijo Yitzjak y él se quedó toda esa noche con ella, ella lo besó y abrazó y le dio instrucciones hasta la mañana. 9 Y ella le dijo a él:  O  mi  hijo,  ¿Cómo  puede  mi  alma  separarse  de  ti?  Y  ella  aun  lo  besaba  y  lo abrazaba, y ella dio a Avraham instrucciones con respecto a él. 10 Y Sarah dijo a Avraham: O mi señor, yo oro que tomes cuidado de tu hijo, y pongas tus ojos sobre él, porque no tengo otro hijo ni hija sino él. 11 O no te olvides de él, si tiene hambre dale pan y si tiene sed dale agua para beber; no lo dejes ir caminando ni lo hagas sentarse en el sol. 12 Ni lo dejes ir solo  por  el  camino,  ni  lo  fuerces  de  cualquier  cosa  que  desee,  sino  haz  por  él  lo  que  él te puede decir a ti. 13 Y Sarah lloró amargamente toda la noche a causa de Yitzjak, y ella le dio  instrucciones hasta la mañana. 14  Y  en  la  mañana  Sarah  seleccionó  un  atuendo  muy fino y bello de los atuendos que tenía en la casa, que Avimelej le había dado a ella. 15 Y ella vistió a  Yitzjak su hijo con ello, y puso un turbante sobre su  cabeza, y ella puso una piedra preciosa en el turbante, y ella les dio provisiones para el camino, y Yitzjak fue con su padre Avraham, y algunos de sus sirvientes los acompañaron para despedirlos en el camino. 16 Y Sarah salió con ellos, y ella fue con ellos por el camino para despedirlos, y ellos dijeron a ella: Regresa a la tienda. 17 Y cuando Sarah oyó las palabras de su hijo  Yitzjak ella lloró amargamente, y Avraham su esposo lloró con ella,  y su hijo lloró con ellos un gran lloro, también  los  que  fueron  con  ellos  lloraron  grandemente.  18  Y  Sarah  agarró  a  su  hijo Yitzjak, y ella lo tomó en sus brazos, y ella lo abrazó y continuó llorando con él, y Sarah dijo:  ¿Quién  sabe  si  después  de  este  día  te  veré  jamás  otra  vez?  19 Y ellos aún lloraron juntos,  Avraham, Sarah y   Yitzjak,  y  todos     aquellos  que  los  acompañaron en  el  camino lloraron con ellos, y Sarah después se volvió de su hijo, llorando amargamente,  y todos los sirvientes y las sirvientas regresaron con ella a la tienda. 20 Y Avraham fue con  Yitzjak su hijo para subirlo como ofrenda para YAHWEH, como El le había ordenado. 21 Y Avraham llevó a dos de sus jóvenes con él,  Yishmael el hijo de Hagar y a Eliezer su sirviente,  y ellos fueron  juntos  con  ellos,  y  cuando  caminaban  por  el  camino  los  jóvenes  hablaron estas palabras entre ellos: 22 Y  Yishmael dijo a Eliezer: Ahora mi padre Avraham va con  Yitzjak para  subirlo  como  ofrenda  quemada  delante  de  YAHWEH, como El le ordenó. 23 Ahora cuando él regrese él me dará todo lo que posee, para heredar después de él,  porque yo soy su primogénito. 24 Y Eliezer respondió a  Yishmael y dijo: Ciertamente Avraham te echó con tu madre, y juró que tú no heredarás nada de todo lo que él posee, y ¿a quien dará todo lo que él posee, con todos sus tesoros, sino a su sirviente, quien ha sido fiel a su casa, quien le ha servido día y noche, y ha hecho todo lo que él ha deseado de mí? A mí él legará todas sus posesiones a su muerte. 25 Y mientras Avraham estaba procediendo con su hijo Yitzjak por el camino, ha satán vino y se apareció a Avraham en la figura de un hombre muy viejo, humilde  y  de   ruaj  contrito,  y  él  se  acercó  a  Avraham y  dijo  a  él:  ¿Eres  tú  tonto  o embrutecido que vas a hacer esta cosa este día a tu único hijo? 26  Pues el  Todopoderoso te  dio  un  hijo  en  tus  días  postreros, en  tu  vejez,  y  ¿ tú iras a sacrificarlo este día porque él no cometió ninguna violencia, y causarás el alma de tu único hijo  que  perezca  de  la  tierra?  27  ¿No  sabes  tú  ni  entiendes  que  esto  no  puede  venir  de YAHWEH? Porque YAHWEH no puede hacer a un hombre tal mal sobre la tierra y decir: Ve y sacrifica a tu hijo. 28 Y Avraham oyó esto y sabía que era la palabra de ha satán quien intentó sacarlo de la senda de  YAHWEH,  pero  Avraham no quiso escuchar a la voz de ha satán, y Avraham lo reprendió y así él se fue. 29 Y ha satán regresó y vino a  Yitzjak; y él apareció a Yitzjak en la figura de un hombre joven de buena apariencia y bien favorecido. Y él se acercó a  Yitzjak y dijo a él: ¿No sabes tu ni entiendes que tu viejo y tonto padre te trae  a  sacrificio  este  día  por  nada?  31  Ahora,  por  lo  tanto,  hijo  mío,  no  escuches  ni  lo atiendas a él, porque él es un viejo tonto,  y no dejes que tu alma preciosa y bella figura sean perdidas de la tierra. 32 Y  Yitzjak oyó estoy dijo a Avraham: ¿Has oído, mi padre, eso que este hombre ha hablado? Aun así él ha hablado. 33 Y Avraham respondió a su hijo Yitzjak y dijo a él: Ten cuidado de él y no escuches a sus palabras, ni lo atiendas, porque él es ha satán  tratando de volvernos a un lado este día de las órdenes del Todopoderoso. 34 Y Avraham aun reprendió a ha satan, y ha satán se fue de ellos, y viendo que no podía prevalecer sobre ellos se escondió de ellos  y fue y pasó delante de  ellos  en  el  camino;  y  él  se  transformó  en  un  gran  arroyo  de  agua  en  el  camino,   y Avraham y   Yitzjak  y  sus  dos  jóvenes  llegaron  a  ese  lugar,  y  vieron  el  gran  y  poderoso arroyo como las aguas poderosas. 35 Y ellos entraron en el arroyo y lo pasaron, y las aguas al  principio  llegaba  a  sus  piernas.  36  Y  ellos  fueron  más  hondo  en  el  arroyo, y las aguas llegaban hasta sus cuellos, y todos ellos estaban aterrorizados a causa del agua; y mientras iban por el arroyo Avraham reconoció ese lugar,  y él sabía que no había agua en ese lugar antes.  37  Y  Avraham  dijo  a  su  hijo  Yitzjak:  Yo  conozco  este  lugar  y  no  había  arroyo  ni agua,  ahora,  por  lo  tanto,  es  este  ha  satán  quien  hace  todas  estas  cosas  a  nosotros,  para volvernos a un lado este día de las órdenes del Todopoderoso. 38 Y Avraham lo reprendió y dijo a él: YAHWEH te reprenda, O ha satán,  vete de nosotros porque  nosotros vamos por la  órdenes  del  Todopoderoso.  39  Y  ha  satán  estaba  aterrorizado  de  las  palabras  de Avraham, y él se fue lejos de ellos, y el lugar de nuevo se hizo tierra seca como antes. 40 Y Avraham fue con  Yitzjak hacia  el  lugar  que  el  Todopoderoso  le había dicho. 41 Y en el tercer día levantó sus ojos y vio el lugar a la distancia del cual el  Todopoderoso le había dicho. 42 Y un pilar de fuego apareció delante de él que alcanzaba desde la tierra hasta el cielo, y una nube de Gloria sobre la montaña, y la Gloria de YAHWEH fue vista en la nube. 43  Y  Avraham  dijo  a   Yitzjak:  Hijo  mío,  ¿ves  tú  en  esa  montaña,  cual  percibimos  a  la distancia, eso que yo veo sobre ella?  44 Y  Yitzjak  respondió a su padre y dijo a su padre: Yo veo, y ¿quién lo iba a decir?, un pilar de fuego y una nube, y la Gloria de YAHWEH es vista  sobre  la  nube.  45  Y  Avraham  supo  que  su  hijo   Yitzjak  fue  aceptado  delante  de YAHWEH para una ofrenda quemada. 45 Y Avraham dijo a Eliezer y a  Yishmael su hijo: ¿Ven ustedes  también lo  que  nosotros  vemos  sobre  la  montaña  a  la  distancia?  47  Y  ellos respondieron y dijeron: No vemos nada más que la semejanza de las otras montañas de la tierra.  Y  Avraham  supo  que  ellos  no  habían  sido  aceptados  delante  de  YAHWEH para ir con ellos, y Avraham dijo a ellos: Quédense ustedes aquí con el asno mientras yo y mi hijo Yitzjak  vamos  a  la  montaña  distante   y  a  adorar  allí  delante  de   YAHWEH  y  luego regresaremos  a  ustedes.  48  Y  Eliezer  y  Yishmael  permanecieron  en  ese  lugar,  como Avraham  había  ordenado.  49  Y  Avraham  tomó  leña  para  la  ofrenda  quemada  y  la  puso sobre su hijo Yitzjak, y él tomó el fuego y el cuchillo, y ellos ambos fueron a ese lugar. 50 Y mientras iban  Yitzjak dijo a su padre:  He aquí, yo veo el fuego y la leña, y ¿dónde está el cordero  que  tiene  que  ser  la  ofrenda  quemada  delante  de   YAHWEH?  51  Y  Avraham respondió a su hijo  Yitzjak, diciendo: YAHWEH te ha escogido a ti hijo mío, para ser una perfecta ofrenda quemada en vez del cordero. 52 Y Yitzjak dijo a su padre: Yo haré todo lo que YAHWEH habló a ti con regocijo y alegría de corazón. 53 Y Avraham de nuevo dijo a Yitzjak su hijo: ¿Hay en tu corazón algún pensamiento o consejo acerca de esto, que no sea correcto?  Dime  hijo  mío,  por  favor,  ¡O  hijo  mío  no  me  lo  ocultes  de  mí!  54  Y  Yitzjak respondió a su padre  Avraham y dijo a él: O padre mío, como  YAHWEH vive y como tu alma  vive,  no  hay  nada  en  mi  corazón  que  me  cause  desviarme  ni  a  la  derecha  ni  a  la izquierda de la palabra que El te ha hablado a ti. 55 Ni rama ni músculo se ha movido ni agitado por esto,  ni hay en mi corazón ningún pensamiento o consejo maligno referente a esto. 56 Pero yo estoy regocijándome y de corazón alegre  en este asunto, y yo digo: Bendito es YAHWEH quien me ha escogido este día para ser ofrenda quemada delante de El. 57 Y Avraham grandemente se regocijó a las palabras de Yitzjak, y ellos siguieron y llegaron al lugar  que  YAHWEH había hablado. 58  Y Avraham se acercó para edificar el altar en ese lugar, y Avraham estaba sollozando, y  Yitzjak tomó piedras y mortero  hasta que habían terminado de edificar el altar. 59 Y Avraham tomó la leña y la puso en orden sobre el altar que él edificó. 60 Y él tomó a su hijo  Yitzjak y lo ató para poder ponerlo sobre la leña que estaba sobre el altar,  para  matarlo  para  la  ofrenda  quemada  delante  de  YAHWEH. 61 Y Yitzjak dijo a su padre: Átame seguro y luego ponme sobre el altar no sea que me vuelva y me mueva, y me desate por la fuerza del cuchillo sobre mi carne  y así profane la ofrenda quemada; y Avraham así lo hizo. 62 Y Yitzjak aun dijo a su padre: O padre mío, cuando tú me hayas matado y me hayas quemado por ofrenda quemada, toma  contigo eso que quede de  mis  cenizas,  para  llevar  a  Sarah  mi  madre,  y  dile  a  ella:   Este  es  el  aroma  dulce  de Yitzjak; pero no le digas esto si ella está sentada cerca de un pozo o en un lugar alto, para que no eche su alma tras de mí y muera. 63 Y Avraham oyó las palabras de  Yitzjak, y alzó su voz y lloró cuando  Yitzjak dijo estas palabras; y las lágrimas de Avraham caían a borbotones sobre  Yitzjak su hijo, y  Yitzjak lloró  amargamente,  y  él  dijo  a  su  padre:  ¡Adelanta tú,  O  padre  mío,  y  haz  conmigo  la Voluntad de YAHWEH nuestro Elohim, como El te ha ordenado! 64 Y los corazones de Avraham y Yitzjak se regocijaron a esta cosa que  YAHWEH le había ordenado a ellos; pero el ojo lloraba  amargamente mientras el corazón se regocijaba. 65 Y Avraham ató a su hijo  Yitzjak, y lo puso sobre el altar sobre la leña, y  Yitzjak estiró su cuello  sobre  el  altar  delante  de  su  padre,  y  Avraham  extendió  su  mano  para  tomar  el cuchillo   para  matar  a  su  hijo  para  ofrenda  quemada  delante  de  YAHWEH.  66  En  ese momento  los  malajim de  misericordia  vinieron  delante  de  YAHWEH  y  hablaron  con  El referente a Yitzjak, diciendo: 67 ¡O YAHWEH, Tú eres un Rey  misericordioso y compasivo sobre todo lo que Tú has Creado en el cielo y en la tierra, y Tú los sostienes a todos; da, por lo  tanto,  rescate  y  redención en vez de Tu siervo  Yitzjak, y piedad y ten compasión sobre Avraham y   Yitzjak  su  hijo  quienes  están  este  día  haciendo  tus  mandamientos.  68  ¿Has visto, O YAHWEH, cómo Yitzjak el hijo de Avraham Tu siervo está atado para el sacrificio como un animal? Ahora, por  lo tanto, deja que Tu piedad sea provocada por ellos. 69 En ese momento YAHWEH se le apareció a Avraham, y llamó a él desde el cielo, y dijo a él: No pongas tu mano sobre el muchacho, ni hagas nada por él, porque ahora Yo sé de tu temor al Todopoderoso  en  hacer  esta  obra,  y  de  no  retener  a  tu  hijo,  tu  único  hijo,  de  Mí.  70  Y Avraham alzó sus ojos, y he aquí, un carnero estaba trabado en la maleza por sus cuernos; ese era el carnero que YAHWEH, el Todopoderoso, había creado  en la tierra en el día que El hizo la tierra y el cielo. 71 Porque YAHWEH había preparado este carnero desde ese día, para  ser  ofrenda  quemada  en  vez  de  Yitzjak.  72  Y  este  carnero  estaba  avanzando  hacia Avraham cuando ha satán lo agarró y trabó sus cuerno en la maleza, para que no avanzara hacia  Avraham,  para  que  Avraham  matara  a  su  hijo.  73  Y  Avraham,  viendo  al  carnero avanzando hacia él, y ha satán reteniéndolo,  lo fue a buscar y lo trajo delante  del altar, y él desató a su hijo Yitzjak de la atadura, y él puso al carnero en lugar de él, y Avraham mató al carnero sobre el altar, y lo trajo como ofrenda quemada en lugar de su hijo Yitzjak. 74 Y Avraham roció algo de la sangre del carnero sobre el altar, y él exclamó y dijo: Esto es en lugar de mi hijo, y que esto sea considerado este día como la sangre de mi hijo delante de YAHWEH. 75 Y todo lo que Avraham hacía en esta ocasión delante del altar, él exclamaba, y decía: Esto es en lugar de mi hijo, y que sea considerado  este día delante de YAHWEH en lugar de mi hijo; y Avraham terminó el servicio completo delante del altar, y el servicio fue aceptado delante de YAHWEH, esto fue contado como si hubiera sido  Yitzjak; y YAHWEH bendijo a Avraham y su zera ese día. 76 Y ha satán fue a Sarah, y él apareció a ella en la figura  de  un  hombre  viejo,  muy  humilde  y  manso,  y  Avraham  aun  estaba  ocupado  en  la ofrenda quemada delante de YAHWEH. 77 Y él le dijo a ella: ¿No sabes tú toda la obra que Avraham ha hecho hoy con tu único hijo? Porque él tomó a  Yitzjak y edificó un altar, y lo mató, y lo subió como sacrificio sobre el altar, y Yitzjak lloró y sollozó delante de su padre, pero  él  no  lo  miró,  ni  tampoco  tuvo  compasión  sobre  él.  78  Y  ha  satán  repitió  estas palabras, y él salió de ella, y Sarah oyó todas las palabras de ha satán, y ella se imaginó que él era un hombre viejo de entre los hijos de los hombres quien había estado con su hijo, y había  venido  y  le  había  dicho  esas  cosas.  79  Y  Sarah  alzó  su  voz  y  lloró   y  gritó amargamente a causa de su hijo; y ella se echó a tierra y tiró polvo sobre su cabeza, y ella dijo: O mi hijo, mi hijo Yitzjak, O que haya yo muerto este día en vez de ti. Y ella continuó llorando y dijo: Me hace sufrir por ti, O mi hijo, mi hijo Yitzjak, O que yo haya muerto este día en tu lugar.  80  Y  ella  aún  continuaba  llorando,  y  dijo:  Me  hace  sufrir  por  ti,  después que te he amamantado y te he criado; ahora mi alma se ha vuelto en luto a causa tuya , yo que tenía un anhelo por ti, y clamé y oré al Todopoderoso, hasta que te di a luz a los 90 años de edad; y ahora has servido este día para el cuchillo y el fuego, y ser hecho una ofrenda. 81 Pero  yo  me  consuelo  contigo,  hijo  mío,  en  que  fue  la  palabra  de  YAHWEH, porque tú si hiciste  el  mandamiento  de   tu  Elohim,  porque  ¿quién  puede  transgredir  la  palabra  de nuestro Elohim en cuyas manos esta el alma de toda criatura viviente? 82 Tú eres Justo, O YAHWEH nuestro Elohim porque todas Tus obras son buenas y justas; porque yo también me  regocijo  con tu  palabra  que  Tú  si  ordenaste,  y  mientras  mi  ojo  llora  amargamente  mi corazón se regocija. 83 Y Sarah puso su cabeza sobre el pecho de una de sus sirvientas, y ella se puso tan inerte  como una piedra. 84 Ella después se levantó y fue por los alrededores a  hacer  preguntas hasta que llegó a Hevron, y ella preguntaba a todos aquellos que veía caminando en el camino, y ninguno le podía decir lo que había sucedido a su hijo. 85 Y ella vino  con  sus  sirvientes  y  sus  sirvientas  a  Kiryat-Arba,  cual  es  Hevron,  y  ella  preguntó referente a su hijo, y ella permaneció allí mientras envió a algunos de sus sirvientes a buscar donde Avraham había ido con  Yitzjak; y ellos fueron a buscar en la casa de Shem y Ever, y ellos no pudieron encontrarlo, y ellos buscaron por toda la tierra  y no estaba allí. 86 Y he aquí, ha satán vino a Sarah en la forma de un hombre viejo, y él vino y se paró delante de ella, y él dijo a ella: Yo hablé falsamente a ti, porque Avraham no mató a su hijo y él no está muerto; y cuando ella oyó la palabra su alegría fue tan extremadamente violenta a causa de su hijo, que su alma salió por medio de alegría, y ella murió y fue reunida a su pueblo. 87 Y cuando Avraham había terminado su servicio él regresó con su hijo  Yitzjak a sus jóvenes, y ellos se  levantaron  y  fueron  juntos  a  Beer-Sheva, y ellos vinieron a casa. 88 Y Avraham buscó a Sarah, y no la pudo encontrar, y él hizo preguntas referente a ella, y ellos dijeron a él: Ella fue tan lejos como Hevron para buscarlos a ustedes donde habían ido, porque así fue  ella  informada.  89  Y  Avraham  y  Yitzjak  fueron  a  ella  en  Hevron,  y  cuando  ellos encontraron que ella estaba muerta ellos alzaron sus voces y lloraron amargamente sobre ella; y Yitzjak cayó sobre el rostro de su madre y lloró sobre ella, y él dijo: O mi madre, mi madre, ¿cómo me has dejado, y dónde has ido?  ¡O, cómo me has dejado! 90 Y Avraham y Yitzjak lloraron grandemente y todos sus sirvientes lloraron con ellos  a causa de Sarah, y ellos se enlutaron por ella un gran y  profundo  luto.


Capítulo 24

1 Y la vida  de Sarah fue de 127 años, y Sarah murió; y Avraham se levantó delante de su esposa muerta para buscar un lugar de sepultura para su esposa Sarah; y él fue y habló con los hijos de Het, los habitantes de la tierra, diciendo: 2 Yo soy un extranjero y quedándome con  ustedes  en  su  tierra;  denme  posesión  de  un  lugar  de  sepultura  en  su  tierra, para que pueda sepultar a mi muerta de delante de mí. 3 Y los hijos de Het dijeron a  Avraham: He aquí, esta tierra está delante de ti, en el mejor de nuestras sepulturas sepulta a tu muerta, porque ningún hombre te retendrá de sepultar a tu muerta. 4 Y Avraham dijo a ellos: Si ustedes están de acuerdo con esto, vayan y suplíquenle a Efron, el hijo de Tzojar, pidiendo que él me de la cueva de Majpelah, cual está en lo último de su campo; y yo la compraré de él por lo que él desee por ella. 5 Y Efron vivía entre los hijos de Het, y ellos fueron y lo llamaron, y él vino delante de Avraham, y Efron dijo a Avraham: He aquí,  todo  lo  que  tú  requieras  de  tu  sirviente  será  hecho;  y  Avraham dijo:  No,  pero yo compraré  la  cueva  y  el  campo  que  tienes  por  valor,  para  que  pueda  ser  mi  posesión  para lugar de sepultura para siempre. 6 Y Efron respondió y dijo:  He aquí, el campo y la cueva están  delante  de  ti,  da  cualquier  cosa que  tú  desees ;  y Avraham respondió: Sólo a precio completo te lo compraría de tu mano, y de la mano de aquellos que entran por la puerta de la  ciudad, y de la mano de tu  zera para siempre. 7 Y Efron y todos sus hermanos oyeron esto, y Avraham pesó para Efron 400 shekels de plata en las manos de Efron y en las manos de sus hermanos; y Avraham escribió esta transacción, y él la escribió y testificaron a ella 4 testigos.  9  Y  estos  son  los  nombres  de  los  testigos:  Amigal,  hijo  de  Abishna  el  Hitti, Adijorom, hijo de  Ashunaj el Hivi; Abdon,  hijo de  Ajiram el Gomeriti; y Bakdil,  el hijo de Abudish el Tzidoni. Avraham tomó el libro de compra y lo puso en sus tesoros, y estas son las palabras que  Avraham  escribió  en  el  libro,  a  saber;  10  Que  la  cueva  y  el  campo  que Avraham compró de Efron el Hitti, y de su zera, y de aquellos que entran en la ciudad, y de su zera para siempre, han de ser una compra de  Avraham y para su  zera, y para aquellos que salgan de sus lomos, para posesión de lugar de sepultura para siempre , y él puso el sello en  ello  y  lo  testificó  con  testigos.  11  Y  el  campo  con  la  cueva  que  estaba  dentro  de  ello fueron asegurados para  Avraham y su zera después de él, de los hijos de Het; he aquí está delante  de  Mamre  en  Hevron,  cual  está  en  la  tierra  de   Kenaan.  12 Y   después  de esto Avraham sepultó a su esposa Sarah allí, y ese lugar y todos sus límites fueron de Avraham y su  zera  por  posesión  para  sepultura.  13  Y  Avraham  sepultó  a  Sarah  con  pompa  como observado en los entierros de reyes, y ella fue sepultada en muy finos y bellos atuendos. 14 Y a su ataúd estaban Shem, sus hijos Ever y Avimelej, junto con Anar, Ashjol y Mamre, y todos los grandiosos de la tierra siguieron su ataúd. 15 Y los días de Sarah fueron 127 años, y después murió, y Avraham hizo gran y profundo luto, y él hizo las ceremonias para luto por 7 días. 16 Y todos los habitantes de la tierra confortaron a Avraham y Yitzjak su hijo a causa  de  Sarah.  17  Y  cuando  los  días  de  luto  pasaron  Avraham  envió  fuera  a  su  hijo Yitzjak,  y  él  fue  a  la  casa  de  Shem  y  Ever,  para  aprender las sendas de  YAHWEH y Sus instrucciones,  pero  Avraham  permaneció  allí  por  3  años.  18  En ese  tiempo  Avraham  se levantó con todos sus sirvientes y ellos regresaron al hogar en Beer-Sheva, y Avraham y sus sirvientes  permanecieron  en  Beer-Sheva.  Y en el  transcurso del año,  Avimelej rey de los Plishtim murió en ese año; él tenía 193 años de edad a su muerte; y Avraham fue con su gente a la tierra de los Plishtim,  y ellos confortaron toda la casa y todos sus sirvientes, y él después se volvió y fue a casa. 20 Y fue después de la muerte de Avimelej que la gente de Gerar tomó a Ben Malej su hijo, y él tenía sólo 12 años de edad, y lo hicieron rey en lugar de  su  padre.  21  Y  ellos  llamaron  su  nombre  Avimelej como  su  padre,  porque  así  era  la costumbre en Gerar, y  Avimelej reinó en lugar de  Avimelej su padre , y él se sentó en su trono. 22  Y  Lot  el  hijo  de  Haran  también  murió  en  esos  días,  en  el año 39 de la vida de Yitzjak, y todos los días que Lot vivió fueron 140 años y él murió. 23  Y estos son los hijos de Lot que fueron dados a luz por sus hijas: El nombre del primogénito fue Moav, y el nombre del segundo fue Benami. 24 Y los 2  hijos de Lot fueron y tomaron esposas de  la tierra de Kenaan, y ellas les dieron a luz hijos a ellos, y los hijos de Moav fueron Ed, Mayon, Tarsus, y Kanvil, 4 hijos, esos son los padres de los hijos de Moav hasta este día. 25  Y todos las familias de los hijos de Lot fueron a hacer su hogar dondequiera se les alumbrara, porque ellos  era  fructíferos  y  aumentaron  abundantemente.  26  Y  ellos  fueron  y  se  edificaron ciudades en la tierra donde ellos vivían, y ellos llamaron el nombre de las ciudades que ellos edificaron  como  sus  propios  nombres. 27  Y  Nahor  hijo  de  Teraj,  hermano  de  Avraham, murió en aquellos días, en el año 40 de la vida de  Yitzjak, y todos los días de Nahor fueron 172 años y él murió y fue sepultado en Haran. 28 Y cuando  Avraham oyó que su hermano estaba muerto, él sufrió tristemente, y él hizo luto por su hermano por muchos días. 29 Y Avraham llamó a Eliezer su sirviente principal, para darle ordenes referente a su casa, y él vino y se paró delante de él. 30 Y Avraham dijo a él: He aquí, yo estoy viejo, yo no sé el día de  mi  muerte; porque estoy avanzado en años, ahora, por lo tanto, levántate, y no tomes esposa para mi hijo de este lugar y de esta tierra, de las hijas de los Kenaanim entre quienes vivimos. 31 Pero ve a mi tierra y a mi lugar de nacimiento, y toma de ese lugar una esposa para mi hijo, y YAHWEH, el Todopoderoso del cielo y de la tierra, quien me tomó de la casa de mi padre y me trajo a este lugar, y me dijo: A tu  zera yo daré esta tierra por herencia para siempre. El enviará Su malaj delante de ti y prosperará tu camino, y tú puedes obtener una esposa para mi hijo de mi familia y de la casa de mi padre. 32 Y el sirviente respondió a su amo Avraham, y dijo: He aquí, yo voy a tu lugar de nacimiento y a la casa de tu padre, y tomo una esposa para tu hijo de allí; pero si la mujer no está dispuesta a seguirme hasta esta tierra, ¿llevaré a tu hijo de regreso al lugar de tu nacimiento? 33 Y  Avraham le dijo: Toma cuidado  que no lleves a ni hijo allá jamás, porque YAHWEH delante de quien yo he caminado, El enviará Su malaj delante de ti y prosperará tu camino. 34 Y Eliezer hizo como Avraham  le  había  ordenado,  y  Eliezer  le  juró  a   Avraham su  amo  sobre  este  asunto;  y Eliezer se levantó y tomó 10 camellos de los camellos de su amo, y 10 hombres de entre los sirvientes  de  su  amo  con  él,  y  ellos  se  levantaron y  fueron  vía  Haran,  a  la  ciudad  de Avraham  y  Nahor,  para  poder  buscar una  esposa  para   Yitzjak  el  hijo  de  Avraham; y mientras ellos fueron, Avraham envió a la casa de Shem y Ever, y ellos trajeron de regreso de ese lugar a su hijo Yitzjak. 35 Y Yitzjak vino a casa a su padre en Beer-Sheva , mientras Eliezer y sus hombres fueron a Haran;  y  ellos  pararon  junto  a  la  ciudad  por  el  pozo,  y  él  hizo  que  sus  camellos  se arrodillaran junto al agua y ellos permanecieron allí. 36 Y Eliezer, el sirviente de Avraham, oró y dijo: O el Todopoderoso de Avraham mi amo, mándame yo pido por favor este día y muestra  bondad  a  mi  amo,  que  Tú  nombrarás  una  esposa  para  el  hijo  de  mi  amo  de  su familia.  37 Y  YAHWEH escuchó  a  la  voz  de  Eliezer,   por  amor  a  su  siervo  Avraham, y sucedió  que  él  se  encontró  con  la  hija  de  Betuel,  el  hijo  de  Milkah,  la  esposa de Nahor, hermano  de  Avraham,  y  Eliezer  vino  a  su  casa.  38  Y  Eliezer  relató  a  ellos  todas  sus preocupaciones, y que él era el sirviente de Avraham, y ellos grandemente se regocijaron con él.  39  Y  ellos  bendijeron  a  YAHWEH que  trajo  a  suceder  esto,  y  ellos  le  dieron  a Rivkah, la hija de Betuel, por esposa para Yitzjak. 40  Y  la  joven  era  de  muy  bonita  apariencia, y ella era una virgen, y Rivkah era de…diez años de edad en esos días. 41 Y Betuel y Lavan y sus hijos hicieron fiesta en esa noche, y Eliezer y sus hombres vinieron y comieron y bebieron y se regocijaron allí en esa noche. 42 Y Eliezer se levantó en la mañana,  él y los hombres que estaban con él, y él llamó a la casa entera  de  Betuel,  diciendo:   Envíame  de  regreso  para  que  yo  vaya  a  mi  amo,  y  ellos  se levantaron y enviaron a Rivkah y a Devorah su  nodriza, la hija de Uz, y le dieron plata y oro, sirvientas y sirvientes y ellos la bendijeron. 43 Y ellos enviaron a Eliezer de regreso, junto con sus hombres; y los sirvientes tomaron a Rivkah,  y él fue y regresó a su amo en la tierra de Kenaan. 44 Y  Yitzjak tomó a Rivkah y ella fue su esposa, y él la trajo a la tienda. 45 Yitzjak era de 40 años de edad cuando él tomó a Rivkah, la hija de su tío Betuel, por esposa.

Regreso al contenido